Hablemos de Reiki

Leí la publicidad de un Centro de Reiki diciendo que es una técnica de meditación. La ignorancia es muy atrevida y presume de conocimiento. Vayamos siempre a las raíces de las cosas si queremos saber de verdad.

Iniciarse en Reiki es abrirse al conocimiento de las Energías, en nosotros y en todo ser vivo, incluida la Madre Tierra.

Comenzamos por experimentar el poder de la Invocación y la Intención. Son energías, lo mismo que nuestros pensamientos y emociones.

Iniciarse en Reiki es aprender a generar energía superior, almacenarla, controlarla y dirigirla, siempre con la finalidad del mayor bien para nuestro Ser y los demás.

Los tres primeros meses, durante el primer nivel, los dedicaremos a nosotros mismos para purificar nuestro Ego y deshacernos de toda energía tóxica y densa. Hacemos cada día el ejercicio de auto-sanación que trata de la alineación y purificación de los centros energéticos principales (chakras).

Es necesario experimentar por uno mismo que somos energía; percibirla, sentirla, dirigirla. Para luego, a partir del segundo nivel, ser capaces de enviar Luz -no propia- sino la energía del Universo, habiendo aprendido a ser CANAL de la Energía Universal Sanadora.

Hay muchísimo más por compartir sobre el tema. Pero para hablar y manejar la energía Reiki, sin que desvariemos, debemos hacerlo desde la prudencia y humildad que conlleva el conocimiento de algo tan sutil e ilógico para la mente, a la vez que inmensurable, como es el manejo de las Energías, comprendiendo finalmente que somos SERES DE LUZ.

Anuncios

La Conciencia

chakras 7La Conciencia tiene dos aspectos que deberían ir unidos: ATENCIÓN e INTENCIÓN.

Desde la atención plena, llenamos de energía lo que queremos conseguir o desarrollar. Podemos crear. Partiendo de una idea damos vida a un deseo y en la medida en que nuestra atención sea completa veremos materializarse nuestro deseo… si somos perseverantes y pacientes.

La intención es necesaria para seguir avanzando, con ella transformamos desde la acción. Pero existe un requisito: claridad mental y anhelo puro.

Pasamos a una Conciencia más elevada cada vez que, como Observadores, experimentamos nuestro avance gracias al entendimiento. Y también a la fluidez mental.

El Saber aligera la densidad de la mente. Cada vez más, la vida se va simplificando a la par que avanza en comprensión.

Y en la medida en que se prospera en conocimiento de uno mismo, también crece la compasión y el sentido de unicidad.

Todo esto nos lleva una vida …

La práctica espiritual

hombre joven meditando¿Qué interés nos lleva a seguir a un maestro espiritual?
El conocimiento que imparte un maestro queda en la superficie -como información- a menos que se practique, se experimente, se asimile y se integre lo que él nos enseña. Al tener unas dimensiones mucho más profundas de lo que en principio podemos llegar a pensar, debemos dejar a un lado la mente que siempre se resistirá al cambio.
Se actúa  solo a nivel mental mientras se cuestiona y se juzga al maestro…

Encontrar el equilibrio entre la entrega  al maestro y el desapego, requiere del ejercicio de estar centrado en el corazón. Mientras desarrollamos nuestra Conciencia fortalecemos la seguridad en nosotros mismos, ganamos en intuición y desde nuestro corazón comienza a vislumbrarse la Verdad y la certeza de ser.

¿Desde qué parte de nuestro Ser buscamos el conocimiento?

La Mente calcula los beneficios que puede obtener. Inclusive se llena de ansiedad y se puede obsesionar o impacientarse  por no progresar en la meditación…  la Mente puede jugarnos malas pasadas y obstaculizar el proceso de transformación y auto-realización si estamos llenos de expectativas.

¿Es sólo interés superficial o real anhelo el que nos lleva a seguir unas prácticas espirituales?

El maestro nos enseñará a conectar Mente-Corazón. A través de la Respiración consciente aquietaremos los pensamientos y aprenderemos a controlar los sentidos. Se irán deshaciendo las resistencias. Despertará nuestro anhelo por el Saber que comienza a fluir en nosotros.

El SABER desarrolla el conocimiento interior de forma directa -la inteligencia intuitiva-. Nace ahora el Amor Puro; la Compasión. La inclinación espiritual y el recogimiento se convierten en actitudes  naturales.

La Conciencia posee muchos niveles hasta la infinitud: es Luz. Mientras avanzamos en el Saber -descubriendo todo nuestro potencial-, la Conciencia se hace más luminosa, más sutil y es ella la que nos impulsa y la que eleva nuestra condición de seres humanos y divinos.

Las prácticas espirituales

manos rezando¿Qué interés o sentimiento  nos lleva a seguir a un maestro espiritual o a practicar una religión?
El conocimiento que imparte un maestro queda en la superficie -como información- a menos que se experimente desde el corazón  y se integre lo  que tiene unas dimensiones mucho más profundas de lo que  podemos llegar a pensar.

Se actúa  solo a nivel mental mientras se cuestiona y se juzga al maestro…  Se vive a nivel formal  y superficial una religión mientras nos limitemos a seguir los preceptos, creyendo que eso es suficiente.

Encontrar el equilibrio en nuestra relación con la espiritualidad, entre la devoción sincera y la ceguera  devocional  hacia un maestro o religión.  Esto último invalida la identidad de la persona  a través de los miedos, inseguridades, dependencias y supersticiones. Para no caer en ello se requiere del ejercicio de estar centrado en el propio corazón espiritual y hacerse responsable de sí mismo.

