Relajación guiada

luz, ver laTodo lo que tus ojos ven pertenecen al mundo de la Ilusión.

Pero, dentro de ti mismo, hay una Realidad por descubrir.  Está más allá de tu mente.

Para conectarte con tu corazón debes llevar a tu Mente a una profunda calma. Así que si quieres hacer este camino conmigo, a tu Interior, te propongo te pongas cómodo, te relajes y te permitas a ti mismo abrirte a nuevas vivencias.

Que la mente se aquiete y que sea la Intuición la que haga de guía. Descubrir a tu ser esencial te proporcionará plenitud y serenidad.

Ponte cómodo y cierra los ojos. Si estas acostado ponte boca arriba, sin cruzar las piernas, mejor sin almohada en la cabeza y los brazos a los lados del cuerpo.  Vas a respirar consciente y profundamente de forma rítmica.

A través de una relajación consciente, destensa todos los músculos de tu cuerpo. Comienza poniendo toda tu atención en el cuero cabelludo y dale la orden que se relaje. Ahora, ve a la frente, desténsala… los músculos de la cara, de la mandíbula, relájalos … Ve bajando poniendo la atención en cada músculo, en cada órgano, sin prisa, mientras al exhalar sacas fuera todo el cansancio, los problemas y las tensiones.

Ve bajando tu atención hasta que llegues a la punta de los dedos de los pies. El cuerpo físico lo sientes separado de tu Ser, como si lo hubieses abandonado.  Es una sensación placentera… sientes tu Ser ligero, flotando … tu respiración es muy suave …

Deja la mente a un lado y simplemente usa los sentidos. Lleva tu mirada hacia tu interior y visionarás otra realidad. Cierra los oídos externos y, con los ojos cerrados, comenzarás a escuchar a tu Voz Interior. El Centro de su Ser y la Fuente de la Verdad están en el Corazón.

Tu Centro está siempre en armonía con la Naturaleza y el Universo. Yendo al Centro puedes vivenciar la Unidad de la Existencia y tu pertenencia a ella.

Ahora, que estás en un estado de relajación profunda y tu mente se haya en calma, visualiza o imagina un gran círculo de Luz y colócate en su Centro….. Experimentas una quietud muy placentera…. No hay pensamientos. Solo calma.

Sólo en este Vacío de pensamiento, vacío de deseo, vacío de preocupaciones, se experimenta la perfecta Paz….

Te sientes tan ligero… tienes la sensación de elevarte, tal es la ligereza que experimentas,  tu cuerpo y tu mente en profunda relajación placentera

Respira lenta y profundamente y ve hacia tu Universo Interior.

 

 

Las Leyes y Principios Universales

mujer,mar y pajaroA veces se gestiona la vida desde una perspectiva tan errónea que, cuando uno se topa con las consecuencias -que ha producido la inconsciencia y el egoísmo-, uno no sabe cómo afrontarlas. Ignorar las Leyes Universales inevitablemente tiene desagradables y dolorosos  resultados.
La vida está basada y regida por siete Leyes y Principios Universales, que  nos brindan una enseñanza primordial si queremos vivir en armonía con la Naturaleza y  sentirnos parte del Todo:
1) Reconocer y experimentar que el Universo es Inteligencia Pura.
2) Tomar consciencia del Sistema de Correspondencia; “como es arriba es abajo”.
3)  Somos Energía. Actuamos acorde a una Vibración y Frecuencia.
4) Todo tiene dos polos. Vivimos en el mundo de la Dualidad y la Polaridad.
5)  Todo tiene un Ritmo y una compensación. No poner resistencia al fluir de la vida.
6)  Causa y Efecto.  Lo que siembras es lo que recoges.
7)  Encontrar el equilibrio entre la  Energía Masculina y Femenina que está en todos.
Si queremos avanzar, salir de crisis y enfermedades, tenemos que cambiar la vibración e ir hacia niveles superiores. Tenemos que desbloquear y sanar energías emocionales.
Entender que somos energía y que nuestros pensamientos y actitud nos afecta en todos los aspectos de nuestra existencia. Cada pensamiento tiene una frecuencia y vibración, tengamos pues pensamientos positivos, amorosos.
En primer lugar, deshacernos de toda rabia, resentimiento, frustración, miedos, … Y comenzar a AMARNOS A NOSOTROS MISMOS.
Sólo a través del Amor Puro, del Perdón, de la Aceptación, es que podremos sanar nuestro pasado y lograr atraer la Felicidad y la Paz interior que todos deseamos.
.

El poder de la invocación

manos abiertas al solQue haya armonía entre pensamiento y sentimiento.

Que  haya sintonía entre las emociones y la mente.

Que haya entendimiento entre el corazón y el pensar.

