Las imágenes que adoramos

La VERDAD no tiene imágenes pero podemos sentirla en nuestro corazón sin lugar a dudas cuando nos deshacemos de nuestras creencias mentales.

Las imágenes pertenecen al campo mental. Muchos necesitan de las imágenes para conectar con su corazón desde la mente porque todavía no han desarrollado la percepción necesaria que les sumerja directamente en la VISIÓN de esa realidad trascendental que es la divinidad.

La PERCEPCIÓN INTUITIVA ocurre cuando desarrollamos la Conciencia y ésta se fusiona con la Conciencia Superior, llevándonos en esos momentos a un estado de dicha único e irrepetible, al sentir en uno mismo la energía superior del Amor Puro. La añoranza de ese sentimiento es lo que nos lleva a mirar el Cielo y a rezar.

Muchos veneran las imágenes de vírgenes, santos, representaciones de Dios, dioses, maestros, … Y desde esa mentalidad y creencias, todo queda ahí, en esa finitud, atrapados en ceremonias y rezos que no trascienden el plano material. Una nostalgia y vacío que no sabemos explicar y que nos crea la necesidad de recurrir a entidades superiores.

Las imágenes no tienen que ser forzosamente religiosas. Muchos adoran o tienen como referencia en sus vidas a estrellas del cine o de la música … inclusive a su madre o a su abuelo que ya no están en este mundo. Cuando nos apegamos emocionalmente a alguien que representa el amor que añoramos o el poder que les atribuimos y creemos que gracias a ellos estamos protegidos, estamos limitando nuestra propia fuerza y valentía.

Nuestros pensamientos crean nuestra verdad. Todo lo que hagamos es perfectamente aceptable mientras no creemos dependencias de ello. Porque las dependencias no nos dejan ver la Verdad única que está por encima de nuestras verdades particulares, que son limitadas.

Lo que quiero decir es que vivamos nuestra adoración a la divinidad desde el corazón no desde la mente. Es así como crearemos una conexión real reconocida; una vibración y sintonía de Amor desde el Alma, y sentiremos entonces su beneficio.

Anuncios

El personaje de mi misma.

La primera parte de mi vida duró 35 años; llevada por los instintos e impulsos del personaje que creía ser, transcurrió a trancas y barrancas, a golpes del oleaje al que estaba sometida… y que yomisma había creado desde mi ignorancia e inconsciencia.

Luego, 20 años más de duro aprendizaje, hasta que fui capaz de ver al personaje y su estupidez. No fue fácil admitir, al mirarme al espejo, que en eso me había convertido; en un ser estúpido y engreído. Mi malestar y descontento me delataba.

A partir de ahí, se trataba de deshacer y remontar la cuesta.

A partir de ahí, lamerme las heridas y tirar para adelante o quedarme en un rincón lamentándome de mi mala suerte.

Pero no, no se trataba de mala suerte. Entendí que yo había elegido; yo decidí el personaje… y tenía la libertad y posibilidad de cambiarlo.

Así que, a partir de ahí, deshice y remonté la cuesta. Y ya no busqué personaje nuevo sino que me vestí de mi misma. ¡Gloriosa decisión!

Me di cuenta que el Camino está dentro de uno mismo… yo, que anduve caminando toda la vida secundando caminos de otros…

Ahora, con muchos años más, sólo llevo conmigo mi aprendizaje, nada más. Quien me conoce lo sabe. Y eso es lo que comparto; la liberación del ego y cómo vivir desde el corazón.

Claves para conectar con uno mismo

arbol de la vida yang-yinAhora es el mejor momento. Ahora es el tiempo perfecto para disfrutarlo.  Ahora comienzo a amarme a mi mismo y a la vida completamente.

Estas son las primeras diez claves que pueden determinar un CAMBIO positivo en nosotros:

  1. Partiremos de la creencia de  que lo que  buscamos ya lo poseemos. Vamos ahora a descubrirlo.
  2. Cada persona tiene un grado evolutivo diferente y no hemos venido a una competición sino a participar y compartir.
  3. O sobrevives de forma automática o despiertas la Conciencia y te haces dueño de tu vida.
  4. Sentir y percibir son las dos acciones más importantes para conocerte a ti mismo.
  5. Ámate a ti mismo y atraerás a las personas adecuadas a tu alrededor.
  6. Comparte todo lo bueno que hay en ti, sin miedo.
  7. Cierra los ojos, lleva tus cinco sentidos hacia tu interior, pon la atención en tu corazón, permite que la mente entre en quietud, respira consciente y lentamente… conectarás con tu Ser esencial.
  8. Escucha tu corazón; tu maestro interior, tu intuición.
  9. Fluye con la vida. Vuelca tu creatividad y talento en algo que te haga sentir entusiasmo. No importa el resultado. No importa la opinión de los demás. Sé tu mismo.
  10. Equilibra en ti las energías femenina y masculina. Siéntete parte de la Naturaleza y del espíritu universal.

 

 

Los intereses en el Amor

amor ancianoConocemos el Amor desde el interés: qué me brinda, cuánta felicidad me reporta, cómo me haces feliz  … , y así resulta ser un amor limitado y calculador. Preocupado de recibir tanto como uno da, no menos.

