¿Qué es el Prana?

chakras 4Somos energía. Sin energía no es posible la vida.  El Prana sería la parte más sutil y refinada de la energía y está latente en la atmósfera y en todo el Universo,  y se manifiesta en el plano material en lo que llamamos  energía vital.

La Madre Tierra,  la atmósfera y todo ser vivo vibra con esa energía sutil y fuerza vital.  El Prana constituye la fuente principal de todas las energías en acción contenidas en el Universo.

Es la misma energía que permite al corazón palpitar, y depende de la cantidad y pureza de esta energía en nuestro cuerpo, el que sintamos Dicha y entusiasmo por nuestra existencia. O, contrariamente, nos sintamos depresivos, agotados y enfermos.

La particularidad del ser humano es su capacidad de atraer prana, de acumularlo en su interior y de transformarlo -refinándolo- para  poder desarrollar y elevar así  otras dimensiones de su  ser, ligadas a la divinidad.

Prana es un concepto mucho más amplio que si decimos “energía”. El prana está presente en el pensamiento, en los alimentos frescos, en el agua, en la luz solar; todos éstos sirven de vehículos para que asimilemos el prana. El prana es en realidad el verdadero alimento para poder existir.

La fuente más importante del Prana está en la atmósfera y de ahí la importancia de respirar correctamente y de forma consciente. Haciendo prácticas de respiración consciente -como el Pranayama en el yoga- se puede aprender a almacenar en el cuerpo esta energía y dirigirla a voluntad.

Cuando estimulamos esta energía a través de prácticas espirituales, del yoga, el Reiki y otras técnicas con la misma finalidad, lo que estamos haciendo es reactivar todo los sistemas de nuestro cuerpo físico  para que haya una mayor irrigación sanguínea y haya una vitalidad renovada.

Desde la respiración concentramos todas nuestras energías y podemos dirigirlas a regenerar y estimular las neuronas de nuestro cerebro, dirigimos esta energía a que vaya a alimentar todas nuestras células, tejidos, músculos, huesos …

Igualmente que concentramos nuestras energías podemos hacer que se dispersen – desbloqueando los centros energéticos-. Bien a través de la imposición de manos o desde la acupuntura y otras terapias energéticas naturales.

Teniendo  un mínimo conocimiento de cómo funciona nuestro cuerpo físico, mental y emocional, prestándole atención, escuchándole, haciéndonos responsable de él de forma integral, descubriremos maravillados de que SOMOS ENERGÍA y tenemos la capacidad de auto-sanarnos.

Esta energía de forma sencilla la podemos dividir en dos partes: la energía femenina (YIN, receptora, de la Madre Tierra)  y la energía marculina (YANG, creadora, cósmica). Necesitamos de las dos de forma equilibrada.

La medicina oficial ya está prestando atención a  la medicina energética o pránica.  En la medida en que vamos tomando conciencia de nosotros mismos más sentiremos la necesidad de equilibrar las energías en nuestro cuerpo físico, mental, emocional y espiritual. Más nos iremos acercando a nuestro ser esencial que es Luz.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s