Cuando vuelven las dudas y la inseguridad.

Conozco ese tramo del Camino en el que parece que estás suspendido en el aire y sientes un vacío fuera y dentro de tí; la duda se adueña de tu mente y hay una sensación de  miedo, de estar retrocediendo, después de tanto esfuerzo por avanzar… ¿hacia dónde?, ¿me estaré engañando a mí mismo?, ¿por qué vuelvo a caer en la inseguridad?….

Existen tramos en el Camino que parecen “agujeros negros”. Son tramos muy difíciles de recorrer porque debemos hacerlo solos. Muchos de los que creíamos eran nuestros amigos, han quedado atrás. La soledad es parte de esta andadura. Ya no te apetece hacer muchas cosas que antes te gustaban; buscamos la tranquilidad, la armonía, el recogimiento. Una parte de nosotros necesita de la introspección.

Ahora mismo la mente está desorientada y a ella acuden cientos de preguntas que no tienen respuesta desde la propia mente. Es el corazón quien intenta hacerse oír. Es el alma que llama la atención para que se la escuche.

Cada día debemos renovar ese compromiso con nosotros mismos que nos hace alertas y nos anima a seguir:

En mí está la Fuerza y la capacidad de fusionarme con mi Centro donde está la Felicidad,  la Paz y el Amor.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s