Responsabilidad colectiva

Humanidad somos todos. Introduzcamos en nuestra mente la idea de UNICIDAD como mejor forma de hacer una r-evolución, positiva y constructiva para todos. Se trata de movilizar la responsabilidad colectiva, creando nuevos hábitos de cooperación y defensa del interés general por encima de los intereses codiciosos y egoístas de unos cuantos.

ACCIÓN GLOBAL– Tengamos una actitud unificadora para poder avanzar hacia la Sostenibilidad, entendida como un profundo replanteamiento de las relaciones de los grupos humanos entre sí y la Madre Tierra, a la que pertenecemos TODOS.

Hagamos un esfuerzo por salir de la mente dual que nos constriñe al SI o al NO, sin querer ver ni aceptar los cientos de matices que conforman las ideas, creencias, culturas, mentalidades, …

Solo tenemos que abrir la mente y conectarla con el corazón, eso nos dará una nueva percepción -más amplia y profunda – de nosotros mismos y del mundo.

Ninguna especie animal es tan depredadora y cruel como es el ser humano, que es capaz de aniquilar por codicia a su propia especie.

Da la impresión de que retrocedemos en cuanto a virtudes y valores como seres humanos… cada uno está eligiendo su Camino. Pero es importante saber que existen seres anónimos que están despertando la Conciencia en sí mismos y a su alrededor. Seres de Luz que están al servicio de los demás, y esa es la esperanza que nos sostiene para seguir evolucionando; ese pequeño por ciento de personas comprometidas consigo mismas, con su entorno y también con la humanidad.

Reformemos nuestra vida desde ese entendimiento y haremos evolucionar la humanidad hacia el Amor incondicional.

Anuncios

Las imágenes que adoramos

La VERDAD no tiene imágenes pero podemos sentirla en nuestro corazón sin lugar a dudas cuando nos deshacemos de nuestras creencias mentales.

Las imágenes pertenecen al campo mental. Muchos necesitan de las imágenes para conectar con su corazón desde la mente porque todavía no han desarrollado la percepción necesaria que les sumerja directamente en la VISIÓN de esa realidad trascendental que es la divinidad.

La PERCEPCIÓN INTUITIVA ocurre cuando desarrollamos la Conciencia y ésta se fusiona con la Conciencia Superior, llevándonos en esos momentos a un estado de dicha único e irrepetible, al sentir en uno mismo la energía superior del Amor Puro. La añoranza de ese sentimiento es lo que nos lleva a mirar el Cielo y a rezar.

Muchos veneran las imágenes de vírgenes, santos, representaciones de Dios, dioses, maestros, … Y desde esa mentalidad y creencias, todo queda ahí, en esa finitud, atrapados en ceremonias y rezos que no trascienden el plano material. Una nostalgia y vacío que no sabemos explicar y que nos crea la necesidad de recurrir a entidades superiores.

Las imágenes no tienen que ser forzosamente religiosas. Muchos adoran o tienen como referencia en sus vidas a estrellas del cine o de la música … inclusive a su madre o a su abuelo que ya no están en este mundo. Cuando nos apegamos emocionalmente a alguien que representa el amor que añoramos o el poder que les atribuimos y creemos que gracias a ellos estamos protegidos, estamos limitando nuestra propia fuerza y valentía.

Nuestros pensamientos crean nuestra verdad. Todo lo que hagamos es perfectamente aceptable mientras no creemos dependencias de ello. Porque las dependencias no nos dejan ver la Verdad única que está por encima de nuestras verdades particulares, que son limitadas.

Lo que quiero decir es que vivamos nuestra adoración a la divinidad desde el corazón no desde la mente. Es así como crearemos una conexión real reconocida; una vibración y sintonía de Amor desde el Alma, y sentiremos entonces su beneficio.

El personaje de mi misma.

La primera parte de mi vida duró 35 años; llevada por los instintos e impulsos del personaje que creía ser, transcurrió a trancas y barrancas, a golpes del oleaje al que estaba sometida… y que yomisma había creado desde mi ignorancia e inconsciencia.

Luego, 20 años más de duro aprendizaje, hasta que fui capaz de ver al personaje y su estupidez. No fue fácil admitir, al mirarme al espejo, que en eso me había convertido; en un ser estúpido y engreído. Mi malestar y descontento me delataba.

A partir de ahí, se trataba de deshacer y remontar la cuesta.

A partir de ahí, lamerme las heridas y tirar para adelante o quedarme en un rincón lamentándome de mi mala suerte.

Pero no, no se trataba de mala suerte. Entendí que yo había elegido; yo decidí el personaje… y tenía la libertad y posibilidad de cambiarlo.

Así que, a partir de ahí, deshice y remonté la cuesta. Y ya no busqué personaje nuevo sino que me vestí de mi misma. ¡Gloriosa decisión!

Me di cuenta que el Camino está dentro de uno mismo… yo, que anduve caminando toda la vida secundando caminos de otros…

Ahora, con muchos años más, sólo llevo conmigo mi aprendizaje, nada más. Quien me conoce lo sabe. Y eso es lo que comparto; la liberación del ego y cómo vivir desde el corazón.

