Dolor y sufrimiento

mujer,mar y pajaroEl dolor del alma y el dolor del corazón creados por el desamor (el desencuentro con nuestro Ser) es una energía que actúa como las olas del mar golpeando las rocas; las olas rompen con fuerza contra las rocas, quitando sus aristas, redondeando y alisando su aspereza .

Debido a nuestra ignorancia y resistencia, el dolor nos es necesario para crecer como humanos; nos saca de la distracción y el alejamiento de nuestra esencia y razón de ser.

El dolor es pues el combustible que nos impulsa a anhelar la Verdad y salir de la inconsciencia. El dolor, curiosamente, nos vuelve agradecidos y mansos.

Pero en nuestra torpeza y necedad, en lugar de eso, lo envolvemos en sufrimiento, magnificando la queja, quedándonos bloqueados en el victimismo, desviando toda nuestra energía para enredarnos en situaciones conflictivas.

El sufrimiento estanca nuestro cuerpo emocional, lo embota. El sufrimiento es alimentado por una mente débil que no sabe gestionar las situaciones, alargando la agonía al no decidirse a enfrentar los problemas, por no sentirse capaz de ello.

El DOLOR ocurre en el corazón espiritual. Reconocerlo es reconocer que nos duele nuestra pequeñez. No huyamos de nosotros mismos; el dolor nos acerca a nuestra divinidad porque nos hace entregarnos y rendirnos a las Fuerzas Superiores -a Dios-.

Llegado a este punto, se rasgan los velos de nuestra ignorancia y soberbia. La entrega es dulce. Las heridas del alma y el corazón se sanan desde el AMOR.

 

 

 

Vale la pena

yo fran'13.5Un día  que no tenía nada de particular, lo transformé en especial.

Mi vida tampoco prometía gran cosa pero me las ingenié para que vibrase y valiese la pena.

Vale la pena cuando de tu esfuerzo por saber surge una respuesta sabia.

Vale la pena cuando de ese ánimo primero nace el impulso que te lleva adelante, fortalecido.

De ese aliento sincero aparece el espíritu que ya llevas dentro.

Y ese espíritu, que es eterno junto a tu alma, se encarga de guiarte y protegerte… si le escuchas. Si te vuelves Observador de ti mismo; del personaje y del  ser esencial

¿A dónde puede llevarte tu espíritu y tu alma? Y ¿Qué puede surgir entonces cuando sales del mundo programado del Yo?

– Algo completamente puro, nuevo, mágico … y que brinda paz interior. Sólo te pide ser tu mismo.

 

El sentido interior del oído

mujer caracolaLa VOZ INTERIOR de nuestra Alma es real y poderosa. Ella nos avisa, nos previene, nos alerta ¡cuidado!, dice. ¡Paciencia!, nos dice una y otra vez. Paciencia, nos susurra para que no nos adelantemos a los acontecimientos.

Si escuchamos la Voz Interior ella nos enseña a ser “cazadores” expertos de oportunidades favorables.

Nos enseña a estar siempre despiertos y alertas ante los peligros a la vez que nos da la sabiduría de mantenernos relajados. Nos enseña a saber distinguir al enemigo antes de que nos pueda hacer daño. Pero también a aceptar las pruebas difíciles que tengamos que pasar como parte de nuestro karma.

Para desarrollar el sentido interior del oído y escuchar la Voz de nuestra Alma tenemos que aprender a adentrarnos en el Silencio y acomodarnos en él; hacernos amigos, sentirnos cómodos en él, relajados y con la mente totalmente en quietud.

Es entonces cuando el Alma nos habla y GRABA en nuestro corazón el mensaje, para que sintamos la CERTEZA -no en la mente- sino en el corazón. Y este sentimiento, una vez uno lo siente, no permite a la mente tener dudas sobre ello.

Si todavía dudas es que la mente te domina. Si todavía tienes miedos; la mente te domina.

Quien desee desarrollar los sentidos y la mente, debe trabajar en ello; existen técnicas, Hace falta voluntad, constancia y un compromiso consigo mismo.

Lo primero de todo, busca estar en el Silencio unos minutos cada día, adéntrate en él y permite que te envuelva. Pon tu atención en la respiración armoniosa y pausada y ve donde tu corazón espiritual, en el centro de tu pecho. Inhala Paz y exhala Amor … Inhala Paz y exhala Amor… Inhala Paz y exhala Amor…  fluye …

 

Silencio

bosque preciosoYa que las palabras no cubren todo el sentir, es el Silencio quien viste las emociones.

