No es cuestión de Tiempo

yo de espaldasSalimos de la idea de Tiempo porque no hay final, no hay meta, no hay más propósito que ser lo que ya se es…cuando se vive desde la Conciencia del Alma.

Ya eres. Ya estás dentro y formas parte del Todo que te da la energía vital necesaria para la existencia. La “forma” en la que existes no tiene la menor importancia.

… salgo de la idea de Tiempo y mi mente deja de tener ocupaciones inútiles y dispersas. Desaparece la ansiedad,  los miedos, la angustia.

… salgo del concepto Tiempo y mi mente se aquieta, se vacía, se libera, se aclara por si sola, en un instante sin medida …

No es cuestión de Tiempo. Cuando dejas de contabilizar el tiempo, el exterior se vuelve relativo y “sacarle provecho al tiempo” deja de tener sentido, en cuanto a valor material: rendir, producir, duplicar, … ganar tiempo …

Siempre que hayas conseguido vivir desde la Conciencia del Alma, nada de eso importa demasiado. Te sientes liberado de ese peso de conciencia material.

Desde la Conciencia del Ego, el Tiempo te marca, te controla, te exige. Inevitablemente, el paso del tiempo te consume, te agota… y mueres; con todo lo que implica el temor a la muerte.

Pero vivir desde la Conciencia del Alma es otra cosa. La perspectiva y entendimiento de la vida es mucho más amplia, profunda y generosa porque no hay Tiempo que se gaste o malgaste. Es un continuo fluir, fluir, fluir…. infinitamente, según tu naturaleza y esencia.

Aclaremos conceptos

amor-unidosEstamos hechos un lío. Demasiada información sin procesar en una mente  sin gran capacidad para pensar y dilucidar. Mientras no vaciemos  nuestro sistema nervioso de todos los conceptos -ya caducos- que nos han ido introduciendo en nuestro cerebro y que nos mantienen en un mundo ilusorio, no tenemos capacidad real para llegar a ser en esencia quien somos.

La mente está para razonar. Discernir. Reflexionar. Crear. Inventar. Pensar… Pero una mente sin desarrollar, juzga. Rivaliza. Distorsiona. Se miente.  Interpreta. Disimula  y se engaña a sí misma.

El Yo observa a la mente … la controla o ella le descontrola …. la pone a su servicio o ella le domina.

La mente sin desarrollar te debilita, te agota, te enferma, te excita, te obsesiona, te angustia…

Pero el ‘Yo Superior’ (tu Alma)  que la observa, la desarrolla, la conduce y la hace trascender lo ilusorio. Conduce a la mente a encontrarse con la Intuición y descubren la Luz (energía elevada) que produce la Conciencia. Desde esa Luz aparece el conocimiento intuitivo.

Aclaremos conceptos; si hablamos a nivel del Plano físico, la vida, el mundo y el ser humano, tienen una interpretación básica y posiblemente distorsionada.

Pero si nos estamos refiriendo al Ser Humano, desde el Plano espiritual, -cuando ya ha trascendido el Ego- la visión del mundo, la vida y el Universo es otra, indiscutiblemente. Desde la Conciencia se percibe la Realidad sin fisuras.

Vernos  desde una dimensión superior, más allá de lo aparente, nos proporciona  una visión neutral de nosotros mismos, sin adornos ni justificaciones emotivas e infantiles.

Busquemos la ecuanimidad, la integridad y todos esos valores ya casi olvidados como la honestidad con nosotros mismos. Entonces sí, seremos UNO.

 

 

Ejercicio de desbloqueo emocional

hombre-joven-rezandoMuchos preguntan: pero cómo puedo cambiar algo en mi.
En primer lugar, tómate un tiempo para ti. Siéntate cómodamente con la espalda recta. Cierra los ojos y respira conscientemente varias veces, relajando poco a poco todos los músculos del cuerpo de arriba a abajo.
A continuación, sigue estos tres pasos:
1) VEO. Focalizo y tomo conciencia del problema, (lo concretizo en una palabra o frase. Por ejemplo “obstáculo”, “rabia”, “angustia”…)
2) ACEPTO. Me sitúo enteramente en el Presente, dispuesto a cambiar lo que está en mi mano cambiar.
3) SIENTO. Lo envuelvo en una esfera de Luz y lo llevo al corazón y visualizo o imagino cómo se desvanece por la Gracia del Amor. Respiro conscientemente varias veces. Siento paz en mi corazón.
Perdono y me perdono. Agradezco.
Quédate unos cinco o diez minutos con los ojos cerrados, conectado con el corazón,  sintiendo una nueva ligereza en él. Permite que se asiente y se afiance tu nuevo estado.

