El estado de paz y amor

hombre viejo mirada intensaEl estado de Paz vibra en mí y va mucho más allá de lo que me brinda el exterior -el mundo y las personas-.  Independientemente  de lo favorable que puedan ser las circunstancias  y su temporalidad en mi vida, todo ello es ilusorio.

El verdadero estado interior de  PAZ se manifiesta en nosotros cuando conectamos con nuestro Ser esencial. Ahí, en nuestro Centro, está el núcleo primordial de nuestra esencia divina y eterna.

La Paz  es la elevada vibración de nuestra esencia. Y el Amor es la energía espiritual que conforma nuestro espíritu. La Paz y el Amor son mucho más que sentimientos; son estados del Ser. Y todavía tenemos por descubrir su grandeza y pureza.

Quedarnos en la superficie, sin explorar y descubrir quién somos, es desperdiciar la existencia y todas las maravillas que la vida nos ofrece y la divinidad nos ha regalado.

No hemos venido a este mundo de forma casual y sin un propósito. Tanta perfección ha  sido planificada por un Orden Superior y con un fundamento; somos parte esencial del Uno, del Todo.

 

El espíritu viene del Cielo, la esencia de la Tierra  y la energía de la armonía central. Los tres juntos no hacen más que Uno” (Zhuang Zi)

 

La Verdad y la Mentira

cisne doradoDicen que la verdad duele solo una vez mientras que la mentira nos duele mientras vivimos en ella.

Las personas que se enfrentan a un trauma necesitan utilizar mecanismos de defensa o estrategias de adaptación que les permitan, primero, RECONOCER y ACEPTAR la verdad y luego ASIMILARLA, para poder sanar la herida y el dolor de aquello que distorsionaba el entendimiento.

A veces nos toca luchar y proteger la verdad de quien somos, porque siempre hay alguien que nos quiere manipular y convencer de su verdad …  Queremos complacer a los demás hasta el punto de perder nuestra identidad. Cedemos y cedemos hasta hacernos serviles y sumisos a la verdad de otros …

Todos conocen el cuento del Patito Feo. Nos narra cómo  una fatal casualidad crea una desgracia en la vida de este patito que se siente rechazado y abandonado por quien cree es su madre y familia. Este sufrimiento se agrava al repetirse una y otra vez la misma reacción de rechazo hacia él. Resignado y desolado, el patito   se vuelve víctima al creerse no merece ser querido y huye -de sí mismo-. Abandona toda lucha… no se siente merecedor de ser amado.

Las situaciones traumáticas vividas en nuestro pasado no determinan nuestro futuro. El que nos haya ido mal en nuestro pasado no significa que ya estemos condenados por siempre jamás a continuar con los mismos patrones.

Cuando la realidad nos resulta torturadora y angustiosa, hay que transformarla. Puedo utilizar mi dolor y transformarlo en algo útil para el futuro. Cuando el patito feo decide marcharse y alejarse de quienes le humillan está fortaleciendo su integridad y autenticidad aunque de forma inconsciente  pero intuitiva. Su soledad le hace fortalecer su voluntad de no conformarse con una vida miserable.

Lo que comenzó como un drama y se convirtió en tragedia, finalmente el patito feo – al no aceptar para sí la verdad de los otros- terminó encontrando a sus iguales que lo acogieron, transformándose finalmente en un hermoso y majestuoso cisne.

Hay que evitar ver las crisis como problemas insuperables. E incluso lo que llamamos Destino puede ser mejorado desde una actitud positiva y firme.

 

 

 

Cómo me vivo en el día a día?

mujer arbol inclinado por Cristiana Ceppas¿Me vivo sintiéndome entusiasta por la vida? ¿Me vivo desde una actitud de víctima?  ¿Vivo mi vida de manera inconsciente, sin valorarla? ¿Me vivo de forma responsable y consciente?

Convirtiéndome en Observador de mi mismo voy a sorprenderme de cuán fácil es para la mente el engañarme con respecto a la idea que tengo de mi mismo. También, siendo Observador de mi mismo, me daré cuenta de los patrones adquiridos que rigen mi personalidad, de los hábitos heredados y conductas rígidas que han anquilosado al ser que soy.

Este ser esencial -nuestra esencia- ha quedado envuelto y escondido bajo todas esas capas que se han ido adhiriendo desde el día que llegamos al mundo y que han ido conformando nuestro carácter, nuestras creencias y nuestra personalidad. Pero nuestro ser ha quedado asfixiado en el fondo de todas estas ideas ajenas y en realidad actuamos en la vida desde ese personaje  que creemos ser.

