Mente en paz

mujer medita¡Qué más quisieramos! … tener la mente en paz. Terminar con el diálogo mental que nos taladra hasta los sesos. Poder decir basta y entrar en el silencio reparador… pero no, la mente  está como caballo desbocado  y no la podemos hacer callar.

Y estamos tan inmersos en esa tortura mental de pensamientos sin control, que nos sentimos agotados, cansados, sin energía e incapaces de pensar con claridad. De ahí pasamos a las crisis de ansiedad, a la angustia, depresión… y más de lo mismo …

La llave que apaga el motor de la mente es la respiración consciente. Nos focalizamos en la respiración, llevando toda nuestra atención a las fosas nasales y dirigimos la respiración con total concentración al momento presente: inhalar profundamente, retener unos segundos,  exhalar lentamente. Haciendo de cada respiración un acto total y pleno, poniendo la intención de sacar fuera, al exhalar, todas las tensiones, el cansancio, las preocupaciones…

Así, una y otra vez, hasta que la mente se repliega poco a poco y pasa a un segundo plano, calmándose, apaciguándose… y entonces ya la respiración, de forma rítmica, pausada y armónica, se encarga de relajar más y más nuestro cuerpo y nuestra mente.

Entonces es el momento de conectarnos con nuestro corazón… y sentir el Amor y la Paz dentro de él.

 

Anuncios

La infelicidad

niña y caballoSe necesitan seis meses para crear un nuevo hábito; hace falta dedicarle un tiempo a nuestro cuerpo para entenderle. Es necesario observarnos a nosotros mismos para entender los patrones heredados y poder deshacernos de todas las cargas que no nos pertenecen y llevamos a cuesta a nuestro pesar.

El carácter y la personalidad pueden llegar a ser como una armadura que nos mantiene rígidos y aprisionados en la infelicidad  y sin embargo no darnos cuenta de ello.

La vida solo reconoce el momento presente pero el ser humano vive disperso aquí y allá. Esa es la infelicidad.

El Amor está basado en la libertad de dar y recibir pero el ser humano vive de las expectativas y de la necesidad. Esa es la infelicidad.

Infeliz es quien vive en el desamor. Es quien ha perdido toda esperanza. Es quien desconfía de todos y vive atemorizado. Infeliz es quien no cree en el amor y piensa que no tiene nada para dar o no merece ser amado.

Podemos comenzar una nueva etapa: abrir nuestro corazón y comenzar a sonreir; a nosotros mismos y a los demás… se produce un cambio sustancial cuando logramos centrarnos en nuestro corazón.

Los ocho elementos de la 4Dimensión

ser dentro universoLa tercera dimensión es lineal y se percibe y expresa desde los cinco sentidos. Se manifiesta y está limitada en el Tiempo-Espacio.

La cuarta dimensión, en la que entramos ahora, existe una energía más refinada y nos sentimos impulsados a experimentar la  espiritualidad y a ir más allá de la razón. Existen ocho elementos de la 4Dimensión que nos pueden ayudar a evolucionar si los integramos en nosotros:

Discernimiento – Conexión con la Divinidad en nosotros- Impecabilidad – Pensamiento positivo – Concentración – Certeza del corazón – el Poder de la Fuerza de Voluntad – Meditación.

Comienza entonces el desarrollo del SEXTO SENTIDO: La intuición, que nos llevará directo a elegir siempre lo correcto por el poder de la Sabiduría que desprende.

Para desarrollar el sexto sentido necesitamos aquietar el cuerpo y la mente. Las distintas dimensiones del ser representan las diferentes estaciones espirituales por los que transita el Ser en su evolución de regreso a la Luz.

 

 

Rendirse al corazón

corazon sosteniendoA través del control de la respiración la mente es absorbida por el corazón creando quietud. A través de la meditación la mente se rinde al corazón creando paz.

Un niño recién nacido sabe cómo respirar y utiliza diferentes tipos de respiración según esté relajado o con molestias y tensión … pero esa habilidad la va perdiendo a medida que crece hasta que la olvida totalmente y entra a vivir de forma mecanizada,  no sabiendo ya de adulto,  zafarse de las tensiones y los miedos.

Mientras nuestra vida esté dominada y dirigida desde el exterior y por nuestra mente inmadura, estaremos viviendo bajo tensiones, preocupaciones, estrés, ansiedad, angustia vital y miedos.  Por muchos antidepresivos, tranquilizantes y ansiolíticos que tomemos, nuestro malestar se hará crónico y nuestra calidad de vida caerá gradualmente … y como ya estaremos tan embotados mentalmente, ni siquiera seremos conscientes de nuestra pobre realidad.

No estoy exagerando, soy testigo de este drama con bastante frecuencia en mi consultorio. La industria farmaceutica tiene bien llenas sus arcas y tiene garantizada sus ganancias pues todos esos medicamentos sólo hacen que agravar y volver crónicos unos síntomas que tienen solución desde la medicina y terapias naturales.

Y no me canso de repetir que es desde la RESPIRACIÓN CONSCIENTE que podemos dirigir y controlar nuestra mente. Hasta que la mente no se rinda al corazón totalmente  tenemos que hacer un trabajo diario y continuo de atención y focalización; para traer la mente a vivir el momento presente, una y otra vez, desde la respiración consciente.

