Los fundamentos del REIKI

El Maestro Mikao Usui recomendaba a sus alumnos recitar los fundamentos del Reiki por la mañana antes de empezar la jornada y al atardecer:

Sólo por hoy
No te enojes
No te preocupes
Sé agradecido
Trabaja dando lo mejor de tí.
Sé amable con todo ser vivo.

«Cuando hayas de elegir entre varios caminos, elige siempre el camino del corazón. Quien elige el camino del corazón no se equivoca nunca.» Proverbio Sufi

Reiki es una disciplina que se transmite a través de » sintonizaciones» o «iniciaciones», por consiguiente, no se pueden aprender mirando, copiando, leyendo un libro, etc.. Estas sintonizaciones tienen que ser transferidas por un maestro que haya sido iniciado en el método original, es decir, con las técnicas correctas, correcto entrenamiento y amplia experiencia en la practica del método.

Estas transmisiones ponen a las personas en una frecuencia de Energía cósmica notablemente superior a lo normal y luego de haberla recibido, el solo contacto de las manos penetrando un campo magnético (seres humanos, plantas, animales) es suficiente para activar el canal.

Si bien, Reiki es una energía espiritual en su naturaleza, no forma parte de ningún tipo de creencia o religión, Reiki no pone condiciones, es independiente. La energía espiritual no pertenece a nadie, solo pertenecería a Dios / Energía Primigenia..

Reiki es un sistema de armonización totalmente natural, como lo es el fluir de la vida. No posee contradicciones y se enseña también a los niños.

Reiki es el arte de atraer la felicidad porque alinea los centros energéticos del ser con las energías superiores del Universo creando una paz armoniosa.


Reiki es un vehículo de Amor Incondicional. Ésta es la energía sanadora por excelencia.

Hay que recordar que somos los responsables de lo bueno y malo de nuestra vida y que somos nosotros los que debemos producir el cambio: de dentro hacia afuera.