El yo-personaje

El yo-personaje sueña y desea aquello, lo otro. No sabe bien qué.

Aparenta ser, fantasea con lo que no es o envidia lo que los demás tienen.

Quisiera ser perfecto porque tiene muy buena imagen de sí mismo. Quisiera que los demás le hagan feliz y quiere ser amado sin tener que dar demasiado.

Pero igualmente se siente infeliz, incomprendido o desgraciado, porque inconscientemente ese es el personaje que ha elegido interpretar.

Sufre haciendo su padecer el más grande. Sus carencias no tienen igual. No escucha ni ve a su alrededor; él es el centro del drama.

Todo esto sucede viviendo desde el yo-personaje, al que se ha vestido de víctima. Porque víctima es quien se deja dominar por su Mente … y esa mente (débil y miedosa) sólo está pendiente de su yo ridículo, anónimo y sin luz, . . ¡Toda una frustración!

Pero, qué pasa al otro lado, más arriba o más adentro de ese “yo” prefabricado … en ese otro espacio donde funciona otra realidad de nosotros mismos … resulta que ahí está nuestra Alma, tan tranquila, sin que se vea afectada por lo que ese yo-personaje viene quejándose.

Tenemos un Yo Superior capaz de trascender el Plano material y terrenal. Capaz de percibir e intuir que existen otras dimensiones y otras realidades, superiores.

Y ahí, en ese descubrir nuestro Yo Superior, es cuando la vida comienza a tomar sentido y propósito.

Es entonces, cuando nos deshacemos de ese yo-personaje, ficticio y fingido, cuando nuestra Conciencia se despliega y ensancha nuestro horizonte, cuando se expande nuestra inteligencia y claridad mental… entonces comenzamos a ser nosotros mismos. Por fin.

Manejo de las Energías

ser completo1No descuidemos nuestra Alma y su anhelo de volar alto y libre.

La inmensa mayoría de los seres humanos viven de forma inconsciente; no sienten ni experimentan su capacidad de manejar, activar y acrecentar sus propias energías, la energía vital que nos mantiene vivos,  las energías sutiles de la Naturaleza y las que mantienen vivo y en constante movimiento el Universo …

SOMOS ENERGÍA pero lo ignoramos. Nuestro ESPÍRITU es inmortal pero no somos conscientes de ello.  Nuestro SER ESENCIAL es eterno pero nuestra Conciencia se mueve a nivel de materia exclusivamente.

Las personas que se han adentrado en el mundo de las Energías Superiores y han aprendido y desarrollado cómo utilizarlas: un maestro yogui, el maestro en Reiki, un chamán o un “brujo”,  tienen además la habilidad de transmitir y acrecentar esa Energía, siempre con fines benéficos y sanadores, como Canales de la Energía Pura Universal, que es la del AMOR INCONDICIONAL.

Estoy hablando de personas a las que se les ha otorgado este Poder o Don para transmitirlo, para guiar y aumentar la Conciencia de los buscadores espirituales o bien como sanadores. Estas personas están al servicio y bajo las directrices de la divinidad.

Todas las personas que se desarrollan a sí mismas de forma completa, que han purificado su mente y corazón, que han conectado con su Yo Superior (su cuerpo espiritual) y expandido su Conciencia, son guiados por su CONOCIMIENTO INTUITIVO que está ligado a su Alma y Espíritu, además de a la Conciencia Superior.

Y todos los seres humanos tienen ese potencial en mayor o menor grado. Estamos aquí para acrecentar nuestro nivel de Conciencia. No nos acomodemos en la pereza mental, porque sólo estaremos retrasando nuestro propósito de vida.

No nos conformemos con vagar sin rumbo por la vida, “como hoja a merced del viento”

No descuidemos nuestra Alma y su anhelo de volar alto y libre.

Nostalgia del Amor

abrazo4Todos estamos necesitados de Amor… pero también tenemos miedo de abrirnos a él y nos sentimos torpes para expresarlo …. Deseamos que nos llegue como por arte de magia, que sea el otro quien dé el primer paso. Inclusive, exigimos se nos dé. O calculamos cuánto se nos da para corresponder de la misma manera, si acaso …

Pero siempre resulta poco para los corazones faltos de afecto y autoestima. También para los que se parapetan tras una coraza, anhelando ser queridos a la vez que rehuyen el abrazo o la palabra amable. El miedo a sufrir acobarda.

Todos los que sienten nostalgia del Amor se evaden y se focalizan en que en el futuro lo encontrarán y serán felices. Un futuro que por si mismo nunca llega, se atrasa y se pospone hasta la frustración o la resignación … sencillamente porque lo hemos bloqueado  al no vivir el Presente …

Sentimos nostalgia del  Amor sin percatarnos que su Fuente está dentro de nosotros.

