No es cuestión de Tiempo

yo de espaldasSalimos de la idea de Tiempo porque no hay final, no hay meta, no hay más propósito que ser lo que ya se es…cuando se vive desde la Conciencia del Alma.

Ya eres. Ya estás dentro y formas parte del Todo que te da la energía vital necesaria para la existencia. La “forma” en la que existes no tiene la menor importancia.

… salgo de la idea de Tiempo y mi mente deja de tener ocupaciones inútiles y dispersas. Desaparece la ansiedad,  los miedos, la angustia.

… salgo del concepto Tiempo y mi mente se aquieta, se vacía, se libera, se aclara por si sola, en un instante sin medida …

No es cuestión de Tiempo. Cuando dejas de contabilizar el tiempo, el exterior se vuelve relativo y “sacarle provecho al tiempo” deja de tener sentido, en cuanto a valor material: rendir, producir, duplicar, … ganar tiempo …

Siempre que hayas conseguido vivir desde la Conciencia del Alma, nada de eso importa demasiado. Te sientes liberado de ese peso de conciencia material.

Desde la Conciencia del Ego, el Tiempo te marca, te controla, te exige. Inevitablemente, el paso del tiempo te consume, te agota… y mueres; con todo lo que implica el temor a la muerte.

Pero vivir desde la Conciencia del Alma es otra cosa. La perspectiva y entendimiento de la vida es mucho más amplia, profunda y generosa porque no hay Tiempo que se gaste o malgaste. Es un continuo fluir, fluir, fluir…. infinitamente, según tu naturaleza y esencia.

Alinear los chakras

chakras colores maravillososLo primero que hago cada mañana es la alineación de los chakras. Invoco y saludo a mis ángeles,  a los maestros ascendidos y a las Energías Superiores. Me adentro en mi interior y abrazo a mi Ser. Siento su poder; “Soy auténtica” parece transmitirme despertando en mí nuevas experiencias trascendentales. Y siento ya no hay miedos en mi ¡por fin!!!!!…¿qué miedos pueden existir desde la conexión con la autenticidad del ser …? ninguno.

Cuando te conectas con tu Ser superior todo lo demás sucede en su momento; no hay más impaciencia o inseguridades. Tengo plena certeza de que así es. Lo experimento.

… me estoy sorprendiendo de lo que está sucediendo en mi interior sin que mi mente intervenga. Estoy siendo testigo de un cambio en mi que, sin proponérmelo y sin que mi mente lo haya planeado, mi corazón está creando  un nuevo estado interior… y yo me dejo fluir …

Siento está poniendo orden en mis pensamientos y también está deshaciéndose de muchos de ellos, igualmente me está aligerando de emociones pasadas … No me atrevo a tanto como decir que también las está purificando y  sanando, -son palabras mayores- pero algo así parece que está sucediendo.

Esta operación no la dirige mi Yo. Creo que es la Conciencia quien ha tomado ya las riendas de la vida que me ha tocado vivir. Y si hasta hace relativamente poco vivía desde el miedo y la inseguridad como la mayoría de las personas, sin sentirme dueña de mi vida, todo eso ha cambiado. Y lo comparto para afirmar que es posible…

La vida transcurre pasando por diferentes etapas que nos ayudan a avanzar en Conciencia y en calidad de vida también. Lo importante es la fuerza o poder que vamos adquiriendo; poder de convencimiento de quién somos. Es un largo proceso y ya llevo muchos años en ello.

¿Qué nos impide reconocer  nuestra situación conflictiva y querer ponerle fin? Las cargas emocionales, la densidad de nuestra energía; por los miedos principalmente. Todo esto anula  o debilita nuestra voluntad y claridad mental.

Así que os animo a hacer el ejercicio de ALINEACIÓN DE LOS CHAKRAS (lo encontraréis en esta página).

 

