Cocina Vegetariana

comida vegetalEl vegetarianismo desaconseja los siguientes alimentos:

Carnes, embutidos y grasas animales, aves nacidas en criaderos industriales.
Cereales refinados, blanqueados (pan blanco, harina blanca…).
Alimentos industriales tratados químicamente.
Bebidas industriales azucaradas.

En cambio potencia el consumo de:
Sal marina no refinada.
Cereales integrales no blanqueados.
Fruta del tiempo o seca.
Los aceites vegetales de primera prensada en frío (aceite de oliva, sésamo, almendras).
Verduras frescas, crudas o cocinadas al vapor o estofadas, y siempre que sea posible, sin pelar.
Miel, plantas aromáticas y plantas de todas clases (frescas o secas).
Legumbres.
Azúcar de caña no refinado.

DIETA AYURVEDA.- Desde el punto de vista puramente alimentario, y de acuerdo a los textos clásicos ayurvédicos hay tres tipos de dietas, siendo sattvica la más saludable y, dentro de ella, debemos elegir los alimentos que mejor van según nuestra constitución física (pita, vatta, kapha)*.

Sattvica: alimentos frescos con sabor suave y agradable. (Aportan vitalidad, energía, vigor, salud, alegría, felicidad).
Rajasica: amargos, ácidos, salados y muy calientes, picantes, grasosos. (Producen pesadez, molestias y enfermedad).
Tamasica: alimentos más de un día cocinados, “fastfood”. (No contienen ningún beneficio energético).

Las 3 energías vitales llamadas doshas compuestas por diferentes combinaciones de los 5 elementos. La buena salud se logra cuando los 3 doshas actúan en equilibrio.

VATA:  Aire / éter. Fuerza conductora. Se relaciona con el sistema nervioso y energía corporal.

PITTA: Fuego / Agua. Se relaciona con el metabolismo, la digestión, lo ácido, la bilis, los enzimas.

KAPHA: Agua / Tierra. Se relaciona con el Agua en las membranas mucosas, la flema, la humedad, la grasa y la linfa.

A la hora de comer tener en cuenta las proporciones adecuadas:

25% alimentos crudos (ensalada variada con algún germinado y algas)

25% verduras hervidas o al vapor

25% legumbres /cereales / frutos secos

25% vacío

No puedes hacerte  vegetariano de la noche a la mañana. Para que el cuerpo se acostumbre a la nueva dieta, la filosofía vegetariana recomienda que el cambio se realice progresivamente.

 

DIETA MACROBIÓTICA.- La dieta macrobiótica divide los alimentos en:

  • Alimentos Yang: su energía es caliente, tonificante y contractiva como los cereales, legumbres, pescado, carne, la sal, verduras de raíz…
  • Alimentos Yin: su energía es fría, dispersante y debilitante como el azúcar, la miel, los lácteos (leche, quesos y yogures) las frutas (sobre todo las tropicales como Plátano, Mango, Kiwi, Papaya, Piña…), verduras como las patatas, berenjena, tomate, remolacha y el alcohol.

Ventajas de la dieta macrobiótica

  • La comida macrobiótica elimina de la dieta todos los productos refinados como el azúcar blanco, el pan blanco, los embutidos, la carne, los dulces industriales, las bebidas alcohólicas y los refrescos industriales.
  • Introduce las Algas Marinas en la dieta, no como algo puntual y exótico sino como parte del menú diario.
  • La comida macrobiótica recupera de nuevo los cereales como parte de la dieta y sobre todo introduce el concepto de que deben de ser integrales y cultivados sin pesticidas.
  • Adecua la dieta a cada persona según su constitución física, el país donde vive y la estación del año.

Ejemplo de un menú de la dieta macrobiótica:

Desayuno.- Una infusión de té de tres años (té Bancha, un té muy suave sin teína) o té Mu (una combinación de dieciséis plantas) con una crema de mijo o de arroz (poner una taza de arroz o mijo con cuatro o cinco de agua y cocinarlo lentamente. Luego servirla con un poco de sésamo por encima. También se pueden cocinar con un poco de canela y de pasas)
Como alternativa de la crema de arroz o mijo se suele tomar galletas de arroz con puré de sésamo (Tahini) o algún paté vegetal.