¿Cómo me vivo en el día a día? Es la pregunta primera para convertirnos en Observadores de nosotros mismos.  Es el primer paso para descubrir nuestra realidad y reconocernos.

Hasta qué punto nuestras decisiones son tomadas genuinamente, sin el peso del “DEBERÍA” que anula nuestros deseos más profundos. Sin el peso de lo que es RAZONABLE que limita y coarta  nuestra espontaneidad y libertad.

¿Cuándo y dónde se perdió y quedó atrás nuestro niño interior – la inocencia y pureza de nuestro ser-?

Te sugiero te hagas Observador de ti mismo. Primero observando tu cuerpo físico. Conociendo sus necesidades. Escuchar sus avisos. Aprender el lenguaje de nuestro cuerpo es esencial para prevenir enfermedades. Tenemos que responsabilizarnos por nuestra salud. Por nuestra felicidad.

El cuerpo físico es nuestra vestimenta. Y de la misma manera que nos importa nuestra imagen y nos gusta vestir bien, con ropa y colores que nos favorezcan, con tejidos limpios que nos resulten agradables, de igual manera debemos atender a nuestro cuerpo físico.

Luego vendrá el ser Observadores de nuestro cuerpo mental,  nuestro cuerpo emocional, nuestro cuerpo espiritual  … tenemos mucho que aprender sobre nosotros mismos. Este puede ser un buen momento.

 

(este escrito es parte del curso de “Entrenamiento para la Nueva Conciencia”)

 

Lo personal y lo universal

ser humano geometria De la misma manera que nos hemos creado  un dios personal y existe un Dios Universal, tenemos un alma personal y otra parte en ella  que pertenece al Alma Universal. El dios personal, lo tratamos desde la mente y las emociones, es el que hemos hecho a nuestra medida y necesidades; nos enfadamos con él, le exigimos, le lloramos y suplicamos. El Dios Universal abarca toda la creación y en Él nos diluimos y desaparecemos como ente individual. El Dios Universal es la Energía Creadora del Amor Puro incondicional.

El alma personal gobierna nuestra conciencia terrenal y nuestros actos, la  personalidad y el carácter influyen en ella y modifica el karma para bien o para mal. Esta parte del alma puede ser dañada por el sufrimiento y un Ego indomable.

La parte de Alma Universal en nosotros se mantiene  imperturbable. Es la parte que permanece pura y conectada con el Espíritu Universal. Cuando reconocemos y decimos Yo Soy un ser de Amor infinito, está manifestándose esa parte de nuestro ser; nuestra esencia. Conectar con ella es el despertar de la Conciencia Universal en nosotros.

No debemos castigarnos a nosotros mismos; culparnos por nuestros errores y quedarnos atrapados en el pasado o en una actitud de víctima.

Tengamos presente que podemos recurrir a esa parte pura de nuestra alma para que nos ayude a reconstruirnos y reconducir el curso de nuestro destino.

Podemos hacer que nuestra alma personal se convierta en el Observador que  elige, decide y crea su propósito de vida. Y si esto lo hace en concordancia con el Alma Universal, será guiado hacia planos superiores donde lo que reina es el puro amor.

 

Destino y dirección

caminando pies y plumasEl Destino lo fija el Ego, -nuestro cuerpo mental- y está ligado al karma. Pero a ambos tenemos la libertad de transformarlos. Destino y dirección son dos cosas diferentes. El Destino es algo marcado de antemano, patrones condicionantes. Mientras que la “dirección” que le damos a nuestra vida es algo intuitivo impulsado por nuestra Alma.

Hay una frase muy gráfica “unos nacen con estrella y otros estrellados”. Algo habrá de verdad cuando observamos que para algunos la vida es fácil y fluida y sin embargo para otros es ardua y llena de obstáculos sin fin. ¿Cómo es eso? Por supuesto, aquí entra también las influencias de los planetas en el momento de nacer y el karma que traemos.  Hay personas que han reencarnado voluntariamente para estar al servicio de los demás. Mientras la mayoría todavía tienen que pasar por distintos aprendizajes.

