Limpieza de los Chakras

El cuerpo físico por sí mismo se renueva constantemente. Pero la Mente necesita de nuestra voluntad y determinación para deshacer y liberarse de todos los pensamientos, ideas y creencias que ya son obsoletas y necesitan ser reemplazadas. Igualmente nos corresponde a nosotros hacer una limpieza diaria de nuestros centros energéticos.

Activar los centros energéticos inferiores (chakras 1, 2, 3) servirá para purificar el cuerpo físico, preparándolo para el despertar de la Conciencia que será posible cuando la energía vital fluya libre hacia los centros superiores. Y culminar con la unión de Mente/Corazón.

Generar nueva energía vital significa generar más LUZ que revitalizará nuestros sentidos y estimulará la creatividad y la apertura del Tercer Ojo (la Intuición). Todo ello hará que vayamos eliminando sentimientos y pensamientos negativos e innecesarios con el objetivo de tener una mayor claridad mental y paz interior en nuestro corazón.

EJERCICIO DE ALINEACIÓN DE LOS CHAKRAS.-

Primeramente, con las manos en el centro del pecho, pondremos la intención de alineación de los chakras para conectarnos con las Fuerzas de la Madre Tierra y del Universo. Invocaremos y saludaremos para que se hagan presentes en nosotros; nuestro Yo Superior, los seres de Luz y los maestros ascendidos, etc.

Con los ojos cerrados para poder ir hacia adentro. Lleva las manos al CHAKRA DE LA CORONILLA. Haz tres respiraciones profundas, con la atención plena en este Centro y visualizas cómo entra un rayo de Luz dorada que se extiende por los dos hemisferios de tu cerebro y deshace todo apego a tus sentimientos de inutilidad e insignificancia. Esta LUZ deshace los miedos de tu incapacidad para desenvolverte en el mundo físico. Cada vez que tomas aire estás inspirando energía sanadora de Amor Incondicional. Siente cómo te aligeras de esa carga. Al exhalar sacas fuera todo lo que ya no quieres más en ti.

Lleva las manos al CHAKRA TERCER OJO. La energía que ahora inhalas la llevas al entrecejo para amplificar tu capacidad de intuición. A medida que la desarrolles te irá guiando hacia tu propósito de vida y tu paz interior.

Lleva las manos al CHAKRA GARGANTA. Para deshacerte de todo lo reprimido, te ayudará a fortalecer tu autoridad natural y expresar tus deseos y necesidades. ¿Qué quieres para ti para sentirte feliz? Siéntete merecedora de ello.

Ve bajando las manos hasta el CHAKRA DEL CORAZÓN. Es el encargado de recibir y generar Amor para ser más compasivo y amable, contigo mismo y con los demás.

Pon las manos en el CHAKRA PLEXO SOLAR. Es el asiento del poder personal y las emociones. Ayuda a controlar los impulsos negativos. Mándale Luz para tener más confianza en ti mismo, aumentará tu capacidad de defenderte. La LUZ iluminará tus cualidades y valores. Siéntete capaz.

Lleva tus manos al CHAKRA SACRO. La capacidad para el placer se encuentra en este Centro pero también los miedos al cambio se encuentran aquí. Para reactivar una baja energía sexual debido a una pobre imagen de uno mismo. Para una mayor creatividad y alegría por la vida.

Pon las manos en el CHAKRA RAÍZ. Para eliminar energía bloqueada por estrés y agotamiento físico. Abre sentimientos de prosperidad y seguridad. Para sentir los pies en tierra y tener un andar firme.

Llevar de vuelta las manos al centro del corazón para cerrar el trabajo de alineación, dando las gracias por haber podido conectar con las fuerzas divinas en nosotros.

Mi Yo

Mi Conciencia me indica que debo actualizarme continuamente. Mi intuición me avisa y anima para que así sea. Me pone en alerta de mi yo-mental que se resiste a ello.

El Conocimiento directo -que no pasa por la mente- convierte en desafío mi anhelo de avanzar y concentra la energía en esa dirección para que no me acomode.

No es mi Yo quien decide, es la Conciencia Superior, a la que entrego mi voluntad.

Por momentos se diluye la identidad personal y una aparente apatía no es nada más que he dejado de tener deseos o preocupaciones por el futuro. Confío. Mi corazón palpita desde la certeza absoluta que el Universo y la Madre Tierra me protegen.

