Posicionarse

mujeres-circulo-lunaTomamos posición en la vida, como las fichas en el tablero de ajedrez, … y ese posicionarse brinda ventaja o desventaja. brinda poder o derrota … Yo decido. Yo me posiciono. Yo tomo conciencia de mis talentos. Yo me hago valer poniéndome en mi sitio, en el sitio que me corresponde; yo lo elijo. Y en eso radica mi libertad.

Todo en mi habla de cómo yo me valoro y el otro lo capta (para animarme o para tener ventaja sobre mi, para acompañarme o alejarse). En la forma, en la actitud, en la postura y en el gesto, consciente o inconscientemente, nos posicionamos ante la vida para relacionarnos con los demás. Desde el miedo y la inseguridad,  dejando que otro me manipule. O desde la valentía, desde el dominio de lo que considero correcto y la confianza en mis talentos.

Lo mejor es conocernos a nosotros mismos y hacerlo desde quien somos, con autoridad natural y sin esfuerzo.  Al posicionarnos -según la  estima por nosotros mismos- estamos valorándonos frente a los demás.

Sentémonos en silencio para abrazar nuestro corazón y nuestra alma. Sintonicemos con los ciclos de la Naturaleza. Seamos agradecidos.

 

 

Valdrá la pena

hombre recogiendo polvo de estrellasLa vida es un DESAFÍO, acepta el reto. Valdrá la pena tu dedicación a mejorarte ti mismo.

No fue fácil; para muchos el pasado es una carga de sentimientos y emociones traumáticas. Tenemos que reconciliarnos con el pasado para poder seguir avanzando.

No está siendo fácil; para muchos  la vida es sufrimiento. Podemos transformar el sufrimiento en aceptación y aprendizaje para nuestro crecimiento.

No va a ser fácil tampoco pero vale la pena tomar la decisión de apostar por la Vida, sean cuales sean las pruebas que se nos presenten.

Depende de nuestra ACTITUD el que salgamos victoriosos.

La IMPOTENCIA es la falta de poder para realizar algo. ¿Cómo nos vamos a abandonar, cómo es que vamos a darnos por vencidos ante la vida que nos ha sido dada?

No te agotes en la queja. Que no te debilite el no valorarte. No claudiques, no cedas, nada debe hacerte sentir inferior o incapaz.

Dedica un tiempo y un espacio a ti mismo cada día para conectar con tu ser esencial que habita en ti -tu espíritu- y que él te dé el PODER, la inspiración y el entusiasmo por la Vida.

 

 

El desgaste de la queja

mujer joven namasteTodos, en mayor o menor medida,  tenemos un apartado de ‘QUEJAS’ dentro de nuestro carácter. Es una actitud automática para llamar la atención. Y a veces está tan arraigada que no nos damos cuenta que justamente conseguimos lo contrario: nadie está dispuesto a soportar los lamentos de otros.

Ir de víctima por la vida no tiene ningún beneficio. Resulta ser un desgaste tremendo de energía que, por cansancio mental,  sientes que no avanzas… y no sabes por qué.

Esa confusión que te envuelve y te paraliza, sólo es posible deshacerte de ella, cuando digas bien alto ‘BASTA‘.

Termina con la queja. Sal victorioso del enfrentamiento con tu mente. Termina de sentir lástima por ti mismo. Sé capaz de cambiar tus hábitos.  Termina de utilizar esa imagen de víctima. Agradece tu día a día.

Ahora, sé Observador de ti mismo. Sé Observador del ‘personaje’ que te está condicionando y limitando.

Ahora, siéntate tranquilamente y ve hacia tu interior para encontrarte con tu SER esencial y real que eres. Y abrázalo. Acéptalo. Agradece.

Así cada día. Hasta que consigas amarte enteramente como ser de Luz que eres.

No más quejas. Sé agradecido.

Los Miedos

hombre pelo largoNos referimos al amor como una forma de relacionarse con los demás pero es mucho más que un sentimiento de afecto o de una predisposición a hacer el bien. El Amor -con mayúscula-  es algo intrínseco a nuestra esencia y naturaleza pero que todavía nos falta por descubrir en profundidad.

Idealizamos el amor  y soñamos con conseguir ese estado perfecto de Amor incondicional que nos proporcione gozo, alegría, felicidad y plenitud.

Entonces,  qué nos impide amar y ser amados de forma fluida y enteramente?

El miedo es uno de los mayores obstáculos para que nos sintamos ese estado de Amor de forma estable. En la medida en que existe en nosotros miedos e inseguridades no hay sitio para el Amor.

Los miedos hacen su aparición cuando hay  baja autoestima o timidez. Justamente son los miedos la expresión del desamor y no sólo en su aspecto sentimental sino el Amor como fuerza y como estado de plenitud del ser.

Así que el MIEDO y el AMOR  son los polos opuestos de una misma cosa; de nuestro núcleo central. Si hay miedos hay desamor. Y si no hay amor por uno mismo,  comienzan a infiltrarse en nuestra mente y corazón,  todo tipo de miedos: sentimiento de culpabilidad, rechazo a uno mismo; “no soy suficientemente bueno” y  miedo a ser rechazado por los demás, a no ser querido.

Los miedos dan paso a los celos y a la envidia. Los miedos abren las puertas a la mentira y al engaño, a la manipulación y al control del otro.

