Vale la pena

yo fran'13.5Un día  que no tenía nada de particular, lo transformé en especial.

Mi vida tampoco prometía gran cosa pero me las ingenié para que vibrase y valiese la pena.

Vale la pena cuando de tu esfuerzo por saber surge una respuesta sabia.

Vale la pena cuando de ese ánimo primero nace el impulso que te lleva adelante, fortalecido.

De ese aliento sincero aparece el espíritu que ya llevas dentro.

Y ese espíritu, que es eterno junto a tu alma, se encarga de guiarte y protegerte… si le escuchas. Si te vuelves Observador de ti mismo; del personaje y del  ser esencial

¿A dónde puede llevarte tu espíritu y tu alma? Y ¿Qué puede surgir entonces cuando sales del mundo programado del Yo?

– Algo completamente puro, nuevo, mágico … y que brinda paz interior. Sólo te pide ser tu mismo.

 

LA ENERGÍA COMO CAUSA

energia de luzLA VOLUNTAD DE EXPRESAR  ATRAE LA  FACILIDAD PARA LA EXPRESIÓN.

LA VOLUNTAD DE AVANZAR ATRAE LA FACILIDAD  PARA  CONOCERTE  DE TI MISMO.

TODO VIBRA, TODO TIENE UNA  RESONANCIA;  Y EN EL CENTRO ESTÁ EL SILENCIO Y LA LUZ.

SINCRONIZAR TUS ENERGÍAS  CON LAS ENERGÍAS DEL UNIVERSO ES LO QUE TE PROPORCIONA EL ESTADO DE PLENITUD .

LOS PENSAMIENTOS,  QUE SON ENERGÍA, SE ALIMENTAN Y  SE MATERIALIZAN.

HAZ  QUE SEAN PENSAMIENTOS POSITIVOS.

LA ACTITUD QUE ELIGES TENER  ANTE LA VIDA, QUE ES ENERGÍA,  IMPULSA  LA ACCIÓN.

HAZ QUE SEA UNA ACTITUD EQUILIBRADA Y LLENA DE CONFIANZA.

LA FUERZA   DE TUS DESEOS , QUE ES ENERGÍA, TE  AYUDA A CONSEGUIRLOS

FOCALIZA TU  FUERZA EN LAS COSAS IMPERECEDERAS PARA EL BIEN DE TU ESPÍRITU.

Sumando en positivo

hombre-manos-luzSumando  intención más compromiso, tendremos Voluntad.

Sumando atención más respiración consciente, tendremos Conciencia.

Sumando mente y corazón, tendremos conocimiento intuitivo.

Fortalezcamos nuestra identidad para no ser vulnerables ni manipulables.

Seamos íntegros y seremos libres.

Salgamos de las ideas preconcebidas y de las creencias impuestas; usemos el discernimiento.

Dejemos de buscar fuera y vayamos al encuentro de nuestro espíritu y del espíritu de todas las cosas.

Sumemos agradecimiento a nuestra vida y nos haremos humildes servidores.

 

El Poder y la Fuerza

ser-adnLa Fuerza es física y el Poder nace en el espíritu. Quien se sostiene en su Poder personal no necesita utilizar la Fuerza física.

El Poder personal está conectado al Creador de Vida del Universo; es la energía cósmica universal creadora de vida y que todo ser vivo lleva dentro manteniendo la llama de vida más allá de la mera existencia. Es la energía que alimenta nuestra Alma, nuestra esencia. Un Alma debilitada de su Poder está a merced de la Fuerza propia y de los otros.

La Fuerza física está conectada al Ego; utiliza la manipulación, la coacción, la violencia, para mantener su posición y valorarse. La Fuerza siempre lleva a la destrucción y al sufrimiento.

El Empoderamiento es necesario para salvaguardar nuestra integridad y nuestra autenticidad. El Poder de nuestro espíritu siempre nos ayudará a que nuestra Conciencia se expanda hacia la auto-realización.

 

 

Tu esencia

energia-cuerpoHablamos de la Esencia y hablamos de que somos Energía …

Hablamos del Alma y del Espíritu…

Pero si no experimentamos todas estas cosas inmateriales, cómo podemos saber de lo que estamos hablando o cómo  continuar profundizando sobre ello.

Ni siquiera cuando nombramos el amor incondicional tenemos una idea clara  de qué estamos hablando. Sólo si alguna vez hemos percibido su fragancia -aunque sólo fuese por un instante- no sabremos de qué se trata.

