Seres azules

Hace ya bastantes años, me encontraba hablando con mi maestro Swami Purohit sobre algo intrascendente pero de pronto, no sé porqué, le dije mirándole a los ojos “Yo soy azul”.

Él me mantuvo la mirada de forma muy penetrante. El silencio se hizo infinito y nuestros ojos hablaban entre sí. Finalmente me respondió “yo también”.

Yo no sabía si echarme a reír o qué, pues lo que menos me esperaba era esa respuesta. Quise sorprenderle y él me devolvió una jugada magistral. Así que le respondí con una sonrisa de placer total. Y seguimos, como si nada, charlando sobre cualquier cosa. No sentía la necesidad o no tenía la curiosidad de saber más.

Yo no me había inventado mi afirmación y Swamiji lo supo. Yo había tenido una experiencia extrasensorial hacía algún tiempo atrás en la que salía de mi cuerpo y me elevaba a otra dimensión donde me veía azul. Fue muy impactante a la vez que me produjo mucha alegría. Sé que ese es mi color.

Cumpliendo los 71

sw fiesta fin cursoNo tengo deudas ni televisor.

No tengo casa ni amor en propiedad.

No tengo achaques ni coche.

No tengo dinero ni necesidades.

No tengo insomnio ni pesadillas.

No sufro de ansiedad ni añoranza.

Tengo el pelo blanco.

Tengo arrugas asumidas desde la risa.

Tengo sueños y un Maestro.

He salido con vida de todas las batallas.

Tengo a Dios, el Universo y la Madre Tierra

conmigo y dentro de mi.

La Madre Celestial me ha dado alas sanadoras.

Yo Soy quien soy.

Experimentar

cueva inmensaEXPERIMENTAR es llevar a la práctica lo que hasta ahora sólo estaba en la mente como creencia o información.

Archivamos en nuestra mente, ideas y pensamientos que ocupan un lugar precioso pero que sólo es “creencia”. Sin embargo, experimentar, es descubrir y sentir la verdad por nosotros mismos. Es entonces cuando podremos afirmar con total certeza lo que creemos saber, ya no como una interpretación mental sino fehacientemente una convicción.

Comprobar por nosotros mismos y asimilar la información como conocimiento, eso es experimentar; lo que amplía nuestra Conciencia. Igualmente, las enseñanzas de un maestro deben llevarse a la práctica para hacerlas nuestras y entonces crecer con ellas.

Dar por hecho lo que otro dice sólo brinda información. Pero la experiencia es la madre de todas las Ciencias. Sólo llevando a la práctica lo que se cree es como realmente se saca partido de ello y nos ayuda a ser coherentes con nosotros mismos.

Desde nuestra intención de avanzar en este proceso del conocimiento interno vamos creando el Camino de expansión de la Conciencia: experimentando y afianzando nuestro desarrollo y progreso.

Vamos siendo mejores personas, más felices, más en paz con nosotras mismas, más seguras y llenas de fe. Porque es eso lo que experimentamos al ser Observadores/as de nuestra realidad y actuar acorde a ella.

Reconocerse a sí mismo/a

yo.fran vistaPrimero necesité treinta y cinco años para reconocer y nombrar mi Yo. Once años más para considerar fehacientemente de que los milagros existen y que por alguna razón o ninguna, yo estaba protegida de mis propios actos inconscientes.

Diez años más y con cincuenta y seis, se abre la tierra bajo mis pies, me hundo en ella dolorosamente, pero termino renaciendo. Me adentro en las energías del REIKI.

En noviembre de 2007, mucho después de haber viajado por Sudamérica buscando un maestro, lo encuentro en Granada, viviendo cerca de mi casa. Swami Purohit es desde entonces mi paciente y amoroso maestro que a través de la “diksha” sigo su aprendizaje en KRIYA YOGA, Mantra y Meditación.

He necesitado diez años más, para tomar plena conciencia de mi ser y de la gran ayuda del Universo que recibo continuamente. Los Caminos para llegar a la unidad con El Absoluto son insondables.

Sé que sólo desde la experiencia es que se avanza en entendimiento sobre lo que significa la vida para reconocerse dentro de ella y participar con pleno derecho y obligaciones.

No tener miedo a experimentar es imprescindible. La vida es un continuo desafío.

Hoy por hoy me siento enteramente agradecida. Profundamente agradecida.

Seguir a un Maestro

DSC01715Siempre pedí fervorosamente a Dios poder sentir Su Presencia. He tenido que morir y renacer en esta vida para que Él me concediese esa Gracia.

De forma aparentemente fortuita el Maestro apareció en mi vida mucho después de que yo le estuviese buscando infructuosamente, inclusive en un viaje muy absurdo que hice yendo a Sudamérica, convencida que allí le encontraría.

Sin embargo, tiempo después, desde el primer momento en que le vi supe desde mi corazón que él era el maestro. Su energía de amor puro llegó a mi alma. Esto sucedió en noviembre de 2007. Mi relación con él ha sido siempre totalmente intuitiva. Más allá de los cinco sentidos mi corazón sintonizó con su energía espiritual.

