La gran protagonista

mujer mosaicoLa mente es la gran protagonista en nuestra vida. Ella hace y deshace cuando quiere, cuanto quiere y como quiere. Ella interpreta y desde ella conformamos nuestra vida. No te puedes deshacer de la mente con facilidad por mucho que te lo propongas… no es cuestión de voluntad, no es cuestión de intención, … no hay forma de que pare de lanzar pensamientos continuamente, sin descanso,  desde la rigidez más drástica o desde el desenfreno sin límites …

Si la Mente es crítica y exigente,  te dice mil veces que no has hecho suficiente esfuerzo por alcanzar logros importantes, hasta que te sientas culpable. Comienza la auto-crítica y el auto-castigo. Y luego le sigue toda una cadena se sentimientos: frustración, insatisfacción, falta de autoestima, miedo e inseguridad, ansiedad, depresión …

Si la Mente es impaciente,  no soporta la lentitud y se acelera, te amenaza de que te vas a perder algo si no vas un paso por delante de todo acontecimiento y te hace sentir inquieto. Te bombardea con pensamientos negativos continuamente. Sientes angustia, dolor en el estómago y opresión en el pecho.

Si la Mente es demasiado racional te pone en conflicto con tus emociones, te hace cuestionarlo todo y te sientes confundido e inseguro; te  desequilibra emocionalmente. No te permite disfrutar de las pequeñas cosas del día a día.

Y así sucesivamente, en mayor o menor medida, mientras sea la mente la que nos domine.

No se puede luchar con la mente desde la mente. Esa no es la solución al problema. Tienes que convencerte de que TU no eres tu mente. TU tienes una mente que debes poner a TU servicio. No solucionas nada con reprimir pensamientos y sentimientos.

Debes tomar el control de tu vida poniendo a tu servicio las herramientas que tienes. ¿Qué tienes?  Un cuerpo físico, un cuerpo mental, un cuerpo emocional y un cuerpo espiritual… y una vida para vivirla lo más felizmente posible.

¿Cómo conseguirlo? Cambiando hábitos. Separando los diferentes cuerpos y dominarlos uno por uno desde el desarrollo de la  concentración y toma de consciencia. Comenzando por ser el Observador de ti mismo… pero, ¿quién observa?: tu Conciencia.

La Conciencia, que está en el sexto chakra del Tercer Ojo, ese es el Observador del ‘personaje’ y va adentrándose en la realidad del Ser. Se trata de un proceso de reajuste, de re-conexión.

Este trabajo es necesario  realizarlo si queremos hacernos dueños de nuestra vida. Este es el cambio que individualmente debemos hacer todos para que la Humanidad avance.

Es la Re-evolución que los pueblos y sociedades de hoy necesitamos, de forma individual, alcanzaremos esa transformación colectiva.

 

(del curso ‘Entrenamiento para la Nueva Conciencia’)

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s