Despidiendo el año

yo-fran-13-2Como hoy termina un año parece inevitable que la mente  se ponga voluntariosa a rememorar y contabilizar beneficios y pérdidas.  Dependiendo de la edad que uno tenga, la mente y el corazón valorarán y priorizarán las cosas vividas de diferente manera y es natural que así sea.

Mi vida está hecha de muchas historias muy distintas unas de otras. Parecería que no hubiese ilación entre ellas pero el caso es que al final me han traído a cumplir con mi destino. Lo más insospechado, lo que menos me imaginaba;  estar en el mundo de la sanación holística.  Y es donde me encuentro felizmente desde hace más de una década.

He vivido en distintos países, desde las islas Bermudas hasta Irán.  Soy española, me crié en Cuba y teniendo catorce años nos vimos forzados a volver a España por cuestiones políticas. Sin dinero, los sueños de cursar estudios se esfumaron y me puse a trabajar -con 14 años- en una editorial. En los años ’60 era normal que los niños trabajasen. Yo tuve suerte de hacerlo en lo que más me gustaba; el mundo de los libros y las letras.

Habiéndome ya reconciliado con mi pasado, puedo ver con mayor claridad mi presente.  Comienza un nuevo ciclo, siempre de forma expansiva. Todo está en orden. Me siento capaz de hacer y seguir creando mi destino.

Me reconozco, me acepto y puedo ver mis sombras y mis luces con desapego y humor.

Este año cumpliré  70 años. Y todos estos años vividos, con todos sus amaneceres y  puestas de sol, ya han sido aceptados y puedo desde la serenidad rememorarlos. Mi lema: No esperes nada de nadie y  simplemente déjate sorprender.

Valoro el momento. Valoro enormemente una sonrisa, el gesto amable, la mirada cómplice, el abrazo espontáneo, la calidez del amor en todas sus manifestaciones, de todos los seres vivos.

Infinitamente agradecida, os saludo a todos los que me seguís leyendo.

Paz y armonía en servicio por el Bien Común,

Cris

31 diciembre 2016

 

Anuncios

Las emociones

energias-coloresSe despiertan las memorias y brotan emociones olvidadas o escondidas. Poco queremos saber de nosotros mismos. Da miedo enfrentarnos a nuestras debilidades …  tenemos secretos que hemos decidido llevarnos a la tumba y cargamos con ellos, aunque ocupen un espacio que sería precioso para llenarlo de alegría … o tranquilidad.

Las emociones son energías. Los pensamientos son energías. Y estas energías se mueven,fluyen, se bloquean, forman nudos e inclusive crean tumores cuando se convierten en energías tóxicas y por largo tiempo se estancan.

Sabiendo y entendiendo esto, podemos aprender a liberarlas. Podemos hacer para refinarlas y almacenarlas para ponerlas al servicio de nuestra salud.

Lo que no debemos hacer jamás. Ya nunca más. Es guardarnos la rabia,la frustración, el resentimiento, el miedo. Porque son energías que nos dañan a todos los niveles: físico, mental, emocional y espiritualmente.

Tenemos que PURIFICAR las energías negativas desde el perdón. Podemos TRANSFORMAR estas energías entendiendo que todo lo que nos ocurre en la vida tiene una enseñanza para nosotros. Y así poder AGRADECER, ACEPTAR. Y FLUIR …

 

.

 

Todos tenemos miedos

mujer-inspiracionTodos tenemos miedos porque los miedos razonables son necesarios: Nos previenen de los peligros y de extralimitarnos. Los miedos ajustan nuestras ansias de riesgo y fantasía.

Pero también puede ocurrir que los miedos invadan nuestra mente de forma obsesiva y dispersen nuestras energías, paralizando o limitando nuestros deseos de avanzar y de conocer nuevas posibilidades.

Existen los miedos infundados que son como fantasmas que dificultan nuestra claridad mental. Miedos creados por una mente débil, por una personalidad insegura, de baja autoestima. Éstos son los ingredientes que sobrealimentan a los miedos de manera tortuosa.

