La vida como un juego

niños y globosPueden suceder dos cosas en el juego de la vida: Que tu mismo bloquees el juego, por miedo a perder. O que te arriesgues y sientas que si pierdes habrá valido la pena porque lo importante era participar y dar lo mejor que uno sabe hacer.

Los niños se divierten jugando pero también los juegos sirven para aprender a perder. Y muchas más cosas; para aprender a participar y disfrutar mientras dure el juego. La creatividad está presente cuando no hay miedo.

El aburrimiento, la desgana, el hastío, sólo está en las mentes que no creen en su capacidad de crear lo que se propongan.

Participar es COMPARTIR el juego. La competitividad arruina la diversión y el aprendizaje positivo que el juego encierra. Entonces entra el cálculo de la mente y el corazón se retira.

En el juego, como en la vida, cada uno ocupa su sitio… si no sabes cuál es tu sitio estás “fuera de juego”. Así que, como primera regla, debes conocer cuál es tu sitio en la vida, según tu vocación, tus talentos, tus deseos,tu naturaleza …

La segunda regla es, cumplir enteramente con tu compromiso de dar lo mejor de ti en este juego. No distraerte durante el juego. Valorarlo y valorar tu capacidad de entrega y fidelidad hacia ti mismo y hacia la vida.

La tercera regla es, no perder el entusiasmo ni la esperanza mientras dure el partido o la partida … aunque el sentimiento sea de “haber perdido” … está la satisfacción de haber sabido llegar hasta el final dignamente.

La perspectiva del juego debe ser mayor. Y en lo que se refiere a la vida, el juego sigue, ésta vida es sólo parte del entrenamiento …

Anuncios

La fe muerta

mujer feliz2Si digo que yo creo en Dios es un grado inferior en la escala de la Certeza. Porque experimentando la Conciencia Suprema o Divinidad en mí, afirmo que yo soy parte del Dios viviente en todo y todos.

Para saber la cantidad y calidad de “Fe” en nosotros, sólo tenemos que observar la cantidad y calidad de entusiasmo y confianza que tenemos por la vida.

Se vive adormecido para no tener que enfrentarnos a una realidad que percibimos con miedo, desde nuestra inseguridad. Ya están los avispados que han fabricado todas esas cosas que nos mantienen semi-anestesiados; en un estado de inconsciencia casi permanente.

La Fe está muerta porque dudamos de su existencia; dudamos de nosotros mismos. Desconfiamos del prójimo.

Recuperar la confianza es lo que toca ahora, en lugar de quedarnos lamentándonos. Debilitados, al haber entregado voluntariamente nuestra vida a otros.

Todas las crisis son el combustible para el cambio. Bienaventurados los que se percatan de ello y aprovechan la ocasión para salir de su inacción.

Recobrar la Fe en el ser humano, es reconquistar la fe en nosotros mismos. Para ello tenemos que ir más allá de la “creencia” ciega hacia la CERTEZA desde la experimentación en uno mismo.

La Fe nace y crece al conectar con el Amor dentro de nosotros.

Entrenamiento de vida

hombre circulo de oroEl entrenamiento que obligatoriamente hacemos para aprender a vivir es arduo y nos lleva toda la vida, sobre todo si somos soberbios e ignorantes.

Las inseguridades y los miedos nos inmovilizan muchas veces y nos sentimos bloqueados, literalmente, sin capacidad para poder avanzar.

La vida te desafía para que te fortalezcas y no decaiga tu ánimo y energía.

La vida te reta cada vez de forma más sutil o de forma directa para que no te acomodes dando sólo lo mínimo de ti. Te lleva a situaciones que te inmovilizan o te empuja a la fuerza provocando nuevos cambios.

La vida te sacude para que no te conformes, para que no te quedes en el papel de víctima y no elijas el camino de ser deshonesto contigo mismo. Toda resistencia traerá más conflicto y sufrimiento.

Si sientes que la vida te trata mal, toma Conciencia de ti mismo. Obsérvate y procura mejorar tu actitud y tus hábitos.

Si crees que la vida ha sido injusta contigo. Sé justo ahora contigo mismo y date una oportunidad más. Nunca es tarde.

