¡Nos falta tiempo!

mujer dimensionesEl Tiempo se comprime y se dilata en el Espacio. El tiempo está sincronizado con la “respiración” del Universo; tiempo de expansión y tiempo de concentración.

Cuando es tiempo de expansión, éste se prolonga y un instante se puede ampliar infinitamente, transformándose en toda una vida por sí mismo. Jamás se olvidan las vivencias del tiempo en expansión.

Por el contrario, cuando el tiempo está contraído es denso. Da la sensación de que no pasa nada, son horas muertas que transcurren sin que las aprovechemos. El tiempo se condensa, se reduce y se ajusta a esa Nada que nos envuelve a veces sin remedio. Es un tiempo que pasa por nuestro lado sin vivirlo …

Si queremos sentir conscientemente la vida podemos introducirnos en el Tiempo expandido a través de la respiración. Dentro del Tiempo se inhala y exhala. Dentro del Tiempo uno inspira y expira. Pero además, se RETIENE y se SUELTA conscientemente. Es así:

1) INHALAR 2) RETENER 3) SOLTAR 4) VACÍO

Creamos un espacio de total Conciencia cuando nos quedamos en VACÍO unos segundos, después de SOLTAR el aire. Todo de forma fluida, relajada, sin esfuerzo.

Ese espacio en vacío lo ocupa tu Ser. Es en ese momento cuando entras en contacto con él, entras en el Tiempo de expansión.

Anuncios

El daño de mentir

arrugas con flores.jpgEstaba con una amiga muy querida y de muchos años, en una situación que requería la solventásemos de inmediato. Ella propone digamos una mentira y yo con toda naturalidad le contesto que yo hace mucho tiempo que no digo mentiras… y ella se echó a reír como si yo hubiese dicho algo gracioso. Hay otras salidas más valientes.

A todo el mundo por lo visto le parece normal mentir pero les molesta e indigna que a ellos les mientan. Al consultorio vino una mujer con su hijo de 15 años quejándose a los gritos de que su hijo le mentía compulsivamente, que no podía confiar en él en absoluto, que qué podía hacer.

El caso es que ella, en una visita previa que habíamos mantenido las dos, me había contado que a veces mentía al muchacho para asustarlo y así conseguir le obedeciese. Pero no, las personas que tienen pobre escucha, no les puedes hacer ver las verdades.

Yo me di cuenta del daño que se hace uno mismo al mentir, aunque la mentira fuese “piadosa” o “blanca”… Cada mentira es una mancha negra y pegajosa en el corazón. Inclusive las mentiras que uno se dice a sí mismo, por supuesto. Las mentiras densifican nuestra mente. Nos esclavizan y nos roban energía.

Yo os animo a hacer la prueba de estar una semana sin decir una mentira. Observaros. Ni tan siquiera cuando os llaman por teléfono para venderos algo; decid la verdad, sin perder la amabilidad. “No estoy interesada, gracias” -y cuelgas- porque son insistentes.

Os sorprenderéis.

Anécdotas

bosque amarilloEra el año 1982. Salió una oferta de explotar un Parque Natural de reserva de animales que había en lo alto de la Sierra Aitana, en Alicante. El lugar era paradisíaco. Y las personas que se necesitaban para cubrir los trabajos del restaurante y mantenimiento de los animales y terreno aparecieron en poco tiempo.

Yo, con mis hijos, fui la primera en ir a vivir al lugar. Elegí una casita de madera prefabricada que estaba algo escondida en el bosque fuera del recinto del Parque. La casa, estaba en lo alto de una colina así que desde ella podía divisar parte del parque; un pequeño lago donde los animales; ponis, ciervos y un par de camellos, iban allí a beber.

Éramos cinco familias las que decidimos vivir y trabajar en ese Parque Natural de forma altruista. Ninguno iba a tener un sueldo. El lugar iba a estar abierto para que grupos de personas viniesen de acampada. Estábamos, además, abiertos a asumir cualquier “misión” que se nos encomendase. Leíamos la Biblia y practicábamos un ejercicio de un Baba indonesio, con el que pretendíamos trascender la mente y así recibir energías superiores, dicho en pocas palabras.

En Aitana los niños crecían como animalillos salvajes aunque felices pero sin que yo tuviese prácticamente tiempo para dedicarme a ellos. Mi mala memoria es culpable de no poder anotar ahora las anécdotas de entonces, que fueron muchas, pero la que más recuerdo, por el susto tan grande que me causó, fue cuando Mon se perdió.