Terapia Regresiva o Medicina del Alma

hombre en caminoCuando un Alma ha sido maltratada, hace a la persona frágil y vulnerable.
Cuando una persona no encuentra solución ni razón a sus sentimientos de infelicidad y angustia, puede que recurra finalmente a terapias alternativas.
Algunas personas se inclinan por la ‘Terapia Regresiva’ deseando encontrar una explicación que justifique su situación  y así poder tranquilizar su mente. Pero esto es solo un pequeño respiro. Ahora hay que ponerse a sanar las heridas emocionales que dañaron el Alma.
Personas que se sienten perdidas, vacías, angustiadas,  todos esos son sentimientos y  manifestaciones de un Alma herida. Hay que trabajar con el subconsciente en el Plano Astral,donde guardamos las emociones.
Personas que no se valoran y atraen a sus vidas una y otra vez situaciones y personas que las mantienen hundidas en su desvalorización.
La denominación genérica de Terapia Regresiva tiene la desventaja de que muchas personas se dejan llevar por las expectativas y los miedos cuando en realidad es algo tan sencillo como ir al encuentro del Alma y fusionarse nuevamente con ella.
Como Facilitadora en este Arte,  yo prefiero llamar a esta terapia ‘Medicina del Alma‘.

Conflictos no resueltos

abrazo2Tenemos todo un abanico de explicaciones racionales, excusas y justificaciones para seguir bloqueando las emociones que nos crean conflicto. Inconscientemente eludimos  enfrentarnos a situaciones que nos duelen y ese retener causa tensión .  Ese reprimir y mantener una imagen contraria a nuestro sentir causa dolor.

Aunque  digamos una y otra vez  que queremos solucionar el problema, preferimos no ver, no saber, por temor a sufrir más o porque no sabemos cómo solucionarlo… o porque creemos que no tiene solución …

Reconozcamos que no sabemos expresar con sinceridad -desde el corazón- lo que realmente sentimos. No nos atrevemos, tenemos miedo. Reconocerlo es el primer paso para hacer más fácil nuestra vida; aliviarla.

Todos los conflictos emocionales se manifiestan finalmente en el cuerpo físico, principalmente en la columna vertebral para luego extenderse a algún órgano. Pero también los dolores de cabeza, dolor de ojos, dolor de estómago, vértigo y muchos otros,  tienen su raíz en un bloqueo emocional que puede que arrastremos desde hace mucho tiempo.

Los conflictos que llevamos con nosotros con resignación callada,  los sentimientos de culpa, la angustia, el estrés, la ansiedad, la tristeza, las preocupaciones excesivas que no nos permiten descansar, la falta de equilibrio emocional, la soledad mal llevada, las responsabilidades y obligaciones excesivas o la falta de entusiasmo por la vida… todo ello son los causantes principales de la infelicidad y por lo tanto de la enfermedad.

Pongamos solución porque la tiene. Para ello debe haber una disposición, una actitud valiente y decidida, un compromiso con uno mismo, y mucha sinceridad para aceptar que también somos parte del problema.

Buscamos un sitio tranquilo y nos sentamos cómodamente, poniendo la espalda y cabeza recta. Respiramos conscientemente, cerramos los ojos y vamos hacia adentro para conectar con nuestro corazón. Ponemos la intención de  deshacernos de todas aquellas emociones que nos bloquean y nos causan daño. Nos escuchamos decir:

“Acepto liberar ahora las energías retenidas  en mi cuerpo y que me causan dolor”.

“Acepto ver y entender lo que me ocasiona conflicto y malestar y expresarlo desde el amor”

“Permito que la energía vital fluya en mi y me de coraje para expresarme con valentía y sinceridad, por mi bien y por el bien de los demás”.

“Me acepto y me perdono. Acepto y perdono a los que me han ocasionado algún daño”.