La Mente se vuelve cada vez más sencilla. Los pensamientos parecen elásticos y el espacio entre ellos también se alarga. Lo personal y cotidiano pierden importancia al entrar el Ser en otras dimensiones .

El cuerpo físico, es solo eso, el vehículo. Es el Alma y el Espíritu quienes cobran ahora su magnificencia.

Mi respiración se hace consciente y siento que te amo, lo sepas o no.

El Miedo es la enfermedad

meditacion rayoEstar “infectado” o “intoxicado” o “envenenado” o “asfixiado” sucede cuando el Miedo nos domina, y si se ha instalado en la mente o en el corazón los síntomas son de ansiedad y angustia profunda.

Cuando no hemos sabido parar a tiempo el golpe emocional, no hemos sabido verlo venir y nos ha dado de lleno, alterando nuestra paz interior, una y otra vez. Cuando algún suceso queda enquistado y no hemos podido trascenderlo, haciéndonos ir al pasado una y otra vez. Así es como el Miedo entra en nosotros y nos taladra: primero nuestro campo astral y seis meses después dañando el cuerpo físico.

El Miedo finalmente se incrusta en el Alma. Es como un tumor maligno que no permite que la persona se desarrolle enteramente y con libertad. El Miedo puede crecer tanto que la angustia y la ansiedad se haga insoportable y el médico le envíe al psiquiatra que le diagnosticará trastorno mental y recetará antidepresivos y antipsicóticos. Relajantes que crean dependencia y cronicidad, entre otras cosas.

Existen remedios naturales -como las esencias florales- que nos pueden ayudar enormemente bajo la guía de un experto sanador o terapeuta. Existe la milenaria ciencia del Yoga que enseña a respirar conscientemente, enseña a fortalecer la mente y brinda muchos más beneficios. Está el REIKI que limpia el cuerpo astral, desbloquea las energías atascadas y las purifica. Y seguramente muchas más fórmulas que el niño puede aprender, desarrollando la identidad y la auto-estima.

Existen remedios para todo lo que nos aflige. El mal está en no querer ver. En no hacernos conscientes de lo que nos está afectando y enfrentarlo. Hoy es un buen día para decir basta y ponernos a soltar hábitos que nos aprisionan.

Seamos valientes y responsables. Elijamos ser felices y vivir en paz con nosotros mismos.

Entender la vida

chakras merkabaNuestra visión de la vida es sólo una interpretación. En la medida en que nuestro nivel de comprensión se amplía, la vida se explica por si misma, al sentirnos dentro de ella dejamos de resistirnos a su flujo y ciclos, nuestra mente se calma y se simplifica nuestra actuación.

Entender y aceptar la vida hace que nos entendamos y nos aceptemos a nosotros mismos. Comenzamos a percibir más allá de lo material. Sentiremos que formamos campos y redes de energía entrelazados hasta el infinito. Formamos un TODO.

Nuestros centros energéticos (chakras) son los que nos indican con antelación sobre los desórdenes a nivel energético en nuestro cuerpo físico, mental y emocional. Bien sea por exceso de energía o por falta de ella, en alguno o varios de los siete principales Centros que se hallan alineados a lo largo de la columna vertebral –en el cuerpo astral/emocional-, tendremos buena o mala salud física, sufriremos mental y emocionalmente o nos sentiremos felices y en paz. Nos sentiremos con miedos a merced de otros y de la suerte o nos sentiremos dueños de nuestra vida.

Hasta tal punto son importantes y debemos prestar atención a nuestros CHAKRAS.

¿Cómo generar energía vital y saber qué Centros están bloqueados o necesitan más energía?
El primer paso es hacerse Observador de uno mismo. Tomar Conciencia de nuestros malos hábitos en la alimentación, en el sueño, en el descanso. Prestarle atención al cuerpo físico y sus demandas sobre las molestias, dolores, etc. y actuar poniendo remedio.

Aprender a generar y almacenar energía vital refinada (PRANA).
Para no perder la paz interior, deshacernos de la irritabilidad, el sufrimiento y sentirnos seguros de nosotros mismos tenemos que aprender a generar y almacenar suficiente Prana.

Tenemos la opción de elegir qué actitud queremos tomar ante la vida 1) de enfado 2) como víctimas 3) inseguridad y apegos. O por el contrario 1) paz interior 2) sentimiento de agradecimiento 3) siendo dueño de tu vida.

Cuando tenemos la mente débil, sin voluntad de acción, llena de pensamientos desordenados y nos cuesta pensar con claridad es el momento de tomar un compromiso con sí mismo para hacer CAMBIOS. Y es posible.