Nos agotamos buscando un propósito a la vida y no sabemos ubicarnos dentro de ella; viéndonos felices, siendo amados y amando …

¡Queremos ser felices y ser amados, ese es nuestro deseo más íntimo!

Sin saber que la Felicidad es un estado que no nos puede ser arrebatado y ya está dentro de nosotros. Independientemente de la vida exterior  circunstancial que nos haya tocado vivir, tenemos la capacidad de auto-realizarnos pues tenemos en nuestro interior todo el material necesario para desarrollarnos en la dirección que elijamos.

Entender y aceptar este Principio expandirá nuestra Conciencia y eliminará de un plumazo toda queja de la vida.

Ámate y ama incondicionalmente. Sé el autor de tu felicidad.

No es cuestión de Tiempo

yo de espaldasSalimos de la idea de Tiempo porque no hay final, no hay meta, no hay más propósito que ser lo que ya se es…cuando se vive desde la Conciencia del Alma.

Ya eres. Ya estás dentro y formas parte del Todo que te da la energía vital necesaria para la existencia. La “forma” en la que existes no tiene la menor importancia.

… salgo de la idea de Tiempo y mi mente deja de tener ocupaciones inútiles y dispersas. Desaparece la ansiedad,  los miedos, la angustia.

… salgo del concepto Tiempo y mi mente se aquieta, se vacía, se libera, se aclara por si sola, en un instante sin medida …

No es cuestión de Tiempo. Cuando dejas de contabilizar el tiempo, el exterior se vuelve relativo y “sacarle provecho al tiempo” deja de tener sentido, en cuanto a valor material: rendir, producir, duplicar, … ganar tiempo …

Siempre que hayas conseguido vivir desde la Conciencia del Alma, nada de eso importa demasiado. Te sientes liberado de ese peso de conciencia material.

Desde la Conciencia del Ego, el Tiempo te marca, te controla, te exige. Inevitablemente, el paso del tiempo te consume, te agota… y mueres; con todo lo que implica el temor a la muerte.

Pero vivir desde la Conciencia del Alma es otra cosa. La perspectiva y entendimiento de la vida es mucho más amplia, profunda y generosa porque no hay Tiempo que se gaste o malgaste. Es un continuo fluir, fluir, fluir…. infinitamente, según tu naturaleza y esencia.

Ejercicio Enraizamiento

Cuando una persona reconoce su torpeza para integrarse en el mundo exterior, necesita ayuda para ‘enraizarse’ a la Madre Tierra.  Parte de este tipo de personas está vagando en el espacio; su fantasía es superior a su capacidad de concentrarse en la realidad de lo cotidiano.  Para mejorar la relación y ubicación en el plano terrenal aquí va un ejercicio que puede ayudar a mejorar su vida :

Sentado cómodamente, con la espalda recta, ojos cerrados y respiración consciente, suave y profunda, hasta conseguir que la mente entre en quietud y el cuerpo físico esté totalmente relajado.enraizarse arbol

Con cada inspiración -por el poder de la intención- sentiremos cómo entra por el chakra de la coronilla un rayo de Luz dorada que llevaremos al centro del pecho -a nuestro corazón espiritual-. Con cada respiración iremos concentrando en forma de esfera esta energía cósmica en nuestro pecho.

Cuando sintamos su resplandor y fuerza,  empujaremos esta esfera dorada hasta el CHAKRA RAÍZ.

Una vez concentrada en el chakra raíz, la empujaremos fuera, y  sentiremos salir de nosotros una raíz de luz que comenzará a ramificarse y extenderse. Seguiremos pujando hasta conseguir que estas raíces se agarren fuerte a la tierra; se enraícen en la Madre Tierra.

Sentiremos y experimentaremos nuestro Ser como si fuese un árbol de vida, los cinco chakras inferiores (raíz, sacro, plexo solar, corazón y garganta) como el TRONCO -a lo largo de la columna vertebral subiendo la savia-. El sexto chakra del Tercer Ojo y el séptimo de la coronilla, convertidos en precioso follaje; ramas y hojas de Luz, nutriéndose de la energía cósmica que les envía el Sol Padre.

Este ejercicio de enraizarse en la Madre Tierra,  proporciona seguridad en sí mismo, confianza y confidencia en la leyes de la Naturaleza de la que somos parte.

Pidamos a la Madre Tierra que nos ayude a cumplir de manera impecable con nuestro propósito personal de vida.