Todos se escudan en el “eso es muy difícil”. Es verdad, hay que crear ese nuevo hábito. Pero muchísimo más difícil es vivir en el infierno de una mente caótica dominada por la ansiedad y el miedo.

 

Reactivar y expresar la energía vital

chakras2Partiendo de la base de que somos energía,  si  dedicamos unos minutos cada día a ir hacia nuestro interior y percibirla, tendremos una mayor comprensión de nosotros mismos en todos los sentidos y niveles.

Nos encontraremos primeramente con todo lo que reprimimos y nos causa tensión que luego se transforma en malestar y dolor. Expresar las energías, entendiendo que todo pensamiento,  sentimiento y emoción son ENERGÍAS, nos ayudará a deshacernos de todas esas tensiones negativas, evitando se formen bloqueos en nuestros centros energéticos.

La cuestión está en que nos comportamos como si no fuesemos los dueños y responsables de nuestro cuerpo físico, de nuestra mente y de nuestras emociones. Y cada uno de ellos acampa caóticamente a sus anchas, envolviéndonos en el conflicto y el sufrimiento invariablemente. No hay conexión ni coordinación entre ellos.

¿Cómo dinamizar y estabilizar mi energía interior? 

Expreso quien Yo Soy tomando conciencia de mí mismo. Me observo. Respiro conscientemente para centrar las energías dispersas y me concentro en el momento real del Aquí y Ahora. Respiro suave y profundamente para hacerme consciente y controlar mi mente. Sólo existe este momento.

Observo mis pensamientos y cada vez que tengo un pensamiento negativo lo transformo inmediatamente en positivo. Respiro conscientemente para cambiar mi mente  automatizada en una mente despierta y centrada en el momento. Estoy viva/o.

Las energías no se acrecientan guardándolas indefinidamente; las energías se multiplican utilizándolas, dándolas. Por ello, el amor como energía pura, no crece guardándolo, sino expresándolo. La inteligencia no se desarrolla guardándola sino ejercitándola. Así sucede con todas las energías, igualmente las negativas, expresando miedo lo estamos alimentando. La queja pone en marcha todas esas energías negativas que estamos despertando y moviendo trayendo más de lo mismo.

La Fuente Infinita de la Energía Universal del Amor Incondicional está ahí a nuestra disposición. La cuestión está en tomar conciencia del caudal que poseemos para atraer hacia nosotros esa Energía. Esto es lo que se llama Ley de Atracción.

REIKI es una disciplina milenaria que nos lleva de manera muy sencilla y gradual a tomar conciencia de nuestro ser y conectar con las diferentes energías: la energía vital que poseemos y tenemos la capacidad de refinar y la Energía Universal del Amor Puro de la que somos parte, como seres de Luz eternos que somos.

 

Amar desde el corazón.

mujer pintadaA veces se hace necesario desarmar al propio corazón, entrar en él  y liberarlo de los miedos. Eso requiere pasar a la acción. Hace falta eterminación y también  una habilidad para ver nuestras propias sombras, que es donde se esconden.

Si no somos capaces de amar con plenitud, de entregarnos enteramente, es que en nuestro corazón existen miedos y hasta que no acabemos con ellos, nos vaciemos y sanemos las heridas que hubiesen, no seremos capaces de amar nuevamente desde el corazón.

Y es que, no nos confundamos, amamos desde la mente; de forma interesada y calculadora. No quiero estar solo/a, necesito compañía, necesito que alguien me quiera, quiero tener hijos, quiero formar una familia… estos son mis deseos e intereses a cambio daré amor en la medida en que me den amor… pero siempre habrá una puerta abierta para la retirada…  también está el miedo a  sufrir, el miedo a no ser correspondido, el miedo mismo a ser engañados … todo eso son barreras infranqueables e invisibles que debemos derrumbar.

Amar desde el corazón sólo es posible cuando lo hemos vaciado de los miedos y expectativas… entonces la vida nos llena de colores y luz…

un dios a medida

angelDescubrí, al tiempo de iniciarme en REIKI, que yo me había construído un dios a mi medida. Un dios personal a quien dirigir mis súplicas y mis quejas. Un dios funcional a quien amaba por interés -lo reconozco ahora-. Un dios patriarcal que su trabajo era castigar o premiar acorde al Bien y al Mal… y que muchas veces -desde mi mente le juzgaba como injusto.

REIKI me dio una perspectiva mayor de quién es Dios. Al conectarme con la Energía Universal del Amor Incondicional, desde mi corazón, comencé a percibir al Creador sin tener la necesidad de etiquetarlo o ponerle rostro…  el ser humano está hecho a Su semejanza, no al revés.

La relación con un dios desligado de nosotros; en el cielo y sentado en un trono, requiere de mucho esfuerzo. Sin embargo, cuando aprendemos a adentrarnos  en nuestro interior y conectamos con nuestra alma, en silencio y quietud, le reconocemos dentro nuestro.

REIKI no se entiende desde la mente; no hay nada externo a tí que debas aprender. No se trata de nada nuevo y revolucionario o de una técnica… sencillamente se trata de entrar en el Silencio y Paz que existe en nuestro interior y allí experimentar la divinidad en tí mismo.

Lo que sí hace el maestro de REIKI es impulsar esa conexión. Es quien enciende la llama que luego ya te guiará por siempre desde tu propia práctica. Somos seres de Luz. La Conciencia Suprema es Pura Luz y hacia ella nos dirigimos.