Podemos trabajar con nuestra mente para desarrollar la concentración, la Conciencia y tener control sobre nuestros sentidos. Existen muchas técnicas para ello; Yoga, Reiki, Meditación, etc.

No podemos combatir la mente desde la mente, razonando… te dirá que sí y luego hará que te olvides de tu promesa y compromiso de cuidar más de ti mismo. Una mente débil justamente es muy dominante y sabe cómo engañarte.

El problema radica en la poca energía vital que tenemos. Respira conscientemente. Sal a caminar y presta atención a cómo entra el aire en tus fosas nasales. Inhala y exhala despacio y profundo; estás generando energía.

Este puede ser un buen comienzo. Persiste y tu Conciencia crecerá y se fortalecerá hasta conseguirla suficiente Luz para guiarte desde la intuición -lo correcto-.

Te recomiendo hacer el ejercicio de la alineación de los chakras que encontrarás en este Blog.

Pereza espiritual

hombre mochilero2Sucede. La pereza  es algo común. Nos recostamos en la zona de confort que más apetece a la mente-no-pensante;  sofá, televisor, comer, beber … los cinco sentidos embotados.

Este tipo de vida, nos separa de nuestra verdadera Esencia  y reduce a la mínima expresión  nuestra creatividad y nuestra espiritualidad.

Pero ya que no podemos actuar sobre el pasado y lo hecho, hecho está, pongamos la atención en nuestro Presente.  Dejémonos inspirar y aceptemos el desafío de conocer nuestros verdaderos límites … nos sorprenderemos ….

Si de verdad queremos despertar a la Realidad, primero debemos cuidar de nuestro cuerpo físico. Es nuestra envoltura. Experimentemos. Pongamos en marcha la actividad física y mental de forma consciente y con un propósito: Podemos ganar en energía y ganar calidad de vida.

Mejoramos nuestra alimentación; nos hacemos responsables de lo que comemos. Y nuestra visión de la vida gana en profundidad.

Interactuamos con el exterior desde una nueva perspectiva y con una actitud más positiva. En la medida en que nos deshacemos de inseguridades y miedos, ganamos relacionándonos con los demás.

Si cada día nos ponemos un pequeño reto, provocaremos en nuestra mente un desafío sano -entusiasmo por avanzar-, por sentirnos que somos capaces de lograr lo que nos proponemos.

 

¿Cómo nos afectan las tormentas solares?

sol-dibujo-interiorEl CAMBIO, que todos esperamos,  es de dentro hacia afuera. Más de lo que creemos y según nuestra capacidad de absorción, el Sol Central nos  influencia y  tiene efectos  sobre nuestro cuerpo físico y sobre nuestro sistema nervioso y emocional. También a nivel celular causa un importante influjo y tiene capacidad de transformación.
La creciente actividad geomagnética del Sol tiene consecuencias inclusive sobre nuestra Conciencia y comportamiento. Durante las tormentas solares podemos sentirnos intranquilos sin ninguna razón clara, ansiedad, irritabilidad, nerviosismo, agotamiento, etc., todo ello sin causas aparentes. Y a nivel físico podemos sentir dolor y tensión de cabeza, náuseas, mareos, falta de memoria, insomnio, pesadillas, etc.
¿Cómo podemos beneficiarnos de esta energía cósmica? Esta energía de frecuencia superior puede acelerar y esclarecer nuestra memoria celular que todavía no hemos procesado. Nos ayudará a elevar nuestra frecuencia emocional. Se clarificará nuestro propósito de vida y  dará brillo a nuestros talentos naturales.
Necesitamos de esta energía cósmica para que termine de sacarnos de  nuestro pasado y ser impulsados al Presente.
Entonces, vamos a permitir a nuestro cerebro y a nuestro corazón estar atentos y abiertos a absorber la energía cósmica que nos brinda el Sol Central. Cuidemos nuestra alimentación; purifiquemos nuestro cuerpo físico, mental y emocional. Cuanto más “vacíos” y relajados nos encontremos mejor podremos absorber estas nuevas energías superiores.
De dentro hacia afuera. Ésta es la magnífica apertura hacia el cambio y transformación que todos deseamos.

Lo que enferma el Alma

hombre mundo azulSólo hay una enfermedad, se manifieste como se manifieste en nuestro cuerpo físico, y es el alejamiento y desconocimiento de nosotros mismos.

