Integrada en la ola de Conciencia

surfLas primeras experiencias extrasensoriales que tuve  sólo me ocasionaron, aparentemente,   estupor y asombro. Sin que yo fuese en esos momentos consciente del alcance que tendrían en mí. Ni siquiera se me ocurrió pensar que podrían tener consecuencias … en mi mundo no entraban las complejidades mentales…

Sí comencé a hacerme preguntas trascendentales cuando ya esas experiencias comenzaron a sacudirme la Conciencia de forma directa. Por ejemplo, en otro desdoblamiento de Conciencia en el que mi alma salió disparada como una flecha hacia el Cielo y allí me postré ante la Luz de Dios …

Después de esa experiencia y volviendo a casa, iba por la calle como borracha de felicidad, preguntándome cómo podría, después de esta vivencia,  seguir viviendo y llevar la misma vida.  ¡imposible! me decía a mi misma .

Después de mi escrito anterior me hacéis preguntas; si me sigo enojando, si tengo resentimiento o ya todo es amor… si creo en Jesús o en un dios …  Debo aclarar que el trabajo personal para desarrollar la Conciencia y el cuerpo espiritual, no termina nunca. Y sí tengo la certeza de que existe una Energía Superior Creadora que llamamos  Dios. Le rezo desde el agradecimiento y santifico el nombre de Jesús el Cristo y de la Madre María. Invoco, saludo y pido sentir su presencia a los ángeles guardianes, no desde el miedo, sino para mantenerme atenta y despierta a mi condición divina, como ser de luz que soy y somos todos.

Continuando con mi historia, a partir de todos esos “regalos” que comenzaron a hacerse presentes en mi vida, por supuesto que dejé de creer en las casualidades. Todo comenzó a tener sentido para mi y me situé más en el Presente. Uno de esos regalos ha sido mi maestro Swami Purohit, que conocí hace ocho años y del que continuo recibiendo sus enseñanzas; Kriya Yoga, mantra y  meditación.

Hace ya muchos años que me dejo llevar de forma intuitiva por mi Corazón espiritual. Comencé a dar cursos “Entrenamiento para la Nueva Conciencia” que sigo dando porque veo los beneficios indiscutibles que brinda. Despertar la Conciencia es la clave para trascender la mente. Y no es difícil conseguirlo. 

Ahora mismo me siento subida en la ola de esa Conciencia -como en el surf- me dejo llevar por ella, la disfruto, me he integrado en ella. No hay más misterio. 

 

Mi experiencia de transformación

yo. Livio junio'14Hace ya quince años que mi vida dio un tremendo vuelco hasta el punto de que sentí cómo moría en mí el “personaje” -no sólo  la idea que tenía de mí misma- sino también se produjeron cambios a niveles profundos de mi ser. Experimenté un vuelco radical  completo, en un espacio de tiempo angustioso e impreciso, en el que sentí lo que es el Vacío.   

¿Cómo explicarlo? … las circunstancias de la vida me llevaron al límite, … la sensación fue de que la tierra se abría bajo mis pies y fui a parar a la Nada más absoluta.

No importa por cuánto tiempo, eso es lo de menos. Porque aunque sólo hubiese sido por un instante, también los instantes pueden ser eternos. Así que, viví esa experiencia de morir en vida y dejar de ser. Pero eso no fue lo peor, lo peor vino después, cuando volví a esta realidad ilusoria, sin  identificación: en blanco.

Mis  ojos hicieron un recorrido panorámico de mi existencia,  que hasta entonces me había negado  a ver y reconocer. Las verdades siempre duelen.

Debió suceder que mi alma, por su cuenta, se rebeló, dijo basta a una vida agriamente sin sentido, y me cogió por sorpresa, no dándome tiempo a reaccionar… el caso es que una vez que las funciones de mi cuerpo y mente se pusieron nuevamente en marcha -como una vieja locomotora- pues todo esto me sucedía con cincuenta años más que cumplidos, me paré sobre mis pies decidida a descubrirme y reconstruirme.

