Anécdotas del astral

montanas-preciosasEn mi mundo astral, mi casa es enteramente de cristal y madera clara. Bajo unos escalones para salir al exterior. Fuera hay un prado enorme de hierba fresca que cubre todas las lomas que hacen pendiente y se pierden en el horizonte. Hay vacas, ovejas y caballos pastando libremente.

Yo me dejo caer y rodar, disfrutando del contacto con la hierba. Y bajo y bajo hasta un pequeño pueblo encajado entre montañas muy apretadas a lo hondo. Por ahí pasa un río que cruzo y sin parar de caminar, empiezo entonces a subir por la ladera de la montaña, por un sendero estrecho al lado de un precipicio.

Subo apoyada en mi bastón,  (me veo a mi misma desde arriba) y cuando llego a la cima está allí mi maestro,como cada tarde,  esperándome bajo un árbol. Nos saludamos y le digo que deseo sentir la cercanía de la Presencia Divina. Y él me dice dos cosas importantes:

– Primero, cuando dejes de juzgar, sentirás compasión por todos. Es entonces cuando estarás preparada verdaderamente para alcanzar ese estado de pureza.  Estar al servicio de los demás es mucho más que un deseo. Irradiarás la Presencia Divina y ella te guiará

Me puso el ejemplo de cómo actuamos cuando nos cubre la niebla. Empezó en ese momento a cubrirnos una niebla espesa y me dijo:

– A la niebla no hay que hacerle caso; no se puede luchar contra ella. Sólo esperar y dejar que pase y cuando pasa,  podemos nuevamente ver con claridad; comprobamos que todo sigue igual que antes.

La niebla comenzó a disiparse y entonces continuó: El segundo consejo sería que sólo tienes que dejar que las cosas ocurran; serenamente, desde la confianza absoluta, sabiendo lo que hay, aunque en esos momentos no seas capaz de ver. Confía, en que todo lo que tenga que llegar a ti, el Universo lo pondrá a tu alcance… sólo tienes que estar despierta.

 

 

 

Anuncios

¿Cómo nos afectan las tormentas solares?

sol-dibujo-interiorEl CAMBIO, que todos esperamos,  es de dentro hacia afuera. Más de lo que creemos y según nuestra capacidad de absorción, el Sol Central nos  influencia y  tiene efectos  sobre nuestro cuerpo físico y sobre nuestro sistema nervioso y emocional. También a nivel celular causa un importante influjo y tiene capacidad de transformación.
La creciente actividad geomagnética del Sol tiene consecuencias inclusive sobre nuestra Conciencia y comportamiento. Durante las tormentas solares podemos sentirnos intranquilos sin ninguna razón clara, ansiedad, irritabilidad, nerviosismo, agotamiento, etc., todo ello sin causas aparentes. Y a nivel físico podemos sentir dolor y tensión de cabeza, náuseas, mareos, falta de memoria, insomnio, pesadillas, etc.
¿Cómo podemos beneficiarnos de esta energía cósmica? Esta energía de frecuencia superior puede acelerar y esclarecer nuestra memoria celular que todavía no hemos procesado. Nos ayudará a elevar nuestra frecuencia emocional. Se clarificará nuestro propósito de vida y  dará brillo a nuestros talentos naturales.
Necesitamos de esta energía cósmica para que termine de sacarnos de  nuestro pasado y ser impulsados al Presente.
Entonces, vamos a permitir a nuestro cerebro y a nuestro corazón estar atentos y abiertos a absorber la energía cósmica que nos brinda el Sol Central. Cuidemos nuestra alimentación; purifiquemos nuestro cuerpo físico, mental y emocional. Cuanto más “vacíos” y relajados nos encontremos mejor podremos absorber estas nuevas energías superiores.
De dentro hacia afuera. Ésta es la magnífica apertura hacia el cambio y transformación que todos deseamos.

Ejercicio para asumir y aceptar.

mujer-tercer-ojo2Prestamos atención a nuestro cuerpo físico, a nuestra mente y a nuestras emociones.  Nos hacemos conscientes de lo que sentimos y cómo nos sentimos.

Lo asumimos y lo aceptamos.

Este acto de asumir y aceptar nos relaja, nos quita tensiones.

Nos abrimos a nuestras sensaciones y emociones.Las observamos de manera neutra.

Este acto consciente de observarnos de forma imparcial nos relaja, nos quita densidad.

Respiramos lenta y profundamente. Cerramos los ojos mientras ensanchamos conscientemente nuestro tórax. Expandimos la luz que emite nuestra alma en nuestro corazón.  (lo visualizamos o imaginamos)

Inhalamos consciencia, presencia y poder. Las sentimos.

Exhalamos,  soltando cansancio mental y físico, hastío, dolor …

Al inhalar le damos la bienvenida a lo nuevo; alegría, esperanza, ilusión …

Al soltar el aire sacamos fuera los miedos …

Llevamos las manos al pecho, damos las gracias.

 

 

Engañarnos a nosotros mismos

reiki-manos-3Vino a verme por sentirse sin energía, con ansiedad y dolores de espalda. La observo mientras me habla de ella y su familia.

Dice cuidar de su madre por amor. Y que cuida de sus hijos dándoles todo, complaciendolos con gran esfuerzo. Dice que lo hace gustosamente.

