La realidad ilusoria lejos del espíritu.

El ser humano común y corriente no sabe que tiene atributos especiales y magníficos. No sabe, porque al nacer sufre un des-aprendizaje y olvido de su verdadera naturaleza y capacidades.

Al ser humano común y corriente, el mundo material lo mantiene tan ocupado que carece de tiempo para sí mismo, para aprovecharse de su potencialidad y capacidad de percepción que le llevaría más allá de lo que capta con sus limitados cinco sentidos.

El espíritu y la Conciencia en él, intentan ponerle al descubierto ese vínculo de conexión con otras dimensiones de su Ser. Por medio de una voz interior, de intuiciones, de corazonadas, el espíritu y la Conciencia en él hacen revelaciones, muestran el Camino, pero el ser humano común y corriente es incapaz de prestar atención, intuir o escuchar dentro de él, esas revelaciones y señales que también a veces aparecen en los sueños. Vive exclusivamente en una realidad ilusoria desde una Mente débil y sin desarrollar.

El ser humano común y corriente siente ansiedad y angustia. Siente un vacío en su pecho e insatisfacción sin saberle dar una explicación razonable y carga con ello e intenta acallarlo con fármacos anti-depresivos y sedantes de todo tipo. A pesar de esa inquietud y malestar tan profundo no se le ocurre pensar que se trata de su espíritu, que le está reclamando le preste atención y dedicación.

El ser humano común y corriente está convencido de que él es su la mente; quien gobierna sus pensamientos, sentimientos y emociones. No se da cuenta de que cuando dice «yo» está hablando su mente más simple y egoísta.

Con el fin de despertarlo, el espíritu le manda señales. Primero de la manera más obvia, como es ese malestar físico sin explicaciones aparentes. Después con conflictos mayores que le sacuden para que le hagan reaccionar y se focalice su interior.

Lamentablemente, el ser humano común y corriente vive de creencias y no aprovecha las experiencias de la vida para crecer en Conciencia que le ayuden a trascender esa realidad ficticia y lineal.

EL DESPERTAR DEL ALMA y de la Conciencia, sucede como si de pronto se abriese una puerta de LUZ que nos conduce a una dimensionalidad de nosotros mismos inimaginable. Aquí la mente se aquieta y ocupa su lugar.

También sucede de forma gradual, como si se descorriese un velo lentamente, en ese proceso del despertar de la Conciencia que nos lleva a descubrir nuestra verdadera naturaleza.

No importa el nombre que le demos, se trata de SENTIR somos un CANAL de Luz conectado con la Energía Superior Cósmica.

Yo no soy mi mente, ni soy mi cuerpo físico. Yo Soy un espíritu eterno. Vengo de la Energía Primera y Última del Amor Incondicional.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s