Ejercicio respiración por la paz interior.

mujer respiracionAl respirar conscientemente, cuando inhalas, te haces dueño de tu existencia. Y cuando exhalas, te haces uno con la Naturaleza y el Cosmos.

Expande tu pecho. Cada vez que inhalas, tomas deliberadamente el néctar de la vida.

Cuando sueltas el aire -lentamente-,  te sientes liviano, te vacías de los miedos y de todo lo que te oprime.

Cada vez que tomas aire, recoges la energía que hay en él . Despliegas ahora tu Ser. Te sientes cada vez más ligero.

Cuando exhalas, sacas fuera las tensiones y te deshaces de la rabia… en el vacío está la quietud y el silencio. Te permites relajarte completamente

La respiración consciente es un acto rítmico y acompasado para mantenerte atento, vivo, relajado y dueño de ti mismo.

Cuando haces este ejercicio, en cualquier momento de tensión y en cualquier lugar. Cinco minutos. Tu mente se aquietará antes de reaccionar y desperdiciar tu energía. Conseguirás mantener un estado de paz interior que cada vez se hará más estable y duradero.

Anuncios

Las trampas de la mente

mujer lluvia paraguas3Resulta que los días que llueve o amenaza lluvia no sales de la casa. Te dan miedo los días encapotados, de nubes negras y el mojarte. Supongamos que vives en la inconsciencia y no sabes que existen los paraguas ni los chubasqueros, las botas de agua … así que, los días de lluvia, son días  en los que te encierras en casa y te lamentas de la desgracia de no poder salir y hacer todo lo que tienes que hacer …

Lo mismo ocurre para cualquier cosa que sentimos y creemos nos impide hacer o ser. Sin tomar consciencia de que existen herramientas, nuevos caminos o formas, para solucionar o mejorar lo que sea.

La mente, mientras no la pongamos a nuestro servicio, será nuestra peor enemiga creando siempre conflictos y fantasmas… no dejándonos la oportunidad al cambio. Impidiéndonos ver nuevas opciones. Justificando los miedos y las limitaciones que nosotros mismos nos creamos …

No nos quedemos detrás de los cristales viendo la lluvia. Vamos a salir fuera con un paraguas o inclusive vamos a salir fuera a sentir la lluvia y que nadie nos tenga que explicar de qué  se trata … esta es la mayor libertad y gesto de valentía que podemos hacer.