El bajo astral y el doble astral superior

Ya en las antiguas civilizaciones egipcia y griega los sabios mencionaron el “Doble astral” y del “cuerpo invisible o doble”. Hoy en día son muchos los entendidos que nombran el CUERPO ASTRAL como el asiento de los instintos, las emociones y las pasiones. Especificando además que se trata de una dimensión más del Ser, con diferentes frecuencias vibratorias que pueden dividirse en 7 subplanos dimensionales, que van desde la negatividad, egoísmo y crueldad hasta los sentimientos de amor más elevados.

Las emociones de baja densidad crean dramas, conflictos, odio … Por el contrario, los sentimientos pueden ser refinados desde el contacto con la Naturaleza, la poesía, la música y demás artes.

Moverse en el mundo del Bajo Astral es quedarse atascado en las pasiones de escasa vibración que crean sufrimiento y dolor, como la ira, miedos, venganza, codicia, etc.

Trascender ese mundo pasional es desapegarse totalmente de los tormentos que crean las emociones de baja vibración debido a una mente débil y sin voluntad.

Los sentimientos son creados por los pensamientos. Tener pensamientos delicados y sensibles a la belleza y al amor, crearán un efecto de plenitud y altas miras. Educar los pensamientos para crear hermosos sentimientos de amor y compasión es lo más inteligente.

Desarrollar la inteligencia emocional nos ayuda a elevarnos al Plano del astral superior donde podemos conectar con nuestro Yo Superior y demás seres de Luz. Esta experiencia fortalecerá la certeza de que somos mucho más que un cuerpo físico y nos alentará a salir definitivamente de la negatividad.

La dimensión espiritual

Cada uno reacciona según su frecuencia vibratoria de Amor que está ligada a nuestra pureza de Conciencia. Ahora tenemos la oportunidad de saber en qué medida ponemos en práctica lo que en teoría sabemos sobre la tolerancia, la templanza y la solidaridad. Se nos está brindando la posibilidad de CAMBIO que todos estábamos hablando. Para ello tenemos que soltar todo lo inútil.

Sufrir el miedo es una forma de atraer la enfermedad. Llamar “encierro” a lo que tendríamos que vivir como un “retiro”. Experimentar como una “pesadilla” la posibilidad de recuperar la sensatez ante una vida desenfrenada y de sobre esfuerzo. Todo ello son síntomas de descontrol mental que se traduce en ansiedad y pánico.

¿Acaso no tenemos que prepararnos para nuestra siguiente etapa evolutiva? … Tendríamos ya que estar listos … yo llevo más de diez años dando un curso de “Entrenamiento para la Nueva Conciencia”. No era casualidad sino intuición. Nos estaban mandando señales de cómo prepararnos para los cambios que debían suceder. Y ahora ya estamos metidos de lleno, de forma global, en una crisis que nos desborda porque, como niños pequeños, tenemos miedo y no sabemos cómo gestionarla -en nosotros- y perdemos el tiempo echando culpas a los demás.

Entrar en la quietud de la Conciencia podría ser el estado ideal en estos momentos en los que todos los sistemas se tambalean. ¡Fuera todos los sistemas corruptos y caducos! Pero comencemos por nosotros mismos a hacer limpieza.

Reposemos y reflexionemos en nuestras casas. Para entrar en la calma hemos de soltar la neurótica necesidad de hacer. No nos dejemos absorber por la ansiedad, aprendamos a calmar la mente.

Conectemos con nuestro Yo Superior y tendremos la sabiduría y guía necesaria. ¿Cómo conectar con nuestro Yo Superior? A través de la respiración consciente y rítmica.

Estos días de retiro y calma, volvamos a recuperar la INOCENCIA de nuestro Ser, la sencillez, la naturalidad espontanea. La confianza en el Amor Absoluto Universal al que llamamos Dios.

El yo-personaje

El yo-personaje sueña y desea aquello, lo otro. No sabe bien qué.

Aparenta ser, fantasea con lo que no es o envidia lo que los demás tienen.

Quisiera ser perfecto porque tiene muy buena imagen de sí mismo. Quisiera que los demás le hagan feliz y quiere ser amado sin tener que dar demasiado.

Pero igualmente se siente infeliz, incomprendido o desgraciado, porque inconscientemente ese es el personaje que ha elegido interpretar.

