Prácticas espirituales

mujer rendicionA través de la disciplina y la práctica que voluntariamente uno  se impone  con el objetivo de sentirse mejor con uno mismo o para directamente desear iluminarse,  hace que esos pequeños logros, finalmente alimenten la Conciencia y la expanda.

Pero también está la posibilidad -dependiendo de nuestra real intención- de que esa práctica pase a alimentar al Ego-espiritual y sea la Vanidad la única beneficiada.

Por eso es tan importante que seamos Observadores del personaje -nuestro yo- para no permitirle se posicione en primera persona y sea él quien se abastezca de toda la energía que estamos acrecentando con la práctica; sea con el yoga,  meditación, la oración devocional o cualquier otra práctica religiosa.

Es mejor experimentar por nosotros mismos y desde la introspección más neutra posible, seguir nuestra intuición como la mejor guía. Para llegar a este punto, antes tendremos que purificar nuestro cuerpo emocional y mental de todo lo ilusorio que nos impide ver el Camino.

Y es que la INTUICIÓN es la que desvela la Verdad pero ¿estamos preparados para escucharla y seguirla?

Anuncios

El poder sanador de la mente

El más grande maestro sobre el poder curativo a través del pensamiento y la voluntad del hombre sobre las células del cuerpo ha sido Jesucristo.

Demostró la efectividad de la sanación por medio de afirmaciones positivas como poder vibratorio de la palabra.
Fue Jesucristo quien sanaba a distancia por el poder sanador de la mente. Parte de la misión de Jesús consistía en hacer visible todo el potencial del ser humano por medio de la sintonía de su propio potencial con las energías divinas.
El REIKI y otros sistemas sanadores energéticos se basan en la relación que existe entre el pensamiento, la energía vital, la energía universal superior y el cuerpo físico.
Hoy en día está comprobado científicamente que los pensamientos  afectan a nuestras células y a nuestro cerebro de forma positiva o negativa; sanándolas o destruyéndolas.
Cuando una persona enferma, su  sistema inmunológico y su voluntad se debilitan. A través de REIKI y la imposición de manos, el sanador puede estimular y renovar la energía vital del enfermo, para que la curación se haga efectiva a través de uno mismo; por su voluntad de sanarse.
Primeramente, por medio de la convicción supraconsciente del alma, la mente recibe la posibilidad y deseo de sanación. El pensamiento positivo, la esperanza y la oración se hacen presentes creando el ánimo y fuerza necesaria para reactivar las células. Después el cerebro libera la energía vital necesaria para restablecer el equilibrio interior;  la salud.
Mi consejo para las personas enfermas es que se visualicen con salud. Que envíen Luz a todas sus células y a todos sus órganos, todos los días, renovando su fe. Que transformen a través de la oración su desánimo en alegría, su pesimismo o resignación en esperanza.
Esta es la mejor medicina que fortalece el cuerpo y el espíritu.

Sálvese quien pueda

hombre cima corazonTodos hemos sido avisados. El Mensaje ha llegado a oídos de todos. Y ahora hace falta pasar a la acción.

¿Qué quiere decir  PENSAR EN UNO MISMO… ? Nos hicieron creer que era muy egoísta pensar en uno mismo pero -en este preciso momento- quien no ha hecho nada por sí mismo (conocerse, amarse, salir de todo condicionamiento represivo e insano, reforzando los valores éticos, creciendo espiritualmente…) está perdido.

Todos hemos sido avisados de que amásemos al prójimo como a nosotros mismos, y no entendimos el mensaje. Nos hemos alejado de nuestra esencia y espíritu, quedándonos indefensos, para intentar sobrevivir en un mundo exterior cruel y egoísta.

Ahora es el momento de alcanzar la Conciencia Crística para nuestra propia salvación, elevando nuestra Conciencia hacia la Compasión y Amor, sintiendo somos uno con todos los seres vivos.

Todo aquel que se resiste al cambio, desde su baja frecuencia vive en conflicto consigo mismo.  Actuando desde la mente inferior reacciona sin pudor; dejando salir al exterior su odio y su maldad: desde el Miedo y la ignorancia.

La Conciencia celestial se despliega y revela la Luz a quien está atento y abierto a someterse voluntariamente a lo Superior. Ahora toca “ascender” desde el cuerpo material al Espíritu en nosotros para  entonces fusionarse con Dios que  es la CONCIENCIA CÓSMICA.

Sí, tenemos que pensar en nosotros mismos y dedicarnos ahora a la purificación de nuestra mente y corazón -nuestra sanación mental y emocional-. Reconociendo que estamos  atrapados en algún nivel de la oscuridad, en la infelicidad.