¿Cómo saber? Yendo hacia nuestro interior, calmando la mente desde una respiración consciente y pausada.

¿Cómo percibir? Vaciando la mente de expectativas, respirando conscientemente mientras vamos hacia nuestro interior en silencio. La meditación.

¿Qué hace falta para saber y percibir? Anhelar desde la paciencia y la confianza, el poder trascender el Plano material en el que estamos sumergidos. Entrar en un estado meditativo.

… todo lo demás viene por sí mismo.

 

ALZHEIMER

mujer-anciana-sabia¿Qué pasó antes? Para que haya un concepto de Tiempo tiene que haber Memoria. El tiempo pierde su sentido si no hay memoria.

Si  no tengo memoria de antes,para mi no hay tiempo. Deja de tener sentido el pasado y sólo tengo un cúmulo de sentimientos, emociones, pensamientos, que se van borrando poco a poco…  Al no tener sentido de Tiempo, no sé dónde colocarlos, las ideas se dispersan, me crean confusión .  Inclusive, lo único que queda en mi memoria, lo único de lo que soy a ratos consciente, es de este momento… y en él incluyo lo que recuerdo de mi pasado, creando más conflicto a mi mente.

¿Cómo ubicarse en el Tiempo?

La Memoria y la Conciencia no están sólo en el cerebro. Podríamos decir que la Conciencia está fuera del Tiempo, forma parte  del espíritu del ser y viaja con él cuando deja el cuerpo.

Pondré el ejemplo de mi madre que tiene 91 años y con un Alzheimer muy avanzado. Sólo recuerda que se llama Carmen y ese nombre está ligado al recuerdo de su madre que se llamaba igual. Con su padre está ligado el recuerdo de la música porque de pequeña bailaban juntos, “yo soy música” llegó a decir un día.

Sobre sucesos físicos no recuerda nada más, a pesar de que el hecho de tener siete hijos lo ha repetido incansablemente a lo largo de su vida, por haberse sentido muy orgullosa de ello.  Pero ya no lo recuerda y hace un gesto de no importarle cuando se le pregunta: no es algo sustancial.

Sin embargo, tiene certezas sobre lo trascendente, sobre su Saber adquirido. Al ser una mujer espiritual, si le nombras a Dios, sí sabe a que te refieres. Si le recitas alguna oración religiosa, te mira a los ojos y asiente.

Entonces, en mi opinión, una cosa es la Memoria-tiempo que se pierde y otra bien diferente es la Conciencia-intemporal que es parte intrínseca del Ser.

Pensemos sobre ello. A mí, saber esto me tranquiliza, la muerte toma otra dimensión más profunda y trascendental.

 

La divinidad en el ser humano

mujer sabia alto cerroLo que necesito saber se desvela ante mi campo visual interior. Lo hasta ahora oculto, se revela a mis oídos internos.

Así sucede con todos lo que deseen avanzar en el camino espiritual.

La Divinidad viste el Alma con su Luz para que cubra y reverencie al Espíritu que  da Aliento de vida, una y otra vez …

Somos, dentro de la  Conciencia Suprema.  Si entendemos esto y nos abrimos a ella,  se hará posible el reintegrarnos en lo Eterno. De lo contrario seguimos viviendo fragmentados,  sintiéndonos vacíos y abandonados sin saber por qué.

En la persona existe una dimensión superficial y horizontal pero también otros niveles de Conciencia que tienen una dimensión vertical infinita. Estamos llamados a evolucionar y elevar nuestra condición como seres de Luz.

La Presencia divina desmantela viejos patrones que nos han estado limitando,  y ahora se produce la liberación del alma por el Espíritu.

Estas otras dimensiones o Planos de nuestro Ser,  sólo son perceptibles  a través del corazón espiritual. La Conciencia, una vez despierta,   -gracias al   conocimiento intuitivo que comienza a desarrollarse-  se nutre de las ‘revelaciones’ que recibe y la guían.

La Conciencia Suprema que llamamos Dios, da Aliento al Espíritu. Y la Inteligencia Cósmica crea el orden trascendente que conecta Cielo y Tierra, Mente y Corazón, Alma individual con Alma Colectiva …

Estamos creando, seamos de ello conscientes o no, una nueva conciencia, un nuevo ciclo de vida. Mejor dejarnos fluir en esta ola de transformación.