Almuerzo.- verduras con algas combinado con Arroz integral y Seitán  (gluten de trigo), Tofu (“queso” de soja), Tempeh  (soja fermentada)
Como postre se puede tomar un poco de compota de manzana (la fruta siempre cocida) o un poco de pastel hecho con una base de copos de cereales o de sémola de maíz o de trigo. Normalmente no se suele tomar postre sino una taza de té Bancha.

Merienda.- Un té con unas galletas de arroz y un poco de mermelada o paté vegetal. Frutos secos…

Cena.- Sopa de MISO (pasta de soja procesada y fermentada) Y unas verduras al vapor o estofadas.
Si se tiene mucho apetito se puede acompañar con arroz o una tostada de pan integral.

Anuncios

Somos lo que comemos

comida saludable“La comida que ingieres decide lo que piensas  y lo que bebes decide tu palabra.”

La importancia de hacernos conscientes y responsables de lo que comemos.- Los efectos nocivos o benéficos que producen los alimentos en nuestro cuerpo son muchos más de lo que nos imaginamos.

Nosotros alimentamos el cuerpo físico. El alma alimenta la mente y la mente da energía al cuerpo físico. Nuestro estado mental es más importante que la comida que comes. Puedes comer muy buenos alimentos pero si mientras los elaboras o los comes estás de mal humor, nervioso o lleno de rabia, esa energía negativa pasará a la comida y no te será de provecho.

Tu salud depende  no tanto de la calidad de la comida sino de lo que eres capaz de digerir  y la digestión depende de tu estado mental.

El ser humano en general está lleno de toxinas. La comida rápida y la comida basura tan de moda y traída de Estados Unidos han cambiado nuestros hábitos alimenticios y está destrozando la salud en todo el mundo. En este sentido, somos peores que los demás animales que de forma natural saben eliminar los deshechos y sólo comen lo que les es beneficioso, mientras que nosotros comemos indiscriminadamente sin tener en cuenta o siendo ignorantes de lo que nos impurifica e intoxica.

Para prevenir las enfermedades debemos comer alimentos frescos; verduras, fruta y legumbres.

Para fortalecer el sistema digestivo se aconseja tomar yogur natural cada día porque limpia los intestinos. El yogur desnatado ayuda a reconstruir el sistema inmunológico.

 

Alimentos con más de ocho horas cocinados no se deberían comer pues han perdido sus propiedades energéticas.

“Las comodidades innecesarias te quitan vida y el peor enemigo de la salud es la nevera”

Todos los problemas de garganta y los problemas de anginas en los niños vienen de tomar las cosas demasiado frías.

Come solo cuando tu cuerpo sienta hambre. En lugar de comer en exceso, deja de comer antes de que estés lleno. Es aconsejable dejar seis horas entre dos comidas. También se recomienda que haya doce horas entre cena y desayuno. Los animales ya no comen nada después del atardecer.

El silencio es el ayuno de la mente

Ejercicio: una vez a la semana ocho horas de silencio y todas las arrugas de la cara se irán. O, todos los días una hora (tampoco leer o escribir)

Desayuno.- Todos los días por la mañana un zumo de naranja natural. O de granada. Nunca zumos de frutas de paquete

TOMAR AGUA MINERAL.- Si tu cuerpo no tiene suficiente calor no destruye la cal que contiene el agua. Tomar dos vasos de agua tibia antes de desayunar (mejor con un poco de jugo de limón exprimido). Un vaso una hora antes de comer y un vaso después de comer.

NO a la comida artificial, ni colorantes, edulcorantes o consumir demasiadas sustancias químicas.

El estado de tu mente decide tu sistema digestivo. Una persona insegura e indecisa tiene un  sistema digestivo débil que produce estreñimiento o diarrea. Al no hacer bien la digestión o hacerla lenta, las impurezas empiezan a pudrirse y causa gases y mal aliento, eructos, hinchazón de estómago, etc.

Para las personas que están en el camino espiritual deben saber que para avanzar en los niveles de conciencia es preciso ser cuidadosos con la alimentación.

Estos son consejos dados en las charlas del maestro Sri Swami Purohit