Yo elijo

hombre en menteUno  elije cada actuación de su vida.  Inclusive el mostrarse pasivo o resignado, es también una elección de actitud. Ser valiente o ser miedoso son  opciones. Ser  un mentiroso  es una forma de ser que no admite justificaciones. Aunque sea inconsciente, es una elección. Luchar o rendirse es una determinación que sólo depende de nuestra elección.

Entender que la cuestión importante no está  tanto en qué elegir sino saber ver las consecuencias que ocasiona esa decisión. Podemos llamarlo SABER PENSAR que incluye ver con antelación los resultados de una toma de decisión. Y también, el saber pensar, trae consigo otras virtudes;  la paciencia, la prudencia y la confianza absoluta de que existe un Orden Superior al que estamos sujetos.

Quien es consecuente  y coherente consigo mismo, no tiene sorpresas desagradables en la vida. Sabe que la corrección, la honestidad y los demás valores que profesa,  le traerán más de eso mismo. Esa seguridad le proporciona claridad mental. La claridad mental brinda una amplitud de Conciencia y conexión con la Conciencia Superior. Y todo ello hace florecer en el interior la paz y la dicha de ser.

 

 

 

¿Qué es la Conciencia?

chakras meditacionLlamamos Conciencia a la facultad del espíritu humano de reconocerse en sus atributos esenciales. Se trata del CONOCIMIENTO INTERIOR  innato en cada persona, de lo que es correcto, independientemente y por encima de lo que esté establecido por las leyes del hombre. Contactar con este conocimiento intuitivo es lo que nos hace libres.

Hablamos del ‘despertar de la Conciencia‘ como el Poder que se pone en marcha para deshacer la ignorancia y desvalorización que tenemos sobre nosotros mismos y desbancar la resistencia mental al cambio.

Todos los humanos tenemos una Conciencia individual,  en diferente nivel de desarrollo y expansión.  Nuestra Conciencia  determina nuestro grado de felicidad y dicha en el plano terrenal y es la que interpreta la vida, según la actitud que tengamos sobre ella.

Mientras no fortalezcamos nuestra mente, deshaciéndonos de pensamientos tóxicos y expandamos la Conciencia, ésta será inconstante y dispersa. Una mente débil no sabe salirse de la inseguridad y el miedo, moviéndose siempre entre el sufrimiento y los conflictos.

Ser consciente de sí, es la persona que siente, piensa y obra con coherencia y con conocimiento. No importa si se equivoca cien veces, cien veces se levantará habiendo aprendido algo nuevo y seguirá su camino con una actitud positiva y abierta.

Cada estado de Conciencia tiene una vibración. La acción vibratoria del Amor eleva y amplifica la Luz de la Conciencia, expandiéndola.

La práctica espiritual y el entrenamiento para desarrollar mente y conciencia, estabilizarán el cuerpo emocional y mental, para conseguir esa paz interior que todos deseamos.

 

Geometría sagrada …

playa arena geometriaMás de media humanidad vive desde la mente: desde el miedo, la inseguridad, el egoísmo …

De la otra media mitad, un por ciento elevado, tiene una mente débil: es vulnerable, no sabe pensar ni tomar decisiones, es servil hacia los que tienen poder.

Sólo un pequeño colectivo de seres humanos vive desde el corazón y desde la compasión real.

Así que, el sufrimiento que la inmensa mayoría padece es debido a un posicionamiento erróneo ante la vida. No es que la vida sea cruel, somos los humanos con nuestro comportamiento, los que hemos creado un infierno aquí en la Tierra.

Y ese es el mensaje de hoy; hacernos conscientes de nuestra realidad, fortalecer nuestra voluntad de crecer y madurar, conectar mente-corazón para tener una mayor claridad y conocimiento sobre nosotros mismos …

Esa es la tarea más urgente: no dejar nada al azar, ser responsables de nuestra salud física, mental y emocional -es posible-.

Somos una hermosa ola en el gran Océano de Vida -en movimiento continuo-. Aceptamos el vaivén al que estamos sometidos en este mundo de la Dualidad.

La Mente y el Mundo Imaginario

ser espacio luces‘Creemos’ que somos la Mente porque ella ya nos domina y gobierna de forma totalitaria.

