Dolor y sufrimiento

mujer,mar y pajaroEl dolor del alma y el dolor del corazón creados por el desamor (el desencuentro con nuestro Ser) es una energía que actúa como las olas del mar golpeando las rocas; las olas rompen con fuerza contra las rocas, quitando sus aristas, redondeando y alisando su aspereza .

Debido a nuestra ignorancia y resistencia, el dolor nos es necesario para crecer como humanos; nos saca de la distracción y el alejamiento de nuestra esencia y razón de ser.

El dolor es pues el combustible que nos impulsa a anhelar la Verdad y salir de la inconsciencia. El dolor, curiosamente, nos vuelve agradecidos y mansos.

Pero en nuestra torpeza y necedad, en lugar de eso, lo envolvemos en sufrimiento, magnificando la queja, quedándonos bloqueados en el victimismo, desviando toda nuestra energía para enredarnos en situaciones conflictivas.

El sufrimiento estanca nuestro cuerpo emocional, lo embota. El sufrimiento es alimentado por una mente débil que no sabe gestionar las situaciones, alargando la agonía al no decidirse a enfrentar los problemas, por no sentirse capaz de ello.

El DOLOR ocurre en el corazón espiritual. Reconocerlo es reconocer que nos duele nuestra pequeñez. No huyamos de nosotros mismos; el dolor nos acerca a nuestra divinidad porque nos hace entregarnos y rendirnos a las Fuerzas Superiores -a Dios-.

Llegado a este punto, se rasgan los velos de nuestra ignorancia y soberbia. La entrega es dulce. Las heridas del alma y el corazón se sanan desde el AMOR.

 

 

 

Percibir y Presentir

chakras 15Tu Esencia desprende un olor;  irradia y emite una vibración que se manifiesta y traduce como emoción o sentimiento … atrayendo más de lo mismo.

Así que podríamos decir que el miedo huele. La envidia huele. La alegría huele … pero la mayoría de los seres humanos han perdido el olfato, al contrario que los demás animales.

Los sentidos internos tienen esa particularidad; detectan más allá  de lo visible y concreto.  Con el sentido del olfato interno presentimos el peligro, por ejemplo. Si prestáis atención veréis que muchos animales utilizan esta facultad para su supervivencia y lo primero que hacen es  OLER para reconocer a la madre.

Pero nos negamos a PERCIBIR y PRESENTIR, dándole prioridad a la mente elemental, aferrados sólo a lo que ésta es capaz de captar.  La Mente debe ser desarrollada para que sea a través de la INTUICIÓN que podamos llegar a percibir y presentir las sensaciones más allá de lo palpable.

Cuando purificamos nuestra Esencia y conseguimos que nuestra fragancia sea de Amor y Compasión, la vida a nuestro alrededor se transforma por si misma.

Experimentemos. Alcemos la cabeza, con los ojos cerrados, abramos las aletas de las fosas nasales al inspirar  y captemos el prana o energía refinada que está en un ambiente puro y permitamos que se expanda por todo nuestro interior. Renovará y reactivará nuestra energía.

Tomo conciencia de mi mismo/a

hombre-manos-luzRespirar conscientemente es dejar entrar la vida en ti, expandiéndose por cada rincón de tu ser. Entonces, la vida deja de ser un esfuerzo, al conectar tu pulsación con la del Universo.

Adentrándote en  ti mismo descubrirás lo más íntimo y profundo de tu paisaje interior. La respiración consciente hace de vehículo y nos lleva a nuestro interior. Nos vaciamos de las energías densas; tensiones, cansancio… Y nos llenamos de las energías refinadas (prana).

En ti está el elemento AGUA,  beneficioso en tu Camino de purificación. Te ayudará a sanar los miedos al futuro y el miedo a los cambios.  Te conectará con tu Centro Energético SACRO. Aprecia el valor del agua; bébela.