Sufre haciendo su padecer el más grande. Sus carencias no tienen igual. No escucha ni ve a su alrededor; él es el centro del drama.

Todo esto sucede viviendo desde el yo-personaje, al que se ha vestido de víctima. Porque víctima es quien se deja dominar por su Mente … y esa mente (débil y miedosa) sólo está pendiente de su yo ridículo, anónimo y sin luz, . . ¡Toda una frustración!

Pero, qué pasa al otro lado, más arriba o más adentro de ese “yo” prefabricado … en ese otro espacio donde funciona otra realidad de nosotros mismos … resulta que ahí está nuestra Alma, tan tranquila, sin que se vea afectada por lo que ese yo-personaje viene quejándose.

Tenemos un Yo Superior capaz de trascender el Plano material y terrenal. Capaz de percibir e intuir que existen otras dimensiones y otras realidades, superiores.

Y ahí, en ese descubrir nuestro Yo Superior, es cuando la vida comienza a tomar sentido y propósito.

Es entonces, cuando nos deshacemos de ese yo-personaje, ficticio y fingido, cuando nuestra Conciencia se despliega y ensancha nuestro horizonte, cuando se expande nuestra inteligencia y claridad mental… entonces comenzamos a ser nosotros mismos. Por fin.

La energía femenina

mujer sagradaLa energía femenina te convierte en una mujer divina y sagrada.

Son siete los Planos que tenemos que atravesar, como proceso de purificación , y poder adentrarnos en el Camino que nos lleva a unirnos con la Conciencia Superior.

Puedes visualizarlo como una Montaña en forma de espiral que tienes que ascender.

Comienzas el Camino como APRENDIZ, con las manos vacías y con un ropaje muy simple.

Das la primera vuelta a la Montaña. Una mujer te está esperando al final de la primera vuelta. En ese primer Mirador ella te entrega un BASTÓN, como insignia de autoridad del Ser divino que eres sobre tu personalidad.

Sigues tu Camino ascendente y al alcanzar la segunda vuelta, logras ver ya desde lo lejos otra mujer que te está esperando, sabes que es la MAESTRA. Con su mirada te anima a llegar a su lado. Sin decir palabra alguna te coloca una MOCHILA en la espalda.

Continuas subiendo cada vez más animada y confiada de que en cada vuelta a la montaña vas a encontrarte con alguien especial. Y así es, en el tercer Mirador está esperándote la SANADORA que te hace beber de una COPA dorada y luego la guarda en tu mochila.

Sintiendo el cuerpo muy ligero y con un estado de alegría que nunca antes habías sentido sigues avanzando hacia la cima y en esta cuarta vuelta a la montaña te encuentras con la MAGA que te recibe muy sonriente, brillantes sus ojos y coloca en tu mochila una BOLA DE CRISTAL.

Cada Plano que has ido escalando con entera facilidad ha supuesto ir dejando atrás pensamientos, creencias y emociones. Sientes que cada vuelta te eleva a un estado cada vez más sublime.

Alcanzas el quinto Mirador donde te espera la SACERDOTISA que pone sobre tus hombros una magnífica CAPA que lleva estrellas y soles engarzadas.

Con todos estos extraordinarios presentes sigues subiendo hasta el sexto Mirador donde ya las vistas son magníficas. El mundo exterior queda atrás. Aquí te está esperando la EMPERATRIZ para coronarte con una DIADEMA de siete puntas con las gemas que representan los siete centros energéticos.

Continuas subiendo hasta la cima y al encumbrar la Montaña sagrada tu YO SUPERIOR que es pura LUZ aparece ante ti y te abraza.

Aprender y Experimentar

geometria sagrada mujerAprendes cuando experimentas en ti…creer es un paso anterior. Y conformarte con las experiencias de otros te limita a ser solo un espectador de la vida.

Solo has aprendido cuando has integrado en ti el aprendizaje; y eso significa entendimiento y práctica que ensancha la Conciencia. Se explaye … y ésto puede hacerlo hasta el infinito.

Cuando el aprendizaje es asimilado y te transforma, es cuando realmente puedes sentir la certeza de lo experimentado -en el corazón- sin tener la necesidad de razonarlo.

Y es observándome a mi misma que comienzo a conocerme. Y cuando no estoy contenta conmigo misma, sé en mi interior, que no estoy dando todo lo que podría dar.

