Todos tenemos miedos

mujer-inspiracionTodos tenemos miedos porque los miedos razonables son necesarios: Nos previenen de los peligros y de extralimitarnos. Los miedos ajustan nuestras ansias de riesgo y fantasía.

Pero también puede ocurrir que los miedos invadan nuestra mente de forma obsesiva y dispersen nuestras energías, paralizando o limitando nuestros deseos de avanzar y de conocer nuevas posibilidades.

Existen los miedos infundados que son como fantasmas que dificultan nuestra claridad mental. Miedos creados por una mente débil, por una personalidad insegura, de baja autoestima. Éstos son los ingredientes que sobrealimentan a los miedos de manera tortuosa.

El mundo está lleno de sufrimiento y dolor, y es real. Pero ahora mismo, los medios de comunicación nos están bombardeando con noticias catastróficas que minan nuestra seguridad y claridad mental.  Tenemos que concentrar todas nuestras energías en nosotros mismos de forma positiva y no permitir que nos invadan con ideas e imágenes que limitan nuestra acción y capacidad de cambio.

Es al dispersar nuestra mente cuando nos debilitamos. Las Fuerzas del Mal -que existen y acampan a sus anchas- trabajan para coaccionar nuestra mente desde el miedo: creando inseguridad, haciéndonos creer que “más vale lo viejo conocido que lo nuevo por conocer”.

También existen las Fuerzas del Bien ¡sí!. Y son justamente las del AMOR. La SOLIDARIDAD. La COMPASIÓN. La UNIDAD. La CONFIANZA ABSOLUTA EN LA DIVINIDAD.

A esas nos unimos.

Aclaremos conceptos

amor-unidosEstamos hechos un lío. Demasiada información sin procesar en una mente  sin gran capacidad para pensar y dilucidar. Mientras no vaciemos  nuestro sistema nervioso de todos los conceptos -ya caducos- que nos han ido introduciendo en nuestro cerebro y que nos mantienen en un mundo ilusorio, no tenemos capacidad real para llegar a ser en esencia quien somos.

La mente está para razonar. Discernir. Reflexionar. Crear. Inventar. Pensar… Pero una mente sin desarrollar, juzga. Rivaliza. Distorsiona. Se miente.  Interpreta. Disimula  y se engaña a sí misma.

El Yo observa a la mente … la controla o ella le descontrola …. la pone a su servicio o ella le domina.

La mente sin desarrollar te debilita, te agota, te enferma, te excita, te obsesiona, te angustia…

Pero el ‘Yo Superior’ (tu Alma)  que la observa, la desarrolla, la conduce y la hace trascender lo ilusorio. Conduce a la mente a encontrarse con la Intuición y descubren la Luz (energía elevada) que produce la Conciencia. Desde esa Luz aparece el conocimiento intuitivo.

Aclaremos conceptos; si hablamos a nivel del Plano físico, la vida, el mundo y el ser humano, tienen una interpretación básica y posiblemente distorsionada.

Pero si nos estamos refiriendo al Ser Humano, desde el Plano espiritual, -cuando ya ha trascendido el Ego- la visión del mundo, la vida y el Universo es otra, indiscutiblemente. Desde la Conciencia se percibe la Realidad sin fisuras.

Vernos  desde una dimensión superior, más allá de lo aparente, nos proporciona  una visión neutral de nosotros mismos, sin adornos ni justificaciones emotivas e infantiles.

Busquemos la ecuanimidad, la integridad y todos esos valores ya casi olvidados como la honestidad con nosotros mismos. Entonces sí, seremos UNO.

 

 

Empoderamiento

mujer mariposa azulDijo la abuela Margarita de la tradición Maya: “Cuando quiero algo me lo pido a mi misma”.

¿Qué quiere decir? Esta Fuerza que ella utiliza para materializar o atraer lo que ella desea, no parte de la mente ni tan siquiera es una petición que de forma infantil  se cumple por la magia.

Las personas superficiales, con mente débil, siempre esperan que las cosas que desean ocurran caídas del cielo, sin poner nada de su parte. Y así no es, la vida  pasa por sus lados sin haberse enterado de qué significa la vida y qué hubiesen podido aprender de ella si hubiesen participado, si se hubiesen entregado a ella.

En primer lugar, para conseguir el beneplácito del Universo y sus Energías, uno tiene que ser íntegro consigo mismo e impecable con la Naturaleza y la Madre Tierra. Tiene que haber un compromiso consigo mismo y poner la Intención para conseguir su propósito de vida. Esto hará que se centren todas sus energías para que sostengan su Voluntad de ser.

