Yo Superior / Mente Superior

metatron ascensionSucede que al ser adentrados en la mente superior aparece -inesperadamente- un”nuevo proceder”.

Un proceder de la mente superior que te brinda más fuerza de voluntad. Una fuerza de voluntad NUEVA porque hasta ahora desconocíamos nuestro potencial y ahora se hace evidente.

No hay esfuerzo, no hay resistencia, no hay diálogo interior para justificar el no hacer lo que habías planeado hacer: haces lo que tienes que hacer porque viene dictado por la mente superior o el Yo Superior, como la mejor idea. No hay lucha.

Soy Observadora y soy testigo de cómo me desenvuelvo guiada por la mente superior, cómo me desenvuelvo en este nuevo estado .

Y observo y siento cómo la mente inferior se deshace y se integra en está fuerza mayor. Me hago consciente de cómo mi YO responde a esta nueva energía vital que me anima e impulsa.

Desde el Yo Superior se hace fácil entrar en un estado meditativo o contemplativo para conectar con el corazón espiritual.

Todo sucede en su momento. No tengamos prisa pero tampoco nos estanquemos . Confiemos pero estemos atentos. Sin sobre-esfuerzo pero desde la constancia.  Y siempre agradeciendo.

Dedicarnos a conocernos

mujer meditacionLa dedicación a reconocer nuestro ser -quien somos en esencia-no tiene fin y lo que en un principio es un entrenamiento para crear esa disciplina de reconocimiento y conexión con nuestra naturaleza , en la segunda etapa se convierte en un fluir armonioso, al sentirnos dueños/as de nuestra vida.

Partimos de la base de que para no ser manipulados por todo lo externo a nosotros mismos es necesario desarrollar y fortalecer el cuerpo físico y  la mente,  tomando consciencia de quién somos, adónde nos dirigimos y qué sentido le queremos dar a nuestra vida. Con ello conseguimos bastantes cosas beneficiosas:

Deshacernos de viejos hábitos y condicionamientos  que nos impiden avanzar.

Crear en nosotros una actitud positiva, conectando mente y corazón.

Vivir plenamente cada momento, de forma consciente y agradecida.

Reconocer nuestras limitaciones y aceptarlas.

Reconocer nuestras cualidades y potenciarlas.

Aumentar la energía vital de forma armoniosa y beneficiosa.

Hacernos responsables de nuestra salud y vida enteramente y decidir vivir en armonía con nosotros mismos y con nuestro entorno.

¿Cómo? En primer lugar:

 

 Soy Observador/a de mi mismo/a.  Tomo Conciencia de mi cuerpo físico.

Cada semana  trabaja una cualidad con la intención de afianzarla como parte de tu carácter y personalidad. No se trata de cambiar la naturaleza de tu ser sino de conocerla y desarrollar aún más tus cualidades. Recupera la esencia de ser tu mismo/a, espontaneo/a,  con la confianza de que lo mejor que tienes para dar es a ti mismo/a y no lo que esperan los demás de ti.

Nuestro carácter está ligado e interrelacionado con nuestros órganos. Si hemos acumulado mucha rabia y frustración  eso afectará a nuestro hígado. La tristeza y las penas presionan nuestros pulmones. Y así un largo etcétera que iremos aprendiendo y tomando conciencia de que nuestra Salud debe ser integral; cuidando  el cuerpo físico, el cuerpo mental, el cuerpo emocional y el cuerpo espiritual por igual.

LA ATENCIÓN EN TÍ MISMO/A.- No se trata de aprender algo nuevo sino de prestar atención para reconocer  y contactar con tu propia naturaleza.

En primer lugar, vamos a aprender a ser OBSERVADORES/AS y lo conseguiremos a través de la respiración consciente.  Soy observador/a de mi cuerpo, de mi mente, con el fin de conocerlos; saber cómo trabajan, conocer sus necesidades. Aprendo a escuchar mi cuerpo.

LA ACTITUD ADECUADA.-  Sinceridad, libertad de expresión, autenticidad.