Para esta transformación y realización de mi ser debo decir, para ser enteramente sincera, que recibí muchísima ayuda desde planos superiores, y que con toda certeza. gracias a la fuerza y guía que recibí es que pude salir adelante.

Me empezaron a llegar “regalos” que me iban marcando el nuevo camino a seguir. Uno de ellos fue una invitación a un curso de “Respiración Holotrópica”  parecida a la técnica de “Renacimiento“. Estábamos una veinte personas acostadas en el suelo con los ojos tapados. Un médico y cuatro ayudantes iban a supervisar el trabajo de desdoblamiento de conciencia que íbamos a experimentar.

Yo no tenía ni idea de lo que eso significaba o lo que podía llegar a ser. Nos dieron la instrucción de respirar muy fuerte y sin pausa por la boca. Nos ordenaron que no debíamos abrir los ojos o levantarnos bajo ninguna circunstancia y que si queríamos algo debíamos levantar la mano y alguno de ellos acudiría a ayudarnos.

Pusieron música de percusión a todo volumen y comenzó la cosa. A los pocos minutos levanté la mano. Muy obedientemente no había abierto los ojos ni había salido corriendo como hubiese sido mi primer impulso y le dije que no quería seguir allí, tenía mucho miedo, me estaba mareando, tenía claustrofobia y todos los males.

Me tranquilizaron, me animaron a seguir, uno de ellos se quedó a mi lado guiando mi respiración y prometiéndome que pasado esa primera parte, hasta conseguir la apertura de Conciencia, luego sería una experiencia maravillosa.

Seguí con la respiración al ritmo de la música frenética, tenía ya los brazos rígidos y con muchísimo dolor, como si tuviese los dedos metidos en un enchufe y estuviese pasando por todo mi cuerpo una descarga eléctrica. Mientras tanto me decía a mi misma que ni por un millón de euros volvería a repetir esta experiencia. De pronto, hubo una explosión dentro de mí, y desde mi cuerpo físico ví como mi alma salía del cuerpo hacia otras dimensiones.

Sentí una paz y quietud absoluta. Entre las distintas experiencias que viví allí hubo un mensaje que entró directamente en mi corazón “eres dadora de luz … Hubo más cosas pero mi relato lo quiero centrar en esa frase que por mucho tiempo no tuvo ningún significado o sentido para mí. Pero ahora, cuando el puzle de mi vida ya está casi terminado, entiendo qué quería decir y sobre todo, ahora sé, que no existen las coincidencias o casualidades y yo fui guiada a cumplir con mi propósito de vida.

Al poco tiempo después yo me inicié en el Reiki y seguí el proceso de aprendizaje hasta hacerme maestra y llevo ya más de diez años impartiendo cursos, me dedico a la sanación energética y también como Facilitadora en el entrenamiento para la nueva conciencia.

Por encima de la satisfacción propia, los apegos y los propios intereses, existe un Amor que lleva a darse uno mismo. Entendí y resonó en mí corazón la frase de “eres dadora de Luz”. Muchísimas veces me obligué a mi misma a reconsiderar el significado sobre la energía del AMOR INCONDICIONAL con el que el Reiki trabaja para sanar.

La acción de dar Amor bajo su forma más pura es lo que enseña el REIKI. Primero con uno mismo. Después conscientemente con uno mismo. Luego, cuando renaces en un acto de abnegación donde surje el Amor, entonces, es cuando se da a los demás de forma incondicional

Cuando el sacrificio por los demás nos enferma

reiki pacienteVino a verme una mujer de mediana edad por  su gordura ya que “nunca me siento llena y estoy comiendo a todas horas y encima la comida me sienta mal. No tengo arreglo”.

Dice que cuida por amor a su marido impedido, que a sus hijos les da todo, complaciéndolos con gran esfuerzo, dice que todo eso lo hace gustosamente. Aparentemente, su imagen y su sonrisa confirman lo que me está contando sobre su vida llena de penalidades y sacrificios. Su historia, en la que ella es una víctima amorosa y entregada, es poco creíble. No es que ella me esté mintiendo al explicarme su situación sino que ella misma vive engañada y alejada de su realidad que no quiere o no sabe ver.