En ti está el elemento TIERRA, beneficioso en tu Camino ascendente. Te ayudará para deshacerte de los apegos y mejorar tus relaciones sociales. Te conectará con el Centro Energético RAÍZ y con la Madre Tierra. Al contactar con la Naturaleza, ella de guiará.

En ti está el elemento AIRE conectado al Centro del CORAZÓN. Respira conscientemente, con la atención en las fosas nasales, sintiendo cómo entra el aire fresco subiendo el prana hacia el cerebro y el oxígeno yendo a los pulmones. Respira suave, lenta y profundamente. Al respirar conscientemente pon tu atención en el centro de tu corazón espiritual y te conectarás con tu Conciencia.

… todo se vuelve apacible. Cuanto más profundamente escuches tu interior, más crecerá el Silencio…más aumentará el estado de paz en tu corazón. Te harás dueño de tu vida.

Respirar conscientemente ayuda a sincronizar el corazón, la mente y el cuerpo físico. Respira desde una actitud positiva. La mente entrará en calma y el corazón te brindará claridad.

SIENTE LA RESPIRACIÓN. Toma consciencia de ti mismo, siente que estás completamente presente. Me siento respirando todo yo, desde la cabeza a los pies, desde dentro hacia afuera y desde fuera hacia adentro. Yo Soy quien siente mi mente y mi cuerpo.Me siento ser Yo. Tengo sentimiento de mi en cada respiración consciente… mi sentimiento es de paz… mi sentimiento es de tranquilidad, respiro amor. Yo Soy quien tranquiliza a mi mente,  a mi cuerpo y a mis emociones …  Yo Soy quien respira conscientemente en estado de tranquilidad, de bienestar, de paz.

Yo Soy la conciencia viva, eterna, conectada con el Yo Supremo y la Conciencia Suprema.

 

El Amor maduro

mujer-anciana-con-lenaCuando ya se ha vivido la mitad de la vida el AMOR toma otra perspectiva y dimensión. Si hasta ahora el amor ha sido posesivo y de exigencias y miedos, de pronto deja de perseguirse y crear sufrimiento… y lo que se recibe es valorado y bienvenido.

El Amor en la edad madura se disfruta más DANDO. No  reclama,ni acumula  o contabiliza el afecto. Es tierno y sabe que se multiplica al sonreír y ser amable con los demás.

El Amor maduro es relajado, sereno.  No es inquisitivo porque ya sabe lo que el Amor puede dar de sí.No hay miedo a ser abandonado, a ser traicionado. No hay inseguridad porque tiene suficiente Amor por sí mismo. El Amor maduro no discute; es compasivo.

 

Pero estas sociedades modernas tienen pánico a la vejez que identifican con la soledad. El remedio parece ser crear ruido alrededor. La televisión, por supuesto, es la leal amiga que llena todos los espacios y silencios, para adormecer a la mente y al corazón, afianzando un conformismo gris y mediocre. No hay mayor estupidez que pagar a plazos el propio entierro.

La Soledad es estar a solas con uno mismo. Momentos íntimos de gran valentía que se disfrutan desde la paz y sosiego de corazón, darle  la bienvenida. Podemos aprender  de ella, ya que ha venido a nosotros  sin buscarla, trayendo consigo la quietud y el espacio para la reflexión. Enseña a aceptarnos y deshacernos de falsas imágenes. Nos enseña a observar. La Soledad  enseña a disfrutar de las pequeñas cosas.

Al Amor maduro no hay que temerle, brinda sabiduría al corazón.

 

 

 

Todos tenemos miedos

mujer-inspiracionTodos tenemos miedos porque los miedos razonables son necesarios: Nos previenen de los peligros y de extralimitarnos. Los miedos ajustan nuestras ansias de riesgo y fantasía.

Pero también puede ocurrir que los miedos invadan nuestra mente de forma obsesiva y dispersen nuestras energías, paralizando o limitando nuestros deseos de avanzar y de conocer nuevas posibilidades.

