Tomo conciencia de mi mismo/a

hombre-manos-luzRespirar conscientemente es dejar entrar la vida en ti, expandiéndose por cada rincón de tu ser. Entonces, la vida deja de ser un esfuerzo, al conectar tu pulsación con la del Universo.

Adentrándote en  ti mismo descubrirás lo más íntimo y profundo de tu paisaje interior. La respiración consciente hace de vehículo y nos lleva a nuestro interior. Nos vaciamos de las energías densas; tensiones, cansancio… Y nos llenamos de las energías refinadas (prana).

En ti está el elemento AGUA,  beneficioso en tu Camino de purificación. Te ayudará a sanar los miedos al futuro y el miedo a los cambios.  Te conectará con tu Centro Energético SACRO. Aprecia el valor del agua; bébela.

En ti está el elemento TIERRA, beneficioso en tu Camino ascendente. Te ayudará para deshacerte de los apegos y mejorar tus relaciones sociales. Te conectará con el Centro Energético RAÍZ y con la Madre Tierra. Al contactar con la Naturaleza, ella de guiará.

En ti está el elemento AIRE conectado al Centro del CORAZÓN. Respira conscientemente, con la atención en las fosas nasales, sintiendo cómo entra el aire fresco subiendo el prana hacia el cerebro y el oxígeno yendo a los pulmones. Respira suave, lenta y profundamente. Al respirar conscientemente pon tu atención en el centro de tu corazón espiritual y te conectarás con tu Conciencia.

… todo se vuelve apacible. Cuanto más profundamente escuches tu interior, más crecerá el Silencio…más aumentará el estado de paz en tu corazón. Te harás dueño de tu vida.

Respirar conscientemente ayuda a sincronizar el corazón, la mente y el cuerpo físico. Respira desde una actitud positiva. La mente entrará en calma y el corazón te brindará claridad.

SIENTE LA RESPIRACIÓN. Toma consciencia de ti mismo, siente que estás completamente presente. Me siento respirando todo yo, desde la cabeza a los pies, desde dentro hacia afuera y desde fuera hacia adentro. Yo Soy quien siente mi mente y mi cuerpo.Me siento ser Yo. Tengo sentimiento de mi en cada respiración consciente… mi sentimiento es de paz… mi sentimiento es de tranquilidad, respiro amor. Yo Soy quien tranquiliza a mi mente,  a mi cuerpo y a mis emociones …  Yo Soy quien respira conscientemente en estado de tranquilidad, de bienestar, de paz.

Yo Soy la conciencia viva, eterna, conectada con el Yo Supremo y la Conciencia Suprema.

 

Sanar el cuerpo emocional

ser de luz4¿Qué nos enferma físicamente? El estrés, la ansiedad, el miedo, la angustia, la envidia … todas las emociones y sentimientos negativos hacia nosotros mismos.

¿Qué nos hace sentirnos infelices? …  movernos y mantenernos  mentalmente en la inseguridad, no saber salir del miedo, el sentimiento de culpa, el resentimiento, la rabia … todas las energías negativas que emponzoñan el corazón (el Amor que nos negamos).

Para que fluya debidamente la energía vital en nosotros debemos armonizar y sanar nuestro cuerpo mental y emocional . Transformarnos en personas más perceptivas, intuitivas, conscientes, compasivas, auto-suficientes y positivas.

La salud de nuestro cuerpo  físico surge como consecuencia natural de la armonía y equilibrio en nuestros cuerpos mental y emocional. La salud y sentimiento de plenitud y felicidad es causada por las actitudes mentales y emocionales positivas acordes a nuestro ser interno esencial y natural, que ahora están bloqueados.

Aprender a solucionar los miedos que nuestra mente ha creado que nos están separando de todo aquello que queremos conseguir … y sentimos nos resulta imposible obtener …

Es nuestra responsabilidad generar salud, no sólo a nivel físico sino también entender que esta salud física se logra al mantener un equilibrio de paz y armonía interior, teniendo buenos hábitos alimenticios, descanso apropiado,  conocimiento de nosotros mismos y una actitud y hábitos positivos.

Toma Conciencia de que tú no eres tu cuerpo físico. Tú no eres tu mente y ni siquiera eres tus emociones. No te dejes dominar por ellas o te confundirán y entrarás en conflicto y sufrimiento.

