Cuando el corazón está ausente

El corazón está ausente cuando hacemos las cosas mecánicamente, de forma inconsciente, sin poner los cinco sentidos y el Alma en ello.

Prácticamente es así como funcionamos en nuestro día a día. Actuamos sin prever las consecuencias de nuestras decisiones. Y después vienen las sorpresas; nuevos conflictos, arrepentimientos y sentimientos de culpa.

Demasiada prisa en nuestras vidas; estrés, ansiedad, miedos innecesarios, preocupaciones irrelevantes … ¿Qué es lo que estamos persiguiendo? ¿Detrás de qué vamos?

¡¡Prioricemos!! Primero nuestra salud física, mental y emocional, que se traduce en felicidad y paz interior.

Es preciso conectar el corazón con la actividad que estemos realizando, con lo que estemos diciendo o planeando. Además ésto nos servirá para ir desarrollando la Mente en su totalidad. Y aprenderemos a tener una mente concentrada en lo que hacemos. ¡Respiración consciente!

Prestarnos atención. Será bueno crear una nueva Conciencia haciéndonos conscientes de cómo actúa y reacciona nuestro cuerpo físico, nuestra mente, nuestro corazón … practicando cada día el ser Observadores de nosotros mismos,, escucharnos de forma imparcial; sin juzgarnos o castigarnos, sólo con la idea de ir corrigiendo y mejorando nuestros patrones de actuación y nuestro carácter.

Con el corazón espiritual, -situado el centro de nuestro pecho (chakra corazón)- abierto y limpio de toda distorsión, irá creando armonía emocional permanente.

Y desde esta base; equilibrio emocional en nuestro corazón y mente, gracias al poder clarificador de nuestra Conciencia, es como podemos vivir la vida de forma plena, honrando nuestras responsabilidades y con confianza absoluta en nuestros recursos ilimitados, cuando estamos conectados con la Conciencia Suprema.

El gran Misterio

El Gran Misterio es DIOS. No el dios personal que cada uno se ha hecho a su medida y necesidad. No. Dios es la Conciencia Suprema creadora de todas las cosas

.La inmensa mayoría de las personas dicen creer en Dios y eso parece bastarles… quedándose en la superficie de Su inmensidad … existiendo como seres finitos sin experimentar que somos eternos …

Otra cantidad de gente dicen ser ateos, sin querer reconocer que poseen todos los atributos espirituales que todos los seres tienen por igual y en muchos casos, inclusive, estos valores los tienen más despiertos.

Nuestra mente no puede alcanzar a vislumbrar el gran misterio que es DIOS. No bastan los rituales, ceremonias religiosas, … creer no es suficiente, tenemos que sentirlo y experimentarlo en nosotros.

Dios es la energía del AMOR INCONDICIONAL. Es una energía SUBLIME que podemos experimentar cuando hemos purificado nuestro corazón. Y sentir en nuestro corazón ese éxtasis de AMOR, es Dios en nosotros.

A Dios hay que vivirlo. Haciendo lo que tenemos que hacer, desde nuestra Conciencia, lo descubrimos en nuestro interior.

Dios actualizado

chakra corazonLa conexión con la divinidad debe hacerse desde la madurez mental y emocional. La claridad mental nos acerca a la Verdad. Las creencias deben transformarse en experiencias. Se ha hecho necesario el posicionamiento correcto de nuestro Ser para tomar las riendas de la vida en todos los aspectos. La espiritualidad es uno de ellos.

Utilizar los rezos y la religión como sedante para no enfrentarse y responsabilizarse de uno mismo ante la vida ha sido nefasto en la historia del ser humano. Se terminó el vasallaje.

Son nuevos tiempos los que nos sacuden para que despertemos y comencemos a vivir desde nuestra Conciencia. No somos más súbditos de los poderosos; la fidelidad es hacia los principios que están grabados en nuestra Alma y Espíritu.

Descartemos primero la relación NO deseable desde la inconsciencia y la actitud servil.

> Relación de dependencia.
> Relación desde la culpa.
> Relación desde el miedo.
> Relación con un dios separado y lejano.
> Relación con un dios castigador.

Mi relación con Dios desde la espiritualidad:

> La divinidad -Dios- está en mi.
> Dios como Luz de Amor Puro en mi.
> Dios como Esencia Primordial Absoluta de Amor en mi.
> Dios Creador de todas las cosas en mi.
> Dios como Conciencia Suprema y Pura Misericordia en mi.

Tenemos que posicionarnos y “empoderarnos” como criaturas divinas que somos porque hemos sido creados de Su Luz.

No “empoderarnos” desde el Ego, sino desde el Espíritu. Es así como abandonaremos el papel de víctima, desaparecerán los miedos, dejaremos atrás el pasado, nos liberaremos de las creencias limitadoras, desaparecerán los sentimientos de abandono…

Cuando nos “empoderamos” desde el Espíritu, nos llega y envuelve la Gracia divina. Empoderarse significa recobrar la facultad y dominio sobre los valores del Ser en uno mismo. Empoderarse significa hacer posible lo que uno desea por el poder de su Conciencia ligada a la Conciencia Suprema.

