Reiki y Yoga, para experimentar

cropped-yo-fran-9La comprensión de mi propósito de vida se la debo principalmente al REIKI y al Yoga y a todas las experiencias extrasensoriales que he ido vivenciando a lo largo de mi camino espiritual.

Escribí hace tiempo en el Blog: “Yo no me considero terapeuta ni sanadora; entiendo que soy facilitadora. Porque lo que hago es facilitar la autonomía, la autogestión y la libertad del otro para sanarse. Facilito la comprensión y doy la guía para que el otro despierte su Conciencia y se descubra a sí mismo con todas esas cualidades y aptitudes para sanarse y ser feliz”.

Es un largo proceso de formación donde la teoría es lo que menos cuenta.

Hace pocos días dí un curso del segundo nivel de REIKI y entregué al comienzo de la clase un pequeño manual de unas diez páginas. Uno de los participantes lo miró con sorpresa y no pudo evitar mostrar su decepción diciendo “¿esto es todo?” …

Me di cuenta de cuán mentales podemos llegar a ser. Están los sentidos tan entorpecidos y embotados que ni se pasa por la mente que es sólo desde el SENTIR que podemos llegar a experimentar el desdoblamiento y expansión de la Conciencia. De forma natural, sin drogas, desinhibiendo nuestra rigidez mental, es posible.

Para ello tenemos que reconstruir nuestras creencias y patrones mentales. Deshacernos de toda la información que sólo entorpece nuestro avance. La mente crea inseguridad, escepticismo, miedos …

Para poder sentir hay que salir de la mente. Es el primer paso. ¿Cómo? Desarrollando la concentración. Aprendiendo a dirigir la atención. Allí donde ponemos la atención va la energía.

Así que,comenzamos respirando conscientemente,poniendo la atención en las fosas nasales.Mejor con los ojos cerrados. Sintiendo cómo entra el aire fresco por las dos fosas nasales y luego cómo lo soltamos lentamente también por la nariz. Llevando los cinco sentidos a nuestro interior para sentir internamente nuestro cuerpo físico, nuestro cuerpo mental y nuestro cuerpo emocional.

Nos damos tiempo para sentir. Nos permitimos sentir, relajarnos, explayarnos, …

Anuncios

Ejercicios para salir de la mente

mujer respiracionCuando vives en la Mente, ella te domina y necesita que la alimentes, continuamente.

Así que, estando a su servicio, creas preocupaciones, creas problemas donde no los hay, te consumen los pensamientos sobre el que dirán los demás, haces tuyos los sufrimientos de otros simplemente para estar más ocupado mentalmente, te mueves en la polaridad mental del si/no …

Y, sobre todo,los miedos harán de las suyas, creando inseguridad permanente.

Existen formas eficaces y sencillas para salir de la mente, cuando se quiere descansar de ella y entrar en ella cuando haya necesidad de pensar.

Ejercicio de concentración. Desde la RESPIRACIÓN CONSCIENTE, vamos domando la mente para que se ponga a nuestro servicio. Sentado cómodamente, los ojos cerrados, atención en las fosas nasales observando cómo entra en aire lentamente,lo retenemos unos segundos, lo soltamos lentamente y quedamos en vacío otros segundos. Así varios minutos. Hacerlo varias veces al día. Sentiremos relajación mental.

Cuando el Prana fluye armoniosamente por nuestro cuerpo se purifican los sentidos y se clarifica la mente. Para ello es necesario que nuestros CHAKRAS (Centros Energéticos)estén alineados y activos. Os aconsejo hacer todos los días el ejercicio de AUTO-SANACIÓN que encontrareis en este Blog.

La esclavitud es mental. El sufrimiento es mental. Los sentidos si no están desarrollados crean deseos que se vuelven insaciables. Nunca será bastante.