El ser humano ha perdido la Fe -en sí mismo-  y por ello está vagando sin encontrarle sentido a la vida. Ha perdido el amor por sí mismo y por ello se siente desgraciado, abandonado, sin saber qué ocasiona estos sentimientos y estado.

Hagamos uso de la oración.- La plegaria que dirigimos al Universo la utilizamos para comunicarnos con la Inteligencia Suprema que es Amor Puro (eso que llamamos Dios). La fuerza que conlleva  la oración está determinada por la intención y sinceridad que ponemos en ella; es vibración de conciencia y será ‘escuchada’ según su intensidad.

La transformación a través del pensamiento.- No tengas miedo de pronunciar YO QUIERO SALVARME. Está en tu decisión y voluntad el hacerlo.  En la afirmación de pensamiento está la causa original que da paso a la voluntad. Desde el corazón dí: “Yo puedo salvarme. Yo soy Paz y Amor”.

El poder sanador de la mente, en conexión con el corazón, se pone en acción a través del pensamiento positivo.

Ánimo.

 

 

El Bien y el Mal

mujer de espaldas floresNuestros pensamientos y creencias fluctúan para que podamos ir adecuándolas a nuestras circunstancias presentes. Rectificar y ajustar nuestra Mente a la Realidad debe ser un trabajo diario para que las ideas fluyan de forma creativa  y  las emociones se moderen.

Soy consciente de que puedo  cargar un pensamiento con una intención y  emoción determinada y conseguir que se materialice. Desear el mal, maldecir, renegar, condenar… tienen  una fuerza destructiva y el poder de alimentar y atraer el Mal.

Por el contrario, la oración, la plegaria, las bendiciones. la confianza absoluta en un Orden Superior y la compasión, atraen la energía poderosa del Amor, si todo ello nace en el corazón.

El ser *mágico* que hay en mi  me guía hacia mi Destino y me ayuda a trascender mi yo-inferior y  mi mente ególatra.

La suma total de todas mis experiencias de vida me dan la fuerza para enfrentarme a mi verdadero enemigo -al verdadero Mal en mí- y ese es mi yo-inferior,  que me amarra a mi pasado.

Me des-identifico de quien creía ser. Desaprendo y me deshago de las creencias de otros. Es el Conocimiento Intuitivo -desde mi corazón- mi mejor Maestro.

 

Las prácticas espirituales

manos rezando¿Qué interés o sentimiento  nos lleva a seguir a un maestro espiritual o a practicar una religión?
El conocimiento que imparte un maestro queda en la superficie -como información- a menos que se experimente desde el corazón  y se integre lo  que tiene unas dimensiones mucho más profundas de lo que  podemos llegar a pensar.

Se actúa  solo a nivel mental mientras se cuestiona y se juzga al maestro…  Se vive a nivel formal  y superficial una religión mientras nos limitemos a seguir los preceptos, creyendo que eso es suficiente.

Encontrar el equilibrio en nuestra relación con la espiritualidad, entre la devoción sincera y la ceguera  devocional  hacia un maestro o religión.  Esto último invalida la identidad de la persona  a través de los miedos, inseguridades, dependencias y supersticiones. Para no caer en ello se requiere del ejercicio de estar centrado en el propio corazón espiritual y hacerse responsable de sí mismo.

¿Desde qué parte de nuestro Ser buscamos el conocimiento y alimento espiritual?

La Mente calcula y controla los beneficios que puede obtener. Inclusive se llena de ansiedad y se puede obsesionar o impacientarse  por no progresar en la meditación o no ser escuchado en sus súplicas o no obtener el reconocimiento deseado….  la Mente puede jugarnos malas pasadas y obstaculizar el proceso de transformación y auto-realización si estamos llenos de expectativas y buscando las conveniencias  del Ego.

¿Es sólo interés superficial o real anhelo el que nos lleva a seguir una práctica espiritual?

El maestro nos enseñará a conectar Mente-Corazón. A través de la Respiración consciente aquietaremos los pensamientos y aprenderemos a controlar los sentidos. Se irán deshaciendo las resistencias. Despertará un anhelo sincero por el Saber. La oración sincera es también efectiva para conectarnos con la Sabiduría cósmica, el Padre celestial o como prefiramos llamar lo Innombrable.

El SABER es el conocimiento interior que se manifiesta de forma directa -la inteligencia intuitiva-. Nace ahora el Amor Puro; la Compasión. La inclinación espiritual y el recogimiento se convierten en actitudes  naturales.

La Conciencia posee muchos niveles hasta la infinitud. Mientras avanzamos en el Saber -descubriendo todo nuestro potencial-, la Conciencia se hace más luminosa, más sutil y es ella la que nos impulsa y la que eleva nuestra condición de seres humanos.