 

 

 

El cuerpo Emocional

chakras serEl ser humano normal se mueve en dos Planos : material y  mental. En estos dos Planos uno mismo representa a todos los personajes de su historia personal: el guionista, el espectador y el actor. O también es el acusado, el testigo y el juez al mismo tiempo.  Viviendo  limitado en estos dos Planos de baja frecuencia se crea sufrimiento, conflicto y desgaste emocional.
Existe un tercer Plano fuera de la Mente: El Plano astral, en donde se es únicamente el Observador. Aprender a ser el Observador neutro de nuestras emociones y reacciones conseguiremos  purificar las diferentes energías que afectan y alteran  nuestros órganos y cerebro.
Por ejemplo: las obsesiones bloquean las energías creando angustia. El miedo disminuye la energía vital llegando por momentos a sentirnos paralizados por la ansiedad. La tristeza dispersa nuestra capacidad de concentración y atención y nos mantiene en la oscuridad del desaliento. El sentimiento de culpa nos ata al pasado  no dejando sanar las heridas y renovarnos.
La señal de que la energía vital está fluyendo correctamente en nosotros, es el sentimiento de amor y alegría que ésta produce   a nivel físico y mental,  simplemente por el hecho de sentirnos emocionalmente en paz y armonía.
¿Cómo liberarnos de las emociones negativas como el  miedo y la culpabilidad? Todos los días dedicarnos media hora a armonizar los siete centros energéticos principales de nuestro cuerpo etéreo, desde la respiración consciente rítmica.
Llevando hacia el interior los cinco sentidos para entrar en un estado de quietud y meditación. Poniendo la atención en el interior del entrecejo -tercer ojo- donde se encuentra el cuerpo astral.
La meditación irá creando poco a poco  armonía en tu interior y en tu entorno. Con la respiración rítmica -5 minutos- desarrollarás la fuerza de voluntad y purificarás tu cuerpo emocional.

Resolver Miedos

mujer respiracionA través de la energía de nuestros sentimientos y emociones es como damos forma y materializamos nuestros pensamientos, fortalecemos nuestra identidad, desarrollamos nuestra creatividad y construimos nuestra personalidad.

La calidad de nuestras emociones y sentimientos determina cómo nos expresamos en la vida y cómo nos desenvolvemos en ella. Desde el Amor creamos felicidad y paz  o por el contrario, son los miedos los que dirigen nuestra vida desde la inseguridad y el desamor hacia nosotros mismos.

Todos nacemos con miedos. Se posicionan en la mente inferior y a través de ellos comenzamos a interpretar el mundo y a los que nos rodean. Sin darnos cuenta, esta será la causa de que seamos nosotros mismos los que nos pongamos límites y estrechemos nuestro campo de posibilidades. La mente crea una auto-exigencia desmedida que nos lleva al auto-castigo e insatisfacción y al sentimiento de culpa, entrando así en un círculo vicioso de los que uno -con una mente y fuerza de voluntad débil- no sabe cómo deshacerse de ello.

Existe una emoción que es primordial y de donde parten todas las demás y es el AMOR. El Amor está en el centro de todas las posibles emociones y sentimientos; su  Centro está en el corazón espiritual. Podríamos decir que la Mente inferior se mueve en la periferia, sin conectar con el corazón, originándose así los miedos.

Sólo desarrollando la mente y conectándola con el corazón espiritual conseguiremos salir de esa esclavitud mental que hemos creado inconscientemente y de la que no sabemos zafarnos. Terminamos sin energía; rindiéndonos, resignándonos, …

Los miedos son  energía negativa densa:  crean rabia, frustración, ansiedad y depresión. La energía de estas emociones están dispersas, desequilibradas, sin dirección. Están creando bloqueos que ocasionan confusión y sufrimiento.

¿Cómo resolver los miedos, el estrés, la ansiedad y la angustia? Podemos comenzar a cambiar hábitos desde la introspección, ejercicios de concentración  y la meditación.  Existen técnicas y disciplinas que nos ayudarán a dar esos primeros pasos para salir de una conducta rígida comandada por los miedos y la inseguridad.

Ejercicio de la respiración consciente :  Inspira con la intención de cargarte con la energía de  vida. Pon la atención en las fosas nasales y siente cómo entra el oxígeno en ti y se expande por todo tu cuerpo. Guarda dentro de ti el PRANA. Expulsa el aire viciado.

Sin diálogo interno. Haz siete inspiraciones conscientes y en cada una de ellas, muy lentamente, vacíate de toda tensión y preocupación. Inspira vida y al exhalar devuelve al Universo la energía que no necesitas y que ella arrastre las impurezas fuera de ti.

Este ejercicio hecho cada día fortalecerá tu mente y tu voluntad. Al fortalecer tu voluntad estarás nutriendo tu autoestima. Acrecentando tu autoestima te harás dueño de tu vida y desaparecerán los miedos.