¿Qué es REIKI?

reiki manos luzREIKI es un sistema de sanación natural por imposición de manos,que utiliza la Energía sanadora del Amor Universal.

Es un tratamiento holístico ya que trata al ser humano como un todo y lo armoniza en todos sus planos; físico, mental, emocional y espiritual. Tiene el potencial para sanarse  uno mismo, así como a todo ser vivo.

Se trata de contactar la Energía Superior Cósmica, canalizarla y utilizarla para beneficio de nuestro Ser esencial y para beneficio, protección y guía de los demás.

  Practicando de forma regular el alineamiento de los centros energéticos en nosotros, llegaremos a diferentes comprensiones de forma ascendente e intuitiva, desde nuestra propia experiencia:

 Podemos considerarlo, en primer lugar,  como un Sistema de Sanación natural.

 Al convertirnos en Canal de la Energía Cósmica entramos en un proceso de Crecimiento Personal.

 Nos ayuda al despertar y desarrollo de la Conciencia, al convertir su práctica en una Disciplina Espiritual.

A través de la práctica conoceremos el sentido y propósito del bien común y la conexión que existe entre todas los seres vivos y el Universo.

Conocer más sobre  REIKI:

Tradición oral: significa que la transferencia energética a personas se produce sólo con la presencia física de un Maestro de Reiki e implica la enseñanza de forma verbal y práctica.

Historia: Conoceremos el origen del Sistema Usui Tradicional y su linaje.

El Linaje Espiritual esta formado por “UsuiHayashiTakata”.

Iniciación: es una sencilla ceremonia transmitida de Maestro a Maestro. Se transmite energía superior al Alumno que le  capacitará para abrirse a la práctica de Reiki. En esta ceremonia el Maestro graba en diferentes centros energéticos del cuerpo astral y chakras, los símbolos o códigos vibracionales para abrir y potenciar las cualidades del alumno.

Símbolos: Son llaves energéticas que abren y potencian niveles de comunicación con uno mismo y con otros, en  las distintas dimensiones superiores.

Tratamientos: se enseña de  forma básica cómo poner las manos para uno mismo y para otros. Los tratamientos son efectivos a nivel físico, emocional, mental y espiritual. Trabaja sanando principalmente el cuerpo astral / emocional.

Niveles de aprendizaje: se reconocen el primer, segundo grado, tercer grado y la Maestría.

 

Reiki es el método más sencillo y eficaz para comenzar a entender y percibir  que SOMOS ENERGÍA. Y que existen Energías Superiores que pueden actuar en nosotros y en nuestro beneficio si nosotros estamos dispuestos a abrirnos a ellas.

El tratamiento Reiki no está enfocado en la enfermedad, si no en sus raíces que están bloqueando el flujo de energía que general salud.

En hospitales norteamericanos y europeos ya se usa REIKI para aliviar el dolor de pacientes de cáncer, ayudarles a superar los efectos secundarios de fármacos, tratamientos con quimioterapia, anestesias y demás.
Puede también  usarse en combinación con una terapia psicológica tradicional en depresiones, TOC  y otros trastornos mentales, logrando una recuperación más rápida y poder disminuir hasta suprimir la necesidad de anti-depresivos y otros fármacos.
 Reiki es reconocida como una terapia complementaria por la OMS (Organismo Mundial de la Salud y el Instituto de la Salud de los Estados Unidos (equivalente a la SS.SS Española).

La energía sanadora Reiki

manos imposicionNo importa qué nombre le demos, lo importante es que funciona, que es real y posible la auto-sanación. Para todos aquellos que  tienen problemas de estrés, depresión, cansancio físico o mental, ansiedad, fobias, inseguridad y dificultades para relacionarse.

El proceso de sanación no es solo quitar el dolor o hacer desaparecer los síntomas  que nos molestan sin profundizar en sus raíces. Ni mucho menos debemos acostumbrarnos y que nos parezca normal vivir bajo mínimos aceptables de bienestar físico y mental.

Muchas de las enfermedades de hoy en día se generan en el cuerpo emocional y mental. Es la insatisfacción, la frustración y la infelicidad las peores semillas que se instalan en nuestro interior y terminan produciendo cualquier tipo de enfermedad física.

La medicina oficial -que sólo contempla y trata los síntomas- no puede curar lo que todavía no se ha manifestado en el cuerpo físico pero que ya te está dañando en el cuerpo astral.  Y te dicen “usted no tiene nada, está sano”… a pesar del dolor y malestar que tú sientes.

REIKI trabaja con la Energía Universal Sanadora. En varias sesiones se limpian y purifican los canales y centros energéticos para darte el impulso a tomar conciencia y control de tu propio cuerpo y su bienestar.

A través de la imposición de  manos de tu campo energético y en contacto con tu cuerpo astral se va despejando todas las energías insanas que bloquean el flujo normal de la energía vital. Y así equilibrar y despejar tu cuerpo mental-emocional, yendo a la raíz de  lo que te preocupa, obstaculiza y te produce estrés y ansiedad.

Trabajaremos en el campo astral, limpiandolo y cargándolo con la energía que se necesite. iLlevándole Luz sanadora. Deshaciendo nudos energéticos negativos. Disolviendo pozos de dolor del pasado. Para así poder activar los aspectos luminosos y reconectar con el alma.

 

Recordar vidas pasadas

No somos conscientes de cuánto nos puede influir en nuestra vida presente los patrones que arrastramos de vidas pasadas.

No tenemos que irnos tan atrás siquiera, tendríamos que tomarnos en serio el hacer una limpieza emocional incluso desde el momento en que fuimos concebidos y todos los meses de gestación hasta que nos dio a luz nuestra madre…

Igualmente los siguientes primeros siete años son importantísimos, como primera capa que cubre nuestro ser, con patrones que luego gobernarán nuestra vida.

La memoria de todo lo que hayamos experimentado emocionalmente quedará grabado en nuestro interior. Todo, a partir de nuestro nacimiento, pasará por estos patrones y decidirá nuestro comportamiento, carácter y personalidad.

Deshacernos de muchos de estos patrones que, quizá ni siquiera nos pertenecen y es algo heredado a  través de generaciones, tenemos la posibilidad de cambiarlos. Estos patrones de conducta a los que estamos atados, son las raíces de nuestros conflictos y limitaciones actuales, que nos causan sufrimiento, sin que encontremos la causa.

Desde la Terapia Regresiva se puede explorar nuestro pasado en un trabajo gradual y apasionante, que nos lleva al conocimiento y reconciliación con uno mismo.