Silencio en el que se expresa el Alma.

Silencio en un acto de ensalzar  el espacio puro que desprenden  las miradas.

Sin pretender cambiar nada, sin necesidad de explicar nada. Ese silencio es el que amarra.

El Silencio también se desenvuelve, se despliega, te traga. Es el que gana las batallas.

Procuraré que el silencio sea limpio, puro. No un simple callar o guardar rabias.

Silencio interno de  fragancias excelsas, siendo el Amor lo que emana.

 

 

 

 

 

 

El Poder y la Fuerza

ser-adnLa Fuerza es física y el Poder nace en el espíritu. Quien se sostiene en su Poder personal no necesita utilizar la Fuerza física.

El Poder personal está conectado al Creador de Vida del Universo; es la energía cósmica universal creadora de vida y que todo ser vivo lleva dentro manteniendo la llama de vida más allá de la mera existencia. Es la energía que alimenta nuestra Alma, nuestra esencia. Un Alma debilitada de su Poder está a merced de la Fuerza propia y de los otros.

La Fuerza física está conectada al Ego; utiliza la manipulación, la coacción, la violencia, para mantener su posición y valorarse. La Fuerza siempre lleva a la destrucción y al sufrimiento.

El Empoderamiento es necesario para salvaguardar nuestra integridad y nuestra autenticidad. El Poder de nuestro espíritu siempre nos ayudará a que nuestra Conciencia se expanda hacia la auto-realización.

 

 

Tu esencia

energia-cuerpoHablamos de la Esencia y hablamos de que somos Energía …

Hablamos del Alma y del Espíritu…

Pero si no experimentamos todas estas cosas inmateriales, cómo podemos saber de lo que estamos hablando o cómo  continuar profundizando sobre ello.

Ni siquiera cuando nombramos el amor incondicional tenemos una idea clara  de qué estamos hablando. Sólo si alguna vez hemos percibido su fragancia -aunque sólo fuese por un instante- no sabremos de qué se trata.

¿Cómo saber? Yendo hacia nuestro interior, calmando la mente desde una respiración consciente y pausada.

¿Cómo percibir? Vaciando la mente de expectativas, respirando conscientemente mientras vamos hacia nuestro interior en silencio. La meditación.

¿Qué hace falta para saber y percibir? Anhelar desde la paciencia y la confianza, el poder trascender el Plano material en el que estamos sumergidos. Entrar en un estado meditativo.

… todo lo demás viene por sí mismo.

 

¿Dónde estoy bloqueado?

corazon¿Dónde estoy bloqueado? Aparece la necesidad de saber sólo con el despertar de la Conciencia. Surge al abrir los ojos del alma y darnos cuenta de nuestra situación insana de  apatía y resignación. Surge cuando nuestro corazón apela a la verdad -ya sin miedo- y se siente capaz de sanarse,  escuchándose a sí mismo.

¿Qué me está bloqueando? Esta pregunta surge cuando ya estoy preparado para asumir mis debilidades, mis fracasos,…  y darlos por buenos. Nada es casual. De todo podemos aprender algo para nuestro beneficio.

Lo forzado crea falsedad y resquemor. Yo soy quien soy con mis virtudes y defectos.

Es perjudicial crear obligaciones desde el Miedo. Mis capacidades tienen un límite.

No tiene ningún sentido ser formal por fuera cuando el interior bulle de rabia y odio.

¿Cómo puedo resolver mi sentimiento de infelicidad y vacío?

En primer lugar debo saber responder a la pregunta de “quién soy yo”. Y tener la valentía de enfrentarme a mis sombras y abrazarlas, también.

Cuando desde el corazón surja la respuesta de forma fluida y sincera, identificándose desde su parte esencial y divina, entonces sabrá que su Conciencia está preparada para seguir su camino evolutivo. Ha entrado en el proceso de transformación como ser humano; desde la conciencia del ego hacia la conciencia del Alma.

¿Qué nos está bloqueando? El desequilibrio e incoherencia entre el SER-HACER-TENER, que nos han imbuido y que  viene a ser lo mismo que el  conflicto cuando hay desacuerdo entre lo que yo SOY-PIENSO-HAGO.

Amo el que nos podamos amar sin tener que darnos grandes explicaciones.

Me alegra el que podamos encontrarnos y dejarnos fluir sin más. ¡Que liviandad! Sin tener que fingir o darnos importancia … el Amor es liviano, fácil de tratar.