El personaje de mi misma.

La primera parte de mi vida duró 35 años; llevada por los instintos e impulsos del personaje que creía ser, transcurrió a trancas y barrancas, a golpes del oleaje al que estaba sometida… y que yomisma había creado desde mi ignorancia e inconsciencia.

Luego, 20 años más de duro aprendizaje, hasta que fui capaz de ver al personaje y su estupidez. No fue fácil admitir, al mirarme al espejo, que en eso me había convertido; en un ser estúpido y engreído. Mi malestar y descontento me delataba.

A partir de ahí, se trataba de deshacer y remontar la cuesta.

A partir de ahí, lamerme las heridas y tirar para adelante o quedarme en un rincón lamentándome de mi mala suerte.

Pero no, no se trataba de mala suerte. Entendí que yo había elegido; yo decidí el personaje… y tenía la libertad y posibilidad de cambiarlo.

Así que, a partir de ahí, deshice y remonté la cuesta. Y ya no busqué personaje nuevo sino que me vestí de mi misma. ¡Gloriosa decisión!

Me di cuenta que el Camino está dentro de uno mismo… yo, que anduve caminando toda la vida secundando caminos de otros…

Ahora, con muchos años más, sólo llevo conmigo mi aprendizaje, nada más. Quien me conoce lo sabe. Y eso es lo que comparto; la liberación del ego y cómo vivir desde el corazón.

Anuncios

Compromiso / Obligación

manos entrelazada.jpgLa diferencia es grande. El compromiso primeramente es con uno mismo. Debe ser voluntario y consciente; así es como se crea la perfección.

La obligación es impuesta o aceptada desde la manipulación o la fuerza. Se trata de ganar la voluntad del otro mediante el miedo, el sentimiento de culpa, el interés o el victimismo.

Cuando a nivel físico sentimos un peso en nuestros hombros quiere decir que emocionalmente tenemos un sobre-esfuerzo de responsabilidades y preocupaciones. El dolor y tensión física en toda esa zona e inclusive cuando la espalda comienza a deformarse debido a que la columna vertebral “cede” y se encorva … quiere decir que tenemos que comenzar a replantearnos nuestra actitud y vulnerabilidad ante los demás.

Sentirnos obligados a hacer algo o sentirnos obligados a comportarnos de una manera distinta a la que nos dicta nuestra naturaleza y entendimiento, simplemente por COMPLACER a los demás, nos perjudica tarde o temprano. Distinto es si esa obligación la convertimos en compromiso consciente y voluntario, por amor …

Las exigencias y la obligatoriedad vengan de quien vengan, inclusive las auto-impuestas crean tensión interior, represión.

Sentirnos en deuda con alguien o sentirnos obligados a devolver un favor, a hacer un regalo, poner nuestro empeño en agradar, todo ello lleva un esfuerzo   y gasto de energía a nivel mental.  Sin embargo, cuando es el corazón quien  siente el impulso sincero y espontaneo de corresponder o mostrar su compromiso de lealtad o lo que sea, lo hace desde la libertad.

Transformar la obligación en COMPROMISO crea libertad,  responsabilidad y conciencia.

Intentar cambiar

hombre encerradoQueremos mejorar nuestras relaciones con los demás. Nos proponemos cambiar cosas en nosotros mismos. ¡Todos estamos hablando de que los cambios son necesarios! A todos los niveles; en nosotros, también en la sociedad y a nivel mundial.

Pero, ¿somos capaces de asumir nuestra realidad? Y aún más: ¿estamos dispuestos a ver nuestra realidad? Por favor, no de forma mental, sino desde nuestro corazón.

Si el ser humano está hecho físicamente en base a proporciones armónicas -según nos enseñó Leonardo Da Vinci- e igualmente todo es perfecto en sincronicidad en nuestro alineamiento con el Universo… qué tenemos que cambiar …

Quizás cambiar no sea la palabra adecuada y debiéramos decir ACTUALIZAR y RENOVAR … sobretodo para los que se han quedado atrás en el pasado. Y para los que están aprisionados en patrones heredados, para los que están condicionados por creencias impuestas, … actualizarse sería lo deseado … volver a ser uno mismo …

Porque “intentar cambiar” agota y crea estrés y ansiedad, cuando se está nadando entre conflictos a los que no se encuentra solución ni se sabe de dónde o cómo surgen.

Se buscan apaños; quien está  estresado intenta solucionarlo comiendo. El que está agotado mentalmente se sienta delante del televisor creyendo que así deja de pensar y descansa. Y  un largo etcétera. Tratándose todo ello de una mala gestión de las emociones.

Cuando  actualizamos nuestra Conciencia, haciéndonos conscientes de ella,  es cuando comienza nuestro proceso de conexión con nuestro corazón -siendo más amorosos y compasivos con nosotros mismos-.

Entramos en el proceso de recordar quién somos. Salimos del espacio angosto en el que nos habíamos metido. Renovamos el compromiso con nosotros mismos de ser libres y felices.