Relájate y profundiza en tu corazón, donde se aloja tu ser esencial; tu Alma. Entra en la Conciencia de tu Ser. Sumérgete en el estado de paz que fluye en tu interior.

Y esa experiencia -aunque sólo dure instantes-   te irá transformando y expandirá tu Luz.

Ahora, hagas lo que hagas, hazlo desde el corazón. Tu Luz te acompaña y te guía.

 

Crear una Conciencia receptiva

angel 13La vida es una corriente de energía vital, con una vibración, frecuencia, Luz, Conciencia, Inteligencia… variante.

Tenemos la capacidad de, voluntariamente, reactivar y acrecentar esta energía con la finalidad de evolucionar a Planos superiores donde la Conciencia es pura Luz.

Alcanzar un estado vibratorio alto,  estable y armonioso, supone crear -por el poder de la intención-  la paz interior que todos deseamos y una Conciencia  lumínica receptiva.

Una Conciencia receptiva  convierte el alma en Canal para recibir la asistencia de energías superiores -seres de Luz-  que son, inteligencia cósmica, al servicio de las almas que les invoquen y pidan ayuda.

Cuando alcanzamos la etapa de la ACEPTACIÓN (de la no-resistencia),  abrimos nuestro corazón espiritual para que esta Fuerza, que se manifiesta como seres de Luz de Amor Incondicional,  se haga presente en nosotros. Sentir la Presencia divina en nuestro corazón nos proporciona certeza, fe, confianza y paz. El Universo nos manda señales. No son casualidades o coincidencias, no se trata de magia, pero sí son manifestaciones reales que están por encima de nuestra lógica y razonamiento.

Desde el reino de la Conciencia Cósmica, los maestros ascendidos, los santos, ángeles,  la Madre y Padre celestiales, son aquellos que son llamados a interceder por los seres humanos y es beneficioso invocarles, nombrarles en nuestras oraciones de agradecimiento. Ellos nos atraen hacia la Luz. Ellos nos dan el Aliento para poder soportar las dificultades.

 

 

Ejercicio para renacer.

ser y universo¿ Qué se puede hacer cuando el pasado dirige nuestra vida, anulando el presente y condicionando el futuro?

Nada puede cambiar el pasado. Por mucho sentimiento de culpa que tengas, por mucho que te auto-castigues y llores o te quejes.

Aunque cargues con él de forma sacrificada y con actitud de víctima, nada lo hará cambiar. Aunque lo justifiques o reniegues de él.

Y si algo hiciste mal pero tu arrepentimiento no te ha dado paz, aún pidiendo perdón mil veces, ahí estará como una losa, marcando tu vida.

Pero, en el momento en que te hagas consciente del absurdo que supone mantener con vida lo que ya no es y experimentes por ti mismo  que sólo dejándolo morir -enterrándolo- habrá terminado, entonces es cuando  te situarás en tu Presente, y desde tu Conciencia despierta, te liberarás y te harás dueño del momento y comenzarás a vivir plenamente. A esta vivencia se llama  RENACER .

Puedes comenzar de cero  creando esta transformación en ti:

Lleva toda tu atención al Centro de tu corazón espiritual -en el centro del pecho- donde se asienta tu Alma,  donde está el templo sagrado de tu Espíritu; tu ser esencial.

Utiliza tu Tercer Ojo para visionar. Ve hacia adentro, hacia tu universo interior intemporal.

Transforma tu identidad desde “lo que yo tengo” a “lo que yo soy”. 

Respira hondo desde tu corazón y di “Yo Soy Amor”. “Que todas las energías -pensamientos y sentimientos-  que pertenecen al pasado sean liberadas, ahora”.

Suelta tu pasado. Plántate  en tu presente. Conecta con tu Ser y permite que discurra ante ti el campo inmenso de posibilidades que representa tu presente y tu por venir. Focalízate en todas las cosas buenas que hay en ti, tus capacidades y todo tu potencial.

Agradece.