El modelo médico convencional tiene grandes limitaciones para sanar  debido a los intereses económicos y de liderazgo de la industria farmacéutica.  La mayoría de las personas se mantienen enfermas, -se hacen crónicas voluntariamente-   por un sentimiento  de indefensión  y una actitud  de dependencia, que la misma Medicina alienta.

No prestar atención al Alma ha debilitado y enfermado nuestro cuerpo emocional y nuestra Voluntad. El habernos alejado y olvidado de nuestro espíritu -nuestro ser esencial y natural- ha debilitado y enfermado nuestra Alma -el ánima que nos sostiene-. Y todo ello, de forma silenciosa y gradual, ha enfermado nuestro cuerpo físico, da igual cómo llamemos a la enfermedad o a qué órganos ha afectado.

La fragilidad del Alma es lo que tenemos que atender. Estimular el sistema energético de nuestro cuerpo es ahora prioridad. Centrar nuestras energías, hacernos responsables de nuestra salud, haciendo una limpieza emocional, mejorando nuestras condiciones y calidad de vida y felicidad.

Nuestros cuerpos físico, mental, emocional y espiritual, están interconectados y cada uno de ellos afecta a los demás.  Podemos sentir que las emociones afectan al cuerpo físico. Podemos hacernos conscientes de cómo nuestra mente puede llegar a desgastarnos energéticamente con pensamientos recurrentes o con obsesiones y miedos que son sólo imaginarios .

Ocupándonos de nuestra mente y corazón. Estos primeros pasos nos darán la fuerza vital necesaria para impulsar los cambios y toma de decisiones necesarias para hacernos con las riendas de nuestra vida.

 

 

 

La Culpa y el Perdón

corazon raiz.Sin saber del daño que nos hacían, cuando niños hemos recibido apelativos que, como semillas,   echaron raíces en nuestro corazón: ‘eres tonto’, ‘eres malo’, ‘me vas a enfermar’, ‘por tu culpa…’ ‘no sirves para nada’ …

Como padres, repetimos el mismo tipo de educación y comportamientos;  son nuestra referencia, y así ampliamos y reforzamos nuestro sentimiento de culpa: no hemos sabido hacerlo.

Perdonar a los demás es mucho más sencillo que perdonarnos a nosotros mismos. Esta es una tarea muy difícil de llevar a cabo. Lo razonamos y desde la Mente nos decimos que nos perdonamos, pero seguimos con la carga que presiona nuestro corazón y esas raíces se alargan asfixiando los  pulmones.

Esta falta de coherencia mental y emocional crea finalmente un nuevo conflicto en nuestro interior. Nos hemos hecho conscientes de nuestro sentimiento de culpa, queremos perdonar y perdonarnos, pero no lo conseguimos.

Me estoy haciendo daño a mi mismo. No me permito ser feliz completamente. No me siento merecedor de ser feliz y de ser querido.  No me valoro ni me siento digno de amarme a mi mismo y entregarme al amor.

DESHACER CREENCIAS Y PATRONES.-

1) Cambiar la percepción que uno tiene  de sí mismo a través de ejercicios prácticos que te lleven a conectar con tu Ser original, por ejemplo,  la meditación, la alineación y limpieza de los chakras, el yoga, Reiki y otros más.

2) Crear el hábito de ser el Observador del ‘personaje’  en nosotros, para acrecentar la importancia de la Conciencia.

3) Entender que el perdón no es hacia el otro sino hacia uno mismo. Dedicar tiempo a percibir, escuchar y amar al Ser que habita en nuestro cuerpo físico.

 

Hablamos de sanación

reiki manosHablamos y da la impresión de que siempre queda algo por aclarar (necesitamos decir la última palabra) … podríamos dar  más explicaciones y persuadir al otro … En teoría podríamos decir todo lo que nos pase por la mente y si somos buenos oradores convencer al otro …  pero eso no sirve para nada más que para exaltar el Ego.

Cuando hablo de sanación y de  auto-sanación estoy hablando de la medicina del Alma. Es una sanación que se logra sanando de dentro hacia afuera. Se trata de ir a la raíz del conflicto que ocasiona  bloqueos energéticos y termina por dañar el cuerpo físico.

No es fácil de entender ni se tiene tanta paciencia para seguir este largo proceso  de sanación y TRANSFORMACIÓN. Normalmente quien llega en busca de este tipo de terapias alternativas/complementarias es porque ya ha hecho toda una peregrinación infructuosa por la medicina convencional. Es entonces, desde ese estado de “entrega” (sin mente expectante ni juicio) cuando se puede trabajar, conjuntamente, para la recuperación del Ser.