El mundo está lleno de sufrimiento y dolor, y es real. Pero ahora mismo, los medios de comunicación nos están bombardeando con noticias catastróficas que minan nuestra seguridad y claridad mental.  Tenemos que concentrar todas nuestras energías en nosotros mismos de forma positiva y no permitir que nos invadan con ideas e imágenes que limitan nuestra acción y capacidad de cambio.

Es al dispersar nuestra mente cuando nos debilitamos. Las Fuerzas del Mal -que existen y acampan a sus anchas- trabajan para coaccionar nuestra mente desde el miedo: creando inseguridad, haciéndonos creer que “más vale lo viejo conocido que lo nuevo por conocer”.

También existen las Fuerzas del Bien ¡sí!. Y son justamente las del AMOR. La SOLIDARIDAD. La COMPASIÓN. La UNIDAD. La CONFIANZA ABSOLUTA EN LA DIVINIDAD.

A esas nos unimos.

Negar nuestra esencia

meditacion-5La negación de nuestra parte divina surge del alejamiento y  olvido de nuestro ser esencial. Y este hecho, con el paso del tiempo, ha creado una realidad exclusivamente material, donde no hacemos uso, por ejemplo, del conocimiento  intuitivo.

Las tradiciones e inclusive  las religiones han ido perdiendo también la fuerza de su razón de ser al diluirse su esencia,  llegando a las nuevas generaciones  rituales vacíos y meras costumbres consumistas sin mayor sentido. La palabra  ya no está viva; el mensaje ha dejado de motivarnos al no tener en sí mismo energía que impulse y nutra.

Cuando descubrimos el espacio sagrado que hay en nuestro corazón espiritual -el Alma- se enciende en nosotros el anhelo y la añoranza por acercarnos a nuestro espíritu; nuestra esencia eterna.

Es entonces, que nuestra Conciencia comienza a expandirse hacia otros Planos y dimensiones  de sí misma para reafirmarse en lo que “ya sabe”.

Esto  no tienen sentido para muchos pero sí para quienes ya hayan experimentado y descubierto estos otros campos de posibilidades a nivel externo e interno.

La vida no es circunstancial.  Tanto tu como yo tenemos un destino y hemos nacido dentro de un plan y orden divino. Negar o resistirnos a conocernos a nosotros mismos es lo que nos crea frustración, infelicidad,  conflicto y sufrimiento. Así de sencilla es la respuesta.

Deja la mente a un lado. No es con la Mente que podemos llegar a la comprensión de lo que se concibe por encima de ella.  Conectar con la energía cósmica nos ayudará a trascenderla.

RENOVAR la mente es la clave. Dejar viejos conceptos y creencias que nos limitan.

 

 

 

Una vida fácil

nina-pintandose-unas-piesCreemos que facilitándole la vida a los hijos van a ser más felices. Sin embargo ya están a la vista los primeros resultados de ser padres indolentes : niños perezosos que no quieren esforzarse para conseguir algo. Niños sin fuerza de voluntad. Niños egoístas, superficiales,  con falta de concentración y sin  inquietud por aprender. Jóvenes pendientes exclusivamente de su imagen.

Así son los seres humanos que crecen asilvestrados, sin guía y educación. El niño de hoy en general, cuánto más tiene,  menos aprecia el valor de las cosas. Cree que eso es lo natural: recibir sin haber hecho ningún esfuerzo. No es culpa de ellos, los mayores somos los encargados de educar.

O ¿es que ahora mismo tienen los jóvenes,  otros referentes a los que imitar que no sean los artistas o futbolistas? Creyendo que todo ese esplendor, fama y lujo les cae del cielo. ¿Sienten acaso, los niños  y jóvenes en general,  amor por las artes, atracción o interés por aprender de líderes genuinos y  sabios… ? Son también  los padres y maestros los encargados de introducir y fomentar a los niños y jóvenes en la lectura,  en cultivar la música y demás artes.