 

 

 

 

Los que te quieren mal

hombre y caballoEl deseo de ser libre no siempre es bien aceptado. Esos que dicen que te aman pero les regocija  tu docilidad, tu bondad.  Esos que hacen provecho de tu tolerancia. Esos que sacan beneficio de tu  adaptabilidad. Esos que te utilizan y te manipulan para su ventaja, esos, debes saber que te quieren mal.

Esos que dicen que te aman y juran velar por ti; los gobernantes, el jefe, los que tienen altos cargos, los sacerdotes e inclusive -a veces- el padre, la madre, el clan familiar, tu pareja, el maestro, los hijos, la sociedad … por suerte, no todos ni siempre son así …

PERO … que sepas que el deseo de libertad está mal visto. Porque ser libre significa no ser manipulable.

Te llamarán egoísta. Te criticarán y te castigarán… te intentarán cortar tus alas.

Seamos realistas. Plántate en tu Verdad. Posiciónate y crece. Sé feliz.

Los derechos de cada uno

mujer-madre-e-hijaEs verdad que cada persona tiene derecho a seguir su ritmo y naturaleza para el despertar de su Conciencia.  Es verdad que esto es algo que no se puede imponer.

Por encima de nuestro proceso de evolución existe un bien común. Si yo me retraso,  estoy haciendo retrasar a toda la tribu. En esa gran diversidad de caracteres y niveles de conciencia que existe en una sociedad o inclusive en toda la humanidad, la compasión también está en amonestar a los más egoístas o en alentar a los más perezosos. El esfuerzo, la voluntad, la disciplina, son valores a desarrollar que nos fortalecen y unen.

Existe una débil comprensión o una falsa interpretación sobre la LIBERTAD. En occidente está sobrevalorada la individualidad. De ahí que una gran parte de los jóvenes en el mundo desarrollado huyen del compromiso y de todo lo que suponga un trabajo sin beneficio  propio rápido.

Una inmensa parte dela humanidad ahora mismo está sufriendo porque SU libertad y SU bienestar y economía  son  manipuladas por  una pequeña parte de humanos sin conciencia y otros sin escrúpulos.

Las pequeñas verdades de cada uno  confluyen y se diluyen en la única Verdad y nuestras conciencias deben crecer, deben ser alentadas, despertadas, arengadas, para que salgamos del letargo incívico y muchas veces inhumano en el que nos encontramos a nivel colectivo.

Formamos  un colectivo y es nuestro deber  -con toda compasión y paciencia- ir enseñando a los más rezagados. Con compasión y paciencia pero también con firmeza. Igual que se educa a un niño. Hay asuntos por los que no se puede transigir aunque el niño patalee y no lo entienda. Con mucho amor se corrige … pero claro, hacen falta líderes honestos y sabios.  Padres y madres íntegros.

No nos engañemos a nosotros mismos.

Un poco de locura

mujer luces y sombrasOlvídate de impresionar a los demás… terminan cansándose en cuanto descubren la farsa.

Libérate de las expectativas porque terminas por desilusionarte y decepcionarte tu también.

El corazón lagrimea ante tanto esfuerzo para nada. ¿Eres capaz de tener un gesto de amor más allá de lo formal?

Anímate. La vieja forma de actuar ha llegado a su fin. ¡Me pintaré la cara de azul! … no para conmoverte … sólo para que te fijes en ti…

No hay que desanimarse sino ser perseverante. La buena fortuna depende de eso.

¿Podríamos decir que la libertad es parte de esa fortuna que anhelas? … Seguro que sí.

Pero el espíritu debe mantenerse reverente a la Esencia.

 

 

 

 

Negarnos a nosotros mismos

hombre bosque sombrasLa persona negada es la que pone el NO por delante de su Ser,  resistiéndose a salir a la Luz y  realizarse a sí misma. Vive  atrapada por las fuerzas  y pensamientos negativos de su subconsciente.
La persona que, inconscientemente,  se niega a sí misma la libertad de ser,  tiene una voluntad y mente débil; los pensamientos negativos dominantes lo tiene prisionero dentro del miedo, la desconfianza y la inseguridad. Así que utiliza el NO como escudo ante el cambio, la novedad, la transformación, el crecimiento… la Luz.
Quisiera decir SI pero dice NO. Vive en el conflicto y la angustia consigo misma pues su corazón desea liberarse  pero su actitud -desde la mente-  la hace mantenerse en la rigidez del sufrimiento  y  la resignación por no saber cómo salir de ello …

Existe una RESISTENCIA inconsciente a desenvolver nuestra esencia divina y que resplandezca. Una resistencia desde nuestro subconsciente a reconocer y afirmar tenemos una energía espiritual que es eterna y desea manifestarse con todo su esplendor… pero nos resistimos porque los miedos nos frenan y nos sujetan fuerte tirándonos hacia abajo. Es como si, donde viven los miedos, la Luz  fuese un gran estorbo.

Tenemos que ser conscientes de que la vida es un desafío y si aceptamos el reto, la gran lucha es entrar en esa parte oscura de nosotros donde la mente se complace en machacarnos con pensamientos negativos constantemente… una vez la mente es dominada y sometida tienes la victoria y a partir de ahí se abre el Camino hacia la LUZ y la LIBERTAD del ser.