Al practicarle  Reiki,  examino la energía de sus centros energéticos. A través de las manos siento si están bloqueados o hay exceso/deficiencia de energía vital. También se pueden sentir las energías tóxicas y densas que obstruyen el paso y fluidez de las energías.  Conectar con el campo astral es también importante para hacer la limpieza energética conveniente y recibir información de la raíz del problema.

Lo primero que siento es toda la rabia que tiene guardada, todo su inmenso resentimiento que la está enfermando. Termino haciéndole una armonización y alineamiento de los chakras y limpieza del aura.

Desde esa relajación es cuando ella se atreve a hablar y   contarme la verdad: “No puedo más, si al menos me dijeran las cosas de otra manera… todo son exigencias. Me siento agotada física y mentalmente. No me valoran”.

Al reconocer su inmensa rabia es cuando podemos ponernos a trabajar; yo como facilitadora y ella para tomar las riendas de su vida y salir de una actitud mecánica de queja y amargura. Teniendo ahora la fuerza y la valentía para expresar sin miedo lo que siente,  comenzando por valorarse a sí misma.

Si  actuamos  desde la resignación por un sentimiento negativo de “deber y obligación”, nos estamos envenenando por dentro . Si nuestra actitud sacrificada es auto-impuesta,  tenemos unas expectativas de reconocimiento y agradecimiento por parte de los demás, que nunca llegan en la medida que consideramos justas.

Ese veneno que se va acumulando secretamente es lo que nos termina enfermando y desgasta toda la energía vital que utilizamos para guardar las apariencias.

Cuando conscientemente nos sacrificamos por alguien y lo hacemos desde el Amor, cuando no podemos cambiar una situación que exige de nuestra entrega, si  aceptamos desde el corazón, todo se pone en su sitio. Si nos damos a los demás desde el Amor, ese mismo Amor dado es la recompensa.

La Medicina del Alma


reiki manos imposicion El dolor físico, las molestias y la misma enfermedad son el lenguaje que tiene el Alma para advertirnos de nuestras resistencias a fluir acorde a nuestra naturaleza.

Nuestra rigidez y tensiones a nivel físico, que terminan produciendo dolor y enfermedades, son la manifestación evidente de esos conflictos inconscientes, de esa contrariedad e incoherencia en nosotros,  que a toda costa evitamos ver, reconocer y afrontar.

La  información  que se obtiene  a través de la imposición de manos y la lectura energética de los chakras,  proviene de  conectar con el cuerpo astral del paciente desde el propio cuerpo astral del sanador, de forma intuitiva y sin participación de la mente. Desde el REIKI se trabaja así.

El bloqueo de energía en los centros energéticos o el exceso / deficiencia de esta energía vital, es lo que produce finalmente  las enfermedades a nivel físico y mental-emocional.

La medicina natural, holística y energética, da importancia por igual al buen funcionamiento y armonía entre cuerpo y alma. Porque es en el cuerpo astral donde se gestan los bloqueos y se acumulan las impurezas y emociones tóxicas, como los miedos, la rabia, el resentimiento, etc. 

Por lo tanto, es en el cuerpo astral donde el sanador energético -como Canal de las energías cósmicas sanadoras-  quien va a llevar Luz sanadora para deshacer los nudos que impiden el fluir libre de la energía vital. 

Desde este impulso energético liberador, el enfermo comenzará a tener la capacidad de tomar conciencia y responsabilidad para sanarse por sí mismo.

Por supuesto que harán falta varias sesiones sanadoras. Pero es impredecible ver cómo reacciona cada individuo y todo depende de las resistencias del enfermo y su voluntad a sanar.

Entender qué es la meditación

meditacion violetaSi estoy concentrado en el silencio y la quietud, no estoy meditando; estoy concentrado. La mente está controlando mi estado de silencio y quietud.

Si estoy atento a mi respiración en silencio y quietud, desde mi corazón, estoy más allá de la corporeidad, del tiempo y del espacio; he entrado en un estado meditativo. Estoy experimentando el estado contemplativo de mi Ser.

