Ejercicio para activar los chakras

chakras luminososNuestro cuerpo astral es el más vital y poderoso de nuestros cuerpos; además del físico, mental y emocional, pero es el último en desarrollarse.

En nuestro proceso de crecimiento espiritual, primeramente tenemos que desbloquear y activar  los chakras en cierto orden:  5 – 3 – 2 (garganta – plexo solar – sacro).

Una vez estén abiertos y activados lograremos enviar energía más refinada a los demás chakras, y es entonces cuando podremos comenzar a trabajar con los  chakras 7 – 6 – 4 – 1, (coronilla – tercer ojo- corazón – raíz) de forma perfectamente alineada y armoniosa con todos los demás.

La inmensa mayoría de las personas viven en la ignorancia de sí mismos y por ello surgen las enfermedades y los estados de ánimo depresivos. ¿Qué podemos esperar si los centros energéticos de nuestro cuerpo están bloqueados o funcionando deficientemente -y ni siquiera tenemos consciencia de ello.

Los  chakras a los que primero prestaremos atención son:

El chakra 5 -garganta- Es el centro energético de la Integridad y la Identidad por donde fluye la energía que nos da la capacidad de comunicación y expresión, puede representarse como la puerta que nos da paso a los chakras superiores del conocimiento intuitivo, clarividencia y el séptimo; el que nos enlaza con las energías cósmicas y divinas.

El chakra 3 -plexo solar- Es el centro energético de la autoestima y el poder personal. Abarca desde la boca del estómago hasta debajo del ombligo -dos centímetos por debajo a la derecha está el Centro Ombligo- donde está el Hara; nuestro motor de energía vital. Todas las energías densas emocionales son las causantes de los bloqueos de este centro que causan las enfermedades y debilitamiento del sistema digestivo, al que no le prestamos atención ni importancia pero del que depende nuestra energía vital y estado de felicidad… sin energía vital tampoco funciona correctamente la mente. Es la energía vital la que produce la fuerza de voluntad…

El chakra 2 -sacro- Es el chakra del Bienestar y el Placer desde el nivel físico al espiritual de amar y disfrutar de la vida. Es el centro de la energía sexual y la creatividad. Tiene conexión directa con el chakra sexto -si no hay bloqueo-. Desde este centro creamos vida y está relacionado con las emociones. Alineando y conectando este chakra con el sexto, trascendemos los conflictos emocionales que paralizan nuestra energía sexual o la desbocan, elevando esta energía a un nivel más espiritual, se convierte en entusiasmo para vivir la vida.

EJERCICIO.- Siéntate cómodamente en un lugar donde nadie te moleste o interrumpa durante 10 ó 15 minutos. Pon las manos en el chakra de la garganta, cierra los ojos y respira despacio de forma consciente, sintiendo cómo entra el oxígeno por las fosas nasales. Pon la atención en el chakra de la garganta. Lleva tus cinco sentido a ese punto y simplemente permite que tus manos sientan y escuchen cómo está tu chakra. Visualizalo lleno de luz. Cada vez que sueltes el aire libera tensiones y preocupaciones.

Mantén los ojos cerrados durante todo el ejercicio. Lleva ahora las manos al chakra del plexo solar y repite el proceso de respiración consciente y de atención en el chakra. Y luego lo mismo  con el chakra sacro. Con este ejercicio además de lograr una relajación profunda, conseguirás poco a poco activar y desbloquear  estos centros energéticos.

Anuncios

Conocernos a través de los chakras

chakras dibujosSi queremos conocernos a nosotros mismos,  una forma es a través de los chakras. Cuando algún chakra está bloqueado o cerrado y no fluye la energía vital por él,  caemos en un patrón de conducta negativo. Aprender a alinear nuestros centros energéticos para que fluya la energía vital de forma armónica  por ellos, es una forma de prevenir enfermedades tanto físicas como mentales y conseguir estabilidad emocional.

La función de los chakras cuando está fluyendo la energía vital por ellos y sus patrones negativos cuando se encuentran bloqueados.

CHAKRA RAÍZ -> Este chakra potencia la identidad individual, fortalece el sentimiento de seguridad en uno mismo en relación al entorno.

Patrón de víctima- el miedo a no ser aceptados. Uno se vuelve torpe para desenvolverse en las relaciones sociales.
CHAKRA SACRO – > En este chakra se produce el entusiasmo por la vida. Centro que rige la potencia sexual y también el aspecto creativo por la vida.

Patrón de mártir – Sacrificio personal exagerado por los demás al no reconocer su valor individual ni creer merecer ser querido. La depresión se origina aquí.

CHAKRA PLEXO SOLAR . > Despertar la conciencia de las emociones.
Patrón de sirviente – Sumisión. Servilismo. Timidez extrema. Emociones y frustración reprimidas

CHAKRA CORAZÓN – > Conciencia del sentido del “yo”. El amor a nivel personal pero también como realidad universal. Conciencia profunda del ser, del sentimiento de ser.

Patrón  del actor – Se esconde detrás de una imagen falsa por temor a no ser aceptado como es. Está actuando detrás de una falsa sonrisa aparentando todo está bien.

CHAKRA GARGANTA – > Aporta las formas de expresión adecuadas al sentimiento y a la idea, armonizando estos dos aspectos. Aspecto creativo superior; intelectual, artístico y moral.

Patrón del Distante – Miedo a expresarse y comunicarse.

CHAKRA ENTRECEJO -> Conciencia mental. Desarrollo de la capacidad intuitiva.

Patrón del intelectual – Cansancio de enfrentar el día. Oscilación mental. Rigidez.