El acomodamiento es una propuesta del Ego muy bien acogida por la mente conformista.

Yo llamo a mi Conciencia se haga presente cada vez que necesito de su Fuerza para cumplir con mi Yo Superior y poder seguir avanzando.

El Alma y el Espíritu

ser y universoLa esencia divina está en cada uno de nosotros. El Alma es como la placenta etérea que envuelve al Espíritu, que es nuestra esencia divina  eterna. Así que, la conexión entre nuestro físico y nuestro espíritu, es el Alma.

Sin embargo, el ser humano en su mayoría vive desde el Ego;  todavía sin consciencia de sí mismo,  actuando de forma violenta, agresiva, codiciosa, egoísta, … podríamos decir que peor que cualquier otro animal, por la sencilla razón de que actúa fuera de sí, alejado de su naturaleza.

Como nos gobierna la Ley de Causa y Efecto, lo que sucede a la humanidad no es fortuito. Todo lo que está sucediendo es a causa de nuestro proceder; del proceder egoísta de los que gobiernan el mundo y el proceder de la gente común que permite que suceda y se presta a servir a personas sin escrúpulos …

Tenemos que restablecer nuestra Conciencia. Recuperar la naturaleza de nuestra Alma y que nuestro Espíritu sea quien nos  guíe.

¿Cuánto sufrimiento más tiene que vivir la Humanidad para alcanzar la percepción del Amor Puro, que sería el estado natural del Ser en nosotros ?

La indiferencia e irresponsabilidad del ser humano está llegando a su fin. La Conciencia de muchos se ha fundido con la Conciencia Cósmica, creando una aceleración en  el despertar y  evolución de la humanidad. Se ha despejado en muchos el Camino hacia el interior para encontrarnos con nuestro ser esencial.

Ahora toca salir de la mente egoica. No podemos conectar con nuestro Yo Superior sin antes no haber aquietado al Yo inferior.  Ahora toca salir de la idea de MIEDO e inseguridad  que domina y tiene maniatados a la inmensa mayoría.

Tenemos que recuperar la inocencia y la presencia de nuestro Ser para sentirnos felices y satisfechos de nosotros mismos… desde nuestra Alma, en conexión con nuestro Espíritu.

Inferior y Superior

hombre joven rezandoLo inferior es lo elemental; en el ser humano es la base donde se apoya la personalidad egocéntrica. Lo superior  traspasa lo individual y personal y se extiende  hacia la Conciencia  Universal.

Además,  tenemos una  mente elemental o inferior pero también la capacidad de desarrollarla a niveles superiores para poder percibir su extensión más allá de nuestra satisfacción o deseo individual. Y poder experimentar entonces que formamos un  solo cuerpo universal.

Tenemos un nivel afectivo elemental o inferior, donde amo lo que es afín y me beneficia a mi. Y está el nivel superior que posee la capacidad de percibir que soy parte de un todo y por ello soy compasivo y amo a los demás como a mi mismo.

La energía vital en nosotros también tiene un nivel superior y nos beneficiamos de ella cuando aprendemos a refinarla,  almacenarla y dirigirla desde la MENTE SUPERIOR o Yo Superior;  nivel del conocimiento intuitivo sobre la unicidad.

Podemos aprender a equilibrar nuestra vida dándole un sentido superior;  desarrollando los niveles de energía vital. Es así como también creceremos afectiva y mentalmente. Es así como, realmente, nos convertimos en seres humanos;  desarrollando nuestro potencial divino.

Un mundo paralelo

ser de luz 5Existe un mundo paralelo -un Plano invisible a nuestros sentidos- pero real para nuestra alma y espíritu. En él se mueven los seres de Luz. También nuestro Yo Superior   … En ese Plano Astral habitan los grandes Maestros ascendidos que velan por la humanidad.  Que no lo veamos o no lo sintamos no quiere decir que no existe.

Desde él recibimos SEÑALES -cada día-. Señales que nos indican de alguna manera DETENTE, CUIDADO, POR AHÍ NO, HAZLO, … Señales que percibimos como una “corazonada”, que aparece como una “casualidad” o una “voz interior”pero a lo que no hacemos caso o nos pasa inadvertido. De ahí la importancia de conectar MENTE/CORAZÓN.