El encuentro con nosotros mismos

manos-sobre-pechoDesde lo más simple y cotidiano hasta el plan más elaborado, todo en la vida requiere de un objetivo y de un tiempo de preparación y desarrollo para alcanzarlo. Todo, primero es un pensamiento, una idea, que luego ejecutamos y materializamos. Podríamos hacer que todo se hiciese automáticamente y vivir robotizados, parece más fàcil no tener que pensar -eso creen muchos- pero a la larga,  uno pierde la facultad de SENTIR y de maravillarse de la vida. Vivir desde los impulsos sin control siempre termina la vida pasándonos factura. 
La mente que no ha sido entrenada para pensar y dilucidar, para ver más allá y prever las consecuencias de los actos, está expuesta a sufrir reveses, decepciones,conflictos  y fracasos… y eso es en realidad lo que nos ocurre a la mayoría de los humanos. Nos impacta lo imprevisto porque no hemos tenido en cuenta de que toda acción tiene una reacción. Y el mismo  inmovilismo -el hecho de NO haber sembrado- luego no podemos esperar que surja una cosecha de la Nada… 
Entonces nos justificamos y nos lamentamos sin saber la causa de que nos equivoquemos una y otra vez o simplemente de que nos sintamos sin capacidad para avanzar y salir de los atolladeros en los que estamos metidos.
Así que,tenemos que saber quién somos y qué queremos. Pero también qué estamos haciendo, qué nos está condicionando. O sea, TOMAR CONCIENCIA de nuestra Realidad. Aceptarla y ponernos en movimiento para  primero DESPEJAR nuestra vida de todo lo inútil (quejas, rabias, fantasías, etc.). En segundo lugar, tomar el nuevo hábito de ser Observadores de nosotros mismos. Dejar de fijarnos en los demás,  prestar atención a nuestro personaje y comenzar a caminar hacia nuestro interior para ir al encuentro de nuestro Ser esencial.
Abrir los ojos a nuestra realidad. Y eso supone una sacudida a todos los niveles de nuestro ser. Porque la realidad -en ese primer momento de nuestro despertar- es dura y cruda. Y ese mismo despertar es un proceso largo. Hay que ser valiente y tener muy clara la determinación e intención de que BASTA YA MÁS DE LO MISMO SIN SENTIDO …
Ahora hemos creado un compromiso con nosotros mismos. Vamos a necesitar una determinación definida y clara que se irá haciendo cada vez más fuerte a cada paso que debemos.
Visualiza el encuentro con tu Ser … lleva las manos al centro de tu pecho; percíbelo … puedes intuirlo cuando cierras los ojos y vas hacia adentro … es siempre amoroso … lo abrazamos …

Negar nuestra esencia

meditacion-5La negación de nuestra parte divina surge del alejamiento y  olvido de nuestro ser esencial. Y este hecho, con el paso del tiempo, ha creado una realidad exclusivamente material, donde no hacemos uso, por ejemplo, del conocimiento  intuitivo.

Las tradiciones e inclusive  las religiones han ido perdiendo también la fuerza de su razón de ser al diluirse su esencia,  llegando a las nuevas generaciones  rituales vacíos y meras costumbres consumistas sin mayor sentido. La palabra  ya no está viva; el mensaje ha dejado de motivarnos al no tener en sí mismo energía que impulse y nutra.

Cuando descubrimos el espacio sagrado que hay en nuestro corazón espiritual -el Alma- se enciende en nosotros el anhelo y la añoranza por acercarnos a nuestro espíritu; nuestra esencia eterna.

Es entonces, que nuestra Conciencia comienza a expandirse hacia otros Planos y dimensiones  de sí misma para reafirmarse en lo que “ya sabe”.

Esto  no tienen sentido para muchos pero sí para quienes ya hayan experimentado y descubierto estos otros campos de posibilidades a nivel externo e interno.

La vida no es circunstancial.  Tanto tu como yo tenemos un destino y hemos nacido dentro de un plan y orden divino. Negar o resistirnos a conocernos a nosotros mismos es lo que nos crea frustración, infelicidad,  conflicto y sufrimiento. Así de sencilla es la respuesta.

Deja la mente a un lado. No es con la Mente que podemos llegar a la comprensión de lo que se concibe por encima de ella.  Conectar con la energía cósmica nos ayudará a trascenderla.

RENOVAR la mente es la clave. Dejar viejos conceptos y creencias que nos limitan.

 

 

 

Desde el esfuerzo consciente y moderado

chakras2Somos Seres de Luz en potencia. Creemos que es por nuestro esfuerzo mental y disciplina física que estamos  consiguiendo un crecimiento espiritual . Uno cree que es uno mismo quien decide, hace y consigue desde la idea del “yo” y desde la mente.

Pero no es así. Y quien persiga alcanzar la “iluminación” desde su mente quedará atrapado en su propia vanidad y orgullo. Así que, la evolución como humanos no sucede por impulso desde abajo sino por de ATRACCIÓN desde arriba,   desarrollando nuestra Conciencia, a través de generar,  almacenar  y canalizar la energía.

¿Cómo generar y almacenar energía vital?

  1. El ejercicio físico moderado dirigido de forma consciente para crear energía nos va asegurar un equilibrio correcto entre cuerpo-mente-corazón.
  2. Debemos hacernos responsables de consumir alimentos frescos y de calidad. Hacernos conscientes de elegir productos de la tierra porque ellos son los que nos alimentarán energéticamente  de luz solar procesada.
  3. Ejercicio de limpieza de nuestros centros energéticos (chakras) para reducir las energías negativas que nos bloquean y forman resistencias.
  4.  Convertirnos en Observadores del ‘personaje’ para que cada vez tomemos más Conciencia de quién somos en realidad y lograr desapegarnos del ego.

El trabajo de crecimiento interior y evolución   es un proceso largo que dura hasta el final de nuestra vida. La primera etapa se realiza a través de un esfuerzo y disciplina, innegablemente, pero la energía espiritual y la evolución no se produce en virtud de nuestro trabajo físico y mental  sino por la Fuerza y Poder de la Gracia Divina.

