Cada día

mano extendidaCada día se nos da la oportunidad de rectificar y mejorar nuestra actitud hacia nosotros mismos y hacia los demás.

Cada día podemos buscar un hueco en el tiempo  para ir a nuestro interior y respirar la liviandad y frescura de nuestra alma.

Cada día podríamos conscientemente sonreír desde el corazón y llevar al exterior nuestra fragancia.

Ahora decidimos que, cada día, ponemos la intención de  acrecentar el amor hacia  nosotros y hacia los demás.

Cada día tenemos la tarea de aceptar desde el corazón lo que no podemos cambiar y transformar lo que sentimos como un sacrificio, en  generosa caridad desinteresada.

Esta es una pequeña lista de oportunidades para este año que empieza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s