Dios actualizado

chakra corazonLa conexión con la divinidad debe hacerse desde la madurez mental y emocional. La claridad mental nos acerca a la Verdad. Las creencias deben transformarse en experiencias. Se ha hecho necesario el posicionamiento correcto de nuestro Ser para tomar las riendas de la vida en todos los aspectos. La espiritualidad es uno de ellos.

Utilizar los rezos y la religión como sedante para no enfrentarse y responsabilizarse de uno mismo ante la vida ha sido nefasto en la historia del ser humano. Se terminó el vasallaje.

Son nuevos tiempos los que nos sacuden para que despertemos y comencemos a vivir desde nuestra Conciencia. No somos más súbditos de los poderosos; la fidelidad es hacia los principios que están grabados en nuestra Alma y Espíritu.

Descartemos primero la relación NO deseable desde la inconsciencia y la actitud servil.

> Relación de dependencia.
> Relación desde la culpa.
> Relación desde el miedo.
> Relación con un dios separado y lejano.
> Relación con un dios castigador.

Mi relación con Dios desde la espiritualidad:

> La divinidad -Dios- está en mi.
> Dios como Luz de Amor Puro en mi.
> Dios como Esencia Primordial Absoluta de Amor en mi.
> Dios Creador de todas las cosas en mi.
> Dios como Conciencia Suprema y Pura Misericordia en mi.

Tenemos que posicionarnos y “empoderarnos” como criaturas divinas que somos porque hemos sido creados de Su Luz.

No “empoderarnos” desde el Ego, sino desde el Espíritu. Es así como abandonaremos el papel de víctima, desaparecerán los miedos, dejaremos atrás el pasado, nos liberaremos de las creencias limitadoras, desaparecerán los sentimientos de abandono…

Cuando nos “empoderamos” desde el Espíritu, nos llega y envuelve la Gracia divina. Empoderarse significa recobrar la facultad y dominio sobre los valores del Ser en uno mismo. Empoderarse significa hacer posible lo que uno desea por el poder de su Conciencia ligada a la Conciencia Suprema.

Anuncios

Sin complicarse la vida

meditacion y lotoPodemos alcanzar la felicidad y la paz interior sin hacer demasiados gastos ni esfuerzos físicos. Se trata de un entrenamiento para obtener una nueva Conciencia de nosotros mismos. Ver quién somos en realidad. No es fácil pero no imposible.

La instrucción es muy simple: SER OBSERVADOR DE UNO MISMO. Observarte a ti mismo como personaje, así actuarás con desapego de tus emociones. “Tú no eres tu cuerpo físico, no eres tus emociones, no eres lo que piensas. Tú eres Conciencia.”

No te juzgues, no te exijas. Simplemente obsérvate y sin esfuerzo irás corrigiendo lo que ya no quieres más en ti. Consciente de que hay pensamientos y creencias que no te pertenecen …

Se requieren tres actitudes:

1) Perseverancia.

2) No tener expectativas.

3) Paciencia.

Las respuestas que irán apareciendo, a todas las incógnitas, se adecuarán al nivel de nuestro entendimiento y las iremos escuchando desde el filtro de nuestra Conciencia.
Nuestra reacción a ellas pasarán por tres actitudes:

Primero: Las ignoraremos.

Segundo: Las cuestionaremos.

Finalmente: Nos rendiremos a ellas.

Cuánto tiempo nos llevará este proceso de “purificación”, depende de nuestras resistencias a VERNOS y ESCUCHARNOS.

Este entrenamiento tiene garantías. Cuando lo consigas, compártelo.

El arte de vivir en paz

hombre implorandoConfiad en el Poder sanador de la mente cuando está enfocada en el Presente.

Podemos hacer de esta vida una orquestación de desatinos y lamentos o un canto armonioso al sintonizar con la vida.

Permanecer enfocados en el Amor, en nuestra vida cotidiana, será nuestro objetivo si queremos alcanzar un estado de paz permanente en el corazón.

“Amaos los unos a los otros como Yo os he amado. Y permaneced en mi Amor”, fue el mensaje de Jesús.

La vida es sagrada. La aceptamos como un presente y desde el agradecimiento. Nos entregamos a ella con responsabilidad y compromiso de hacernos el Bien a nosotros mismos y a los demás.

Seamos generosos dando. Sintamos la activa presencia de Dios en nosotros y acabarán todas nuestras perturbaciones mentales.

“Conoced la Verdad y ella os hará libres”. Dediquemos una hora al día a nosotros mismos; a conocer nuestros deseos más íntimos, a conectar con nuestra esencia, a escuchar nuestra voz interior.

Aliento, fuerza y confianza en uno mismo, son tres requisitos para abordar la vida con entusiasmo.

Determinación, constancia e intención clara, tres actitudes esenciales para lograr lo que nos propongamos.

Nos impulsamos hacia adelante desde la Conciencia despierta, serena y firme.

Desde la Energía del Amor Puro ascendemos. Liberados, irradiamos paz. Confiemos.

Decretar la Abundancia

ser dentro universoTenemos la capacidad de gobernar nuestra mente y nuestra energía vital. Tenemos la capacidad de aprender a ordenar esta energía; refinarla, almacenarla y dirigirla hacia nuestros centros energéticos superiores para despertar y desarrollar la INTUICIÓN, que es desde donde despegaremos para navegar hacia otras dimensiones de nuestro Ser.