¿Desde qué parte de nuestro Ser buscamos el conocimiento y alimento espiritual?

La Mente calcula y controla los beneficios que puede obtener. Inclusive se llena de ansiedad y se puede obsesionar o impacientarse  por no progresar en la meditación o no ser escuchado en sus súplicas o no obtener el reconocimiento deseado….  la Mente puede jugarnos malas pasadas y obstaculizar el proceso de transformación y auto-realización si estamos llenos de expectativas y buscando las conveniencias  del Ego.

¿Es sólo interés superficial o real anhelo el que nos lleva a seguir una práctica espiritual?

El maestro nos enseñará a conectar Mente-Corazón. A través de la Respiración consciente aquietaremos los pensamientos y aprenderemos a controlar los sentidos. Se irán deshaciendo las resistencias. Despertará un anhelo sincero por el Saber. La oración sincera es también efectiva para conectarnos con la Sabiduría cósmica, el Padre celestial o como prefiramos llamar lo Innombrable.

El SABER es el conocimiento interior que se manifiesta de forma directa -la inteligencia intuitiva-. Nace ahora el Amor Puro; la Compasión. La inclinación espiritual y el recogimiento se convierten en actitudes  naturales.

La Conciencia posee muchos niveles hasta la infinitud. Mientras avanzamos en el Saber -descubriendo todo nuestro potencial-, la Conciencia se hace más luminosa, más sutil y es ella la que nos impulsa y la que eleva nuestra condición de seres humanos.

 

Sé tu mismo/a

mujer dorada preciosaLa forma más pobre de tomar decisiones es hacerlo desde los patrones mentales;  éstos nos  han sido impuestos desde la infancia y algunos otros los traíamos con nosotros en los códigos genéticos. Esto quiere decir que vivimos condicionados y que de alguna manera somos  un personaje diseñado por otros …

¿Qué significa esto?  No nos han enseñado a pensar. Vivimos desde la inconsciencia de forma mecánica , siguiendo modelos de conducta y pensamiento que nos han sido inculcados. Somos, en definitiva, seres sumisos a un Sistema materialista del cual somos considerados únicamente mano de obra.

Suena muy trágico pero peor es la realidad en la que nos encontramos y no queremos ver. ¿Dónde está nuestro Ser? ¿Sabemos quienes somos y el propósito de nuestra existencia? ¿O no hay propósito?

Se hace necesario DESPERTAR. Despertar nuestra Conciencia. Despertar nuestro corazón y alma.

Primeramente, se hace necesario salir de ese mundo ilusorio en el que estamos atrapados.  El segundo paso es entrar en un proceso de reconstrucción de uno mismo con pasos guiados por alguien con conocimiento;  alguien que ya ha hecho ese mismo camino y esté en el servicio de  guiar a los demás.

Tenemos que desaprender hábitos nocivos y crear nuevos que nos ayuden a expandir la Conciencia. Desarrollar el control mental y emocional. Todo ello para lograr crear una vida auténtica desde el Ser. Experimentar nuestro mundo interior nos ayudará a conectar con nuestra alma y ser dueños de nuestro destino.

Se trata de vivenciar lo que significa la verdadera Libertad del Ser. Vivenciar somos parte de la Energía Esencial del AmorPuro que ha creado los Universos y que nosotros somos parte de toda esa inmensidad.

(Esencia del curso de “Entrenamiento para la Nueva Conciencia)

 

 

Manejando las energías cósmicas con Reiki

auraaaaCada experiencia que nos hace vibrar, abre, un poco más, el camino hacia el corazón.

Cada experiencia vivida, desde la intención correcta, nos va llevando al encuentro con nosotros mismos, hasta conseguir la conexión con nuestra alma.

La intención correcta es desear el bien para nuestro cuerpo físico, para nuestro cuerpo mental-emocional y nuestro cuerpo espiritual.

Si estamos viviendo disociados de nosotros mismos; indiferentes, egoístas, ignorantes de nuestras necesidades, ignorando nuestros deseos reales… las mismas experiencias se vuelven cargas pesadas al no saberlas transformar en “lección” de vida.

Cuando “somos llevados” al despertar de nuestra Conciencia es cuando comenzamos el verdadero recorrido hacia  nosotros mismos.

Aún sabiendo de que nada ocurre por casualidad,  seguimos haciendo lo mismo día tras día, aunque no nos guste; sintiéndonos vacíos, frustrados, con ansiedad, intranquilos, infelices… ¿por qué no comienzas a ser Observador de lo que ocurre en tu vida y en lugar de resignarte, te haces responsable de tu felicidad?

Hoy en día no existen más excusas. Están al alcance de todo el mundo muchas técnicas para trabajarse a uno mismo para conseguir todo lo que se quiera a nivel del crecimiento personal.

Una de estas técnicas o Camino, es el REIKI. Nos ofrece de forma muy sencilla y paso a paso, una herramienta muy eficaz y poderosa para el conocimiento y manejo de las energías superiores.

REIKI se ofrece a sí mismo como un regalo y de manera fácil. La dificultad la creamos nosotros: exceptisismo, falta de voluntad y disciplina, mundo mental dominante

Aceptar este regalo es abrir la puerta del corazón. Y a partir de ahí, comienza el recorrido espiritual hacia el descubrimiento maravilloso de nosotros mismos.