El encuentro con nosotros mismos

manos-sobre-pechoDesde lo más simple y cotidiano hasta el plan más elaborado, todo en la vida requiere de un objetivo y de un tiempo de preparación y desarrollo para alcanzarlo. Todo, primero es un pensamiento, una idea, que luego ejecutamos y materializamos. Podríamos hacer que todo se hiciese automáticamente y vivir robotizados, parece más fàcil no tener que pensar -eso creen muchos- pero a la larga,  uno pierde la facultad de SENTIR y de maravillarse de la vida. Vivir desde los impulsos sin control siempre termina la vida pasándonos factura. 
La mente que no ha sido entrenada para pensar y dilucidar, para ver más allá y prever las consecuencias de los actos, está expuesta a sufrir reveses, decepciones,conflictos  y fracasos… y eso es en realidad lo que nos ocurre a la mayoría de los humanos. Nos impacta lo imprevisto porque no hemos tenido en cuenta de que toda acción tiene una reacción. Y el mismo  inmovilismo -el hecho de NO haber sembrado- luego no podemos esperar que surja una cosecha de la Nada… 
Entonces nos justificamos y nos lamentamos sin saber la causa de que nos equivoquemos una y otra vez o simplemente de que nos sintamos sin capacidad para avanzar y salir de los atolladeros en los que estamos metidos.
Así que,tenemos que saber quién somos y qué queremos. Pero también qué estamos haciendo, qué nos está condicionando. O sea, TOMAR CONCIENCIA de nuestra Realidad. Aceptarla y ponernos en movimiento para  primero DESPEJAR nuestra vida de todo lo inútil (quejas, rabias, fantasías, etc.). En segundo lugar, tomar el nuevo hábito de ser Observadores de nosotros mismos. Dejar de fijarnos en los demás,  prestar atención a nuestro personaje y comenzar a caminar hacia nuestro interior para ir al encuentro de nuestro Ser esencial.
Abrir los ojos a nuestra realidad. Y eso supone una sacudida a todos los niveles de nuestro ser. Porque la realidad -en ese primer momento de nuestro despertar- es dura y cruda. Y ese mismo despertar es un proceso largo. Hay que ser valiente y tener muy clara la determinación e intención de que BASTA YA MÁS DE LO MISMO SIN SENTIDO …
Ahora hemos creado un compromiso con nosotros mismos. Vamos a necesitar una determinación definida y clara que se irá haciendo cada vez más fuerte a cada paso que debemos.
Visualiza el encuentro con tu Ser … lleva las manos al centro de tu pecho; percíbelo … puedes intuirlo cuando cierras los ojos y vas hacia adentro … es siempre amoroso … lo abrazamos …

Aclaremos conceptos

amor-unidosEstamos hechos un lío. Demasiada información sin procesar en una mente  sin gran capacidad para pensar y dilucidar. Mientras no vaciemos  nuestro sistema nervioso de todos los conceptos -ya caducos- que nos han ido introduciendo en nuestro cerebro y que nos mantienen en un mundo ilusorio, no tenemos capacidad real para llegar a ser en esencia quien somos.

La mente está para razonar. Discernir. Reflexionar. Crear. Inventar. Pensar… Pero una mente sin desarrollar, juzga. Rivaliza. Distorsiona. Se miente.  Interpreta. Disimula  y se engaña a sí misma.

El Yo observa a la mente … la controla o ella le descontrola …. la pone a su servicio o ella le domina.

La mente sin desarrollar te debilita, te agota, te enferma, te excita, te obsesiona, te angustia…

Pero el ‘Yo Superior’ (tu Alma)  que la observa, la desarrolla, la conduce y la hace trascender lo ilusorio. Conduce a la mente a encontrarse con la Intuición y descubren la Luz (energía elevada) que produce la Conciencia. Desde esa Luz aparece el conocimiento intuitivo.

Aclaremos conceptos; si hablamos a nivel del Plano físico, la vida, el mundo y el ser humano, tienen una interpretación básica y posiblemente distorsionada.