Existen los miedos infundados que son como fantasmas que dificultan nuestra claridad mental. Miedos creados por una mente débil, por una personalidad insegura, de baja autoestima. Éstos son los ingredientes que sobrealimentan a los miedos de manera tortuosa.

El mundo está lleno de sufrimiento y dolor, y es real. Pero ahora mismo, los medios de comunicación nos están bombardeando con noticias catastróficas que minan nuestra seguridad y claridad mental.  Tenemos que concentrar todas nuestras energías en nosotros mismos de forma positiva y no permitir que nos invadan con ideas e imágenes que limitan nuestra acción y capacidad de cambio.

Es al dispersar nuestra mente cuando nos debilitamos. Las Fuerzas del Mal -que existen y acampan a sus anchas- trabajan para coaccionar nuestra mente desde el miedo: creando inseguridad, haciéndonos creer que “más vale lo viejo conocido que lo nuevo por conocer”.

También existen las Fuerzas del Bien ¡sí!. Y son justamente las del AMOR. La SOLIDARIDAD. La COMPASIÓN. La UNIDAD. La CONFIANZA ABSOLUTA EN LA DIVINIDAD.

A esas nos unimos.

¿Dónde estoy bloqueado?

corazon¿Dónde estoy bloqueado? Aparece la necesidad de saber sólo con el despertar de la Conciencia. Surge al abrir los ojos del alma y darnos cuenta de nuestra situación insana de  apatía y resignación. Surge cuando nuestro corazón apela a la verdad -ya sin miedo- y se siente capaz de sanarse,  escuchándose a sí mismo.

¿Qué me está bloqueando? Esta pregunta surge cuando ya estoy preparado para asumir mis debilidades, mis fracasos,…  y darlos por buenos. Nada es casual. De todo podemos aprender algo para nuestro beneficio.

Lo forzado crea falsedad y resquemor. Yo soy quien soy con mis virtudes y defectos.

Es perjudicial crear obligaciones desde el Miedo. Mis capacidades tienen un límite.

No tiene ningún sentido ser formal por fuera cuando el interior bulle de rabia y odio.

¿Cómo puedo resolver mi sentimiento de infelicidad y vacío?

En primer lugar debo saber responder a la pregunta de “quién soy yo”. Y tener la valentía de enfrentarme a mis sombras y abrazarlas, también.

Cuando desde el corazón surja la respuesta de forma fluida y sincera, identificándose desde su parte esencial y divina, entonces sabrá que su Conciencia está preparada para seguir su camino evolutivo. Ha entrado en el proceso de transformación como ser humano; desde la conciencia del ego hacia la conciencia del Alma.

¿Qué nos está bloqueando? El desequilibrio e incoherencia entre el SER-HACER-TENER, que nos han imbuido y que  viene a ser lo mismo que el  conflicto cuando hay desacuerdo entre lo que yo SOY-PIENSO-HAGO.

Amo el que nos podamos amar sin tener que darnos grandes explicaciones.

Me alegra el que podamos encontrarnos y dejarnos fluir sin más. ¡Que liviandad! Sin tener que fingir o darnos importancia … el Amor es liviano, fácil de tratar.

 

 

 

 

Simplificar la vida

mujer chakras coloresAl simplificar nuestra vida estamos ‘desbrozando el yo’ para poder descubrir  dónde está nuestro Centro y alinearnos con nuestro Ser.

Simplificar nuestro ‘yo’ -personalidad ficticia, formada a base de ideas y creencias de otros-  que nos condicionan, nos limitan, nos distraen y nos alejan de quien somos realmente.

Simplificar nuestro Ego que está siempre reclamando atención.

Simplificar nuestra Mente para que pueda volar más allá de la razón y se expanda hacia otras dimensiones más elevadas.

Simplificar y liberar nuestra idea sobre el Amor para poder deshacer los amarres que asfixian el corazón.