Soy observador/a  de mí SER; no soy mi cuerpo, tengo un cuerpo. No soy mi mente, tengo una mente.

SIN CULPAS, SIN VERGÜENZA,  SIN MIEDOS.

 

Tres grandes etapas

luz 15Comienzas el camino espiritual como “buscador“.
Al  no saber qué es lo que buscas exactamente, confías aparezca y se presente a tí. 
Sientes, intuyes, percibes, que tu anhelo abrirá la puerta a un nuevo devenir.
Paso a paso descubres que tu eres el protagonista de tu vida y te afanas a vivir como “observador” de ti mismo para crear Conciencia del ser que eres.
Y es a través de la experiencia -la experimentación de la Realidad- la que hace que se expanda tu Conciencia hacia otras dimensiones de tu ser.
Una vez te has deshecho de todo lo inútil en ti, entonces te conviertes en  “testigo“.
Tu mismo,  -tu esencia-, eres  lo que buscabas y observabas.
Integrado en el Todo, testificas la Unicidad.
Esto quiere decir, que tu individualidad ha desaparecido …
La Realidad es otra. Por fin aparece la paz interior.
La paz interior significa la ACEPTACIÓN.

Deshacerse de los Miedos

hombre bosque sombrasTodos tenemos miedos, en diferentes grados y disfrazados de mil maneras, los sufrimos de forma pasiva y resignada.  El Miedo, están instalado en nuestra Mente, como si fuese un ente oscuro -con vida propia- y su propósito fuese hacernos dóciles, inseguros e indefensos.

Vamos a hacer un trabajo para des-identificarnos del Miedo. Comencemos por cambiar de creencias y de que “yo no soy miedoso“, ni siquiera “tengo miedo“. El Miedo es algo ajeno a mí;  ha entrado en mí y me domina y controla.

Mientras me domine, me hace creer que es imposible vivir de otra manera que no sea  bajo su control. Así que me mantengo como “su” prisionero voluntario.

El Miedo -que ha invadido nuestra Mente y se ha hecho dueño de ella-  nos hace complacientes debido a nuestra inseguridad y debilidad mental (falta de voluntad). Posicionado ya en la Mente, nos hace maleables y rutinarios.

Tomar Conciencia de ello  y ser Observador de la estrategia del Miedo y el efecto que ocasiona en mi, es lo que me va a ayudar a deshacerme de él. Desarrollar mi capacidad de enfrentarme con firmeza a esa Fuerza negativa ajena a mi identidad, es lo que hará que se debilite y pueda anularlo completamente.

Mantener mi Conciencia lúcida y atenta para que ese depredador que es el Miedo,  no vuelva a entrar en mi vida. Fortalecer mi voluntad de ser quien soy, consciente de mi naturaleza.

Practicando la respiración consciente, la meditación y el ejercicio de auto-sanación a través de la alineación de los centros energéticos, que ya he explicado cómo hacerlo, es esencial para tener éxito en esta batalla.

No hay razón de que se instale en nuestra Mente ningún Miedo. Tenemos la autoridad y capacidad para deshacernos de ellos.

 

 

Lo nombramos en plural pero el Miedo es uno,  pudiéndose disfrazar de muchas maneras.y ocasionarnos diferentes síntomas y formas de padecerlo. Sobretodo el Miedo

Ausentarse de la mente

niño dejando volar pajaroNo es verdad que podamos silenciar la mente. Vivimos en la mente y vivimos desde la mente.  Y ella siempre está en marcha: imaginando, juzgando, criticando, soñando, preocupándose … diciendo una y otra vez ‘y si esto … y si lo otro’ . La mente nunca calla.  Sin descanso, en ella revolotean los pensamientos y los sentimientos sin parar.

Para encontrar la paz hay que salir de la mente. Experimentemos el ausentarnos por un momento de la mente. Vamos a  hacernos conscientes de que somos capaces de hacer ese “desdoblamiento” en nosotros. Es más que una técnica de meditar. Se trata de intensificar los sentidos y simplemente CONTEMPLAR, quedar absorto… como la capacidad que tienen los niños de quedar ‘pasmados’ -sin mente- ante algo que les maravilla.

