Escasez espiritual

reiki-manos-blancasSe hace necesario un entrenamiento mental para desacelerar el ritmo moderno de vida que conduce hacia estados de ansiedad, angustia y estrés. No solo cuidando del cuerpo físico o tomando fármacos, conseguimos deshacernos del sufrimiento y la infelicidad. Tampoco,para muchos,  es suficiente tener una vida material y afectiva exitosa.

Es sabido que reprimir y acumular emociones negativas, como la rabia, envidia  y  frustración,  perjudican la salud física, mental y emocional. Pero, cómo controlar la mente y las emociones. ¿Qué debemos hacer para sentir paz interior?. Nuevamente experimentamos que no es suficiente desarrollar la inteligencia emocional. Es una buena herramienta pero debemos ahondar en nosotros mucho más.

Existe un mecanismo interior, independiente de la mente, que nos IMPULSA a seguir evolucionando en todos los niveles de nuestro ser; hasta llegar a nuestra Alma. Y aunque al principio hacemos la andadura interior de forma inconsciente e intuitiva, una vez se despierta el Alma, no hay vuelta atrás… ya no se quiere volver al Plano de la escasez espiritual.

Cómo despertar y hacer vibrar  nuestra esencia divina.

Llamamos práctica espiritual a toda actividad que tiene por objetivo conectar y alimentar nuestro espíritu. Puede ser a través de una religión, del rezo, cánticos devocionarios y plegarias, los mantras tibetanos e hindúes,  el dikra de los sufis y más. Todos ellos pueden conectarnos con la  Gracia  divina y conducirnos a  un estado de paz y dicha interior que, una vez se ha experimentado, se anhela hacer permanente.

La meditación nos lleva a aquietar la mente y a conectar con nuestra Alma, sanando también nuestro cuerpo emocional y conectándonos con la divinidad dentro de nosotros. Otras disciplinas orientales  como el Reiki,  nos llevan a experimentar somos Energía y  nos conectan con la Conciencia Superior. Dominando  estas prácticas, descubrimos  que tenemos la capacidad de sanarnos a nosotros mismos a través de la Energía del Amor incondicional universal.

El Yoga es una ciencia que ayuda a abrir el corazón y desarrollar la sabiduría natural en nosotros.

Guiados por un maestro,   alcanzamos la maestría de conocernos a nosotros mismos, conectando con el maestro interior,  logrando el control de la mente, el equilibrio energético del cuerpo físico, del cuerpo emocional y también el estado de paz del cuerpo espiritual.

Procuremos elevar nuestra Conciencia, conectaremos con la sabiduría cósmica y nos desarrollaremos como seres humanos.

 

 

Fortalecer el temple

guerreroDicen que el temple era la religión de los templarios; los vigilantes de los caminos que conducían a los lugares sagrados.

En el yoga se utiliza el término “control de los impulsos” y es un requisito para alcanzar la constancia  de ánimo, la claridad mental y la ecuanimidad.

Templar el cuerpo físico es equilibrar su temperatura y también sus energías. También en los metales y el cristal, se consigue el punto exacto de dureza -manteniendo su elasticidad-, templándolos.

En cuanto al ser humano y su personalidad, se mide su temple por la calidad de su valentía que, si va unida a la armonía de espíritu, consigue deshacerse de la agresividad y la violencia  al mismo tiempo que se llena de poder, controlando y dirigiendo su vida desde la compasión.

Sin excesos. Sin que ningún suceso te desborde, sin que ninguna emoción o pensamiento te vuelva iracundo o temeroso y te debilite.

Tenemos un cuerpo energético

ser-lucesSi somos seres de luz, tenemos un cuerpo energético que nos abastece y nos sostiene. Y, en nuestro organismo,  son las células las encargadas de emitir esa luz.

Vibramos. Estamos suspendidos en una frecuencia de Conciencia, acorde cada uno  a su nivel vibracional y densidad.

Sin energía vital no habría vida. ¿Y cuál es la Fuente  de esta energía que nos nutre?

El Sol central es la fuente principal. Todo en el planeta está interconectado y es la Madre Tierra la que nos proporciona también energía a través de las plantas frescas que comemos y del aire que respiramos y transformamos en PRANA (energía refinada).

También aumentamos y reactivamos la energía en nosotros, a través de los ejercicios de la ciencia milenaria del YOGA, diseñados para generar energía, almacenarla y utilizarla para mantenernos sanos. Otras disciplinas como el REIKI también ayudan a conectar con los centros energéticos de nuestro cuerpo etérico para descubrir y conectar con nuestra materia luminosa y convertirnos en Canal.