En segundo lugar,  para comenzar, debe ponerse en marcha el proceso de depuración y regeneración, a nivel físico, mental, emocional y espiritual. Y esto puede llevar todo el tiempo del mundo… no hay que tener expectativas, no hay que ser impaciente ni marcar tiempos, no hay que esperar resultados, ni calcular nada. Simplemente confiar y dejarse fluir: ya estás dentro del proceso, el Universo te apoya y guía.

En tercer lugar, cada vez serán más frecuentes tus deseos de estar en silencio, recogido en tu interior. Entra pacíficamente en esos estados meditativos que surgen espontáneamente. Sé Observador de ti mismo. Tu Conciencia ha despertado y quiere expandirse.

Ahora tienes el poder para co-crear tu mundo.

 

Geometría sagrada …

playa arena geometriaMás de media humanidad vive desde la mente: desde el miedo, la inseguridad, el egoísmo …

De la otra media mitad, un por ciento elevado, tiene una mente débil: es vulnerable, no sabe pensar ni tomar decisiones, es servil hacia los que tienen poder.

Sólo un pequeño colectivo de seres humanos vive desde el corazón y desde la compasión real.

Así que, el sufrimiento que la inmensa mayoría padece es debido a un posicionamiento erróneo ante la vida. No es que la vida sea cruel, somos los humanos con nuestro comportamiento, los que hemos creado un infierno aquí en la Tierra.

Y ese es el mensaje de hoy; hacernos conscientes de nuestra realidad, fortalecer nuestra voluntad de crecer y madurar, conectar mente-corazón para tener una mayor claridad y conocimiento sobre nosotros mismos …

Esa es la tarea más urgente: no dejar nada al azar, ser responsables de nuestra salud física, mental y emocional -es posible-.

Somos una hermosa ola en el gran Océano de Vida -en movimiento continuo-. Aceptamos el vaivén al que estamos sometidos en este mundo de la Dualidad.

Negarnos a nosotros mismos

hombre bosque sombrasLa persona negada es la que pone el NO por delante de su Ser,  resistiéndose a salir a la Luz y  realizarse a sí misma. Vive  atrapada por las fuerzas  y pensamientos negativos de su subconsciente.
La persona que, inconscientemente,  se niega a sí misma la libertad de ser,  tiene una voluntad y mente débil; los pensamientos negativos dominantes lo tiene prisionero dentro del miedo, la desconfianza y la inseguridad. Así que utiliza el NO como escudo ante el cambio, la novedad, la transformación, el crecimiento… la Luz.
Quisiera decir SI pero dice NO. Vive en el conflicto y la angustia consigo misma pues su corazón desea liberarse  pero su actitud -desde la mente-  la hace mantenerse en la rigidez del sufrimiento  y  la resignación por no saber cómo salir de ello …

Existe una RESISTENCIA inconsciente a desenvolver nuestra esencia divina y que resplandezca. Una resistencia desde nuestro subconsciente a reconocer y afirmar tenemos una energía espiritual que es eterna y desea manifestarse con todo su esplendor… pero nos resistimos porque los miedos nos frenan y nos sujetan fuerte tirándonos hacia abajo. Es como si, donde viven los miedos, la Luz  fuese un gran estorbo.

Tenemos que ser conscientes de que la vida es un desafío y si aceptamos el reto, la gran lucha es entrar en esa parte oscura de nosotros donde la mente se complace en machacarnos con pensamientos negativos constantemente… una vez la mente es dominada y sometida tienes la victoria y a partir de ahí se abre el Camino hacia la LUZ y la LIBERTAD del ser.

El yo-personaje y los chakras

hombre luz y sombrasEl yo-personaje que creemos ser, actúa desde la mente inconsciente y mecánica.

El despertar de la Conciencia sucede cuando salimos del personaje y lo observamos desde fuera. Le vemos actuar y nos damos cuenta de que “ese” no somos realmente nosotros.

¿Quién observa al personaje? Nuestro Ser original que  todavía nos separan de él muchos velos de ilusión …

¿Cómo desprendernos del yo-personaje? Como Observadores comenzamos a tomar consciencia de que no somos nuestro cuerpo físico: tenemos un cuerpo a nuestro servicio. De que no somos la mente: tenemos una mente a nuestro servicio. Y también  nos hacemos conscientes de que controlando la mente podemos accionar correctamente nuestras emociones y pensamientos… y así dirigir y crear nuestra vida dentro del Camino que hayamos elegido.

Conocer más cómo funciona nuestro cuerpo físico nos ayudará a entendernos y a responsabilizarnos de nuestra salud y felicidad. Ser Observadores de nosotros mismos nos lleva al entendimiento de cómo está todo interrelacionado entre nuestros diferentes cuerpos y de la importancia que tiene el mantener alineados y activos nuestros centros energéticos.