Efectivamente, sucede muchas veces, que la persona enferma vive abatido desde  la queja y el sufrimiento, sin embargo, cuando el sanador va al campo astral de la persona, comprueba que su Alma está en paz sin que le afecte en absoluto lo que física y mentalmente causa dolor. ¡Gran sorpresa! En estos casos, la persona es tan mental y sus patrones y energías tan negativas, que por muchos fármacos que tomase, todas sus dolencias terminarán siendo crónicas pues existe una resistencia inconsciente a la sanación… una transformación profunda se hace necesaria … desde el compromiso consigo mismo del paciente.

En otras ocasiones, es verdad que el Alma está dañada por traumas importantes no resueltos pero igualmente la fórmula para la sanación es tomar Conciencia del Ser y conectar con el Alma.

Sanar el cuerpo emocional. Sanar el cuerpo mental y sanar el cuerpo físico. Alineando los diferentes cuerpos, armonizando los diferentes niveles, expandiendo el corazón y la Conciencia. Siempre desde la voluntad y colaboración activa del paciente.

La Salud es mucho más que no padecer enfermedades en el cuerpo físico. Salud es sentirse y saberse vivo.

 

 

¿Qué es el Prana?

chakras 4Somos energía. Sin energía no es posible la vida.  El Prana sería la parte más sutil y refinada de la energía y está latente en la atmósfera y en todo el Universo,  y se manifiesta en el plano material en lo que llamamos  energía vital.

La Madre Tierra,  la atmósfera y todo ser vivo vibra con esa energía sutil y fuerza vital.  El Prana constituye la fuente principal de todas las energías en acción contenidas en el Universo.

Es la misma energía que permite al corazón palpitar, y depende de la cantidad y pureza de esta energía en nuestro cuerpo, el que sintamos Dicha y entusiasmo por nuestra existencia. O, contrariamente, nos sintamos depresivos, agotados y enfermos.

La particularidad del ser humano es su capacidad de atraer prana, de acumularlo en su interior y de transformarlo -refinándolo- para  poder desarrollar y elevar así  otras dimensiones de su  ser, ligadas a la divinidad.

Prana es un concepto mucho más amplio que si decimos “energía”. El prana está presente en el pensamiento, en los alimentos frescos, en el agua, en la luz solar; todos éstos sirven de vehículos para que asimilemos el prana. El prana es en realidad el verdadero alimento para poder existir.

La fuente más importante del Prana está en la atmósfera y de ahí la importancia de respirar correctamente y de forma consciente. Haciendo prácticas de respiración consciente -como el Pranayama en el yoga- se puede aprender a almacenar en el cuerpo esta energía y dirigirla a voluntad.

Cuando estimulamos esta energía a través de prácticas espirituales, del yoga, el Reiki y otras técnicas con la misma finalidad, lo que estamos haciendo es reactivar todo los sistemas de nuestro cuerpo físico  para que haya una mayor irrigación sanguínea y haya una vitalidad renovada.

Desde la respiración concentramos todas nuestras energías y podemos dirigirlas a regenerar y estimular las neuronas de nuestro cerebro, dirigimos esta energía a que vaya a alimentar todas nuestras células, tejidos, músculos, huesos …

Igualmente que concentramos nuestras energías podemos hacer que se dispersen – desbloqueando los centros energéticos-. Bien a través de la imposición de manos o desde la acupuntura y otras terapias energéticas naturales.

Teniendo  un mínimo conocimiento de cómo funciona nuestro cuerpo físico, mental y emocional, prestándole atención, escuchándole, haciéndonos responsable de él de forma integral, descubriremos maravillados de que SOMOS ENERGÍA y tenemos la capacidad de auto-sanarnos.

Esta energía de forma sencilla la podemos dividir en dos partes: la energía femenina (YIN, receptora, de la Madre Tierra)  y la energía marculina (YANG, creadora, cósmica). Necesitamos de las dos de forma equilibrada.

La medicina oficial ya está prestando atención a  la medicina energética o pránica.  En la medida en que vamos tomando conciencia de nosotros mismos más sentiremos la necesidad de equilibrar las energías en nuestro cuerpo físico, mental, emocional y espiritual. Más nos iremos acercando a nuestro ser esencial que es Luz.