Pero si nos estamos refiriendo al Ser Humano, desde el Plano espiritual, -cuando ya ha trascendido el Ego- la visión del mundo, la vida y el Universo es otra, indiscutiblemente. Desde la Conciencia se percibe la Realidad sin fisuras.

Vernos  desde una dimensión superior, más allá de lo aparente, nos proporciona  una visión neutral de nosotros mismos, sin adornos ni justificaciones emotivas e infantiles.

Busquemos la ecuanimidad, la integridad y todos esos valores ya casi olvidados como la honestidad con nosotros mismos. Entonces sí, seremos UNO.

 

 

Los 5 sentidos y la intuición

ser de luz 3Funcionamos por debajo de nuestras facultades naturales y nos hemos acomodado a ello sin tener aspiración a más.  Todo ello por culpa de tener reprimidos nuestros cinco sentidos: Nos falta visión. La escucha es débil. El sentido del tacto poco utilizado. Perdido el del gusto y el olfato dañado o atrofiado.

Este panorama desolador sobre nuestros sentidos significa que la percepción de nosotros mismos y del mundo exterior es limitada y parcial. Que nuestra capacidad receptiva de la Realidad  es incompleta y distorsionada.

Debemos saber que la finalidad del desarrollo de  la percepción total de los cinco sentidos es despertar nuestra facultad intuitiva la que, sin necesidad del proceso de razonamiento, nos llevará directamente al Saber y la Verdad.

La INTUICIÓN nos amplificará sin límites todos nuestros sentidos además de abrirnos las puertas hacia los portales dimensionales de nuestro Ser.

La práctica de la Meditación, el REIKI y otras técnicas parecidas son recomendables y tienen beneficio si se practican con regularidad.

 

 

 

La Mente y el Mundo Imaginario

ser espacio luces‘Creemos’ que somos la Mente porque ella ya nos domina y gobierna de forma totalitaria.

No la cuestionamos. Nos hemos doblegado a ella sin poner resistencia. Esto es parte del Sistema educativo impuesto: no nos enseñan a pensar y discernir. Sencillamente, nos hemos rendido pasivamente a ser obedientes (creer lo que nos dicen),  al no ver o imaginar como posible  otras formas de ser.

La mente racional puede ser un freno para nuestro desarrollo y complitud del Ser. Porque más allá de la Mente y de la Lógica existen otras dimensiones de nuestro Ser que desconocemos. Existe y es parte de la ‘Realidad Absoluta‘, nuestro mundo Imaginario, al que podemos asistir ‘saliendo’ de la Mente racional. Yendo a él, nos sabemos poseedores de la Libertad, somos creativos, expansivos. Yendo a él, entramos en contacto con el CONOCIMIENTO INTUITIVO que tenemos como potencial para evolucionar…

Necesitamos ayuda externa para ¡desaprender¡ el programa mental en el que estamos atrapados ¡y que es tan limitado y gris!. El miedo, la inseguridad, la baja autoestima, las creencias impuestas, son los barrotes de nuestra  estrecha cárcel mental

¿De dónde puede venir la ayuda? – Las técnicas y disciplinas que enseñen a cómo desarrollar la Conciencia nos van a ser muy útiles en la primera etapa para conocernos a nosotros mismos. Por ejemplo, el Yoga, Reiki, Mindfulness, Meditación, algunas artes marciales, y otras prácticas que existen  para el cultivo y crecimiento personal.

Primero se trata de desaprender. Vaciarnos de creencias impuestas. Sanar heridas emocionales del pasado. Cerrar y concluir, a través del perdón hacia nosotros mismos y hacia los demás, situaciones e historias que arrastramos en el tiempo y cargamos sobre nuestros hombros o las tenemos fosilizadas en nuestro corazón, ocupando espacio, pudriéndose dentro … todo ello es necesario para situarnos -depurados- en el PRESENTE.

Aquí y Ahora. Preparados para adentrarnos en nuestro corazón.