Que haya sincronicidad entre la individualidad y el Todo,

entre el deseo y el propósito,

en el eterno Presente creado de Amor Incondicional.

 

Desde mi ser, saludo a los ángeles guardianes, a los seres de luz y a los maestros ascendidos para que me guíen en mi auto-sanación y evolución.

Desde el poder de mi espíritu, decido aplicar el Amor Incondicional en cada acción de mi vida, para mi bien y el Bien común.

Gracias. Gracias. Gracias.

 

 

 

 

Estamos o somos

mujer de espaldas floresEn dónde está o cuál es el mérito de vivir, lo entendemos al descubrir el entusiasmo por  la vida en nosotros mismos. Esta sería la señal de aviso de peligro, en caso de que esta energía vital que nos mantiene vivos, decayese, se alterase  o quedase bajo mínimos.

Esta energía vital es la que regenera y reactiva todas nuestras células y órganos. Es la que revitaliza  nuestro sistema nervioso, manteniendo la pasión, curiosidad y efervescencia por la vida. En caso contrario, el ser humano no se esforzaría por sobrevivir, aprender, avanzar, descubrir, investigar y EVOLUCIONAR.

Tenemos la capacidad de, generar,  almacenar y refinar la ENERGÍA VITAL en nosotros. Podemos crear en nosotros el hábito de ir a nuestro interior y equilibrar nuestros centros energéticos. Con ello crearíamos salud y paz mental.

Si queremos relacionarnos con la Vida tenemos primero que entender nuestra propia  naturaleza.

Yo Soy. No sólo existo de forma casual.

Hagamos que nuestra vida sea dirigida por nuestro espíritu y hagamos de ésta, un viaje espiritual sin fin.

 

Ejercicio de Alineamiento

meditacion violetaEl gran problema de hoy en día es que vivimos desde la mente hasta el punto de ser dominados por ella. La mente-ego se ha adueñado de nuestras vidas.  Qué significa esto… que el enfoque de nuestra vida está regido por un ‘yo’ temeroso e inseguro, vulnerable,  debido a su desconexión con su otra parte -que lo haría completo- el alma, que a su vez es la que nos une a la Conciencia Superior o Verdad Suprema.

Estar atentos y descubrir que nada es casual nos ayudará a adentrarnos y centrarnos en nosotros mismos para  contactar con el alma y dejar de ir a la deriva.

Es desde nuestros sentimientos de insatisfacción, infelicidad y frustración con nosotros mismos cuando sentimos necesario enfrentarnos con nuestra realidad. Es cuando tocamos fondo y decimos ‘basta’ cuando  comenzamos a buscar y a hacernos preguntas trascendentales.

Quiero facilitarte un ejercicio que te puede ayudar …  Existen tres Centros que tenemos que conectar entre sí para el desarrollo y expansión de nuestra Conciencia:

Ejercicio: Sentarnos cómodamente con la columna vertebral recta. Ir hacia adentro con nuestros cinco sentidos y situarnos en la Mente, destensándola a través de la respiración consciente, llegamos al Centro del Silencio.

Mientras se aquieta la Mente de pensamientos, se crea un vacío que se va llenando de prana. Es Conciencia (Luz) que haremos bajar desde el Centro del Silencio al Centro energético del Corazón Espiritual para llevarle Luz y deshacer todos los miedos.

Escucha el sonido de tu respiración. Y cómo tu respiración te ayuda a ensanchar tu caja torácica… siente cómo va perdiendo rigidez el mismo corazón.

Ahora, una vez se ha llenado de Luz sanadora toda esta zona, mandarás un hilo de Luz que baje desde este Centro del Corazón hacia el Centro Ombligo, donde está el nacimiento y raíz de la Energía Vital.

Siente estos tres Centros unidos por un hilo de Luz. Respiras conscientemente, con tus cinco sentidos percibiendo esta conexión.

Sólo eso; SENTIR estás alineado, equilibrado y en armonía contigo mismo, con tu Ser esencial. A partir de ahí, fluye, confía, haz alguna práctica espiritual para mantener esa conexión viva.

 

Mi maestro Swamiji Purohit

DSC01715Este escrito es de finales de noviembre de 2012.  “Daba por hecho que ya lo había dicho todo y que nada más interesante por contar y compartir pasaría en mi vida. Pero para mi gran sorpresa no ha sido así. Doy gracias a Dios por el maravilloso regalo que ha puesto en mi camino cuando ya no esperaba nada; el maestro y guía espiritual.

Creemos manejar enteramente nuestra vida, sin embargo, el Destino introduce de improviso personajes o situaciones totalmente inesperadas que hacen cambiar tu vida. Y así sucedió conmigo.

Justamente a finales de noviembre de 2007,  pensando que ya nada más destacado iba a suceder en mi vida, apareció casualmente quien es mi maestro espiritual desde entonces.