Podríamos decir que no creemos en nada de eso y simplificarlo diciendo que es cuestión de suerte. Pero para alguien que sea observador y reflexivo tendrá que reconocer que no existen las casualidades y que todo lo que nos ocurre en la vida tiene una causa. Que no es lo mismo vivir “a merced del viento”, inconscientes,  que marcarnos una dirección, de forma intuitiva, siguiendo nuestra naturaleza y esencia.

La dirección surge no estando  condicionados por nuestro pasado sino siguiendo un camino de vida desde  la Conciencia del ser. La dirección nace de la intuición, y la escuchamos desde el corazón.  Por eso se hace necesario tomar el hábito de  ir a nuestro interior, entrando en quietud y silencio.

Estando en el Presente, desde la Conciencia del ser, surge la dirección clara, la certeza del rumbo a seguir. Y es esta comunión con nuestra Alma, la que nos brinda paz y serenidad interior.

La Dirección la marca el Alma y la seguimos atraídos  por las energías cósmicas del Amor Puro. Es la que nos hace evolucionar como seres humanos. La Dirección nos impulsa a elevarnos.

Y en la medida en que seguimos la dirección correcta y vamos descubriendo el mundo nos vamos descubriendo también a nosotros mismos. Desde esa confianza total y perfecta, nos sentimos maravillados y agradecidos.

 

 

 

 

Experiencias místicas

ser y universoSi ya me ha sido dado a probar el sabor y el estado de la plenitud que se halla en las experiencias místicas y espirituales de las que no se desea salir y que la añoranza por conseguirlo nuevamente es tan grande … me pregunto, por qué me distraigo y demoro, -desde la densidad  que crea el yo-  para nuevamente expandir mi Conciencia y vivenciarme  como sustancia estelar.

Si ya, por un instante, me llegó y envolvió la fragancia del Amor Puro a través de la Madre Tierra que me brindó ese regalo, y ¡por Dios! que fue tan impactante que al menos me queda el consuelo de haberlo experimentado aunque solo fuese por un instante.

Quién puede hablar de todo ello sin el sentimiento de que mejor es callar sobre lo que es inenarrable. Únicamente es posible, si acaso,  compartir la vivencia desde una sonrisa, un abrazo, que lleven en sí la fragancia del Amor, que somos todos.

Lo viejo y lo nuevo

mujer vieja y nieta peinandoSi, están las costumbres, las tradiciones, … pero cómo diferenciar lo viejo que ha quedado caduco y nos limita de lo imperecedero  que realmente encierra sabiduría. Cómo liberar la mente de su rigidez para que pueda seguir evolucionando. Se hace imprescindible discernir, utilizar nuestra mente reflexiva. 

El pensar hay que unirlo al sentir y eso hace la percepción más amplia y clara. Hay que unir mente-corazón y enfocarnos en la Intuición que va por delante.

Nos sentimos confundidos cuando el abismo entre lo nuevo y lo viejo se hace más grande y nosotros nos encontramos en medio … sin suelo que nos sostenga … dudando entre agarrarnos a las creencias conocidas del pasado o saltar hacia las posibilidades por crear del futuro inmediato …

No hay nadie que pueda decidir por nosotros.

Escuchar al corazón es lo más sabio.

Sentarnos en la quietud y el silencio nos conectará con nuestro ser esencial que es eterno y conoce lo que permanece inalterable en el tiempo.

Aceptar el aprendizaje

agua, preciosaEn el momento en el que dejamos de actuar como víctimas -a merced de lo circunstancial- y comprendemos que toda vivencia  responde a un orden y plan cósmico, que nuestra mente limitada no puede siquiera imaginar, es cuando llega la aceptación.

Tenemos que aceptar el reto de la vida. Salir de detrás de los miedos y atrevernos a enfrentarnos a los desafíos que  se nos presentan. Dejar de resistirnos poniendo excusas, desde una actitud de víctima. Elijamos ser guerreros y enfrentémonos a nuestra realidad.

Aceptar, asimilar y adaptarnos a lo que la vida nos pone delante y no podemos cambiar. Y, por otro lado, desarrollar todas las posibilidades favorables y beneficiosas que a la par se nos brinda.

Soltar las resistencias y abrirnos a la aceptación; esta actitud nos dará la ligereza y libertad para fluir en la corriente de la vida. Integrar las enseñanzas de la vida nos permite avanzar hacia nuevas experiencias.

La aceptación  no tiene nada que ver con el conformismo. Si vivimos resignados, no nos confundamos, ese es el lado negativo de una actitud pasiva. La aceptación es la disposición positiva y consciente. Es una elección voluntaria y responsable. Y con ella se vive desde la alegría que nos enriquece.