Es más,  la naturaleza intrínseca del ser humano no germina y florece hasta que no se ha trabajado también el Ego y  la inteligencia emocional. Es un deber de los padres enseñarles a ser humildes, honestos, sinceros …   todo ello desde el Amor, desde el ejemplo.

El mundo de los niños y jóvenes en los países desarrollados está diseñado para llamar su atención hacia el consumismo. En su mayoría, viven sin grandes alicientes genuinos, sólo se interesan por conseguir cosas materiales y de forma fácil.  Este es el resultado de una educación superficial, vacía de valores, donde todo gira alrededor del dios-dinero: “tanto tienes tanto vales. Una vida basada en la felicidad material, con objetivos exclusivamente materiales.

Esa felicidad ficticia basada en  “tener” en lugar de SER, termina pasando factura. Pero confiemos, también en las nuevas generaciones está la semilla del cambio. Son los llamados NIÑOS ÍNDIGO y  CRISTAL. Ellos han venido con una Conciencia ya desarrollada y son los impulsores para crear el nuevo paradigma.

 

 

 

Fortalecer el temple

guerreroDicen que el temple era la religión de los templarios; los vigilantes de los caminos que conducían a los lugares sagrados.

En el yoga se utiliza el término “control de los impulsos” y es un requisito para alcanzar la constancia  de ánimo, la claridad mental y la ecuanimidad.

Templar el cuerpo físico es equilibrar su temperatura y también sus energías. También en los metales y el cristal, se consigue el punto exacto de dureza -manteniendo su elasticidad-, templándolos.

En cuanto al ser humano y su personalidad, se mide su temple por la calidad de su valentía que, si va unida a la armonía de espíritu, consigue deshacerse de la agresividad y la violencia  al mismo tiempo que se llena de poder, controlando y dirigiendo su vida desde la compasión.

Sin excesos. Sin que ningún suceso te desborde, sin que ninguna emoción o pensamiento te vuelva iracundo o temeroso y te debilite.

¿Dónde estoy bloqueado?

corazon¿Dónde estoy bloqueado? Aparece la necesidad de saber sólo con el despertar de la Conciencia. Surge al abrir los ojos del alma y darnos cuenta de nuestra situación insana de  apatía y resignación. Surge cuando nuestro corazón apela a la verdad -ya sin miedo- y se siente capaz de sanarse,  escuchándose a sí mismo.

¿Qué me está bloqueando? Esta pregunta surge cuando ya estoy preparado para asumir mis debilidades, mis fracasos,…  y darlos por buenos. Nada es casual. De todo podemos aprender algo para nuestro beneficio.

Lo forzado crea falsedad y resquemor. Yo soy quien soy con mis virtudes y defectos.

Es perjudicial crear obligaciones desde el Miedo. Mis capacidades tienen un límite.

No tiene ningún sentido ser formal por fuera cuando el interior bulle de rabia y odio.

¿Cómo puedo resolver mi sentimiento de infelicidad y vacío?

En primer lugar debo saber responder a la pregunta de “quién soy yo”. Y tener la valentía de enfrentarme a mis sombras y abrazarlas, también.

Cuando desde el corazón surja la respuesta de forma fluida y sincera, identificándose desde su parte esencial y divina, entonces sabrá que su Conciencia está preparada para seguir su camino evolutivo. Ha entrado en el proceso de transformación como ser humano; desde la conciencia del ego hacia la conciencia del Alma.

¿Qué nos está bloqueando? El desequilibrio e incoherencia entre el SER-HACER-TENER, que nos han imbuido y que  viene a ser lo mismo que el  conflicto cuando hay desacuerdo entre lo que yo SOY-PIENSO-HAGO.

Amo el que nos podamos amar sin tener que darnos grandes explicaciones.

Me alegra el que podamos encontrarnos y dejarnos fluir sin más. ¡Que liviandad! Sin tener que fingir o darnos importancia … el Amor es liviano, fácil de tratar.