Pero al hacerle Reiki sale la rabia escondida y entonces se atreve a confesar “me da rabia que no reconozcan lo que hago por ellos”.

No es que me estuvo mintiendo al explicarme su situación casi ideal sino que se engaña a sí misma para no ver una realidad que le duele y no acepta. Y optó por callar su sufrimiento.

No queremos reconocer que estamos faltos de afecto. Desearíamos sentir amor incondicional por los demás pero eso es muy difícil si no nos amamos primero a nosotros mismos. Lo que hacemos, inconscientemente, es DAR para recibir a cambio reconocimiento y afecto. Amar con expectativas nos lleva a la desilusión …

Hay tres reglas básicas para mantenernos centrados en la Verdad de nosotros mismos:

  1. No mientas a los demás ni te mientas a ti mismo. Comunica, expresa, desde el amor
  2. No esperes nada de nadie. Que la actuación correcta sea tu mayor satisfacción.
  3. No manipules ni te dejes manipular. Sé honesto. Ámate.

 

 

Ejercicio de desbloqueo emocional

hombre-joven-rezandoMuchos preguntan: pero cómo puedo cambiar algo en mi.
En primer lugar, tómate un tiempo para ti. Siéntate cómodamente con la espalda recta. Cierra los ojos y respira conscientemente varias veces, relajando poco a poco todos los músculos del cuerpo de arriba a abajo.
A continuación, sigue estos tres pasos:
1) VEO. Focalizo y tomo conciencia del problema, (lo concretizo en una palabra o frase. Por ejemplo “obstáculo”, “rabia”, “angustia”…)
2) ACEPTO. Me sitúo enteramente en el Presente, dispuesto a cambiar lo que está en mi mano cambiar.
3) SIENTO. Lo envuelvo en una esfera de Luz y lo llevo al corazón y visualizo o imagino cómo se desvanece por la Gracia del Amor. Respiro conscientemente varias veces. Siento paz en mi corazón.
Perdono y me perdono. Agradezco.
Quédate unos cinco o diez minutos con los ojos cerrados, conectado con el corazón,  sintiendo una nueva ligereza en él. Permite que se asiente y se afiance tu nuevo estado.

Trabajar la pureza de corazón

mujer-y-solLínea de acción para que nuestro Ser recupere su Poder.-  En la medida en que establecemos una conexión sincera y firme con las energías cósmicas (que bien pueden manifestarse como ángeles, arcángeles, la Madre divina o Virgen María, Maestros ascendidos, etc) seremos escuchados según nuestra pureza de intención y podremos recuperar el Poder como seres de Luz que somos.

El mayor beneficio de ello es que,  lo que necesites o desees,  llegará a ti en su momento oportuno. Para ello debe haber una sinceridad y confianza total.

ETAPA DE PURIFICACIÓN: Para trabajar la PUREZA de tu corazón y mente, tienes que aspirar lograr:

  1. Vivir desde el corazón.
  2. Establecer equilibrio mental y emocional.
  3. Salir de la Mente inferior y no juzgar.
  4. Amar al ser divino que soy
  5. Sentir compasión por los demás.
  6. Crear hábitos espirituales como la oración, meditación, yoga,  …
  7. Desapego de lo que  no vibra.
  8. Ser auténtico.
  9. Compromiso.

Para deshacerte de los miedos y la inseguridad, saluda cada mañana al levantarte a tu Yo Superior, a tus ángeles … siente tu propia divinidad. Agradece todo lo bueno que tienes.

Para sentirte vivo, mantén una meditación activa continua. Sitúate en la franja de vibración donde suceden las maravillas.

Mantén viva tu Esencia Divina de manera íntegra para beneficio de tu Ser interior al servicio de los demás.

 

 

 

La acción y efecto del consentimiento

mujer-dimensionesMuchas personas  se han quedado atrapadas en el pasado y desde su papel de víctima  no saben ver las posibilidades que les brinda su presente. Los demás son los culpables de sus desgracias.

Todo ello es la manifestación del poco conocimiento que muchos tienen de sí mismos y cómo la mente puede engañarnos y hacernos entrar en un estado patológico de letargo donde la queja y el lamento son los que adormilan todos los sentidos, impidiéndonos avanzar.

Tener una relación cercana con alguien con más de media vida vivida que todavía esté llorando su desgracia de que su mamá le prohibió casarse con el hombre que quería.  O  los hombres que arrastran el haber sufrido el tener una madre castradora y al hacerse mayores sólo han atraído ese tipo de mujeres para seguir inconscientemente en el mismo rol, son las consecuencias de una actitud pasiva  de derrota.

De poco sirve que culpemos a éste o aquel como causantes de nuestra desdicha. ¿Cuánto tiempo más vamos a estar justificando nuestra sumisión y nuestra vulnerabilidad?

Dejemos el pasado atrás. Reconozcamos nuestro consentimiento. Y sintamos compasión por nuestra fragilidad de entonces.

Sólo es posible salir de ese pozo de cobardía y nula autoestima, cuando nos hacemos de valor para decir BASTA. Tomar Conciencia y asumir las consecuencias de nuestros errores,  aceptarlos, amarnos, recuperar la esperanza y la confianza en nosotros mismos y salir al campo de batalla de la vida,  con fuerzas para crear nuestro presente, como nosotros decidamos hacerlo.

 

 

Ser testigo o espec