La lucha del guerrero espiritual contra el Miedo

hombre guerrero jovenTodo lo que produce miedo y angustia es debido a una carencia de confianza en uno mismo -no amarse-. El Miedo es el germen de todas las enfermedades y sufrimientos.

El Miedo consigue instalarse en la mente creando trampas como el “no puedo“, que nos va limitando  y asfixiando poco a poco. Dar fuerza al guerrero espiritual que hay en nosotros será de gran utilidad para combatir al Miedo.

Cuando  la energía vital se espesa con pensamientos obsesivos y preocupantes, perdemos el Poder natural que precisamos para hacer frente a la vida.

Si nuestra mente  se vuelve consistente,  creando trabazón y no permitiendo que la corriente de vitalidad fluya con facilidad a través de nuestros diferentes cuerpos de conciencia, debemos pararnos y buscar soluciones; actuar y reconocer los Miedos que nos han invadido.

Recuperar el PODER se hace urgente. Sanar nuestra mente y nuestra Alma, deshaciéndonos de todos los miedos, es posible.

Recuperar el PODER significa llevar nuestros cinco sentidos hacia nuestro interior y comenzar a amarnos. Primero poner la intención de lo que queremos conseguir y crear un compromiso claro con nosotros mismos. Visualizarnos como un ser de Luz y Amor. Sentirnos como un Ser de Luz y Amor. Escuchar a nuestra Alma cómo nos mece con ternura. Percibir la fragancia de nuestra Alma y así descubrir  y fortalecer nuestro propio valor, honrando a nuestro ser. Todos los días.

 

 

 

 

renovarse

hombre ante universoSi queremos RENOVARNOS -volver a nuestro primer estado esencial de inocencia y entusiasmo- tenemos que reemplazar lo viejo por lo nuevo; hacer CAMBIOS.

Cuando nuestro cuerpo está lleno de energía vital tenemos fuerza y deseos de renovarnos.

Sobre todo a nivel emocional, es algo instintivo e intuitivo.

Todo aquello que habíamos dejado incompleto nos sentimos ahora con fuerza para finiquitarlo desde el desapego y desde una comprensión mayor -desde la compasión-.

Cerremos los círculos del pasado y comencemos a movernos de forma ascendente y en espiral. ¡Hacia arriba!

Primero hacemos un ejercicio mental para  deshacernos de lo inútil y RENOVARNOS por dentro. Vaciarnos, sanando heridas de envidias, celos, frustración, desencanto, despecho, remordimientos, rabia … ¡tantas cosas! … y que principalmente van dirigidas contra nosotros mismos…

Este proceso de limpieza lleva tiempo pero es gratificante ver y sentir cómo nuestro corazón se va aligerando y poco a poco va entrando en un estado de Alegría natural.

Igualmente nos renovamos a nivel físico; vaciando los armarios de todo lo que ya no nos ponemos desde hace tiempo. Limpiando la cocina de vajilla descascarillada y demás cosas viejas, herrumbrosas. Dejando que entre la Luz en los rincones.

No tengamos miedo a quedarnos sin nada… Ya no vale el guardar  “por si acaso”. No tengamos miedo. Para que entre lo NUEVO tenemos que deshacernos de lo viejo -en todos los sentidos y niveles-.

Consagremos lo nuevo que entra en nuestra vida,  desde la intención y el agradecimiento, porque nos lo merecemos.

 

Yo elijo

hombre en menteUno  elije cada actuación de su vida.  Inclusive el mostrarse pasivo o resignado, es también una elección de actitud. Ser valiente o ser miedoso son  opciones. Ser  un mentiroso  es una forma de ser que no admite justificaciones. Aunque sea inconsciente, es una elección. Luchar o rendirse es una determinación que sólo depende de nuestra elección.

Entender que la cuestión importante no está  tanto en qué elegir sino saber ver las consecuencias que ocasiona esa decisión. Podemos llamarlo SABER PENSAR que incluye ver con antelación los resultados de una toma de decisión. Y también, el saber pensar, trae consigo otras virtudes;  la paciencia, la prudencia y la confianza absoluta de que existe un Orden Superior al que estamos sujetos.

Quien es consecuente  y coherente consigo mismo, no tiene sorpresas desagradables en la vida. Sabe que la corrección, la honestidad y los demás valores que profesa,  le traerán más de eso mismo. Esa seguridad le proporciona claridad mental. La claridad mental brinda una amplitud de Conciencia y conexión con la Conciencia Superior. Y todo ello hace florecer en el interior la paz y la dicha de ser.

 

 

 

El Dolor

hombre payasoEl dolor del alma, el dolor del corazón espiritual, surge para que el Ego finalmente se rinda y reconozca cuál es su papel en esta función. El dolor aparece cuando se rasgan los velos de la ignorancia y la soberbia y nos enfrenta a nosotros mismos.

El dolor nos acerca a nuestra alma. Finalmente nos obliga a rendirnos.  El Dolor nos hace entregarnos a las Fuerzas Superiores, que son reales, y algunos llamamos Dios para entendernos.