Estaba yo atendiendo la barra del bar y él siempre jugueteaba a mí alrededor y de pronto me di cuenta que no estaba dentro del establecimiento. Era para asustarse pues afuera merodeaban sueltos unos sesenta monos que, aunque los turistas riesen sus gracias, nosotros sabíamos muy bien que había que andarse con cuidado con ellos.

Salí corriendo en su búsqueda, llamándole, pero no le encontré por los alrededores.
Me adentré en la zona cercana a las vallas limítrofes que estaban muy tupidas por arbustos y árboles. ¡Allí estaba! Dormido plácidamente bajo un árbol. Tenía menos de dos años. Me paré en seco en cuanto lo divisé, respiré profundo y paseé mi vista lentamente por la escena tan hermosa que tenia ante mis ojos.

La Naturaleza brinda protección a sus criaturas. La energía de las plantas, de los árboles, de la tierra, y hasta la luz que asomaba entre el alto follaje, se entrelazaba para dar cobijo a Mon.

*****

La extensión del Parque era grandiosa. Lo que nos llevaba más de cabeza eran los monos. Ya bastante tarde entendimos que como no se los alimente adecuadamente y con puntualidad pueden hacer grandes destrozos y empezar a cambiar sus comportamientos. Y eso fue lo que tuvimos que sufrir; ellos y nosotros.

No recuerdo por qué el encargado de alimentarlos se relajó en sus obligaciones y los monos empezaron a molestarnos seriamente. Yo tuve que pedir prestada una escopeta de perdigones para poderlos mantener a raya cuando se les ocurría –en plan ataque indio- subir muy cautelosamente, agazapándose entre el follaje de los árboles, para destruirme el techo de mi casa. Eran unos momentos llenos de tensión pero me gustaba el juego que se creaba de ver quién sorprendía a quién.

Conocían perfectamente lo que era una escopeta y solo que te la pusieses en posición de disparar era suficiente para que se marchasen. Recuerdo un día que habían subido hasta mi casa, me escondí y me acerqué por detrás lentamente del que parecía ser el jefe. Sin hacer ruido, atenta de no ser descubierta, me acerqué.

Estaba de espaldas pero de pronto giró la cabeza y nuestras miradas se cruzaron… y medimos nuestras fuerzas. Él dignamente aceptó su derrota y se largó. No volvió nunca más a molestarme.

Saboreé mi victoria mientras valoraba y reconocía la inteligencia pero sobretodo la dignidad con que se rindió mi adversario.

Sin complicarse la vida

meditacion y lotoPodemos alcanzar la felicidad y la paz interior sin hacer demasiados gastos ni esfuerzos físicos. Se trata de un entrenamiento para obtener una nueva Conciencia de nosotros mismos. Ver quién somos en realidad. No es fácil pero no imposible.

La instrucción es muy simple: SER OBSERVADOR DE UNO MISMO. Observarte a ti mismo como personaje, así actuarás con desapego de tus emociones. “Tú no eres tu cuerpo físico, no eres tus emociones, no eres lo que piensas. Tú eres Conciencia.”

No te juzgues, no te exijas. Simplemente obsérvate y sin esfuerzo irás corrigiendo lo que ya no quieres más en ti. Consciente de que hay pensamientos y creencias que no te pertenecen …

Se requieren tres actitudes:

1) Perseverancia.

2) No tener expectativas.

3) Paciencia.

Las respuestas que irán apareciendo, a todas las incógnitas, se adecuarán al nivel de nuestro entendimiento y las iremos escuchando desde el filtro de nuestra Conciencia.
Nuestra reacción a ellas pasarán por tres actitudes:

Primero: Las ignoraremos.

Segundo: Las cuestionaremos.

Finalmente: Nos rendiremos a ellas.

Cuánto tiempo nos llevará este proceso de “purificación”, depende de nuestras resistencias a VERNOS y ESCUCHARNOS.

Este entrenamiento tiene garantías. Cuando lo consigas, compártelo.

El tiempo es mío

arbol mandalaLAS COSAS QUE SE HACEN POR OBLIGACIÓN Y A DISGUSTO OCUPAN TIEMPO.

El tiempo que se contabiliza, se calcula por el sobre-esfuerzo. Ese es el tiempo que te consume.

El MIEDO ocupa mucho tiempo. Y el miedo, dentro del tiempo, se convierte en ansiedad.

Sentir que no te alcanza el tiempo, que no tienes suficiente tiempo, produce angustia e infelicidad a la larga.

La queja ocupa tiempo. Una mente agobiada roba tiempo. Hay que liberar el tiempo y el espacio de basura mental.

Cuando te deshaces de los miedos e inseguridades comienzas a poseer todo el tiempo del mundo. Y ese sentimiento de Poder te hace sentir libre y privilegiada. Has descubierto el mayor tesoro existente en ti: el tiempo te pertenece.