Visité en aquel tiempo a una amiga que me habló de él. Me dijo acababa  de llegar a Granada un maestro hindú y que iba a dar una charla esa tarde sobre yoga y meditación. Ella no podía ir pero me animó a que yo fuese, poniendo miel en mi boca al decirme que también leía las manos y ese es un tema que a mí me fascina. Así que fui.

Estábamos muy pocas personas en una sala pequeña de  yoga en el centro de Granada. Él,  pequeño de estatura y muy delgado, de mediana edad. Hablaba en inglés y tenía una traductora inglesa que yo ya conocía. Su charla  me pareció “normal”. Pero al final de ella dijo que nos iba a transmitir energía y haríamos una meditación.

Pronunció la palabra en sanscrito “diksha” que quiere decir “iniciación”. Sentí curiosidad pues yo, no hacía mucho, había participado en dos cursos de “Diksha”, donde había pagado bastante dinero por recibir una transmisión de energía que prometía llevarnos a dimensiones superiores (y así fue).

En esta transmisión de energía de Swamiji pude reconocerle como ser de Luz  y su energía me envolvió de manera muy especial. Al acabar, sin pensarlo, le pedí fuese mi maestro.

Desde esa fecha hasta hoy mismo sigo sus instrucciones en las prácticas espirituales que imparte en cursos de más de cien personas en distintas ciudades de España.

No ha sido una travesía fácil. He sido testigo de sus comienzos, de cómo tuvo que ir adaptando el lenguaje y las formas a nuestra mentalidad y también de su paciencia para con nosotros para bajar a nuestro nivel de comprensión y entendimiento en materias profundas como la espiritualidad, guiándonos continuamente y haciéndonos ver que la mayor lucha y desafío es con nuestro propio ego y mente.

Nos costó entenderle hasta que nos llevó a escucharlo desde el corazón y no desde la mente… sin cuestionarlo todo, siendo testigos de nuestras propias resistencias al cambio y aprendiendo a flexibilizar nuestros patrones y puntos de mira tan limitados.

Pronto se organizaron unos retiros espirituales de tres días donde venían entre treinta y cincuenta personas. Yo me ofrecí como cocinera. Todo un disfrute.

Más o menos a los dos años de estar con él y Sara viviendo en Barcelona, la avisé de que Swamiji daba un curso allí y le animé a que fuese a verle. Sabía le iba a gustar. Nada más verse se reconocieron… ahora, ella ya lleva dos años como su traductora y le acompaña a todos sitios; está totalmente dedicada a él. Y yo me alegro infinito porque es lo mejor que le haya podido pasar en la vida.

Todos estos años con él han sido maravillosos, haciendo un trabajo interior arduo pero que está dando frutos desde sus inicios. ¡Hay tanto por trabajarse a uno mismo!

Antes de conocerle, ya sabéis,  creía que ya tenía suficiente o que ya era suficientemente buena. Si miro hacia atrás me doy cuenta y soy enteramente consciente de todo lo que he tenido que deshacer y reconstruir y de todo lo que me falta todavía por lograr.

Una vez, esperando sorprender al maestro con un secreto mío, le dije “yo soy azul”. Él me miró a los ojos y para mi sorpresa, respondió “yo también”.  Mucho más tarde me enteré de que Krishna, por ejemplo, lo pintan azul…

Me siento agradecida.

Que haya armonía entre pensamiento y emoción, que haya sintonía entre las sensaciones y el cuerpo físico, que haya entendimiento entre el corazón y la mente, que haya sincronicidad entre la individualidad y el Todo, que haya un eterno Presente lleno de Amor Incondicional…

 

Relacionarse desde el respeto

niña y abuelo Las dificultades para relacionarse con los demás, las dificultades para tolerar al otro (amarle tal cual es) … las dificultades para que no nos afecten esas diferencias; el desapego emocional que necesitamos para quitarle importancia  cuando el otro dice las cosas en un tono que nos molesta o hace una crítica, etc

Todo eso se hace dificultoso por lo complejo  que ya es de por sí,  el estar en armonía con uno mismo … el estar contento consigo  mismo … así que resulta más difícil el trato con los demás porque encima le hacemos culpable de nuestra infelicidad o malestar…
La madre y el padre en relación con sus hijos. Las relaciones de pareja.  El jefe y su subordinado. Los vecinos. … En todo tipo de relaciones existe una interconexión donde cada uno es maestro y aprendiz del otro.
El otro nos ayuda a ser más pacientes, más compasivos, más tolerantes … es la única manera que tenemos para avanzar; relacionarnos con los demás sin que nos afecte emocionalmente -dando lo mejor de nosotros-  y la convivencia se convierte  realmente en todo un master …