Lo más importante a entender sobrepasa la lógica de ahí el sufrimiento al sentirnos atados y limitados a una mente inferior controladora e insegura. Nos sentimos vacíos, abandonados, perdidos …

Es posible y necesario traspasar esa frontera mental y liberarnos de todos los pensamientos y creencias negativas que hemos decretado inconscientemente “No puedo. No sirvo. No es para mi. No soy. No me siento motivado”…

Tomemos conciencia de que los pensamientos tienen un enorme poder de atracción. Eso que pensamos es lo que atraemos. Si no me valoro nadie me va a valorar y con mis pensamientos negativos estoy bloqueando todas las buenas oportunidades que están ahí esperando la posibilidad de llegar a mi.

Con tus pensamientos positivos estás decretando la abundancia y la felicidad en tu vida. Situándote en tu interior y reconociendo tu divinidad en la Presencia divina dentro de ti, serás capaz de anular todos los miedos e inseguridades que la mente inferior estaban creando desde su ignorancia y alejamiento del Ser completo en eres.

Declara mentalmente y con el corazón abierto que la Presencia Divina se encuentra en ti. “Yo Soy”, significa que Dios se está expresando en tu vida. “Yo Soy la Abundancia, la Verdad y el Amor, manifestados en mi”.

Experimentar

cueva inmensaEXPERIMENTAR es llevar a la práctica lo que hasta ahora sólo estaba en la mente como creencia o información.

Archivamos en nuestra mente, ideas y pensamientos que ocupan un lugar precioso pero que sólo es “creencia”. Sin embargo, experimentar, es descubrir y sentir la verdad por nosotros mismos. Es entonces cuando podremos afirmar con total certeza lo que creemos saber, ya no como una interpretación mental sino fehacientemente una convicción.

Comprobar por nosotros mismos y asimilar la información como conocimiento, eso es experimentar; lo que amplía nuestra Conciencia. Igualmente, las enseñanzas de un maestro deben llevarse a la práctica para hacerlas nuestras y entonces crecer con ellas.

Dar por hecho lo que otro dice sólo brinda información. Pero la experiencia es la madre de todas las Ciencias. Sólo llevando a la práctica lo que se cree es como realmente se saca partido de ello y nos ayuda a ser coherentes con nosotros mismos.

Desde nuestra intención de avanzar en este proceso del conocimiento interno vamos creando el Camino de expansión de la Conciencia: experimentando y afianzando nuestro desarrollo y progreso.

Vamos siendo mejores personas, más felices, más en paz con nosotras mismas, más seguras y llenas de fe. Porque es eso lo que experimentamos al ser Observadores/as de nuestra realidad y actuar acorde a ella.

El Amor es Esencia.

El Amor no es un sentimiento. Ni siquiera un estado a alcanzar. El Amor es nuestra esencia. El Amor es la pura esencia permanente e invariable del Universo.

El Amor no se da o recibe. Se ES Amor. Se irradia. Se transmite. Nutre. Es Luz.

Cuando nuestra Esencia ha sido constreñida, manipulada o contaminada, los miedos nos invaden. Sentir desamor es el comienzo de la enfermedad -cualquiera-.

Entonces comienza a corroer la inseguridad en nosotros mismos, la falta de autoestima, la falta de fe y entusiasmo por la vida hacen su aparición en nuestra mente y corazón. Aparece el sentimiento de infelicidad y el alejamiento u olvido de nuestra esencia.

Ante este vacío, según el grado de Conciencia, la persona ve el mundo como su enemigo y proyecta hacia él todo su odio (miedos) y su incapacidad de relacionarse desde el Amor le convierte en un ser inadaptado, infeliz, exigente … víctima de sí mismo por su falta de amor hacia sí mismo.

Por otro lado, está la persona que vive desde el corazón y por muchas calamidades que sufra, las vive desde el Amor y la compasión. Son personas que han venido a este mundo con un “karma positivo”, para servir a los demás desde el Amor. Nada les perturba ni enoja. Su Esencia está a flor de piel igual que su sonrisa y buen ánimo.

La clave está en conectar con nuestra esencia. Cada día dedicar unos minutos a percibir el Amor en nosotros para que nos nutra. Y es a partir de ahí cuando comenzaremos a irradiarlo y nuestra vida se hará más fácil en todos los sentidos. Gracias al Amor.

Pureza

codigo la flor de vida oroNo nos gusta esta palabra “pureza” porque las religiones se adueñaron de ella hasta agotar su esencia. Pero la pureza va ligada a la Verdad; lo que no es puro corre el riesgo y peligro de corromperse, pervertirse.

Volvamos a conectar con ella porque donde hay pureza no hay conflicto. Su significado es muy profundo. Piensa que, tu motivación en la vida, estará acorde a tu grado de pureza física, mental, emocional y espiritual.

La pureza de pensamiento y de acción pertenecen a una mente y corazón en paz.

No es una cuestión moral. Y va más allá de un tipo de actitud o conducta. La pureza viene del alma. La pureza crea Luz en el corazón.

La pureza de los alimentos purifican el cuerpo y así se consigue una salud óptima. No olvidemos que somos lo que comemos. Una alimentación responsable y consciente refinará también nuestro cuerpo espiritual.

Las impurezas en la Conciencia impiden que la intuición se desarrolle. Si no hay intuición no percibiremos con claridad ni fluiremos con la Naturaleza.

Cuando la mente tiene resistencias y es negativa es debido a las impurezas en la Conciencia, que se corrompe, se degrada o estanca.

Es necesario purificar los cinco elementos de los que estamos compuestos o tendremos tan poca energía vital que sólo seremos capaces de sobrevivir.

Para que nuestra energía vital sea ascendente tenemos que refinarla -convertirla en Prana- para que sea tan ligera que nos una a las energías superiores que son las del Amor y la Compasión, la Paz …