Pobres las madres que no tienen tiempo para ser mujer. Y las mujeres que no tienen tiempo para ser madres … ¿será que no somos capaces de controlar nuestro tiempo o de priorizar nuestros deseos?

LOS LADRONES DE TIEMPO.- Un filósofo dijo recientemente que somos “esclavos voluntarios”. Hemos vendido nuestro tiempo a cambio de “una vida más cómoda”.

Para recuperar tu espacio y tiempo debes abandonar todos los apegos. Deshacerte del consumo innecesario y de las comodidades superfluas.

¡El tiempo es mío! Lo valoro,lo disfruto,lo utilizo con respeto y conscientemente.

El tiempo es mío y ese sentimiento me da poder: Soy dueña de mi tiempo.

Lo contrario es sentir que no te alcanza el tiempo, que no tienes suficiente tiempo, y esa preocupación y sentimiento termina agotándote física y mentalmente …

Pero cuando reconquistas el espacio y el tiempo, tienes la victoria sobre el MIEDO a perder lo que te pertenece por derecho. Conquistas el PODER de CREAR el tiempo PARA TI.

La creatividad expande el tiempo; lo hace productivo.

El Amor expande el tiempo; lo extiende ilimitadamente.

Las cosas que hacemos espontáneamente y de corazón no ocupan tiempo. Dales prioridad en tu vida. Hazte inmortal.

La dignidad del pobre

hombre agradecidoHay una pequeña historia de un anciano ciego que estaba en la calle mendigando. Estaba sentado en la acera y tenía un cartel junto a él que ponía “soy ciego y no tengo para comer” pero la gente pasaba sin prestarle atención. Un joven se paró frente a él y sin vacilar cogió el cartel, le dio la vuelta y escribió algo. Volvió a colocar el cartel donde estaba, echó unas monedas al pie del anciano y siguió su camino. De vuelta de su trabajo, horas después, volvió a pasar por delante del anciano y se paró a saludarle, viendo que sonreía. El mendigo, intuyendo que era la persona que había escrito algo en su cartel y que tanta suerte le trajo porque mucha gente se había parado a saludarle y ayudarle con algunas monedas, le preguntó curioso qué había escrito. El joven, sin darle ninguna importancia, le contestó: abuelo, escribí “es primavera y no puedo verla” … qué le parece … y los dos se echaron a reír.

Nadie quiere escuchar lamentaciones. No se simpatiza con la miseria humana. Los actos de caridad no encajan en el ser humano actual, sin tiempo para pararse a compadecerse de nadie … cada uno está en su propia lucha de vida …

Pero nos fijamos en lo que está en nuestra misma onda. Simpatizamos con lo que nos impacta agradablemente. El mensaje que llega al corazón de forma amable nos atrae. Todos estamos falta de amor y simpatía …

Ser positivo siempre tiene ventajas. Los actos espontáneos de corazón llegan a los demás corazones.

Si nuestra actitud en la vida es de víctima o de mendigo recibiremos migajas por lástima. Pero si nuestra disposición personal es de confianza, dignidad y amor, esa actitud nos facilitará la vida.

El arte de vivir en paz

hombre implorandoConfiad en el Poder sanador de la mente cuando está enfocada en el Presente.

Podemos hacer de esta vida una orquestación de desatinos y lamentos o un canto armonioso al sintonizar con la vida.

Permanecer enfocados en el Amor, en nuestra vida cotidiana, será nuestro objetivo si queremos alcanzar un estado de paz permanente en el corazón.

“Amaos los unos a los otros como Yo os he amado. Y permaneced en mi Amor”, fue el mensaje de Jesús.

La vida es sagrada. La aceptamos como un presente y desde el agradecimiento. Nos entregamos a ella con responsabilidad y compromiso de hacernos el Bien a nosotros mismos y a los demás.

Seamos generosos dando. Sintamos la activa presencia de Dios en nosotros y acabarán todas nuestras perturbaciones mentales.

“Conoced la Verdad y ella os hará libres”. Dediquemos una hora al día a nosotros mismos; a conocer nuestros deseos más íntimos, a conectar con nuestra esencia, a escuchar nuestra voz interior.

Aliento, fuerza y confianza en uno mismo, son tres requisitos para abordar la vida con entusiasmo.

Determinación, constancia e intención clara, tres actitudes esenciales para lograr lo que nos propongamos.

Nos impulsamos hacia adelante desde la Conciencia despierta, serena y firme.

Desde la Energía del Amor Puro ascendemos. Liberados, irradiamos paz. Confiemos.