No la cuestionamos. Nos hemos doblegado a ella sin poner resistencia. Esto es parte del Sistema educativo impuesto: no nos enseñan a pensar y discernir. Sencillamente, nos hemos rendido pasivamente a ser obedientes (creer lo que nos dicen),  al no ver o imaginar como posible  otras formas de ser.

La mente racional puede ser un freno para nuestro desarrollo y complitud del Ser. Porque más allá de la Mente y de la Lógica existen otras dimensiones de nuestro Ser que desconocemos. Existe y es parte de la ‘Realidad Absoluta‘, nuestro mundo Imaginario, al que podemos asistir ‘saliendo’ de la Mente racional. Yendo a él, nos sabemos poseedores de la Libertad, somos creativos, expansivos. Yendo a él, entramos en contacto con el CONOCIMIENTO INTUITIVO que tenemos como potencial para evolucionar…

Necesitamos ayuda externa para ¡desaprender¡ el programa mental en el que estamos atrapados ¡y que es tan limitado y gris!. El miedo, la inseguridad, la baja autoestima, las creencias impuestas, son los barrotes de nuestra  estrecha cárcel mental

¿De dónde puede venir la ayuda? – Las técnicas y disciplinas que enseñen a cómo desarrollar la Conciencia nos van a ser muy útiles en la primera etapa para conocernos a nosotros mismos. Por ejemplo, el Yoga, Reiki, Mindfulness, Meditación, algunas artes marciales, y otras prácticas que existen  para el cultivo y crecimiento personal.

Primero se trata de desaprender. Vaciarnos de creencias impuestas. Sanar heridas emocionales del pasado. Cerrar y concluir, a través del perdón hacia nosotros mismos y hacia los demás, situaciones e historias que arrastramos en el tiempo y cargamos sobre nuestros hombros o las tenemos fosilizadas en nuestro corazón, ocupando espacio, pudriéndose dentro … todo ello es necesario para situarnos -depurados- en el PRESENTE.

Aquí y Ahora. Preparados para adentrarnos en nuestro corazón.

 

 

Pensar, Decir, Hacer.

mujer cariciaSi queremos terminar los conflictos en nuestra vida, debemos comenzar a actuar con coherencia.

Necesito y deseo ser amada, entonces me amo a mi misma, irradio amor, atraigo el amor.

La coherencia me fuerza a mantenerme alineada con mi sentir y a ser sincera conmigo misma. Entonces es cuando lo que pienso, lo que digo y lo que hago se entrelazan armoniosamente.

En el momento en que no fuese así, sonaría una alarma en mi corazón, haciéndome sentir incómoda conmigo misma, y esto hace que antes de que surja el conflicto -conmigo misma- moderaré mis pensamientos,  rectificaré el habla y  desaceleraré la acción.

Tengo que hacer que el pensar, decir y hacer se vuelvan una sola cosa; fluyan al unísono.

Para ello debo ser observadora de mi misma, estar atenta, tener claridad mental y voluntad firme de propósito.

Ejercito mi mente en el control de pensamientos -nada de pensamientos inútiles- no cabe el divagar ni alimentar irrealidades. Conduzco mi mente con claridad y firmeza pero de forma flexible y creativa. Pongo mi mente a mi servicio; ella cumple una función para mi, cumple un cometido y soy yo quien utilizo la mente no al revés.

Cuando existe sintonía entre el pensamiento y la acción, los miedos no pueden obstaculizar la fluidez que se crea entre ambos. Los  miedos crean inseguridad, no los quiero en mi vida. Los miedos son imaginarios, no les doy realidad.

No se trata de reprimir la conducta, lo que haremos en encauzarla. No se trata de sujetar o controlar los pensamientos, los iremos transformando para que nos nutran no que nos destruyan o limiten.

Todo comienza desde el amor hacia uno mismo.

