La infelicidad

niña y caballoSe necesitan seis meses para crear un nuevo hábito; hace falta dedicarle un tiempo a nuestro cuerpo para entenderle. Es necesario observarnos a nosotros mismos para entender los patrones heredados y poder deshacernos de todas las cargas que no nos pertenecen y llevamos a cuesta a nuestro pesar.

El carácter y la personalidad pueden llegar a ser como una armadura que nos mantiene rígidos y aprisionados en la infelicidad  y sin embargo no darnos cuenta de ello.

La vida solo reconoce el momento presente pero el ser humano vive disperso aquí y allá. Esa es la infelicidad.

El Amor está basado en la libertad de dar y recibir pero el ser humano vive de las expectativas y de la necesidad. Esa es la infelicidad.

Infeliz es quien vive en el desamor. Es quien ha perdido toda esperanza. Es quien desconfía de todos y vive atemorizado. Infeliz es quien no cree en el amor y piensa que no tiene nada para dar o no merece ser amado.

Podemos comenzar una nueva etapa: abrir nuestro corazón y comenzar a sonreir; a nosotros mismos y a los demás… se produce un cambio sustancial cuando logramos centrarnos en nuestro corazón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s