La voluntad de ser.

yo swami indiaMi naturaleza es visible y libre de adornos. Mi Ser ya conoce su camino. Por fin se produce la armonía con el personaje que me viste y no reprime su forma de manifestarse.

Ya no más impedimentos mentales llamados “complejos” …

Ya no más la ardua tarea de querer gustar y complacer a todos.

Ya no más el cansino auto-reproche de que podría haberlo hecho mejor.

Ya no más, a estas alturas, prestar oídos a opiniones que no me aporten afecto sincero.

La voluntad de vivir es la voluntad de ser.

Estoy apurando el tiempo que me queda aquí.

Me desentiendo de las malas formas de los demás. No soy ‘salvadora’ de nadie.

No estoy buscando tampoco mi salvación sino la paz de mi Alma que va unida a la Conciencia Suprema, en el eterno devenir de aprendizaje y evolución.

La sabiduría interna

corazon humanoAlcanzar la SABIDURÍA INTERNA es convertirnos en Observadores de nosotros mismos y de nuestro alrededor sin especular o juzgar.  Unificando MENTE-CORAZÓN. Experimentando la energía vital que somos  y  sentir cómo interactua con la Conciencia Superior.

La mente se purifica  desde la habilidad de trascender el Ego, al  entrar en una dimensión superior  del Ser. Para ello tenemos que 1) vivir de dentro hacia fuera. 2) vivir desde el sentir del Ser. 3) vivir desde nuestra propia pura naturaleza (desde la inocencia).

Desde lo terrenal a lo trascendental.-  Dejar de vivir reaccionando según las impresiones distorsionadas que nos llegan continuamente al Ego,  -que no sabemos procesar-,  y que crean  conflicto y sufrimiento.

Comenzar a sentir la vida y nuestra existencia como algo “extraordinario”.

En este proceso de depuración interna va cambiando a mejor nuestra perspectiva y visión de la vida. Comenzamos a tener una actitud más positiva, se desarrolla la creatividad porque hay un mayor entusiasmo por la vida y un mayor deseo de comunicación.

Dejamos atrás la conciencia del ego. Creamos una mayor Conciencia del Alma desde la energía sutil y trascendental que comienza a manifestarse en nosotros y que nos hace movernos en nuevas dimensiones de nuestro ser.

Este proceso es largo pero tiene una gran  recompensa:  la paz interior. Experimentaremos el Amor Puro y la Compasión en nosotros mismos, en unidad con el Todo.

 

 

 

La divinidad en el ser humano

mujer sabia alto cerroLo que necesito saber se desvela ante mi campo visual interior. Lo hasta ahora oculto, se revela a mis oídos internos.

Así sucede con todos lo que deseen avanzar en el camino espiritual.

La Divinidad viste el Alma con su Luz para que cubra y reverencie al Espíritu que  da Aliento de vida, una y otra vez …

Somos, dentro de la  Conciencia Suprema.  Si entendemos esto y nos abrimos a ella,  se hará posible el reintegrarnos en lo Eterno. De lo contrario seguimos viviendo fragmentados,  sintiéndonos vacíos y abandonados sin saber por qué.

En la persona existe una dimensión superficial y horizontal pero también otros niveles de Conciencia que tienen una dimensión vertical infinita. Estamos llamados a evolucionar y elevar nuestra condición como seres de Luz.

La Presencia divina desmantela viejos patrones que nos han estado limitando,  y ahora se produce la liberación del alma por el Espíritu.

Estas otras dimensiones o Planos de nuestro Ser,  sólo son perceptibles  a través del corazón espiritual. La Conciencia, una vez despierta,   -gracias al   conocimiento intuitivo que comienza a desarrollarse-  se nutre de las ‘revelaciones’ que recibe y la guían.

La Conciencia Suprema que llamamos Dios, da Aliento al Espíritu. Y la Inteligencia Cósmica crea el orden trascendente que conecta Cielo y Tierra, Mente y Corazón, Alma individual con Alma Colectiva …

Estamos creando, seamos de ello conscientes o no, una nueva conciencia, un nuevo ciclo de vida. Mejor dejarnos fluir en esta ola de transformación.

 

 

Reducir la densidad de las formas

ser deluzEl ser humano, cuando toma conciencia de sí, comienza a reducir voluntariamente su densidad; la rigidez de sus formas, el rigor de sus creencias, la severidad de sus pensamientos, …

… se expande su capacidad de percibir la belleza de lo sutil: siente  la generosidad de la Madre Tierra,  las energías reparadoras de la Naturaleza, …

El ser humano fue diseñado desde la  pura geometría y es en sí mismo el punto de referencia entre el Cielo y la Tierra.

El ser humano es música en su devenir por la vida, pudiendo sintonizar con el sonido sideral y armonizarse con él..  Es vibración, frecuencia, ritmo…  y sus acordes  crean una melodía nostálgica y  anhelo por fundirse nuevamente en la Luz de la Conciencia Suprema.