CHAKRA CORONILLA -> Cuando llega la energía a este chakra se puede experimentar la liberación de todos los miedos.

Patrón del Tirano – La desconfianza, la desesperanza. El miedo a ser herido.

ALINEAR LOS CHAKRAS para conectarnos con nuestro ser, con nuestra alma, con las energías cósmicas y con la Madre Tierra, para sentirnos parte del Todo y armonizarnos y sintonizarnos con la Naturaleza y el Universo.

 

 

Arquetipos y responsabilidades de los chakras

chakras sushumna1Chakra raíz (Muladhara). Se trata del Guerrero interior.  Es responsable de la voluntad de vivir. del mantenimiento de la especie; estructura, miedos a no saber sobrevivir. Tiene que ver con las piernas, los pies, los huesos. dientes, uñas; las partes con las que nos defendemos.

Chakra sacro (Svadisthana). Se trata del Amante interior.  Es responsable de nuestra capacidad de relacionarnos para el placer sexual y sensual, jugar, flexibilidad corporal. creatividad. Tiene que ver con los riñones, piel, brazos y manos (el Dar y estar abiertos a). Represión.

Chakra Plexo Solar (Manipura). Se trata del Mago interior. Es responsable del Poder,  la Voluntad y el  Control. Autodeterminación. Saber decir No.  Centro de las emociones. Tiene que ver con el sistema digestivo, los ojos , tensión muscular, articulaciones.

Chakra Corazón (Anahata). Se trata de la Sacerdotisa interior.  Es responsable del Amor,  compasión, unión. Saber decir que Si. Tiene que ver con el Timo, corazón, relajación muscular. Este chakra sirve de puente y es donde confluyen los chakras inferiores de las energías primarias  y los chakras superiores de energías más refinadas.

Chakra Garganta (Vishudha). Se trata del Artista interior. Es responsable de la comunicación y la expresión. Auto-realización, equilibrio entre el físico-emocional y el psíquico-espiritual. Experimentar la propia identidad. Tiene que ver con el cuello, pulmones, nuca,  hombros, tiroides.

Chakra Tercer Ojo (Ajna). Se trata del Rey/Reina interior. Es responsable del estado natural de autoridad. Conciencia de sí mismo. Reconocimiento del propio Camino. Desarrollo de la intuición. Tiene que ver con los sentidos  y órganos de percepción; oídos, nariz, glándula pituitaria, ojos.

Chakra Coronilla (Sahasrara). Se trata del Maestro Interior. Es responsable de guiarnos por el camino correcto. Conexión con dimensiones y planos superiores del Ser. Tiene que ver con la glándula pineal. Sistema nervioso. Cerebro. Todo lo relacionado entre la Conciencia personal  y la Conciencia Universal.

Aprender a armonizar y alinear los centros energéticos es lo que nos  previene de enfermedades físicas, mentales y emocionales.

 

 

Órganos del cuerpo y emociones

ser kundaliniPodemos hacer una lectura de nuestro estado emocional según la debilidad o bloqueo de la energía vital en nuestros órganos. Todo está ligado y unos influencian sobre los otros. O sea que, cuando nos duela algo físicamente prestemos atención también a la parte emocional que está pidiendo tratemos igualmente.

PULMONES.- Cuando oprimimos nuestra inspiración estamos debilitando nuestros pulmones. El sentimiento de asfixia, de falta de aire, es falta de libertad  y espacio para expresar. Nos ahogamos por la opresión y por la pena de sentirnos constreñidos.

GARGANTA.- También el cuello como parte flexible de la columna dorsal  se vuelve dura si nuestra actitud  es rígida. Toda la tensión en el cuello y la garganta está hablándonos de nuestra incapacidad para expresarnos y comunicarnos. De vivir desde conceptos y normas  inflexibles.

HÍGADO.- Almacenamos emociones que somos incapaces de  asimilar. Nos sobre exigimos y sobrecargamos. Nuestro hígado se resiente. Toda esa  rabia, irritabilidad, resentimiento y odio que no sabemos cómo controlar, son toxinas emocionales almacenadas en nuestro hígado.

ESTÓMAGO.- Asimila y digiere nuestras emociones. Preocupaciones que nos desbordan o son mal digeridas  pueden descomponer nuestro estómago.

PÁNCREAS.- Tiene que ver con el azúcar y con la dulzura de la vida. Por lo tanto lo que lo dañaría sería la amargura.

BAZO.- La apatía, el sentimiento de fracaso y los pocos deseos de vivir, se asientan en este órgano. Debilidad extrema física y mental.

CORAZON.- Todo lo relacionado con las pérdidas amorosas y el desamor crean desconfianza y miedo y como contrapartida crean los celos, la posesividad… miedo a perder y a no ser querido.

ESPALDA.- Es lo que uno deja detrás suyo. Lo que queremos olvidar. El dolor de espalda en la parte alta es el peso de todas las responsabilidades, el sobre esfuerzo con el que nos hemos cargado y nos sobrepasa. El dolor en la parte baja es nuestro temor por el futuro.

PIERNAS.- Nos sostienen, nos llevan hacia adelante. Si hay debilidad y dolor en ellas, nos llevarán a huir y no querer enfrentarnos con los problemas. Significa no estar enraizado o tener problemas en relacionarnos a nivel físico y social.

Tenemos la capacidad para deshacer formas de conducta que nos están dañando inclusive físicamente. Debemos cambiar hábitos que se han petrificado en nosotros y nos han hecho ser rígidos y pesados. Prestemos atención a nuestro cuerpo y órganos; ellos expresan cómo estamos.