Liberar y renacer

mujer azul esfera¿Quién quiere seguir viviendo en el sufrimiento y el conflicto continuo? ¿Quién quiere liberarse, de una vez por todas, de llevar una vida de sobre esfuerzo, ansiedad e infelicidad?

Para que suceda una transformación en nosotros y  poder comenzar una nueva vida, para ello, tenemos que centrarnos en nosotros mismos y hacernos conscientes desde dónde partimos y hacia dónde queremos ir. Reconocer nuestras deficiencias y nuestras cualidades. Aceptar  nuestra naturaleza y comenzar a funcionar y vivir desde quien somos, no desde quienes creemos o deseamos deberíamos ser.

Este renacer voluntario y a la vez al que somos empujados a realizar,  porque sentimos es el momento, precisa de una guía. Para comenzar, tenemos que cambiar hábitos y formar nuevos: Necesitamos de fuerza de voluntad. Necesitamos de una mente clara y estar atentos.

Comenzamos a tomar conciencia de que nos faltan muchas cosas para poder salir de la vida sin sentido  que hemos creado.  Comenzamos a tomar conciencia de que no sabemos nada; y éste es el punto de partida, cuando reconocemos nuestra ignorancia y nuestro ego deja de poner resistencias.

Tenemos que educar y desarrollar la mente;  ponerla en su sitio, a nuestro servicio. “Yo no soy la mente, tengo una mente”.

Tenemos que desarrollar nuestro cuerpo emocional; aprender a no identificarnos con el personaje y poder crear un estado interior de paz.

Podemos desarrollar la intuición  y  otras facultades superiores, al conectar mente-corazón, para darle un sentido firme a nuestra vida.

Es posible. Esta Tierra -la Madre Tierra- nos ha recibido generosamente para que seamos felices; siendo agradecidos, siendo respetuosos con ella, con nosotros mismos y con los demás.

Ahora toca deshacer lo aprendido; el programa de  poseer. Ahora toca construirnos una nueva vida con el objetivo de ser, desde nuestro Ser original y esencial.

Renacer es la liberación de nuestro espíritu eterno y su reconexión con la divinidad universal.