No somos los mismos de ayer

mujer ante el solHaciendo lo mismo cada día pero de forma consciente, hace que cada vez sea como una primera vez. Y así es, porque cada vez ese mismo acto, está cargado de más consciencia.  La expandimos y nuestra capacidad de percepción se amplía.

En cada nuevo día, esos actos repetitivos,  o son  rutinarios y mecánicos o los sentimos como “nuevos” porque hay un poco más de consciencia en ellos. Se repite la acción y aparentemente estamos haciendo lo mismo, cada día, pero en verdad, no es posible decir que somos los mismos de ayer.

El sol nos sorprende  cada día al amanecer y al atardecer.

Si hemos estado despiertos -como Observadores- nuestra Conciencia se ha expandido; no somos los mismos.

Si ha habido comprensión del día vivido y hemos aprendido alguna lección, no somos los mismos.

Si hemos estado conectados al Universo -sincronizados a él-,  no somos los mismos.

Podemos estar haciendo por largo tiempo los mismos ejercicios de yoga, por ejemplo. Físicamente nos va a proporcionar elasticidad y flexibilidad al cuerpo. Puede parecer rutinario y mecánico en sus formas pero, si los hacemos de manera consciente; sintiendo el movimiento en nuestro cuerpo, los músculos cómo trabajan, nuestra respiración, etc., sentiremos la novedad de ese momento.

Sentirse vivo no es nada más que eso; vivir plenamente el momento presente y percibirlo como único… para volver a dejarnos sorprender por la vida al día siguiente.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s