Identificados con el personaje

hombre rostro rotoLa primera trampa que nos pone la mente es que nos hace creer que es suficiente con acumular información y conocimiento. Pero SABER sólo desde el cerebro es como almacenar alimentos en la nevera y no comerlos con la finalidad de nutrirnos.  Si, tengo de todo en la despensa ¿cómo es que estoy sintiendo hambre?

 ¿Quién está viviendo mi vida por mi?

Y ahí estamos, viviendo desde la conciencia del Ego; identificados con el personaje  creado por la mente y todo lo circunstancial y externo a  nuestro ser esencial. Así estamos, dirigidos por la mente-ego, confundidos, sintiéndonos perdidos. Y se cree uno que  lo normal es que la mente-ego sea quien nos gobierne, cuando en realidad es sólo una identidad pre-fabricada … ¿Es que hay algo más que el yo? 

El conflicto y malestar con nosotros mismos (sin que le encontremos razón) nace de ese distanciamiento  y del Ser que ha sido fragmentado.

¿Qué parte de mi está disconforme conmigo mismo? No sé quién soy y eso me lleva a no sentirme  dueño de mi vida (miedo, ansiedad e inseguridad) y eso me lleva a sentir que mi vida no tiene sentido … convirtiéndose todo ello en un círculo vicioso de infelicidad.

Lo importante, el primer paso a dar, es hacerse consciente de que no somos la Mente, que no somos el cuerpo físico; tenemos una mente que debemos poner al servicio del Yo Superior y desarrollarla para nuestro Bien,  con el propósito de  evolucionar. Y tenemos un cuerpo físico como vehículo de nuestro Ser,  del que nos tenemos que hacer responsables.

Tiene que haber un enfoque unificado de mente-corazón. Es la única forma de sentirse finalmente realizado, en paz consigo mismo; feliz.  Es así como sucede finalmente la fusión con la energía cósmica creadora del Amor universal y de la que somos parte.

La conciencia del Ego queda atrás cuando hemos vencido todas las resistencias del Ego. Ahora sentimos cómo se expande nuestra  Conciencia del Ser Esencial; se trata de la conexión mente-corazón-alma.

El núcleo de la Mente es el Discernimiento y el núcleo del Corazón es la Autenticidad. Estos dos valores y potencialidades son las que despiertan y abren camino a  la CONCIENCIA encargada de activar la sabiduría innata que hay en nosotros. Todos los ingredientes están ya ahí en nosotros. No hay nada que buscar afuera. Sólo tenemos que entrar en el proceso del Despertar y conectar estos Pilares entre sí de forma armónica y equilibrada.

Comenzar de CERO para hacernos conscientes de nuestra esencia. Hacemos  un aprendizaje hacia la Conciencia del Ser.

 

 

Ejercicio para liberar el Resentimiento

hombre peregrinoPon la intención de liberarte del resentimiento que oprime tu corazón y que no te permite vivir la vida plenamente, como desearías. El resentimiento es como una semilla de algo que no se expresó y creó frustración y desencanto en el corazón. Debido a que no se expresó, creó malos entendidos. Debido a que no se aclararon los sentimientos ni se reconciliaron  las emociones, nació el resentimiento callado que crece en la oscuridad y profundidad del corazón y la mente alimenta, diariamente, para que no te olvides del daño que te hizo.

Todas las energías negativas y densas, como las de resentimiento, amargura, desconfianza, etc. nos sacan del Camino que lleva a la felicidad interior. La tarea está en regresar y hacernos dueños de nuestro Camino; el Camino del corazón.

Deshacernos de estas energías nos ayudará a profundizar y ampliar nuestra percepción de nosotros mismos y del entorno y eso hará  incrementar nuestra capacidad de amar; empezando por nosotros mismos.

Busca un lugar tranquilo y siéntate cómodamente, mejor si es en la Naturaleza, donde la Madre Tierra nos arropará amorosamente. Has unas respiraciones conscientes -despacio-; cierra los ojos e inhala lentamente contando hasta tres, retienes unos segundos el aire, sueltas lentamente contando hasta 6 y después te quedas en vacío unos segundos con la atención en el centro del corazón. Así varias veces hasta que consigues centrar todas tus energías dispersas.

Expulsa todas las tensiones y preocupaciones. Tomate todo el tiempo del mundo. Permítete conectar con tu corazón. Deja que fluyan las emociones; la rabia, la tristeza, la decepción … sé solo un Observador de ese «personaje» que se siente dolido. Atiéndelo … es solo el personaje, el «yo» … tu Ser esencial es el Observador. La  Conciencia es el Observador del «yo». Déjale que se desahogue, que se vacíe … pero no le dejes que se recree en el lamento. Que se haga consciente de la inutilidad de esas energías negativas.

Y ahora, que sea la Conciencia quien guíe al yo hacia el Camino del corazón.

 

El drama de la vida

hombre cerebro azulLa existencia vivida desde la mente como un drama … o como una oportunidad para liberarse de la mente y evolucionar.

Grandes figuras humanas se realizaron estando encerradas en la cárcel. Utilizaron su encierro físico para adentrarse en sí mismos y abrir su corazón a poderes superiores. También sabemos de muchísimas personas normales que les ha cambiado la vida para bien después de sufrir un gran revés emocional o físico.