 

 

Tres grandes etapas

luz 15Comienzas el camino espiritual como “buscador“.
Al  no saber qué es lo que buscas exactamente, confías aparezca y se presente a tí. 
Sientes, intuyes, percibes, que tu anhelo abrirá la puerta a un nuevo devenir.
Paso a paso descubres que tu eres el protagonista de tu vida y te afanas a vivir como “observador” de ti mismo para crear Conciencia del ser que eres.
Y es a través de la experiencia -la experimentación de la Realidad- la que hace que se expanda tu Conciencia hacia otras dimensiones de tu ser.
Una vez te has deshecho de todo lo inútil en ti, entonces te conviertes en  “testigo“.
Tu mismo,  -tu esencia-, eres  lo que buscabas y observabas.
Integrado en el Todo, testificas la Unicidad.
Esto quiere decir, que tu individualidad ha desaparecido …
La Realidad es otra. Por fin aparece la paz interior.
La paz interior significa la ACEPTACIÓN.

No más de lo mismo

camino floresSi no nos valoramos, si vivimos de forma mecánica, la mente nos domina y nos doblegamos ante ideas y creencias -que ni siquiera son nuestras- y  que no hacen otra cosa que reducir nuestro campo de posibilidades.

Entonces, una y otra vez: más de lo mismo… frustración,  desidia, desilusión, sentimiento de fracaso  …

¿Cómo salir de ese círculo vicioso? Cómo deshacerme de esas creencias sobre mi mismo, tan arraigadas,  que no me permiten realizarme desde los deseos más profundos de mi ser, que ni siquiera logro vislumbrar con claridad.

Damos por hecho que somos ‘ese’, que dice ser quien es,  de forma mecánica e inconsciente…  pero ese es solo el personaje.  “¿Quién soy?  es la pregunta que nos abrirá la puerta de salida hacia nuestra verdad y realidad..

Salida del programa que hasta ahora me condicionaba. Y comienzo a cuestionarme cosas. Tengo por primera vez la valentía de enfrentarme a mi mismo y cuestionarme cosas, no desde la mente lineal, sino desde mi corazón universal.

Salida de una mente llena de ideas y creencias de otros, que ahora comenzaré a repasar y decidir si me interesan o no, si me hacen bien o no, si tienen algo que ver conmigo o no.

Salida de una mente condicionada para renacer desde mi Ser y  propia naturaleza. Para asumir mi Yo Soy.

Tenemos que sacudirnos de encima todas las creencias y formas de actuar que ya  han sido agotadas, que no tienen alma, que han expirado en caducidad. Para poder CREAR nuevas realidades, basadas en nuestro presente.

 

Crisis existencial

mujer-ocasoAsí estoy viviendo estos momentos … en un proceso de des.identificación y des.afección  en el que uno no puede apoyarse en nadie ni en nada … porque esta vivencia sólo le pertenece a uno mismo y nada más que  uno mismo, en soledad y silencio, puede experimentar esta vacuidad …

Se deshacen las formas mentales; las creencias se desmoronan, se derriten al calor de la Nada… ¿Y esto qué es? … ni siquiera tengo el deseo de sujetar lo que queda de “mí” , sin fuerzas ni ganas para defenderme de mi misma ¡vaya ironía! … 

Me observo, miro a los demás, me escucho, los oigo,  y vuelvo al Vacío donde me siento más reconfortada… instintivamente vuelvo a Él como única Realidad donde me reconcilio conmigo misma, fuera de patrones limitantes.

En algún momento me siento extraña   -en mi confusión- “por la pérdida” de mi yo … así estoy … y es que todavía no me he encontrado con mi Ser.  No sé cuál sería el símil para dar a entender mi estado interior. Sí es verdad que estoy a la espera pero ya mi mente no hace conjeturas ni tiene ilusiones o expectativas de nada. Sólo sé que tengo que esperar sin más y dejarme fluir. Y ese Fluir sólo es posible desde el desapego total … aquí ya se ha descompuesto cualquier forma de interrogante …

Vaciándome de la importancia personal, mi mundo se ve reducido a nada; Yo misma soy la vida que vivo desde mi Conciencia. Yo misma soy la Conciencia que vivo la vida unida a la Conciencia Superior Universal.