Primero tengo que aceptarme y perdonarme a mi mismo. Esto quiere decir que tengo que borrar toda idea negativa que tengo de mi mismo. Voy a dejar de auto-castigarme y sobre-exigirme  y comenzar a amarme, a dedicarme tiempo a mi mismo.

Podemos conseguir deshacernos del miedo insano  y poder así vivir el Amor como algo completamente natural y merecido.No hay nada que justifique el que yo no me escuche y me atienda debidamente, amorosamente.

La emoción de miedo nos crea sufrimientos innecesarios. Si sentimos un miedo excesivo, irracional o sin justificación,  entonces existe un desequilibrio emocional o un trastorno de la energía vital, que debemos prestarle atención y solucionarlo.

Los miedos pueden crear tensión muscular,  ansiedad, nerviosismo, fobias, obsesiones. insomnio, etc. El miedo psicológico por lo que podría ocurrir, crea un sufrimiento sin sentido.

Tenemos que sentirnos capaces de fortalecer nuestra mente. Hay que cambiar de actitud y afrontar la vida de una forma nueva y positiva. Tomar una decisión es mucho mejor que vivir en conflicto continuo. Esto nos hará ganar seguridad en nosotros mismos.

A partir de ahí podré amar a los demás.

 

 

 

 

 

 

 

 

Nuestra condición terrenal

ser diamante chakrasEn el plano terrenal, ningún ser humano es perfecto. Se frustra quien busca la perfección o se vanagloria quien ya se cree perfecto.  Cualquiera de estas dos posiciones son ilusorias. El propósito del hombre en la Tierra es el de ser *completo*. no perfecto.

La perfección está en lo ya acabado por lo tanto no existe, en cuanto que el ser humano y el mismo Universo está en movimiento continuo de crecimiento y expansión. Sin embargo, cuando algo ES completo -nosotros mismos como semilla- entonces puede desarrollarse desde su ‘completitud’‘… siempre y cuando descubra en sí mismo los códigos de su origen y no se resista a ser quien ya es.

Para entrar en este proceso,   el ser humano debe desarrollar tres valores que le conectarán con la nobleza de su Alma:

1) El discernimiento,   para entender que existimos dentro de un campo que contiene todas las posibilidades, donde elegimos y decidimos lo que puede ser o no ser  más allá de la esfera física y material.

2)  La actitud correcta,   utilizando la meditación o introspección trascendental., que nos acerca a nuestro ser esencial y determina  nuestra forma de ver el mundo.

3) Coherencia, entre lo que yo pienso, lo que yo hago y quiero hacer y lo que amo y soy.

Los hábitos mentales crean una corteza dura que impiden llegar a la visión y entendimiento real del Ser en su originalidad y dimensionalidad. La transformación alquímica del ser humano lo determina su no resistencia a ser quien es, sobresaliendo a su condición terrenal.

 

 

 

Las tres Gracias

mujer meditando luzSegún dejó dicho Séneca, tres son las Gracias de la Generosidad: Dar, Aceptar y Devolver.

La Gracia puede ser un don natural.  Pero también es una concesión divina que nos ha sido dada antes de venir a este mundo, seguramente por merecimiento propio de otras vidas …

Algunas personas tienen miedo a DAR por temor a perder. No se han dado a sí mismas la oportunidad de experimentar de que al dar estamos abriendo las puertas a la Abundancia y nos viene devuelto y multiplicado lo que hayamos ofrecido de corazón.

ACEPTAR es una acción y efecto,  con  una profundidad casi sin límites. Y es que cuando comenzamos a practicar  la aceptación de forma consciente vemos que esta forma de actuar  ensancha nuestro estado de alegría y satisfacción con nosotros mismos. La aceptación nos da una recompensa casi simultanea  y es que la Naturaleza está atenta a nuestro actuar.

Y a esto se refiere cuando aparece la Gracia de DEVOLVER. La Naturaleza y el Universo nos corresponden con Amor, facilitándonos la vida.

 

Después o mañana

hombre en bicicleta al cielo

Creemos que nos movemos hacia el futuro pero siempre estamos en el ahora.

Creemos que es más adelante donde nos espera lo bueno de la vida …

Hoy está el frescor de lo nuevo por descubrir.

No acumulemos experiencias y creencias como rígidos referentes. No nos apalanquemos en la memoria del pasado o en recetas de otros sobre la felicidad a construir en un futuro;  nuestro presente ya está aquí y no espera.

Pensamos que la felicidad que soñamos llegará más adelante y que la podremos encontrar en algún lugar o en alguna persona. Nuestra mente nos tranquiliza diciendo que lo bueno,  sucederá después. Pero ¿para cuándo dejamos el comenzar a vivir? Ahora, sería lo más inteligente pero nos reservamos … día a día nos volvemos más exigentes o más escépticos.

La vida nos dirige y nos encauza dentro de nuestro destino tarde o temprano. ¿Podemos mejorarla? Sí, desde la conexión mente-corazón, desde la toma de conciencia y una actitud abierta y correcta.

Es desde la inseguridad y los miedos,  que nos debilitan, que no tenemos  la fuerza y la energía necesarias para ser dueños de nuestra vida…  entonces la impaciencia crece y la mente siempre está ya pensando en mañana, sin tener los pies en el suelo para ver la realidad de hoy.

Cuando se vive solo desde la mente, el ser humano tiene un campo de percepción limitado y centrado en sí mismo;  es egoísta y ambicioso. Lo contrario a la persona que vive desde su corazón y en armonía con su mente para valorar el ‘presente’; lo que la vida le brinda y mostrarse agradecido.