Pasión por la vida

No puedo esperar. A mi me puede la impaciencia… porque la vida, siento, va por delante y temo perderme detalles. ¡Quiero sentirlo todo!

Quiero estar aquí y allí al mismo tiempo… aunque ya puedo percibir que, sí, que puedo sentir más allá de lo inmediato … Recibir sensaciones que llegan del otro lado de mi piel, no importa cuán lejos estén, me emociona.

Ya no veo el futuro como algo incierto; lo estoy construyendo ya con todo lo aprendido … quizás ya no sea impaciencia lo mío y sea simplemente pasión; un deseo vehemente por sentir que estoy viva.

He conseguido aprender que en mi AHORA está también lo por venir.

 

 

 

Preparados para renacer

corazon humanoEl Amor y la Compasión no surgen de la Nada sino de los corazones que alguna vez tocaron fondo y saben entender -porque lo han experimentado- las miserias humanas.

Es entonces cuando uno está preparado para renacer; desde la renuncia al Ego.

Es entonces cuando uno se siente capaz de enfrentarse a sus sombras y a sus miedos, sintiéndolos como algo relativo.

Nos resistimos a adaptarnos a los cambios que la vida misma -llamemosle destino- nos plantea o nos impone … y es entonces cuando aparece el sufrimiento y los conflictos –en y con nosotros mismos– por no ACEPTAR o no saber manejarlos.

Desde la Conciencia de Ser vivimos la vida como un desafío. Vivimos desde el Espíritu, desarrollando nuestra espiritualidad como algo prioritario y esencial.

Es así como nuestra Conciencia se acrecienta y expande, percibiendo los misterios de la vida sin intentar descifrarlos y por supuesto sin intentar manipularlos.

 

¿Qué necesito aprender?

Dios y el Universo ponen en nuestro Camino lo que necesitamos aprender. Tener una actitud de  rechazo a aprender y  resistencia a rectificar crea sufrimiento y conflicto, crea ansiedad y angustia. ¿Cuándo vamos a asociar nuestro malestar con nuestra rigidez mental?

Podemos aprender de la respiración consciente, que cuando detenemos la respiración -y nos quedamos en vacío por unos segundos- los pensamientos decrecen; la mente entra en quietud.

Podemos  aprender que para maravillarnos tenemos que estar atentos y vacíos de expectativas.

Podemos aprender que a través de los centros energéticos (chakras)  recibimos, multiplicamos y distribuimos la energía vital para beneficio de nuestra salud física y mental.

Podemos  aprender que la respiración consciente en sí misma es la principal disciplina para el desarrollo de la Conciencia.

Podemos aprender que la disciplina o entrenamiento que necesitamos hacer comienza por una LIMPIEZA interior y exterior,  para eliminar lo que es viejo en nosotros, a todos los niveles, para poder salir de la mentalidad de pobreza y victimismo.

Podemos aprender que dentro de la Disciplina/entrenamiento está el control mental (organización para desechar lo inservible y hacer lista de prioridades).

Podemos aprender PUNTUALIDAD, que quiere decir, ser veraces, precisos, exactos y formales.

Todo a lo que le prestemos atención CRECERÁ.

 

¿Como lograr paz interior?

mujer arbol1Muchos dicen quererla… pero a mitad de camino se cansan, desisten, siguen probando otras cosas nuevas o deciden ya tienen bastante… pero llegar hasta el final para alcanzar  la tan deseada paz interior de forma estable, es una tarea ardua que pocos consiguen.

Primeramente hace falta una limpieza del cuerpo físico para deshacernos de toda energía bloqueadora como  la rabia, la envidia, la codicia, la ansiedad, la inseguridad,  etc.  Ese es el primer paso; vaciarse de todo lo inútil, sobre todo los miedos.

Luego hay que trabajar con la mente; para que se vuelva dócil y flexible. En este proceso de hacernos dueños de nuestra vida, comenzamos a crear armonía. Nos adentraremos a fluir dentro de los planes de la Naturaleza y el Universo.

Porque más allá de la mente parlante, los sentidos y pensamientos se aquietan y comienza la vibración intuitiva.

Siendo observadores de nosotros mismos, percibiremos que cuando nos sentimos inseguros, nuestra energía vital se dispersa y nos sentimos frágiles. Igualmente ocurre cuando estamos enfadados; nuestra energía  se densifica y perdemos la claridad mental.

Con la respiración rítmica y consciente centramos todas nuestras energías y las unificamos con las energías del Universo. Haciendo esto podremos controlar los miedos.

Estando libres del Ego nos sentiremos parte de la Naturaleza y de la Madre Tierra. Entonces podremos deshacernos de nuestras debilidades; cambiando hábitos y responsabilizándonos por nuestra salud y felicidad.

¿Cómo lograr la paz interior? Despertando nuestra Conciencia. Desde un anhelo sincero, nos irán llegando las  personas y las herramientas necesarias para adentrarnos en este Camino que no tiene fin pero sí muchos presentes de dicha y amor pleno.