Identificados con el personaje

hombre rostro rotoLa primera trampa que nos pone la mente es que nos hace creer que es suficiente con acumular información y conocimiento. Pero SABER sólo desde el cerebro es como almacenar alimentos en la nevera y no comerlos con la finalidad de nutrirnos.  Si, tengo de todo en la despensa ¿cómo es que estoy sintiendo hambre?

 ¿Quién está viviendo mi vida por mi?

Y ahí estamos, viviendo desde la conciencia del Ego; identificados con el personaje  creado por la mente y todo lo circunstancial y externo a  nuestro ser esencial. Así estamos, dirigidos por la mente-ego, confundidos, sintiéndonos perdidos. Y se cree uno que  lo normal es que la mente-ego sea quien nos gobierne, cuando en realidad es sólo una identidad pre-fabricada … ¿Es que hay algo más que el yo? 

El conflicto y malestar con nosotros mismos (sin que le encontremos razón) nace de ese distanciamiento  y del Ser que ha sido fragmentado.

¿Qué parte de mi está disconforme conmigo mismo? No sé quién soy y eso me lleva a no sentirme  dueño de mi vida (miedo, ansiedad e inseguridad) y eso me lleva a sentir que mi vida no tiene sentido … convirtiéndose todo ello en un círculo vicioso de infelicidad.

Lo importante, el primer paso a dar, es hacerse consciente de que no somos la Mente, que no somos el cuerpo físico; tenemos una mente que debemos poner al servicio del Yo Superior y desarrollarla para nuestro Bien,  con el propósito de  evolucionar. Y tenemos un cuerpo físico como vehículo de nuestro Ser,  del que nos tenemos que hacer responsables.

Tiene que haber un enfoque unificado de mente-corazón. Es la única forma de sentirse finalmente realizado, en paz consigo mismo; feliz.  Es así como sucede finalmente la fusión con la energía cósmica creadora del Amor universal y de la que somos parte.

La conciencia del Ego queda atrás cuando hemos vencido todas las resistencias del Ego. Ahora sentimos cómo se expande nuestra  Conciencia del Ser Esencial; se trata de la conexión mente-corazón-alma.

El núcleo de la Mente es el Discernimiento y el núcleo del Corazón es la Autenticidad. Estos dos valores y potencialidades son las que despiertan y abren camino a  la CONCIENCIA encargada de activar la sabiduría innata que hay en nosotros. Todos los ingredientes están ya ahí en nosotros. No hay nada que buscar afuera. Sólo tenemos que entrar en el proceso del Despertar y conectar estos Pilares entre sí de forma armónica y equilibrada.

Comenzar de CERO para hacernos conscientes de nuestra esencia. Hacemos  un aprendizaje hacia la Conciencia del Ser.

 

 

Hacer algo bueno por nosotros.

hombre despertar espiritual¿Quién dirige nuestra vida?  La mente se ha acostumbrado a controlarlo todo, tiene el poder sobre nuestra vida.

La mente que nos gobierna  está confabulada con el Ego y   funciona de un modo crispado, acelerado, rígido y superficial. Pero al mismo tiempo se siente presionada y no puede actuar con libertad debido a los miedos, la ansiedad y la impaciencia que la limitan. La llamamos mente inferior porque no ha sido enseñada a pensar. Vive desde el pasado, temiendo el futuro.

Esta  mente se mueve de forma autónoma e inconsciente pero también de forma mecánica. Tiene una dinámica acomodada en donde el “yo” se balancea entre la queja, la apatía y el conformismo. Es todavía una mente inmadura pero dominante.

A todo esto, además, esta mente tiene  miles de pensamientos dando vueltas y vueltas en la cabeza, consiguiendo únicamente dejarnos agotados y más confundidos. No avanzamos. Estamos estancados. Después de caer una y otra vez en los mismos errores, viéndonos incapaces de salir de los viejos patrones, atrayendo siempre al mismo tipo de gente que en nada nos beneficia, es entonces cuando nos podemos hacer  conscientes de nuestra incapacidad de deshacernos de esa esclavitud mental  y hacer algo bueno por nosotros.

Es ahora cuando queremos ser responsables y decidimos tomar las riendas de nuestra vida.

Yo no soy mi mente, tengo una mente que pongo a mi servicio. Yo no soy mis pensamientos ni tan siquiera mis creencias. Yo Soy la conciencia de mi Ser original y esencial, unido a la Conciencia Suprema. Tengo un propósito de vida que le da sentido a mi existencia.

¿Qué puedo hacer de bueno por mi? Primero, despertar mi conciencia y tomar el control de mi mente.