Lograr la liberación de la forma en virtud de la esencia. La victoria del espíritu sobre la materia.

La intuición como revelación permanente del corazón. Lo trascendente como perspectiva unitiva del Ser con el Todo.

Más que una mentalidad devocional contemplemos la esencia divina de las cosas y de todos los seres vivos y vivamos acorde a su sentido sagrado.

 

¿Podemos aspirar a más?

mandala energía y luzSuperar la falta de Voluntad es la primer gran batalla.

Vamos a dirigir nuestra atención a lo que podemos aspirar para mejorar y fortalecer nuestro mundo interior; paz, felicidad, estabilidad emocional, autenticidad,  …

Las personas que no se sienten merecedoras de ser felices, ni siquiera se les pasa por la cabeza que pueden  mejorar su bienestar personal, independientemente de su situación exterior.

Sentirse bien con uno mismo es la clave para crear un nuevo campo de posibilidades. Nuestra mente capta, calcula e interpreta la vida desde una visión  superficial y externa, sin contemplar la realidad que bulle en el interior del Ser; su capacidad inmensa de creatividad  y su dimensionalidad.

Tan sólo que desarrollásemos   la Voluntad -que es energía inteligente- seríamos capaces  de aplicarla, sin sobre-esfuerzo, para vencer cualquier obstáculo que nos aleja de nuestro ser esencial.

¿A qué podemos aspirar como punto de partida?

> A descubrir la fortaleza de nuestro espíritu.

> A experimentar nuestra capacidad de amar -que desconocemos- de forma universal e incondicional.

> A expandir nuestra Conciencia de forma ilimitada hasta conseguir la fusión total con la Conciencia Suprema.

¿Es pretender mucho? Es nuestro espíritu quien tiene esa aspiración …

 

 

Morir

krishnamurti¡Cómo me gusta leer a Krishnamurti! Él dice que para que desaparezca el miedo a la muerte hay que morir un poco cada día… experimentar la muerte de las cosas que voluntariamente decidimos dejar; apegos, placeres, … para descubrir que la muerte es liberación.

En nuestra mente está asentada el miedo a lo desconocido.  Miedo a la incógnita misma de qué será de nosotros después de que dejemos el cuerpo físico.

El miedo a MORIR EN VIDA es otro aspecto de  lo mismo. Tenemos miedo a perder:  las cosas materiales, el afecto de los demás, la salud, … y se vive envuelto en ese miedo imaginario que invade y densifica nuestro presente, haciéndolo incierto sin causa justificada. Y eso es morir en vida; la muerte de  nuestro entusiasmo y de nuestra fe  en nosotros mismos y en la Misericordia divina.

Todo es CONCIENCIA. Y la Conciencia es LUZ. Morir cada día hasta completar la rendición.  La clave está en  trabajarse el DESAPEGO.  Éste despejará la vía que nos llevará  hasta  la Conciencia Suprema para fundirnos en ella.

Los ciclos de la vida

mujer dibujo naturalezaEn el interior de cada ser vivo existe una fuerza vital arrolladora e incuestionable, que lo hace  crecer y madurar,  y ello está dentro de las Leyes y Ciclos de la Naturaleza.

Todo sería “perfecto” y fácil si no pusiésemos resistencias para ello. Porque el ser humano es la única especie que se contradice a sí misma, rechazando su originalidad, esencia y evolución natural.

Viviendo desde la incoherencia y la inconsciencia,  desde el sufrimiento y los conflictos mentales, desde las guerras consigo mismo y con los demás, es  lo que le hace estar atrapado en patrones auto-destructivos.

Debido a su desconexión con la Realidad,  el ser humano  ha ido modificando e invalidando su esencia y personalidad, ha ido menguando su potencialidad  y sus valores intrínsecos. Y es así como la interpretación de la vida y de sí mismo se volvió distorsionada para la inmensa mayoría. Y es así como algunos -desalmados- se volvieron arrogantes, codiciosos, egoístas y soberbios. Dueños de esos otros -infelices inconscientes de sí- esclavos voluntarios de esos primeros.

¿Cómo salir de ese nivel de inconsciencia y despropósito? ¿Cómo reconstruirse a uno mismo  y encontrar al ser esencial en su interior?  ¿Cómo hallar la inspiración y la voluntad que nos reconduzca hacia la Conciencia Suprema de la que formamos parte? ¿Cómo trascender la mente lineal a la que estamos atados y sometidos?

Nuestra vida no es más que la materialización de cómo pensamos. Tomar consciencia de ello es el primer paso para el cambio.  Erguirnos nuevamente, ponernos en pie, elevar nuestros pensamientos desde el Espíritu que nos sostiene y es el único que nos puede guiar e iluminar nuestro Camino hacia nuestra originalidad como seres humanos y como seres divinos que somos.

Seamos Observadores de nuestros pensamientos. Situémonos en el Corazón para dirigir nuestra mente con ecuanimidad y Amor.