Sabemos que de todos los elementos, el Agua, es el que simboliza la no resistencia. Recordemos  que nuestro cuerpo está compuesto en un 70% por AGUA , que es el elemento que lleva en sí la fuerza para la expansión y la evolución. El AGUA es el único elemento que puede transformarse a sí mismo:  líquido, sólido y gaseoso. El poder del Agua justamente está en que no pone  resistencia y esa misma cualidad es la que le hace llegar a donde se propone . Como la famosa frase de  B.Lee “Be water my friend“.  SÉ AGUA MI AMIGO.

 

Los MIEDOS

mujer con velaLo peor que uno puede hacer es planear desde el Miedo. Lo peor que uno puede hacer es tomar decisiones desde el Miedo y dejarse envolver y llevar por los temores. Porque la visión que uno tiene de los demás  y de las situaciones, cuando la mente está llena de miedos,  es errónea y es distorsionada.

Si tengo miedo a perder terminaré perdiendo porque yo mismo inconscientemente estaré asfixiando con mis miedos la situación, la relación, mis deseos  …

El miedo hace que me resista a aceptar nuevas posibilidades.

El miedo hace que me resigne no creyéndome capaz de crear nuevas oportunidades.

El miedo hace que me evada, huya, que no quiera ver … en lugar de responsabilizarme por mis acciones.

El miedo hace que sufra por cosas que solamente están en mi imaginación en lugar de valorar mi presente.

El miedo hace que sea desconfiado y no me entregue al cien por cien, en nada.

El miedo siempre vaticina que perderé … cuando yo quisiera, en el fondo de mi ser,  apostar por ganar …

¿Cómo superar  la inseguridad y los miedos?

Debo aprender a escuchar y escucharme. Cuanto más  receptivo soy frente a otras personas, más aumenta mi capacidad de seguridad en mi mismo.  Si hay sintonía no hay resistencia. Tomar consciencia de que a cada paso que damos en nuestra vida estamos refinando nuestro ser. Tenemos que vivir la vida permitiéndonos vivirla  sin culpa ni juicio. Siendo responsables de nuestros pensamientos y acciones.

Ya desde el mismo momento en que uno se despierta por la mañana, debe abrir los ojos con sentimiento de gratitud y con el ánimo de tener un buen día. Estando atentos a dar lo mejor de uno mismo en cada momento. Este acto consciente será en sí mismo el que alimentará y fortalecerá nuestro ser.

Tenemos la libertad de elegir entre vivir desde el Miedo o vivir desde el Amor. Cuando nos amamos a nosotros mismos, amamos a los demás. Y sólo así desaparecen todos los Miedos.

 

 

Dentro del proceso energético de vida

ser de luz preciosoAunque no lo sepas. Aunque vivas inconsciente de lo que ocurre en tu interior. Aunque te resistas a querer VER y SENTIR  más allá de lo concreto y  evidente. Recordarte que la forma en la cual estás compuesto sigue un proceso ineludible que te está modificando para mantenerte en la misma onda y frecuencia en la que se mueve el Universo, del que eres parte. Toda resistencia crea dolor y conflicto interior.

Una parte de los humanos, desde su soberbia e ignorancia, se resisten a fluir dentro de estas energías cósmicas que son de Puro Amor. Su densidad energética les hace actuar de forma violenta y cruel; totalmente al contrario de la corriente de seres compasivos que anhelan la Luz. Ésta es la era de la Dualidad y está dando sus últimas batallas.

Debemos aceptar que la vida se manifiesta a través de un proceso energético; creativo y destructivo, en forma de cambio y renovación constante. Aprendamos a descubrir el valor de la vida como ENERGÍA. Sólo cuando se vive la vida desde esta perspectiva amplia, estamos por encima de la percepción superficial y distorsionada que nos causa frustración y decepción.

Vamos a descubrir y aplicar este proceso energético de cambio constante conectándonos con las energías cósmicas que actúan también en nosotros junto con las energías de la Madre Tierra. Así que, en lugar de oponerme y resistirme al cambio, uno mi fuerza a estas energías superiores y me adapto a su ritmo y pulsación. Y al abrirme a esta Inteligencia que actúa en mi, se actualiza mi memoria y puedo así expresar toda mi potencialidad.

“Yo Soy actualizando mi Ser”.

(curso de “Entrenamiento para la Nueva Conciencia”)