Pero al Dolor lo envolvemos en el sufrimiento, que es “pobrecito yo” y así desvía esa Energía, creando el conflicto, quedándose estancada en el cuerpo emocional.

Escúchate cómo sufres: “eso es difícil, no puedo, no sirvo, no tengo edad para eso, total para qué … ¿por qué a mi?, esto no me lo merezco, ”

… es así como creamos el sufrimiento existencial; el descontento con nosotros mismos …
Cuando decidimos terminar con el juego de todo lo falso, entramos en la Verdad. El Dolor nos lleva a la Alegría de la aceptación.

 

Perdonar

manos sobre pechoEl acto  de perdonar al otro diciéndole ‘te perdono’ no tiene efecto válido mientras quede el aguijón de la rabia en mi.  El corazón,  por un momento se sintió aliviado, pero al recordar la ‘ofensa’, vuelven a brotar los sentimientos de indignación y odio … una y otra vez, mientras no  sane el corazón en profundidad.

¿Qué es perdonar? ¿Qué virtud o poder especial tenemos nosotros para conmutar o revalidar  la falta del otro?  Sólo  la compasión deshace el dolor causado. No nos engañemos.

Uno solo puede perdonarse a sí mismo. ‘Yo me perdono’. Dejo de culpar y culparme. Dejo de juzgar a los demás. Dejo de creerme importante como para castigar a otro con la indiferencia o el desprecio, inclusive diciéndole ‘te perdono’.

Me deshago de mi rabia cuando me pregunto: ¿Cómo permití que el insulto me hiriese?  … qué débil está mi autoestima …  Me enfrento a mi mismo, no al otro. Me pido cuentas a mi mismo …

Respiro hondo y conecto con el sentimiento de Amor. Respiro hondo y siento como entra en mí esta energía. “Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra” …  El Amor está por encima de cualquier ofensa y daño. El Amor es la única Energía capaz de cerrar toda herida y engrandecer mi espíritu.

La única manera de  colocarnos en el Presente -Aquí y Ahora- es deshaciéndonos de toda carga tóxica que ocupe lugar en nuestro corazón. Perdonando y perdonándonos.

La dignidad de ser uno mismo

hombre de rodillasEl Miedo crea una coraza que pretende protegernos del dolor pero que, por su rigidez,  incapacita la libertad de ser uno mismo.

Se vive en tensión, intentando agradar a los demás cuando uno ha perdido la autoestima. La  dignidad de ser uno mismo, es un derecho irrenunciable.

Cuando consigues que la duda sobre ti mismo se esfume, el Camino se esclarece. Podemos crecer y extendernos más allá de lo que nosotros mismos nos sentimos  capaces …

El miedo al que dirán  empobrece. Sin embargo, manteniendo una actitud correcta con uno mismo y con los demás, nos asegura la paz y la riqueza interior.

Darnos la justa importancia, desde la impecabilidad y la humildad.

Sentirnos merecedores de alcanzar y obtener todo lo que la Naturaleza nos tiene reservado,  para sostener y crear firmemente el destino propio.

La docilidad, la sumisión, el servilismo o la indiferencia y apatía, son falta de energía vital. Habrá que desintoxicar el cuerpo emocional y fortalecerlo.  Pero sobre todo, si hay  signos en ti de resignación, agotamiento mental, sentimiento de abandono y desvalorización, es el momento de decir basta y buscar ayuda. Te mereces la felicidad.

 

 

 

 

 

Crear una Conciencia receptiva

angel 13La vida es una corriente de energía vital, con una vibración, frecuencia, Luz, Conciencia, Inteligencia… variante.

Tenemos la capacidad de, voluntariamente, reactivar y acrecentar esta energía con la finalidad de evolucionar a Planos superiores donde la Conciencia es pura Luz.

Alcanzar un estado vibratorio alto,  estable y armonioso, supone crear -por el poder de la intención-  la paz interior que todos deseamos y una Conciencia  lumínica receptiva.

Una Conciencia receptiva  convierte el alma en Canal para recibir la asistencia de energías superiores -seres de Luz-  que son, inteligencia cósmica, al servicio de las almas que les invoquen y pidan ayuda.

Cuando alcanzamos la etapa de la ACEPTACIÓN (de la no-resistencia),  abrimos nuestro corazón espiritual para que esta Fuerza, que se manifiesta como seres de Luz de Amor Incondicional,  se haga presente en nosotros. Sentir la Presencia divina en nuestro corazón nos proporciona certeza, fe, confianza y paz. El Universo nos manda señales. No son casualidades o coincidencias, no se trata de magia, pero sí son manifestaciones reales que están por encima de nuestra lógica y razonamiento.

Desde el reino de la Conciencia Cósmica, los maestros ascendidos, los santos, ángeles,  la Madre y Padre celestiales, son aquellos que son llamados a interceder por los seres humanos y es beneficioso invocarles, nombrarles en nuestras oraciones de agradecimiento. Ellos nos atraen hacia la Luz. Ellos nos dan el Aliento para poder soportar las dificultades.