La actitud marca la diferencia

Nada de lo que sucede en el Plano Terrenal es importante; le sucede al personaje que convierte en drama lo que a su Ego se le antoja. Es más, lo que aparentemente nos sucede lo podemos cambiar; porque es relativo, es ilusorio. Y sólo depende de nuestra actitud que vivamos una situación de una manera u otra.

Se vive en una realidad conceptual; desde una mente de conceptos; más pensamientos que experiencias directas, desde creencias y no desde vivencias personales. Así que interpretamos y hacemos nuestro lo que otros viven.

Cuando seamos capaces de cambiar en el sueño lo que el subconsciente refleja, entonces podremos asegurar que somos dueños de nuestra vida. Pero eso, que no es imposible, necesita de mucha práctica y convencimiento.

Utilicemos el Poder de la Intención: Yo Soy Conciencia, Yo Soy Luz desde mi Yo Superior, Yo Soy Yo.

Sal de la Mente conceptual. Sé desde tu Conciencia.