Primero debemos experimentar en nosotros la diferencia entre CONCENTRACIÓN y ATENCIÓN, desarrollando ambas, a través de la práctica.

Meditar es igual a respirar conscientemente. Sentarse a meditar media hora al día es bastante inútil, lo realmente beneficioso de lograr es tener una actitud atenta y meditativa durante todo el día, esto quiere decir tener la mayor parte del tiempo una actitud consciente, una acción consciente  y  una respiración consciente.

Haz la prueba. Sólo experimentando uno mismo es como llega la comprensión de la idea que se propone. Haz tuya la experiencia desde la práctica.

La concentración desarrolla la Mente para luego poder trascenderla.

La atención desarrolla el corazón espiritual para luego poder expandirlo.

Una vez desarrollados los dos, los uniremos de forma armónica y equilibrada  y la Conciencia se volverá Luz.

 

 

Crisis existencial

mujer-ocasoAsí estoy viviendo estos momentos … en un proceso de des.identificación y des.afección  en el que uno no puede apoyarse en nadie ni en nada … porque esta vivencia sólo le pertenece a uno mismo y nada más que  uno mismo, en soledad y silencio, puede experimentar esta vacuidad …

Se deshacen las formas mentales; las creencias se desmoronan, se derriten al calor de la Nada… ¿Y esto qué es? … ni siquiera tengo el deseo de sujetar lo que queda de “mí” , sin fuerzas ni ganas para defenderme de mi misma ¡vaya ironía! … 

Me observo, miro a los demás, me escucho, los oigo,  y vuelvo al Vacío donde me siento más reconfortada… instintivamente vuelvo a Él como única Realidad donde me reconcilio conmigo misma, fuera de patrones limitantes.

En algún momento me siento extraña   -en mi confusión- “por la pérdida” de mi yo … así estoy … y es que todavía no me he encontrado con mi Ser.  No sé cuál sería el símil para dar a entender mi estado interior. Sí es verdad que estoy a la espera pero ya mi mente no hace conjeturas ni tiene ilusiones o expectativas de nada. Sólo sé que tengo que esperar sin más y dejarme fluir. Y ese Fluir sólo es posible desde el desapego total … aquí ya se ha descompuesto cualquier forma de interrogante …

Vaciándome de la importancia personal, mi mundo se ve reducido a nada; Yo misma soy la vida que vivo desde mi Conciencia. Yo misma soy la Conciencia que vivo la vida unida a la Conciencia Superior Universal.  

 

Mi gran maestra

Imagen 035Mi madre, con casi 90 años de edad y afectada por un Alzheimer avanzado que cada vez le dificulta más  expresarse, logró decirme algo ayer cuando le pregunté si estaba contenta de ir de paseo. Me miró largamente y haciendo un gran esfuerzo, acercó su cara para confesarme muy solemne “me importa todo un pito”. Y volvió a su mirada “ausente” …

Creo entender el mensaje que me lanzó. Y debo explicarme más y mejor con respecto a mi madre. Es una mujer feliz porque está en paz consigo misma. Siente desde hace  mucho tiempo que ya ha cumplido en la vida, habiendo hecho lo que entendió que tenía que hacer. 

Sin complicarse la existencia, ha dado siempre lo mejor de sí misma, desde su sencillez y su amor por todos. Ahora, resplandece. No importa se haya olvidado de nombres y parentescos. A estas alturas, ya nada es más importante que cualquier otra cosa; nada afecta y ni por nada ni nadie se siente predilección o necesidad. 

Esa des.identificación que algunos confunden con la “pérdida de memoria”, es saludable a estas alturas porque lo que sí tiene presente es que es un espíritu eterno que está de tránsito. Lo que sí  la alegra es sentir la Presencia divina en ella. Y digo ‘saludable’ en el sentido que al dejar atrás el ‘yo’ ha florecido el Ser.

Le recito sus oraciones y sus ojos se iluminan y suspira dichosa. No importa que ahora ya no pueda ella también decirlas; su aceptación a todas las pruebas que la vida le ha puesto delante es lo que la ha hecho sabia y lo que le ha dado alas para volar alto cuando ella quiera.