Fortalezcamos nuestra mente y ella fortalecerá los sentidos, la voluntad,la autoestima… así es como nuestro horizonte se ampliará y nuestra Conciencia se expandirá, proporcionándonos mejor calidad de vida.

Pureza

codigo la flor de vida oroNo nos gusta esta palabra “pureza” porque las religiones se adueñaron de ella hasta agotar su esencia. Pero la pureza va ligada a la Verdad; lo que no es puro corre el riesgo y peligro de corromperse, pervertirse.

Volvamos a conectar con ella porque donde hay pureza no hay conflicto. Su significado es muy profundo. Piensa que, tu motivación en la vida, estará acorde a tu grado de pureza física, mental, emocional y espiritual.

La pureza de pensamiento y de acción pertenecen a una mente y corazón en paz.

No es una cuestión moral. Y va más allá de un tipo de actitud o conducta. La pureza viene del alma. La pureza crea Luz en el corazón.

La pureza de los alimentos purifican el cuerpo y así se consigue una salud óptima. No olvidemos que somos lo que comemos. Una alimentación responsable y consciente refinará también nuestro cuerpo espiritual.

Las impurezas en la Conciencia impiden que la intuición se desarrolle. Si no hay intuición no percibiremos con claridad ni fluiremos con la Naturaleza.

Cuando la mente tiene resistencias y es negativa es debido a las impurezas en la Conciencia, que se corrompe, se degrada o estanca.

Es necesario purificar los cinco elementos de los que estamos compuestos o tendremos tan poca energía vital que sólo seremos capaces de sobrevivir.

Para que nuestra energía vital sea ascendente tenemos que refinarla -convertirla en Prana- para que sea tan ligera que nos una a las energías superiores que son las del Amor y la Compasión, la Paz …

El Alma

corazon rojo y amarilloEl conflicto y el sufrimiento se crean a nivel mental. El dolor puede ser a nivel físico pero también se filtra emocionalmente en el corazón. Más profundo está el tormento del Alma, cuando queda desconectada de lo divino en su Ser o queda interrumpido el flujo del Alma de la persona que ama o de la Divinidad misma.

Mientras se vive en la inconsciencia del Ser, el Alma está dormida y la existencia se limita al mundo exterior. Siendo así, no somos conscientes ni actuamos desde nuestro potencial divino que radica en el Amor Puro y la Compasión… éstos son los estados superiores del espíritu.

Pero cuando la Conciencia y el Alma despiertan, se expande nuestra visión del mundo y se descorren los velos que nos velaban de la Realidad. A partir de ahí, es nuestra Alma la que nos alumbra el Camino.

Cuando el corazón está cerrado asfixia el Alma. Y esto ocurre cuando sólo se vive hacia lo externo y material. El sentimiento de vacío y abandono invaden la mente y el corazón.

Abramos el corazón al Amor y el Alma dejará salir su Luz por las ventanas de nuestros ojos, a través de la voz irradiará dulzura y se abrirá nuestra capacidad de escucha e intuición.

La vida se transforma y nace la felicidad y la paz interior.

El valor de la unidad

amor unidosDe forma instintiva el ser humano siempre tuvo la tendencia a unirse a otros. A agruparse en clanes y tribus. A mantener fuertes los lazos familiares. La necesidad de protegerse hacía que se valorase, por encima de todo, lo que los hacía iguales.

Pero ahora, contrariamente, somos individuos desgajados, desmembrados, sin interés o sentimiento que busque esa unidad. Hemos olvidado lo que significa para el corazón sentirse protegido y apoyado por un grupo. Es más, curiosamente se ha puesto en los animales de compañía esa fidelidad y amor incondicional que antes se tenía de los más allegados por consanguinidad o por ideales religiosos-patriotas-políticos compartidos.

El valor de la unidad y el sentimiento de solidaridad y hermandad se han ido perdiendo en el tiempo. Es triste reconocer que nos deshumanizamos.