El mundo exterior nos distrae demasiado. ¡Pero los fenómenos extrasensoriales son tan maravillosos! …por supuesto que para que se dé esa apertura tenemos que estar en una actitud y predisposición adecuada. Cuando estás abierto a ese Plano divino  eres capaz de hacer funcionar la Ley de Atracción o simplemente subirte a esa Ola Magnética que te saca de la densidad de las energías  materiales para elevarte y hacerte sentir tu propia Luz.

Se trata de tener una actitud de CERTEZA. Llámale Fe o confianza absoluta. Se trata de ponerte en manos de ese Poder sobrenatural y divino. Dejarte llevar y fluir …

Se trata de ponerte al servicio de la LUZ ESPIRITUAL que hay en ti y acrecentarla desde el desarrollo de la Conciencia. Abrir el OJO que visiona; el chakra del Tercer Ojo.

Esta facultad está en todos, pero en la mayoría está dormida.  Comienza por ser Observador de ti mismo. Que tus cinco sentidos se desarrollen plenamente para que tu intuición comience a funcionar.

ESCUCHA tu voz interior. El corazón es el receptor. La Verdad se reconoce cuando no hay duda en el corazón.

Aclaremos conceptos

amor-unidosEstamos hechos un lío. Demasiada información sin procesar en una mente  sin gran capacidad para pensar y dilucidar. Mientras no vaciemos  nuestro sistema nervioso de todos los conceptos -ya caducos- que nos han ido introduciendo en nuestro cerebro y que nos mantienen en un mundo ilusorio, no tenemos capacidad real para llegar a ser en esencia quien somos.

La mente está para razonar. Discernir. Reflexionar. Crear. Inventar. Pensar… Pero una mente sin desarrollar, juzga. Rivaliza. Distorsiona. Se miente.  Interpreta. Disimula  y se engaña a sí misma.

El Yo observa a la mente … la controla o ella le descontrola …. la pone a su servicio o ella le domina.

La mente sin desarrollar te debilita, te agota, te enferma, te excita, te obsesiona, te angustia…

Pero el ‘Yo Superior’ (tu Alma)  que la observa, la desarrolla, la conduce y la hace trascender lo ilusorio. Conduce a la mente a encontrarse con la Intuición y descubren la Luz (energía elevada) que produce la Conciencia. Desde esa Luz aparece el conocimiento intuitivo.

Aclaremos conceptos; si hablamos a nivel del Plano físico, la vida, el mundo y el ser humano, tienen una interpretación básica y posiblemente distorsionada.

Pero si nos estamos refiriendo al Ser Humano, desde el Plano espiritual, -cuando ya ha trascendido el Ego- la visión del mundo, la vida y el Universo es otra, indiscutiblemente. Desde la Conciencia se percibe la Realidad sin fisuras.

Vernos  desde una dimensión superior, más allá de lo aparente, nos proporciona  una visión neutral de nosotros mismos, sin adornos ni justificaciones emotivas e infantiles.

Busquemos la ecuanimidad, la integridad y todos esos valores ya casi olvidados como la honestidad con nosotros mismos. Entonces sí, seremos UNO.

 

 

La Luz

hombre-tatuajes-lloraNo nos acomodemos en la aparente paz que ofrece  la rendición. No, que tu Ser no se rinda.

La luz no se modifica aunque alumbre la suciedad. Así que, si la Conciencia es Luz y el ser humano es Conciencia,  nada debería alterar nuestro estado de  pureza …

La toxicidad y la herrumbre, de nuestros pensamientos y sentimientos (rabia, odio, celos, envidia, etc),  son producto de una mente débil -atada a condicionamientos- y de un corazón vulnerable, abandonado a la deriva …

Tenemos una conciencia básica y dependiendo de su nivel de desarrollo así serán nuestros pensamientos, emociones, actitud, valores…

Es la Conciencia desarrollada la que transforma la mente, la que te ayuda a trascenderla para ir a conocer otras dimensiones de ti mismo.

Cuando el estado mental básico es sometido al Yo Superior, es capaz de percibir y enfocar su atención más allá del flujo de pensamientos y éste es el aspecto ‘luminoso’ de la mente. Entonces se abre ante uno el conocimiento intuitivo …

Practica la atención plena. Sé observador de ti mismo. No te rindas.