Como Observadores, nuestro Yo Superior disfruta de la contemplación de una hermosa puesta de sol, sin que la mente intervenga.

Desde la conexión mente-corazón, nuestra Conciencia se mece ensimismada viendo el vaivén de las olas del mar.

Y dejamos la mente atrás de forma natural mientras nos sentimos envueltos en la complacencia de estar en silencio junto a las personas amadas; instantes de éxtasis total.

En esos momentos, sobran las palabras; en esos momentos, es cuando la mente está ausente. En esa quietud perfecta. En esa armonía y sincronicidad de todos los elementos.

Todo en perfecta quietud y armonía.

 

 

 

 

Perdona que insista

mujer gemaNuestra actitud es la que da valor e importancia a nuestra vida (no la actitud del otro sobre nosotros). Tenemos que sentir que es así. Para comprobarlo tenemos un desafío: salir fuera del personaje.

Cada momento de nuestra vida es importante… y su importancia y su valor, depende de nuestra actitud (no de la actitud del otro sobre nosotros). Depende de cuán presentes y vivos estamos y somos, en nuestra propia realidad. Nuestra Conciencia debe despertar y expandirse.

Tenemos que arriesgarnos a descubrir esa verdad. Tenemos que arriesgarnos a salir a la vida por nosotros mismos y HACERLA NUESTRA.

Sé Observador del personaje en ti y deshazte de él poco a poco hasta que descubras al Ser original que eres. Piensa que ese personaje sigue el rol de los patrones adquiridos de tu madre, de tu padre, de todo lo circunstancial que a lo largo de tu vida te ha ido formando; has sido formado con ideas y creencias de cómo tiene que ser la vida y cuál es el papel a IMITAR de la mujer/hombre en la pareja, en la familia, en la sociedad, etc.

… perdóname si insisto . Tu eres un ser especial, valioso. La vida nos empuja para que avancemos , para que no nos acomodemos , para que nos cuestionemos continuamente y trascendamos la mente que nos limita … no hay fracasos, hay nuevas oportunidades.

¿Qué sabemos sobre la Libertad?

pajaro doradoSabemos poco y tenemos  muy poca experiencia sobre  la Libertad porque vivimos engañados creyéndonos libres y nos hemos acomodado en esa creencia.

Como no estamos atados a grilletes físicos, damos por sentado que ya somos libres. Como aparentemente nadie nos obliga a nada y aparentemente hacemos “lo que nos da la gana”, nos sentimos orgullosos de la libertad que manejamos; nos hemos acomodado a nuestro espacio mental y físico.

Y ese pensamiento tranquiliza nuestra mente aunque en el fondo nos sintamos frustrados con nosotros mismos… sin saber porque.

Si nos preguntan cómo estamos respondemos mecánicamente “Bien, gracias”, pero si insisten, la respuesta que sale del corazón es “No sé” … y si siguiesen insistiendo y hubiese una respuesta sincera, desde lo más profundo de nuestro ser, diríamos “voy tirando del carro… ahí andamos…”

Todo lo que reprimimos nos resta libertad para ser quien somos. Mientras no nos conozcamos a nosotros mismos, nos aceptemos y  aprendamos a vivir con nosotros mismos, no somos libres. Somos esclavos de la imagen que hemos creado de nosotros. Somos solo actores manifestándonos  mecánicamente, actuando resignados el papel que nos sentimos obligados a representar; no somos libres.

Ese aparentar significa un sobre esfuerzo y control por parte de nuestra mente que nos domina; no somos libres.

Para conocer la Libertad hay que salir de ese patrón de conducta y creencia impuesto. Salir de esa mente programada que nos  limita a movernos en el Plano Lineal que nos ata al pasado y a  creencias ajenas. Tenemos que trascender esa mente asfixiada por el yo-ego.

Comenzar a ser un Observador, libre de prejuicios.

No es fácil al principio, pero vale la pena aprender a volar.