Entendemos el Amor desde  el YO y eso significa “mio”.  Amor mental y posesivo.

Hasta el propio corazón se aburre ante la lista de exigencias que prepara la mente al amor del otro, mientras acoraza bien su propio corazón, no vaya a salir dañado …

Y luego están los miedos que crean alambradas. Reclamos, quejas, exigencias, control, tensiones, inseguridad, represión …cuando el AMOR debiera sólo brindar paz y felicidad, siendo capaz de salvar todas las diferencias.

El Amor Puro es incondicional. Trasciende la mente y hasta al propio corazón. Es una fuerza y energía tan poderosa y expansiva que nos sobrepasa. Todo el que ha estado ENAMORADO lo ha experimentado mínimamente y sabe de qué estoy hablando. Lamentablemente ese estado es pasajero por ser ilusorio:  nace y muere en la mente.

El amor hacia el otro surge del amor hacia  uno mismo. Y es al estar satisfecho y en armonía con uno mismo que uno puede DAR AMOR sin intereses.

 

 

No lo razones, siente.

hombre recibiendo luzLa vida sólo reconoce el momento presente. Respiramos conscientemente y centramos todas nuestras energías en ESTE MOMENTO y lo reconocemos como único. Lo reconocemos como único y lo valoramos. Lo reconocemos, lo valoramos y lo aceptamos.

Deja que las emociones, los pensamientos o las imágenes aparezcan y se desvanezcan por si solas en tu cerebro. Los recuerdos también ocupan espacio en tu corazón pero más que nada  son las energías negativas como el rencor, los reproches, la rabia, el despecho, miedos, … las que  son una carga pesada y harías bien en desprenderte de ellas ahora.

Sé observador/a de las emociones que están  en tu corazón haciendo presión. Al respirar conscientemente focaliza esas emociones y permite que esas energías retenidas salgan al exterior cuando exhalas el aire… Despacio, tómate tu tiempo como observador/a: siente las emociones que te hacen daño. Por el poder de la intención; identifícalas una a una, reconócelas. Tu sólo eres un simple observador. No lo razones, siéntelas.

Envuélvelas en Luz y sácalas fuera al expulsar el aire. Despréndete poco a poco de la carga de tu pasado. Desde el centro de tu corazón, inspira y conéctate con el Amor Puro que hay en ti. Acepta y reconcíliate con la vida.

Esta Luz sanadora, que entra ahora en ti,  disuelve todo bloqueo emocional. Visualiza tu interior lleno de Luz. Esta Luz tiene el poder de transformar todas las energías emocionales negativas, despejando el camino del corazón.

De la misma formar que creamos el sufrimiento podemos crear la felicidad. Tenemos la capacidad y el poder de crear conscientemente nuestro estado de paz interior.

 

Es preciso volver en sí

hombre ante solSucede a veces que en tu niñez y juventud, te desvalijaron emocionalmente, te violaron el corazón.

Y tienes que recuperarte de ello.

Cuando te saquean espiritualmente y profanan tu corazón, teniendo todavía la inocencia a flor de piel …

Tienes que reparar el daño en ti.

Entonces, tienes que volver en sí para recuperar el Alma.

Tienes que rehacer lo dañado y lo perdido.

Tienes que recobrar los sentidos y alzarlos por encima de la mediocridad y de la ruindad, donde no habita el Amor, al que fuiste llevado/a,

Y salir de ahí; del lamento y la rabia.

Eres libre y tienes la fuerza para reconstruirte.

El corazón por delante

codigo la flor de vida oroUna mente débil domina desde el miedo y el inmovilismo. Una mente débil es la que es incapaz de concentrarse en el Presente y sus pensamientos distorsionados van desde el recuerdo insistente de hechos pasados a la fantasía de un futuro incierto.

Una mente débil -no desarrollada y que no sabe discernir- sólo se interesa por el pensamiento inmediato y superficial,  quedándose atrapado en él, dándole vueltas una y otra vez, sin saber sacarle ningún provecho o sencillamente cambiarlo por otro o silenciar la mente.

Si queremos cambiar ésto, debemos comenzar a ejercitar la mente, de la misma manera que uno se pone a hacer ejercicio para desarrollar los músculos y la fuerza física. Existen muchas técnicas y sistemas que explican el proceso para conseguirlo. Entre ellos el Yoga, Mindfullnes, PNL, entre muchos otros.

¿Qué vamos a conseguir al desarrollar la mente y la concentración? Tener una mayor claridad mental, salir fácilmente de la duda y los conflictos, tener control sobre las emociones y  saber enfocarnos en el objetivo que queramos conseguir. Pero sobretodo, hacernos dueños de nuestra vida.

El siguiente paso es UNIR MENTE Y CORAZÓN. La Razón necesita del Sentir. La Razón sola es fría pero unida al Sentir del corazón -que es Amor-, toda acción tendrá la ecuanimidad necesaria para ser justa, correcta y plena.

Cuando el corazón vibra de dicha nos está llevando a sentir más allá de la mente.

Cuando el corazón late de alegría, es como la campanada lanzada al viento, hace resonar todo el cuerpo … más allá de la mente.

Un paso aún más allá es el de la INTUICIÓN que nos conecta con otras dimensiones superiores de nuestro Ser.