Equilibra tu mente y tu corazón; tu pensar y tu sentir,para que haya armonía y paz en tu vida.

Si los centros energéticos están abiertos y libres de impurezas emocionales, tu energía se refinará y expandirá tu Conciencia.

Entonces dirás que habrá valido la pena vivir porque habrás encontrado la`Dicha y la Plenitud en ti.

Sin final

Cada momento que pasa este cuerpo se acerca más al final de su función. El cuerpo tiembla ante la idea y el alma se alegra.

Desde el desapego se vive en la nostalgia de la deseada vuelta de la Esencia a sus orígenes.

La falta de interés por las cosas de este mundo llevan mi mirada más allá del horizonte de forma desapasionada. Sin curiosidad mental. Desde el sentir intuitivo.

No entiende mi gente de este desarraigo, ni mi Yo tampoco, sinceramente.

Desprendida, parezco indiferente, insulsa, pero es que el alma apacible ha tomado el mando de mi vida…

Mi corazón late en otras latitudes, sólo es eso… cosas de la edad …

Pasión por la vida

No puedo esperar. A mi me puede la impaciencia… porque la vida, siento, va por delante y temo perderme detalles. ¡Quiero sentirlo todo!

Quiero estar aquí y allí al mismo tiempo… aunque ya puedo percibir que, sí, que puedo sentir más allá de lo inmediato … Recibir sensaciones que llegan del otro lado de mi piel, no importa cuán lejos estén, me emociona.

Ya no veo el futuro como algo incierto; lo estoy construyendo ya con todo lo aprendido … quizás ya no sea impaciencia lo mío y sea simplemente pasión; un deseo vehemente por sentir que estoy viva.

He conseguido aprender que en mi AHORA está también lo por venir.

 

 

 

Construir la vida.

meditacion 5No se trata de sobrevivir un año más. Mi acción es mi voluntad. Lo que antes me parecía inimaginable e imposible hoy se desvela y se materializa ante mi. Es el poder de mis pensamientos positivos lo que despeja mi camino. Yo puedo liberarme de lo que me limita: mi pasado, el hábito de la queja, el resentimiento,  la rabia …

Me enfoco en lo que puedo controlar. Verifico mi dirección. Desde la respiración consciente controlo mis pensamientos y emociones. Me siento capaz de hacer lo que me proponga en la medida en que voy aniquilando los  miedos  irreales que se agazapan en  mi mente, y que no me pertenecen … no son míos. ¡No son reales! ¡Yo no soy mi mente! ¡Tengo una mente! La pongo a mi servicio.

A partir de hoy, yo -desde mi Ser-, construyo mi vida. Me siento motivado desde mi corazón. Me siento liberado. La voluntad me da firmeza y credibilidad -conmigo mismo-.

Creo la constancia para desarrollar mis capacidades. Mis pensamientos no divagan más. Ahora  mis pensamientos son mis mejores armas para abrirme camino en la vida. Ahora me concentro en lo que tengo que hacer-cada día-.

Si la mente está en paz, conecta y se alimenta de la energía pura del Alma. El Alma que es mi Conciencia conectada con la Naturaleza y con el Universo.

 

 

La vida se encarga de ti

hombre antorcha giganteLa vida se encarga de enseñarte lo que has venido a aprender. Y si vives de forma consciente y atenta, será más fácil el aprendizaje.

La vida se encarga de enseñarte, por mucha resistencia que pongas, por mucha rigidez mental que fuerces,  por mucha contracción y severidad  que te impongas por bloquear tus emociones.

La vida se encarga y no puedes detener el proceso de realizar lo que está destinado para ti.

¿Piensas que la vida es demasiado cruel contigo como para confiarle tu felicidad?

Escribió santa Teresa “Dios me concedió el don de desidentificarme de mí misma y de poder ver las cosas desde fuera”. 

Esto qué quiere decir. Que tengo la capacidad de ser Observadora del personaje que actúa en mí. Que Yo Soy   desde mi alma  -trascendiendo mi yo y mente inferior-y tengo la capacidad de configurar mi vida acorde a mi Conciencia y mi naturaleza.

Desde el poder transformador que ya existe en mí, soy consecuente con mi ser interior y aprendo a amarme y a amar a los demás.