Los siguientes etapas serán desde la facilidad, fuera de los conflictos y el sufrimiento.

La energía de la Gracia Divina entra en la naturaleza del ser humano y lo despierta en su realidad divina, como Ser de Luz en potencia y esa energía es la que nos da fuerza para avanzar. El Yo, sólo puede entregarse, rendirse, es entonces  cuando se transforma, se eleva y evoluciona.

La semilla y el árbol

arbol-de-la-vida-2Antes de aspirar a iluminarnos tenemos que desarrollarnos como personas. Tenemos que recuperar cualidades nuestras que han quedado atrás, como la inocencia y otros muchos más valores.

Cuando aparece en nuestro corazón (que no en la mente) la necesidad o anhelo de abrazar nuestro espíritu y descubrir la divinidad que habita en nuestro cuerpo físico, es el momento que nos sentimos como una semilla (emerge  e intuimos nuestro código de vida). Instintivamente buscamos fortalecer nuestras “raíces”.

Una semilla, para germinar, necesita de tierra fértil, agua y sol. La semilla del ser humano también. Una semilla necesita de cuidados especiales de alguien que sepa cómo tratarla hasta que salga a la luz y sea lo suficiente fuerte y grande para desarrollarse por sí misma. El ser humano también necesita de los mismos cuidados y atención de alguien experimentado.

La diferencia está en que el ser humano tiene una MENTE, que normalmente no discierne y que ha olvidado su naturaleza y esencia.  En algún momento de su vida se ve obligado a purificarse.  Es decir, vaciarse, para liberarse de todo condicionamiento y retomar su camino para cumplir con lo que ha venido a hacer.

A partir de ahí, de alcanzar la liberación, es cuando de verdad podemos REALIZARNOS (crecer) y ser quien somos.

Seguir prácticas espirituales sin antes  haber hecho un trabajo de conocernos a nosotros mismos es confundir aún más la mente. Una mente confundida sólo interpreta según su conveniencia y capacidad de forma distorsionada. Inclusive desde su buena intención.

Primero, conocerse a sí mismo. Desarrollar las virtudes humanas y la Conciencia. Fortalecer la conexión con el Yo Superior. Y él que nos guíe hacia la Fuente de la Verdad que todos tenemos en el centro de nuestro corazón espiritual.

Después podemos dedicarnos a continuar con nuestro crecimiento espiritual… y dar frutos de forma natural,  sin esfuerzo ni amaneramientos o imitaciones.

Entonces, seremos auténticos, nos habremos realizado.

 

 

 

Ejercicios contra la ansiedad

mujer-respiracionCuando la mente se bloquea  por una preocupación o disgusto, el cuerpo físico manifiesta ansiedad porque no sabe cómo salir de esa situación. Entonces aparece el miedo y la confusión mental

Es a través de la respiración que podemos estabilizar nuestros pensamientos y controlarlos. Cuando respiramos conscientemente, -llevando la conciencia a nuestro sentir-, hacemos que la mente se aquiete.

Debemos experimentarlo: cuando estás atento a sentir no dejas a la mente pensar.  Y ese es el estado que buscamos para poder tomar las riendas de nuestra mente.

  1. EJERCICIO PARA LA PROTECCIÓN EMOCIONAL.  Tenemos un fino canal energético que baja desde el hombro izquierdo hacia el brazo y hasta la punta del dedo medio de la mano. Para deshacernos de un exceso de energía en nuestro chakra del corazón con la mano derecha arrastraremos con decisión la energía desde el hombro izquierdo hasta la punta de los dedos de la mano izquierda (como quien se quita un bicho de encima). Luego, con el brazo extendido, volveremos a pasar la mano derecha por el interior del brazo izquierdo, desde la mano subiendo hasta la axila hasta el chakra del corazón y sacudimos la mano derecha para eliminar el exceso de energía. (3 veces) descansar dos minutos, con los ojos cerrados y atención en la respiración, y repetir.
  2. EJERCICIO CONEXIÓN MENTE-CORAZÓN.  Sentado cómodamente con la columna vertebral recta, cierra los ojos y lleva todos tus sentidos a tu interior. Al tomar aire eleva un poco la barbilla e inhala abriendo las aletas de la nariz.  Siente como el Prana se dirige hacia arriba al cerebro y el oxígeno va a los pulmones. Retén unos segundo el aire.  Al expulsar el aire por la nariz siente y visualiza   un hilo de luz que baja desde tu cerebro al chakra del corazón en el centro del pecho.  Tres veces seguidas y descansar dos minutos. Repetir tres veces.

El despertar del corazón espiritual que está en el centro del pecho es fundamental para cerrar y sanar las heridas emocionales de amor-odio y también para deshacer los miedos por falta de amor y sentimiento de abandono, culpabilidad, etc.

Se trata de la purificación de nuestro cuerpo emocional hacia un nivel más alto de amor; la compasión.