Las emociones y la salud.

MUJERPRECIOSAPermanentemente  la Naturaleza -como ser vivo-   está creando, muriendo y renaciendo… inclusive está ‘destruyéndose’ para volver a crear y recrearse en sí misma. Está soltando, vaciando, -en continuo movimiento- reemplazando lo viejo, para poder renovar se Belleza completamente y en profundidad.

Y nosotros, humanos, somos  dentro de la Naturaleza, formamos parte de ella.  Si nos sincronizamos con ella, podemos  beneficiamos de su sabiduría y generosidad. Podemos ver sus señales y fluir dentro de los cambios cíclicos a los que estamos expuestos.  .

No existe en la vida ningún sistema cerrado o sin salida. Tampoco en nuestro cuerpo. Tenemos, por ejemplo,  la piel como el mayor órgano de absorción de energía y de expulsión de toxinas.

Somos seres saludables por naturaleza. Todo lo que obstaculiza la fluidez de vida -la energía vital- debe ser eliminado.

Todo lo que obstaculiza la fluidez de vida crea enfermedad, desequilibrio energético. Y es a nivel emocional donde están las mayores resistencias y rigidez debido a la represión de emociones.

Toda esa obstrucción energética  y falta de expresión se materializa finalmente en el cuerpo físico a través de erupciones, fiebre, alergias, congestión, dolores, intolerancias, irritación, fatiga, dependencias … y un largo etcétera.

Existen siete emociones básicas que son tóxicas y nos limitan:

MIEDOS – INSEGURIDAD – APATÍA  – SOLEDAD – HIPERSENSIBILIDAD  – SERVILISMO  – BAJA AUTOESTIMA.

Todas ellas crean de alguna manera dependencia emocional y sufrimiento. El sistema inmunológico se debilita ante los conflictos emocionales  que pueden llegar a desatar crisis de ansiedad y estrés si no se atienden en sus primeras fases.

¿Cuáles son las emociones positivas y saludables? Correcta valoración de uno mismo, aceptación de nuestras limitaciones, optimismo, serenidad, confianza, paciencia …

¿Cómo convertirnos en nuestros propios sanadores y maestros? Responsabilizándonos de nuestra salud física,  mental y emocional. Cuidando de nuestra alimentación y horas de descanso. Dedicándonos un tiempo cada día a nosotros mismos.  Aprender técnicas de respiración para conectar con nuestro interior.  La meditación o la oración, el yoga, Reiki, Mindfulness y otras muchas técnicas y disciplinas para el crecimiento personal,  nos pueden ayudar a reconectar con nosotros mismos.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s