Órganos del cuerpo y emociones

ser kundaliniPodemos hacer una lectura de nuestro estado emocional según la debilidad o bloqueo de la energía vital en nuestros órganos. Todo está ligado y unos influencian sobre los otros. O sea que, cuando nos duela algo físicamente prestemos atención también a la parte emocional que está pidiendo tratemos igualmente.

PULMONES.- Cuando oprimimos nuestra inspiración estamos debilitando nuestros pulmones. El sentimiento de asfixia, de falta de aire, es falta de libertad  y espacio para expresar. Nos ahogamos por la opresión y por la pena de sentirnos constreñidos.

GARGANTA.- También el cuello como parte flexible de la columna dorsal  se vuelve dura si nuestra actitud  es rígida. Toda la tensión en el cuello y la garganta está hablándonos de nuestra incapacidad para expresarnos y comunicarnos. De vivir desde conceptos y normas  inflexibles.

HÍGADO.- Almacenamos emociones que somos incapaces de  asimilar. Nos sobre exigimos y sobrecargamos. Nuestro hígado se resiente. Toda esa  rabia, irritabilidad, resentimiento y odio que no sabemos cómo controlar, son toxinas emocionales almacenadas en nuestro hígado.

ESTÓMAGO.- Asimila y digiere nuestras emociones. Preocupaciones que nos desbordan o son mal digeridas  pueden descomponer nuestro estómago.

PÁNCREAS.- Tiene que ver con el azúcar y con la dulzura de la vida. Por lo tanto lo que lo dañaría sería la amargura.

BAZO.- La apatía, el sentimiento de fracaso y los pocos deseos de vivir, se asientan en este órgano. Debilidad extrema física y mental.

CORAZON.- Todo lo relacionado con las pérdidas amorosas y el desamor crean desconfianza y miedo y como contrapartida crean los celos, la posesividad… miedo a perder y a no ser querido.

ESPALDA.- Es lo que uno deja detrás suyo. Lo que queremos olvidar. El dolor de espalda en la parte alta es el peso de todas las responsabilidades, el sobre esfuerzo con el que nos hemos cargado y nos sobrepasa. El dolor en la parte baja es nuestro temor por el futuro.

PIERNAS.- Nos sostienen, nos llevan hacia adelante. Si hay debilidad y dolor en ellas, nos llevarán a huir y no querer enfrentarnos con los problemas. Significa no estar enraizado o tener problemas en relacionarnos a nivel físico y social.

Tenemos la capacidad para deshacer formas de conducta que nos están dañando inclusive físicamente. Debemos cambiar hábitos que se han petrificado en nosotros y nos han hecho ser rígidos y pesados. Prestemos atención a nuestro cuerpo y órganos; ellos expresan cómo estamos.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s