Ya entonces yo era maestra de Reiki y trabajaba en la sanación energética. Mi experiencia en el campo de las energías me ayudó a entender de lo que él intentaba transmitirnos. Su discurso desde entonces se ha vuelto más accesible y él mismo nos ha llegado a confesar no hace mucho que cuando llegó a Occidente creía que en cuestión de tres a cinco años podría -por su conocimiento- llevarnos a un alto nivel de Conciencia pero al ir percatándose  de nuestra resistencia y rigidez mental, ahora nos habla de que necesitaremos por lo menos dieciocho años para conseguirlo si hacemos la práctica espiritual de forma regular.

Estoy hablando de Sri Swami Purohit, que ya es conocido por muchos en España. Gracias a él, mi camino se ha despejado y mi Conciencia se ha fortalecido. Swamiji es la imagen viva del padre amoroso y paciente que enseña desde el amor incondicional.

Todo lo que pertenece al mundo abstracto e invisible, él lo hace concreto y palpable. La energía cósmica que Swamiji transmite es totalmente real y benéfica al instante. Después de sus charlas, siempre aleccionadoras, él nos conecta con nuestro corazón.

Ha sabido adaptar sus tradiciones hindús y su mentalidad india a nuestra naturaleza occidental, introduciéndonos en el Yoga y la Meditación de forma magistral.  Escucharle recitar Mantras arrulla y aquieta nuestros sentidos y es un bálsamo para nuestra alma.

Seguir las enseñanzas de un Maestro acelera el despertar de la Conciencia. España y particularmente Granada, nos sentimos privilegiados de tenerle con nosotros.

 

 

 

 

Manejo de las Energías

ser completo1No descuidemos nuestra Alma y su anhelo de volar alto y libre.

La inmensa mayoría de los seres humanos viven de forma inconsciente; no sienten ni experimentan su capacidad de manejar, activar y acrecentar sus propias energías, la energía vital que nos mantiene vivos,  las energías sutiles de la Naturaleza y las que mantienen vivo y en constante movimiento el Universo …

SOMOS ENERGÍA pero lo ignoramos. Nuestro ESPÍRITU es inmortal pero no somos conscientes de ello.  Nuestro SER ESENCIAL es eterno pero nuestra Conciencia se mueve a nivel de materia exclusivamente.

Las personas que se han adentrado en el mundo de las Energías Superiores y han aprendido y desarrollado cómo utilizarlas: un maestro yogui, el maestro en Reiki, un chamán o un “brujo”,  tienen además la habilidad de transmitir y acrecentar esa Energía, siempre con fines benéficos y sanadores, como Canales de la Energía Pura Universal, que es la del AMOR INCONDICIONAL.

Estoy hablando de personas a las que se les ha otorgado este Poder o Don para transmitirlo, para guiar y aumentar la Conciencia de los buscadores espirituales o bien como sanadores. Estas personas están al servicio y bajo las directrices de la divinidad.

Todas las personas que se desarrollan a sí mismas de forma completa, que han purificado su mente y corazón, que han conectado con su Yo Superior (su cuerpo espiritual) y expandido su Conciencia, son guiados por su CONOCIMIENTO INTUITIVO que está ligado a su Alma y Espíritu, además de a la Conciencia Superior.

Y todos los seres humanos tienen ese potencial en mayor o menor grado. Estamos aquí para acrecentar nuestro nivel de Conciencia. No nos acomodemos en la pereza mental, porque sólo estaremos retrasando nuestro propósito de vida.

No nos conformemos con vagar sin rumbo por la vida, “como hoja a merced del viento”

No descuidemos nuestra Alma y su anhelo de volar alto y libre.

Anécdotas del astral

montanas-preciosasEn mi mundo astral, mi casa es enteramente de cristal y madera clara. Bajo unos escalones para salir al exterior. Fuera hay un prado enorme de hierba fresca que cubre todas las lomas que hacen pendiente y se pierden en el horizonte. Hay vacas, ovejas y caballos pastando libremente.

Yo me dejo caer y rodar, disfrutando del contacto con la hierba. Y bajo y bajo hasta un pequeño pueblo encajado entre montañas muy apretadas a lo hondo. Por ahí pasa un río que cruzo y sin parar de caminar, empiezo entonces a subir por la ladera de la montaña, por un sendero estrecho al lado de un precipicio.

Subo apoyada en mi bastón,  (me veo a mi misma desde arriba) y cuando llego a la cima está allí mi maestro,como cada tarde,  esperándome bajo un árbol. Nos saludamos y le digo que deseo sentir la cercanía de la Presencia Divina. Y él me dice dos cosas importantes:

– Primero, cuando dejes de juzgar, sentirás compasión por todos. Es entonces cuando estarás preparada verdaderamente para alcanzar ese estado de pureza.  Estar al servicio de los demás es mucho más que un deseo. Irradiarás la Presencia Divina y ella te guiará

Me puso el ejemplo de cómo actuamos cuando nos cubre la niebla. Empezó en ese momento a cubrirnos una niebla espesa y me dijo:

– A la niebla no hay que hacerle caso; no se puede luchar contra ella. Sólo esperar y dejar que pase y cuando pasa,  podemos nuevamente ver con claridad; comprobamos que todo sigue igual que antes.

La niebla comenzó a disiparse y entonces continuó: El segundo consejo sería que sólo tienes que dejar que las cosas ocurran; serenamente, desde la confianza absoluta, sabiendo lo que hay, aunque en esos momentos no seas capaz de ver. Confía, en que todo lo que tenga que llegar a ti, el Universo lo pondrá a tu alcance… sólo tienes que estar despierta.