Todos los seres vivos partimos de una misma energía original. Nos corresponde a nosotros hacernos conscientes de ello prestando atención a nuestro cuerpo físico, mental y espiritual. Para así poder mantener la llama de todo ese potencial que nos ha sido dado.

 

 

 

 

 

Muchas técnicas y poca práctica.

yoga-centro-ombligoLas personas que no tienen claridad y determinación sobre lo que quieren, malgastan su energía en probar diferentes técnicas y ninguna les satisface o les parece adecuada porque no profundizan en ninguna.

Cuando tomé la mano del maestro Swami Purohit para mostrarle mi lealtad, de esto hace ya muchos años, él me dijo algo que entonces no entendí “sigue sólo un sistema” y al yo mirarlo con sorpresa añadió “al menos no los mezcles”.

Yo era maestra de Reiki; impartía cursos y tenía también un consultorio. Para mí Reiki era muy importante  y tenía la certeza de que era una Puerta para alcanzar el equilibrio emocional, que es por donde se empieza a recuperar la salud.

Debido a mis experiencias a través del Reiki, yo podía entenderle cuando hablaba sobre el cuerpo energético y todo lo que se refiría a las distintas energías y cómo purificarlas… era algo familiar para mí. Pero, tal como él me había indicado, respeté sus enseñanzas sobre la ciencia del Yoga diferenciándola perfectamente del Reiki.

Gracias a su guía, hoy me beneficio de una práctica regular que me ha llevado a acrecentar mi espiritualidad y paz interior. Entendiendo que los diferentes sistemas  que tienen una misma finalidad, -como es el  desarrollo de la Conciencia-, llega un momento álgido, en el que se entrelazan para alcanzar la Verdad única.

Lo que me aconsejó mi maestro  es clave para lograr el éxito;   uno debe elegir un sólo camino para poder atenderlo con dedicación y enteramente. Porque los principios son duros en toda disciplina; la mente intentará sabotear cualquier iniciativa de cambios.

Tenemos que tener claro qué queremos, qué necesitamos para conseguirlo, elegir lo que más nos atraiga e ir con determinación a por ello.

Por experiencia sé que no es fácil entender y seguir a un maestro enteramente pues la mente pone mil trabas y resistencias antes de confiar ENTERAMENTE en lo que él representa: la excelencia, la sabiduría … y todos los valores de forma pura, sin tacha.

Reconocer nuestra ignorancia, aceptar nuestra necesidad de guía y humildemente ponernos en manos de un maestro es algo que en occidente cuesta mucho de hacer.

 

 

Mi Maestro Swamiji Purohit

dsc01715Doy gracias a Dios por el  regalo que puso en mi camino cuando ya no esperaba nada; el maestro espiritual.

Creemos manejar enteramente nuestra vida, sin embargo, el Destino introduce de improviso personas o situaciones totalmente inesperadas que hacen cambiar tu vida; ampliarla, darle más color …

Y así sucedió conmigo.   Justamente a finales de noviembre de 2007,  apareció casualmente quien es mi maestro espiritual desde entonces.

Visité en aquel tiempo a una amiga que me habló de él. Me dijo acababa  de llegar a Granada un maestro hindú experto en astrología y que iba a dar una charla esa tarde sobre yoga y meditación. Me animó a que fuese, poniendo miel en mi boca al decirme que también leía las manos y hacía la carta astral. Como son temas que  me fascinan fui.

Me encontré con un hombre de pequeña estatura y muy delgado, de mediana edad. Hablaba en inglés y tenía una traductora inglesa que yo ya conocía. Al finalizar la charla  dijo que nos iba a transmitir energía y haríamos una meditación.

Pronunció la palabra en sánscrito “diksha” que quiere decir “iniciación”. Sentí curiosidad pues yo, no hacía mucho, había participado en dos cursos de “Diksha”, donde había pagado bastante dinero por recibir una transmisión de energía que prometía expandir nuestra conciencia y llevarnos a dimensiones superiores. Y así fue realmente.

En la transmisión de energía que Swamiji nos dio,  pude reconocerle como un ser de Luz  y su energía me envolvió de manera muy especial. Al acabar, sin pensarlo, le pedí fuese mi maestro. Desde esa fecha hasta hoy mismo sigo sus instrucciones en las prácticas espirituales que imparte en cursos de más de cien personas en distintas ciudades de España.