 

 

Tras la búsqueda de la felicidad perdida

lailajordaniaEs normal que uno vaya tras la búsqueda de lo que cree faltarle: la felicidad, la paz, el amor, el dinero, inclusive sucede el  ir en la búsqueda de uno mismo …

Sin embargo, eso que creemos que nos falta -si no estuviese ya en nosotros- no seríamos conscientes de su necesidad y de su ausencia … y esa es la  ignorancia.

Así que, una vez despierta la Conciencia y echamos en falta algo en nosotros, si salimos en su búsqueda, si lo anhelamos y sentimos la necesidad de tenerlo, es porque ya está ahí y sólo tenemos que descubrirlo -en nosotros.

El error generalizado es ir afuera a buscarlo. No importa, ninguna andadura es inútil: regresaremos reforzados.

El desacierto es creer que existe algo fuera de nosotros que nos lo va a proporcionar. Pero que sepamos que ni la paz interior, la felicidad o el amor, se encuentra fuera de nosotros mismos.

La verdad es que, una vez la hallamos en nuestro interior, es cuando atraemos más de los mismo, de otros seres y entonces ya nos enriquecemos… y podemos compartir y repartir …

Dentro del Jardín interior.

mujer meditando naranja¿Cómo trascender la mente racional y reconocer al Ser esencial en uno?

¿Cómo salir de los Planos inferiores; cuerpo físico, mental y  emocional, para elevarnos más allá del mundo material, y reconocernos como seres divinos?

¿Cómo transformar nuestro mundo de conflicto, dolor y sacrificio en un Jardín de Dicha?

En nuestro interior está la semilla que guarda el código de nuestro ser eterno. Conectar con nuestro espíritu es lo que dará sentido a nuestra vida en este mundo.

El despertar de la Conciencia hace expandir la Luz en nosotros para así comenzar a experimentar  que somos energía y  que somos parte de la Conciencia Universal.

Esa Luz -que es Conciencia viva-, en la medida en que nuestra mente deja de poner resistencias, se enciende y crece. Y  en la medida en que nos vamos haciendo conscientes de la Realidad y aceptamos el Orden Superior y las Leyes de la Naturaleza, entraremos en un estado superior -extraordinario- como seres humanos.

Este entendimiento y comprensión hace que deje de haber conflictos y sobre-esfuerzo en nuestra vida, gracias al conocimiento intuitivo que comenzará a ser nuestro guía y nos ayudará a elegir de forma correcta.

En nuestro interior existe un Jardín. En él está la Fuente de la Verdad y nuestro Maestro interior. La aceptación hace florecer en nuestro Jardín un  estado de Paz perenne.

La paz interior es la fragancia que nace de la confianza absoluta; la Fe.

Ir hacia adentro, en la meditación o estado de quietud y silencio, nos introducirá en nuestro Jardín para sentir el gozo, la dicha y la paz que forman parte de nuestra esencia.

 

 

 

 

 

 

Ausentarse de la mente

niño dejando volar pajaroNo es verdad que podamos silenciar la mente. Vivimos en la mente y vivimos desde la mente.  Y ella siempre está en marcha: imaginando, juzgando, criticando, soñando, preocupándose … diciendo una y otra vez ‘y si esto … y si lo otro’ . La mente nunca calla.  Sin descanso, en ella revolotean los pensamientos y los sentimientos sin parar.

Para encontrar la paz hay que salir de la mente. Experimentemos el ausentarnos por un momento de la mente. Vamos a  hacernos conscientes de que somos capaces de hacer ese “desdoblamiento” en nosotros. Es más que una técnica de meditar. Se trata de intensificar los sentidos y simplemente CONTEMPLAR, quedar absorto… como la capacidad que tienen los niños de quedar ‘pasmados’ -sin mente- ante algo que les maravilla.

Como Observadores, nuestro Yo Superior disfruta de la contemplación de una hermosa puesta de sol, sin que la mente intervenga.

Desde la conexión mente-corazón, nuestra Conciencia se mece ensimismada viendo el vaivén de las olas del mar.

Y dejamos la mente atrás de forma natural mientras nos sentimos envueltos en la complacencia de estar en silencio junto a las personas amadas; instantes de éxtasis total.

En esos momentos, sobran las palabras; en esos momentos, es cuando la mente está ausente. En esa quietud perfecta. En esa armonía y sincronicidad de todos los elementos.

Todo en perfecta quietud y armonía.