Identificados con el personaje

hombre rostro rotoLa primera trampa que nos pone la mente es que nos hace creer que es suficiente con acumular información y conocimiento. Pero SABER sólo desde el cerebro es como almacenar alimentos en la nevera y no comerlos con la finalidad de nutrirnos.  Si, tengo de todo en la despensa ¿cómo es que estoy sintiendo hambre?

 ¿Quién está viviendo mi vida por mi?

Y ahí estamos, viviendo desde la conciencia del Ego; identificados con el personaje  creado por la mente y todo lo circunstancial y externo a  nuestro ser esencial. Así estamos, dirigidos por la mente-ego, confundidos, sintiéndonos perdidos. Y se cree uno que  lo normal es que la mente-ego sea quien nos gobierne, cuando en realidad es sólo una identidad pre-fabricada … ¿Es que hay algo más que el yo? 

El conflicto y malestar con nosotros mismos (sin que le encontremos razón) nace de ese distanciamiento  y del Ser que ha sido fragmentado.

¿Qué parte de mi está disconforme conmigo mismo? No sé quién soy y eso me lleva a no sentirme  dueño de mi vida (miedo, ansiedad e inseguridad) y eso me lleva a sentir que mi vida no tiene sentido … convirtiéndose todo ello en un círculo vicioso de infelicidad.

Lo importante, el primer paso a dar, es hacerse consciente de que no somos la Mente, que no somos el cuerpo físico; tenemos una mente que debemos poner al servicio del Yo Superior y desarrollarla para nuestro Bien,  con el propósito de  evolucionar. Y tenemos un cuerpo físico como vehículo de nuestro Ser,  del que nos tenemos que hacer responsables.

Tiene que haber un enfoque unificado de mente-corazón. Es la única forma de sentirse finalmente realizado, en paz consigo mismo; feliz.  Es así como sucede finalmente la fusión con la energía cósmica creadora del Amor universal y de la que somos parte.

La conciencia del Ego queda atrás cuando hemos vencido todas las resistencias del Ego. Ahora sentimos cómo se expande nuestra  Conciencia del Ser Esencial; se trata de la conexión mente-corazón-alma.

El núcleo de la Mente es el Discernimiento y el núcleo del Corazón es la Autenticidad. Estos dos valores y potencialidades son las que despiertan y abren camino a  la CONCIENCIA encargada de activar la sabiduría innata que hay en nosotros. Todos los ingredientes están ya ahí en nosotros. No hay nada que buscar afuera. Sólo tenemos que entrar en el proceso del Despertar y conectar estos Pilares entre sí de forma armónica y equilibrada.

Comenzar de CERO para hacernos conscientes de nuestra esencia. Hacemos  un aprendizaje hacia la Conciencia del Ser.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s