No ha sido una travesía fácil. He sido testigo de sus comienzos, de cómo ha ido adaptando el lenguaje y las formas a nuestra mentalidad y también de su paciencia para con nosotros para bajar a nuestro nivel de comprensión y entendimiento en materias profundas como es la espiritualidad.

Con humildad, respeto y generosidad nos  guía,   haciéndonos ver que el mayor desafío es nuestro propio ego y mente.

 

Cómo utilizar la energía vital

chakras en movimientoSi nos sentimos estancados y queremos seguir avanzando en nuestro crecimiento personal evolutivo, debemos poner atención en cómo se encuentra nuestra energía vital. Debemos  desbloquear los centros energéticos que están obstruidos.

Nuestro cuerpo nos está indicando que es el momento de crear más energía vital, depurarla,  almacenarla y también dirigirla allí donde haga falta.

Primero tenemos que aprender a sentir la energía y experimentar cómo se mueve, cómo es su vibración y su estado. Podemos aprender fácilmente -sólo hace falta dedicación- a percibir si en nuestros centros energéticos -chakras- hay exceso o deficiencia de energía vital y regularla.

A través del Kriya Yoga y otras ramas del Yoga,  también a través de  Reiki, Chi Qon y otras disciplinas y sistemas que trabajan con las energías y los chakras, podemos aprender a centrar todas las energías dispersas en nuestro cuerpo, a procesarlas y transferirlas allá donde haga falta para sanar nuestro cuerpo físico, mental-emocional y espiritual.

Llegaremos así a hacernos conscientes de cómo la energía vital afecta a  nuestro estado mental y emocional, que es donde está la raíz de todas las enfermedades físicas.

La energía vital se mueve en nuestro cuerpo como las aguas por los ríos; a veces por exceso ocurren desbordamientos o también sucede que por encontrar obstáculos en su camino, puede alterarse su curso o quedar bloqueada en algún lugar. Todas esas anomalías causan las enfermedades.

Los siete chakras principales están alineados  y conectados a un canal central llamado Sushunna que va a lo largo de la columna vertebral. Sube y baja por él la energía, desde la raíz, situada en el perineo cerca del coxis,   hasta la coronilla. El fluir de la energía vital entre los chakras los hace girar como si fuesen vórtices que expulsan energía tóxica y absorben nueva energía.

La alineación de los chakras, la meditación y visualización   de nuestras raíces energéticas  bien enraizadas a la Madre Tierra, es una de las mejores formas de prevenir enfermedades. Entrar en contacto con nuestra energía vital -hacernos conscientes de que somos ENERGÍA- ampliará nuestra percepción de nosotros mismos, ampliará nuestro compromiso y responsabilidad con nosotros mismos, ampliará nuestra Conciencia y capacidades, ampliará nuestro conocimiento intuitivo, … y así hasta el infinito …

 

 

 

 

Las medicinas naturales

chakras esqueletoSería sencillo de reconocer la Verdad, pero nos hemos alejado demasiado  de nuestra esencia.
Somos ENERGÍA. La energía es LUZ, la luz es AMOR y el amor es SANACIÓN.
Hace ya muchos años que trabajo con ‘terapias’ naturales, primero llamadas ‘alternativas’ y ahora reconocidas por la medicina oficial y etiquetadas como ‘complementarias’.
Son medicinas HOLÍSTICAS que su misión es desbloquear y depurar los diferentes centros energéticos de la persona, que  desconcertada y desconectada de su Alma,  le ha ocasionado  la enfermedad.
Desde esta simple sentencia arriba expuesta nos abrimos hacia la sanación. Impulsando la toma de CONCIENCIA, de que hemos sido creados con la capacidad de auto-sanarnos.
Así que, debemos recuperar la memoria de quiénes somos y desarrollar una actitud responsable  sobre nuestra salud íntegra; física, mental, emocional y espiritual.
PRIMEROS PASOS QUE PROPORCIONAN SALUD Y FELICIDAD:
Procurar la estabilidad emocional (deshacerse del estrés y la ansiedad) creando nuevos hábitos.
Llevar una vida de moderación en la alimentación, el descanso y la actividad física.
Nutrir el cuerpo espiritual practicando yoga, meditación, voluntariado al servicio de los demás o cualquier otra práctica que nos conecte con nuestro corazón.
Prestarnos atención. Dedicarnos media hora al día a nosotros mismos. Escucharnos. Perdonarnos. Aceptarnos. Amarnos y amar a los demás.