 

Religiosidad y espiritualidad

religionesHablamos de persona creyente la que pertenece a una doctrina religiosa y sigue sus dogmas o simplemente dice que cree en Dios.  Una persona es espiritual cuando en ella prevalecen  los valores espirituales aunque no pertenezca a ninguna religión.

Las presunciones de las religiones de creerse dueñas de la verdad  se han desvanecido.  La Verdad es una y su Fuente está en cada uno de nosotros. Cuando las instituciones religiosas sacrificaron el Espíritu en beneficio de sus intereses personales perdieron la Gracia divina que las protegía.

Hubo un tiempo en la humanidad, en que los profetas fueron necesarios para guiar a los pueblos. Pero el ser humano vivió esos mensajes creando diferencias en lugar de unión. Creando odios en lugar de Amor. Las rivalidades religiosas tiene que llegar a su fin.

Hoy en día hay un renacer de la espiritualidad de forma individualizada y a la vez de forma colectiva. Existe un despertar de la Conciencia por encima de cualquier institución religiosa y que cada uno puede percibir según su nivel de entendimiento y percepción.

¿Cuándo despierta el espíritu que hay en nosotros? Cuando la mente y el ego dejan de poner resistencias. Cuando ya ha desaparecido el orgullo del yo-inferior y dejamos de luchar creyendo que el enemigo es el otro. Cuando nos hacemos responsables de nosotros mismos. Cuando existe un anhelo interior que nos impulsa a ir más allá de la mente.

Entonces es cuando nace en nosotros una actitud de “rendición”.  Es cuando el corazón comienza a generar “Fe”, que es la confianza absoluta en la divinidad, en el Creador, en la fuerza superior del Amor Incondicional o si preferimos llamarlo Dios.

Las personas espirituales siguen normalmente un proceso consciente de refinar las energías vitales deshaciéndose del ego. Para ello se requiere de disciplina y constancia. Tenemos que aprender a centrar la mente y a confiar absolutamente en las prácticas que al principio son necesarias como la oración, mantra,  yoga, meditación u otras técnicas .

Entraremos en contacto con nosotros mismos de forma consciente y vamos a alinear y armonizar nuestros centros energéticos. Mantenerlos abiertos y limpios de toxinas emocionales. Esto es lo que se requiere si queremos vivir desde lo esencial de nuestro ser y tener acceso a la luz espiritual y que sea ella después la que nos guíe.

La persona espiritual es la que se muestra agradecida ante la vida. La que siente su conexión con lo divino. La persona que, desde su espíritu,  es humilde y valora lo que tiene. La persona que ve a Dios en todas las cosas y en todos  . La persona que acepta lo que no puede cambiar y lo utiliza para crecer en paciencia.

Una vez uno ha conectado con su Alma, el cuerpo físico y la mente se purifican por si mismas. Trascender la mente significa estar fuera del sufrimiento, la ansiedad  y la depresión.

Las personas religiosas que siguen sinceramente su religión con devoción y fe tienen igualmente los mismos valores. No hay diferencia si ellos también conectan con su espíritu y no se quedan en la superficialidad de las formas.

 

 

 

Calidad de único

arbol dorado y raicesLa claridad mental y emocional nos ayuda a conectar con la Realidad dentro de nosotros. Sentir la Presencia de la divinidad -del Universo- dentro de nosotros nos da una dimensión superior e ilimitada de ser; nos abre la puerta a otros Planos y dimensiones de nosotros mismos. Nos ayuda a entender nuestra calidad de inmortalidad y nuestro potencial como seres de luz.

Para ello tenemos que librar una primera batalla con nuestra mente-ego y trascenderla. No se trata de tener más información ni de hacer afirmaciones positivas, no se trata de tener un mayor control mental y ni siquiera de dominar la imposición de estar sentados y en quietud largo tiempo. La realización espiritual  nace en el corazón y para ello hay que lanzarse a experimentar, ser creativos, espontáneos, fusionarse y fluir con las energías de la Naturaleza …

Esta percepción nos hace estar atentos y receptivos a la VIDA, en su UNICIDAD: El Creador y lo creado es indivisible. Forman un solo cuerpo.

Es el misterio sagrado que todavía no estamos preparados para entender. Pero sí aceptar, como acto de FE, … y permitir que la vida nos muestre los pequeños milagros que suceden continuamente.

Nada debe ser un acto obligatorio. El Silencio y la quietud existen. El Amor existe como energía suprema y ya está dentro de todo lo que tiene vida.

En la meditación contemplativa  y después de la oración espontanea,  escucha a tu corazón, conecta con el Corazón Universal. Entra en el recuerdo de lo Innombrable.