 

Mostrar quien somos

mujer chakras coloresMientras vivimos inconscientemente -de forma mecánica, encajonados dentro de hábitos- estamos atrapados en el mundo exterior que se ha adueñado de nuestros cinco sentidos.
En este mundo, las emociones reales no cuentan, no hay tiempo para vivir. No nos permitimos vivir y sentir lo que realmente somos. No nos permitimos mostrar nuestras debilidades, nuestros sueños y deseos profundos. 
¿Cómo ha sido posible esto? ¿En qué momento perdimos nuestra verdadera identidad? ¿En qué momento dejamos de hablarnos y escucharnos?
Son los miedos -que rigen este mundo externo falto de corazón- los que,  como un goteo constante, han ido perforando el estado de paz interno,  anulando la creatividad, la inocencia y la fe en nosotros mismos.
Este mundo externo que, regido por un malvado tiempo ficticio, nos hace creer que no nos alcanza el tiempo, que es una pérdida de tiempo  dedicarlo a nosotros mismos.
Las consecuencias de ese “mal vivir” ya está a la vista de todos, ya lo están sufriendo millones de personas de todas las edades. Ansiedad. Angustia vital. Bipolaridad. Depresión. Estrés. Trastornos mentales como obsesiones compulsivas, trastornos de la personalidad, etc.
Volver al centro de nuestro ser es la contrapartida. Pararnos y encontrar nuestro propio ritmo, nuestra verdad. Pero sobre todo recuperar el amor y respeto por nosotros mismos y los demás seres vivos. Volver a aprender a sentir, dedicándole tiempo a nuestro ser … y sonreír.

Los Miedos

hombre pelo largoNos referimos al amor como una forma de relacionarse con los demás pero es mucho más que un sentimiento de afecto o de una predisposición a hacer el bien. El Amor -con mayúscula-  es algo intrínseco a nuestra esencia y naturaleza pero que todavía nos falta por descubrir en profundidad.

Idealizamos el amor  y soñamos con conseguir ese estado perfecto de Amor incondicional que nos proporcione gozo, alegría, felicidad y plenitud.

Entonces,  qué nos impide amar y ser amados de forma fluida y enteramente?

El miedo es uno de los mayores obstáculos para que nos sintamos ese estado de Amor de forma estable. En la medida en que existe en nosotros miedos e inseguridades no hay sitio para el Amor.

Los miedos hacen su aparición cuando hay  baja autoestima o timidez. Justamente son los miedos la expresión del desamor y no sólo en su aspecto sentimental sino el Amor como fuerza y como estado de plenitud del ser.

Así que el MIEDO y el AMOR  son los polos opuestos de una misma cosa; de nuestro núcleo central. Si hay miedos hay desamor. Y si no hay amor por uno mismo,  comienzan a infiltrarse en nuestra mente y corazón,  todo tipo de miedos: sentimiento de culpabilidad, rechazo a uno mismo; “no soy suficientemente bueno” y  miedo a ser rechazado por los demás, a no ser querido.

Los miedos dan paso a los celos y a la envidia. Los miedos abren las puertas a la mentira y al engaño, a la manipulación y al control del otro.

Primero tengo que aceptarme y perdonarme a mi mismo. Esto quiere decir que tengo que borrar toda idea negativa que tengo de mi mismo. Voy a dejar de auto-castigarme y sobre-exigirme  y comenzar a amarme, a dedicarme tiempo a mi mismo.

Podemos conseguir deshacernos del miedo insano  y poder así vivir el Amor como algo completamente natural y merecido.No hay nada que justifique el que yo no me escuche y me atienda debidamente, amorosamente.

La emoción de miedo nos crea sufrimientos innecesarios. Si sentimos un miedo excesivo, irracional o sin justificación,  entonces existe un desequilibrio emocional o un trastorno de la energía vital, que debemos prestarle atención y solucionarlo.

Los miedos pueden crear tensión muscular,  ansiedad, nerviosismo, fobias, obsesiones. insomnio, etc. El miedo psicológico por lo que podría ocurrir, crea un sufrimiento sin sentido.

Tenemos que sentirnos capaces de fortalecer nuestra mente. Hay que cambiar de actitud y afrontar la vida de una forma nueva y positiva. Tomar una decisión es mucho mejor que vivir en conflicto continuo. Esto nos hará ganar seguridad en nosotros mismos.

A partir de ahí podré amar a los demás.