Por ejemplo, desde el chakra del plexo solar hacemos la conexión de nuestro cuerpo físico con el cuerpo emocional. Es a través de los elementos de cada chakra que se hace esta conexión. El elemento del chakra del Plexo Solar es el Fuego. El Fuego es necesario para transformar los alimentos. Emocionalmente, la  ira y la rabia crean un exceso de Fuego. Físicamente se manifiesta como ardores de estómago, gastritis, úlceras.

Es así cómo me hago consciente de que mis emociones, mi carácter, mi comportamiento conmigo mismo y con los demás, influyen y repercuten en mi salud física.

Es cuando consigo salir del yo-personaje, cuando vivo desde el desapego emocional. Tomo consciencia de que no quiero actuar más desde ese personaje sufridor y víctima. Y consigo, siempre guiado por mi Conciencia, que es realmente mi YO, deshacerme de él y tomar la responsabilidad de mi vida. Dejo de reaccionar.

La flexibilidad y la aceptación son aspectos a integrar en la Conciencia. Una mente débil se resiste a los cambios; es rígida. Y el origen del sufrimiento humano está en la resistencia a los flujos de la vida. Tenemos que hacer que nuestro cuerpo  físico se haga y mantenga flexible, pues tiene que ver con la flexibilidad de nuestro cuerpo mental… y esto significa permitirnos el expandir nuestra mente y Conciencia.

Dejemos que el personaje actúe pero vivámoslo con desapego y consciencia de que formamos parte del teatro de la vida.  Quien somos en realidad, sólo participa como espectador, conectado a esferas más altas donde está la compasión y el amor puro.

 

(curso de “Entrenamiento para la Nueva Conciencia)

Ejercicio “Conciencia del Yo Soy”

meditacion 7Centro todas mis energías y soy  simple Observador de mi mismo; me permito ser capaz de ver la parte de mi mente que controla y tiene maniatado a mi ser original; quien realmente soy.  Sin expectativas, persevero en mi deseo de conocerme a mi mismo y alcanzar la paz interior.

Me sitúo como Observador de mi mismo. Sin juzgar, solamente testigo del personaje que hay en mi.  Esto me  ayuda a cultivar la Conciencia del Yo Soy. Empiezo a vislumbrar, descubrir y diferenciar al yo-mental, al yo-emocional y a mi YO superior, que intuyo e identifico como mi ser esencial …

La práctica de la meditación o simplemente sentarme en quietud y silencio, me  ayudará poco a poco, a poder distinguir cada vez más de dónde surgen mis pensamientos y emociones;  dónde están localizados mis miedos y cómo me hacen reaccionar. Cómo me están condicionando a no poder realizar lo que en el fondo quisiera conseguir… y pospongo una y otra vez.

Comienzo a darme cuenta de que soy manipulador y soy manipulado. Que soy verdugo de mi mismo a la vez que víctima.  Que mi actitud ante la vida y los demás responde a una mente débil; insegura. Comienzo a reconocer las trampas que me tiende mi propia mente a través de los miedos para paralizarme y tenerme maniatado a su antojo y cómo crea justificaciones para tranquilizar mi  débil conciencia.

Para acabar con estos malsanos patrones de conducta, que bloquean nuestra energía vital y  naturaleza, podemos comenzar por hacer una sencilla práctica:

Dediquemos cada día un tiempo a nosotros mismos. Conscientes de la necesidad e importancia de conocernos y reconstruirnos. Con los ojos cerrados y en una posición cómoda y relajada. Respiramos lentamente con atención en las fosas nasales siete veces para centrar todas nuestras energías dispersas..  Llevamos nuestros cinco sentidos al interior y desde el entrecejo,  trazamos una linea imaginaria de color azul eléctrico por toda la columna vertebral hasta el coxis.

Me visualizo desde el chakra del entrecejo. Fuera de la mente; Soy Observador de mi cuerpo físico; mi yo físico. Soy Observador de mi yo que siente. Soy Observador de mi  yo pensante. Soy Observador y me acepto … y desde mi respiración consciente controlo y centro todas las partes de mi ser. Desde la respiración consciente hago que mi mente se vaya aquietando y pase a un segundo plano. Es desde mi sexto chakra -mi sexto sentido que es la Intuición- desde donde puedo trascender el yo-inferior mental y emocional y situarme en el Plano de la “Conciencia del Yo Soy“.

Desde la profundidad de mi Ser -mi esencia- me observo y me acepto. Confío en mi proceso de vida. Soy energía.  Me observo  más allá de mis ojos físicos, percibo dentro de mi un universo perfecto; la energía del Amor Puro universal.

Desde la Conciencia del Yo Soy,  creo mi estado de ánimo. Confío. Fluyo.