Intentar cambiar

hombre encerradoQueremos mejorar nuestras relaciones con los demás. Nos proponemos cambiar cosas en nosotros mismos. ¡Todos estamos hablando de que los cambios son necesarios! A todos los niveles; en nosotros, también en la sociedad y a nivel mundial.

Pero, ¿somos capaces de asumir nuestra realidad? Y aún más: ¿estamos dispuestos a ver nuestra realidad? Por favor, no de forma mental, sino desde nuestro corazón.

Si el ser humano está hecho físicamente en base a proporciones armónicas -según nos enseñó Leonardo Da Vinci- e igualmente todo es perfecto en sincronicidad en nuestro alineamiento con el Universo… qué tenemos que cambiar …

Quizás cambiar no sea la palabra adecuada y debiéramos decir ACTUALIZAR y RENOVAR … sobretodo para los que se han quedado atrás en el pasado. Y para los que están aprisionados en patrones heredados, para los que están condicionados por creencias impuestas, … actualizarse sería lo deseado … volver a ser uno mismo …

Porque «intentar cambiar» agota y crea estrés y ansiedad, cuando se está nadando entre conflictos a los que no se encuentra solución ni se sabe de dónde o cómo surgen.

Se buscan apaños; quien está  estresado intenta solucionarlo comiendo. El que está agotado mentalmente se sienta delante del televisor creyendo que así deja de pensar y descansa. Y  un largo etcétera. Tratándose todo ello de una mala gestión de las emociones.

Cuando  actualizamos nuestra Conciencia, haciéndonos conscientes de ella,  es cuando comienza nuestro proceso de conexión con nuestro corazón -siendo más amorosos y compasivos con nosotros mismos-.

Entramos en el proceso de recordar quién somos. Salimos del espacio angosto en el que nos habíamos metido. Renovamos el compromiso con nosotros mismos de ser libres y felices.

 

 

 

 

Ejercicio de desbloqueo emocional

hombre-joven-rezandoMuchos preguntan: pero cómo puedo cambiar algo en mi.
En primer lugar, tómate un tiempo para ti. Siéntate cómodamente con la espalda recta. Cierra los ojos y respira conscientemente varias veces, relajando poco a poco todos los músculos del cuerpo de arriba a abajo.
A continuación, sigue estos tres pasos:
1) VEO. Focalizo y tomo conciencia del problema, (lo concretizo en una palabra o frase. Por ejemplo «obstáculo», «rabia», «angustia»…)
2) ACEPTO. Me sitúo enteramente en el Presente, dispuesto a cambiar lo que está en mi mano cambiar.
3) SIENTO. Lo envuelvo en una esfera de Luz y lo llevo al corazón y visualizo o imagino cómo se desvanece por la Gracia del Amor. Respiro conscientemente varias veces. Siento paz en mi corazón.
Perdono y me perdono. Agradezco.
Quédate unos cinco o diez minutos con los ojos cerrados, conectado con el corazón,  sintiendo una nueva ligereza en él. Permite que se asiente y se afiance tu nuevo estado.

Cada día

mano extendidaCada día se nos da la oportunidad de rectificar y mejorar nuestra actitud hacia nosotros mismos y hacia los demás.

Cada día podemos buscar un hueco en el tiempo  para ir a nuestro interior y respirar la liviandad y frescura de nuestra alma.

Cada día podríamos conscientemente sonreír desde el corazón y llevar al exterior nuestra fragancia.

Ahora decidimos que, cada día, ponemos la intención de  acrecentar el amor hacia  nosotros y hacia los demás.

Cada día tenemos la tarea de aceptar desde el corazón lo que no podemos cambiar y transformar lo que sentimos como un sacrificio, en  generosa caridad desinteresada.

Esta es una pequeña lista de oportunidades para este año que empieza.

¿Qué quiere decir?

manos y florPECADO quiere decir IMPUREZA. Y la impureza se crea con energías densas y negativas como la mentira, la envidia, la rabia … eso es lo que contamina nuestro corazón.

LIBERARNOS del MAL en nosotros quiere decir CAMBIAR nuestros malos hábitos de conducta por otros que nos favorezcan y nos beneficien. Desde el Yo Soy.

RESPONSABILIZARNOS de nosotros mismos quiere decir, cuidar y prestar atención a nuestro cuerpo físico y a nuestro cuerpo mental y emocional. Tomemos decisiones. Motivémonos para ser mejores.

AMARNOS A NOSOTROS MISMOS quiere decir todo eso y desear volver a nuestros orígenes; Ser quien somos.

No es ningún discurso moralista o religioso. Se trata de tomar Conciencia y comprensión de qué estamos hechos y cómo funcionamos…

Decepción

mujer en rueda oroPodríamos decir que la decepción es debido a un cansancio emocional. El agotamiento mental de esperar un resultado -a tu esfuerzo y deseo- que no llega cuando tu quieres o como deseabas…

Son las expectativas -quizás demasiado altas o fantaseosas- sobre tí mismo y los demás.

Y como si andásemos dando vueltas siempre en el mismo círculo, que nunca terminamos de recorrer enteramente. Un sentimiento de que no llegamos al final para cerrarlo y comenzar una nueva etapa. Siempre lo mismo; repitiendo errores y decepciones calladas… silenciadas…

Nos sentimos engañados; esperábamos algo mejor de la vida y de los demás. Sin tomar conciencia -mientras gastamos nuestra energía quejándonos y lamentándonos- de que la vida es moldeable y elástica hasta cierto punto y el otro tanto por ciento corresponde a nuestra actitud de saber amoldarnos y ser flexibles en lo que no podemos cambiar. Adaptarnos inteligentemente al medio y a las circunstancias, respetando el espacio y la voluntad de los demás ….

La decepción es un sentimiento lastimero que no sirve para nada. Es creado desde la nada, son pensamientos;  sólo conjeturas y expectativas.  Por ejemplo, casarnos con alquien con la esperanza y creencia de que le haremos cambiar a nuestro gusto y conveniencia… ¡qué decepción!

Otro ejemplo sería nuestras expectativas con los hijos; nuestra oportunidad de que sean lo que nosotros no conseguimos lograr ser… ¡qué decepción! Hemos sido engañados. Una gran pena nos invade… Ahora toca sufrir y hacer sufrir a los demás.

Pero si te sientes desdichado, que sepas, sólo tú causas tu desdicha. Tú creas  tu infierno y tu dicha.