¿Qué hacer para revertir esta situación? La humanidad formamos un todo indivisible. Lo que nos amalgama es el AMOR. Cuando éste se pierde o corrompe es cuando surge la disolución de nuestra calidad y cualidad como humanos. Mirar al otro como a un extraño es un error de percepción.

Pongámonos en pie y abramos los ojos. Salgamos de la parcela del Yo que hemos creado egoístamente y miremos a quienes están en nuestro alrededor como iguales (los mismos miedos, los mismos deseos de ser aceptado y amado). Demos lo mejor de nosotros mismos. ¿Podemos ayudar en algo? … siendo amables y respetuosos, es un buen comienzo.

Abramos el corazón, ensanchemos nuestra mente. Abracemos a nuestros hermanos.

Sin intereses

MANO LUZLa clave para no engañarnos a nosotros mismos, cuando tenemos un deseo profundo y sincero, es estar atentos a que nuestra mente no esconda ningún interés egoísta que mancille el propio deseo. Lo que se anhela debe estar libre de codicia, vanidad o que detrás del mismo deseo no haya la intención de obtener algún otro provecho.

Las cosas del corazón se hacen limpiamente. Para atraer lo que deseas no tiene que haber intereses ocultos.

Si el agua está turbia debemos esperar a que se asienten los posos para que se vuelva clara y cristalina. De igual manera, debemos dejar que los pensamientos se asienten para que toda idea de interés, más allá del propio deseo, no entre en el corazón.

¿Son nuestros deseos claros o están empañados por intereses? Deseamos amar pero más que nada para ser amados. Somos amables y bondadosos mientras nos reconozcan nuestros valores. Buscamos el amor pero por miedo a la soledad. Queremos tener hijos para que llenen nuestras carencias afectivas …

¿Tengo un deseo sincero o sólo es un pensamiento que persigue un interés? ¿Estoy buscando una ganancia o es un anhelo real?

Seamos sinceros con nosotros mismos a la hora de desear e indaguemos en nuestro corazón la razón verdadera que nos lleva a querer conseguir algo.

Acciones desde el No-Hacer

hombre cima corazonHay acciones que se realizan sin que la mente intervenga. Se trata en primer lugar de SENTIR, PERCIBIR, DEJAR IR, LIBERAR, FLUIR, VIBRAR. Luego están las acciones que podemos forzar pero entonces dejan de ser espontáneas como el SONREÍR, CONFIAR, …

Estas acciones surgen del NO-ESFUERZO-MENTAL y su efecto es el de alcanzar un estado de paz, confianza y entrega.

¿Cómo salir del parloteo mental? Cuando la mente nos domina siempre estamos preocupados por el futuro o estamos anclados en el pasado. Hemos sido programados para HACER no para SER… Y el HACER nos lleva al esfuerzo-tensión, a la ansiedad, a la frustración por no HACER bastante o no HACER lo que se esperaba de nosotros. Vivir desde el HACER nos lleva a olvidarnos de nuestra naturaleza y adaptarnos a un personaje ficticio, dejando atrás nuestros talentos y aspiraciones genuinas.

Nuestra mente insiste en HACER, sin hacerse consciente de que hay acciones que sólo pueden hacerse desde el NO-HACER -desde el SER-. Para ello tenemos que salir de la mente y pararnos a SENTIR. Cerramos los ojos y vamos hacia adentro para PERCIBIR cómo nos hace VIBRAR el sonido del agua, el sentir la brisa del mar… siempre que la Naturaleza nos habla sentirla así como toda manifestación de Amor …

Las emociones hay que sentirlas, si tenemos que explicarlas pierden su encanto, su magia. Para poder realizarte tienes que ser REAL; tu mismo.

Renacemos cada día cuando estamos conociéndonos a nosotros mismos aunque conlleve dolor, nos lamemos las heridas. O vivimos con los sentidos dormidos, sufriendo, por miedo a sufrir.

Uno elige.