Trascender la mente es la clave para salir del sufrimiento. Esto quiere decir que esnuestra mente quien interpreta los hechos … pero nosotros no somos esa MENTE que nos domina. La mente debe ser un instrumento a nuestro servicio. ¿Al servicio de quién?.  ¿Quién está hablando? …

Cuando comenzamos a separar, uno por uno  todos los cuerpos que conforman nuestro ser; comenzando por los diferentes cuerpos: físico, mental, emocional, etérico, espiritual. Y luego también desgajar o desprender las diferentes capas que nos han ido condicionando y limitando, quedará nuestra ESENCIA, nuestro SER o «sustancia» eterna  incorruptible.

Tomar consciencia de ello -experimentarlo en sí mismo- es lo que hace que nuestra Conciencia se expanda y se convierta en LUZ.

Nuestra mente nos está continuamente mandando imágenes y pensamientos distorcionados porque es una parte limitada de nuestro cerebro. Mientras no desarrollemos la mente, nuestro «yo» sólo tendrá una visión muy estrecha y gris de la Realidad, incapaz de VER más allá de sus propias narices.

Y ahí está el Drama; la insatisfacción e infelicidad del Alma aprisionada y asfixiada …

Indigencia mental

mujer auraHemos claudicado…  Si en nosotros hay un conflicto, si existe una lucha, vamos a preguntarnos:  ¿quién contra quién? ¿Qué parte de mi se siente sometida, esclavizada, atacada …? ¿Qué parte de mi se ha resignado y toma ahora el papel de víctima? 

No afrontar esta lucha aparentemente es más cómodo. Dejarse engañar es más cómodo. Dejarse gobernar es más cómodo. Dejarse curar, educar, dejarse mandar, es más cómodo… echar las culpas a otros es más cómodo, aparentemente, …

Todo ocurre en la superficie, donde vivimos inconscientemente. Y es ahí cuando la Mente -ante el vacío de poder del verdadero Yo- se hace fuerte y domina de forma arbitraria y déspota. ¿Dónde  y en qué momento se ha quedado perdido nuestro Ser original y esencial?

La Mente puede mantenernos en el engaño, con diferentes disfraces, para que nos mantengamos en la inopia y en la indigencia mental.

SALIR de esa vida mecánica ocurre con el despertar de la Conciencia. Entonces es cuando comenzamos a respirar de forma consciente y nos sentimos llenos de vida. Para ir al encuentro de nuestro Ser tenemos que deshacernos del Ego -que se posicionó en la mente, como «yo».

Ahora, desde la Conciencia de Ser, surge una expansión del mundo y de nosotros mismos. Dejamos de interpretar al personaje para, de forma auténtica, ser.

¡Hay que amar más, comenzando por nosotros mismos!

 

Doña Mente

mujer de barroCuanto antes detectemos nuestra insatisfacción y vacío, y nos encaremos a nuestro malestar por sufrir ansiedad -sin recurrir a fármacos- entonces comenzará el trabajo de transformación que inevitablemente debemos llevar a cabo en nosotros.

La Mente es una herramienta esencial en nuestro cuerpo. Cuando funciona equilibradamente nos proporciona serenidad y claridad para afrontar situaciones. Nos da calma para no reaccionar impulsivamente. Y, por supuesto, es a través de ella que tenemos la capacidad de concentración, comprensión, pensar lúcidamente, discernimiento …

Pero, cuando perdemos el control de la Mente,  ésta puede convertirse en nuestra principal enemiga y entonces funciona de un modo tenso, acelerado, crispado y superficial: NO DESCANSA y no permite descansar al resto del Ser que somos.

Desde ese descontrol y desconocimiento de cómo manejar y parar los miles de pensamientos, la Mente  se las pasa dándole vueltas y más vueltas a lo mismo sin llegar a ninguna conclusión, acumulando así problemas por resolver. Generando sufrimiento, desconcierto y bloqueando los mecanismos emocionales desde el miedo y la ansiedad …

¿Quién dirige mi vida?

Tengo que hacerme Observador de mí mismo; Observador de mi mente, de cómo reacciono, de cómo pienso, de cómo me comporto. Observarme saliéndome del personaje, sin juzgarme. De pronto me daré cuenta que puedo observar a ese «yo» que actúa, de manera autocrítica y de forma constructiva: no voy a justificarme, podré ir rectificando en mí, acciones que no han estado muy acertadas … 

Mientras mayor sea mi atención y mi compromiso conmigo mismo más facilmente alcanzaré una calidad de vida satisfactoria que me proporcionará paz interior.

¿Qué más se puede pedir? 

 

Los 3 niveles de Superación

hombre con mochilaLos procesos de cambio  se presentan tan intensos y continuos que ya no tenemos registro claro de cuándo, cómo o por qué, nos suceden las cosas. Cada uno dentro de su mundo particular y en su tiempo propio, está teniendo vuelcos imprevistos desestabilizadores. Pero todo ello no es casualidad y se trata del empuje hacia la superación.

Este proceso de SUPERACIÓN tiene 3 niveles:

CUERPO FÍSICO: Superación sobre los miedos. Superación sobre los pensamientos negativos y los actos mecánicos.

CUERPO EMOCIONAL: Superación del pasado y sus traumas.

CUERPO MENTAL: Superación de creencias, condicionamientos y conceptos. Disolver la ilusión del tiempo y nuestra imagen que crea ansiedad.

Debemos saber para nuestra tranquilidad que una vez nos hayamos vaciado de todo lo viejo,  podremos acercarnos hacia una Conciencia de autenticidad, claridad, integración y amor verdadero. Hay necesidad de salir de la corrupción, la falsedad, la deshonestidad que está destruyendo el tejido social como si de un cáncer se tratase.

El punto de partida es el yo. Sólo la voluntad de superación es eficaz ahora. Desde la superación de todo lo que nos limita  encaminaremos nuestra vida hacia la libertad y paz interior.